+34 96 633 71 35
·WhatsApp·

10 mitos del acondicionamiento deportivo
13 ene 2020

10 MITOS POPULARES DEL ACONDICIONAMIENTO (I)

//
Comentarios0
/

Los 10 mitos más populares del acodicionamiento (1ª Parte)

A la hora de realizar actividades físicas y entrenamiento para la mejora del fitness físico, siempre existen dichos populares que pueden llevar a la confusión. 10 de los mitos más populares del acondicionamiento quedan esclarecidos en este artículo.

Mito del acondicionamiento n°1:

“Para presumir, hay que sufrir”

El ejercicio no tiene que ser doloroso para aportar beneficios. De hecho, si duele posiblemente estés haciendo algo mal. Algunas molestias (por ejemplo agujetas) son comunes en aquellos que se incorporan por primera vez a un programa de entrenamiento, pero si las molestias se prolongan es muy posible que estés llevando la actividad a un límite exagerado o que tengas que revisar la técnica con la que efectúas los ejercicios.

Molestias musculares de efecto retardado (desarrollado más abajo), es el dolor muscular que perdura hasta pasadas 48 horas desde tu sesión de entrenamiento. Se produce como consecuencia de la inflamación y desgarros microscópicos en los tejidos elásticos que rodean las fibras musculares. Es necesario que los músculos tengan un tiempo de adaptación al esfuerzo realizado, por lo que no quieras hacer demasiado en un periodo de tiempo muy corto y así evitarás lesiones.

Te puede interesar: Máster Online de Preparación Física Deportiva

Mito del acondicionamiento n°2:

“No estás en forma si sudas en exceso”

Es justamente lo opuesto. El sudar durante el ejercicio es una señal de que nuestro sistema de refrigeración funciona eficientemente. El deportista que se ha adaptado para mantener el cuerpo a una temperatura óptima (“fresca”) desviará la sangre hacia la superficie cutánea más rápidamente y se desprenderá del calor corporal. Al mismo tiempo, las glándulas sudoríparas incrementan su labor enfriando el cuerpo durante la evaporación del sudor. Mientras que los individuos en forma producen más sudor que los sedentarios y así tienen la ventaja de perder menos sodio, el cual, es reabsorbido por el cuerpo. La perdida de sodio es uno de los síntomas de deshidratación. El resultado final es un refrigerador más eficiente.

Mito del acondicionamiento n°3:

“Para aumentar la musculatura, ingiere alimentos altos en proteína”

No existen pruebas científicas que apoyen le creencia popular de que los deportistas necesitan cantidades elevadas de proteína. De acuerdo con la Doctora Suzanne Nelson Steen, jefa del departamento de nutrición deportiva de la universidad de Washington Huskies, los deportistas de “fuerza”, necesitan en los músculos un nivel alto de hidratos de carbono y un adecuado almacén glucógeno. La doctora apunta que “todas las contracciones musculares de alta intensidad (como en el levantamiento de peso) utilizan los hidratos de carbono como combustible. Ni la grasa ni las proteína, pueden ser oxidadas lo suficientemente rápidas para abastecer las demandas de un esfuerza de alta intensidad. Se deben consumir carbohidratos en cantidades adecuadas a lo largo del día para restaurar los niveles de glucógeno. Para una mayor musculación, simplemente tienes que seguir un correcto programa de entrenamiento y consumir una dieta consistente y adecuadamente equilibrada”.

Mito del acondicionamiento n°4:

“Si paras de hacer ejercicio, tus músculos se convertirán en grasa”

La grasa y los músculos son dos tipos de tejido completamente diferentes. Uno no se puede convertir en el otro. La verdad es que el músculo experimenta atrofia cuando no se utiliza. Por lo tanto, si dejas de entrenar y continuas comiendo como hacías, experimentarás un aumento en el porcentaje de grasa corporal y una pérdida de masa muscular. Así y todo, la verdadera pregunta es ¿por qué parar de hacer ejercicio?

Mito del acondicionamiento n°5:

“Puedo incrementar la quema de grasa al entrenar durante más tiempo y a menor intensidad”

Lo importante no es el porcentaje de energía que, durante el ejercicio, proviene de la combustión de la grasa o los carbohidratos. Lo importante al final del día, son las calorías totales que hemos quemado. Cuanto más alta sea la intensidad del ejercicio, más calorías serán quemadas por minuto. Muchos individuos al incorporarse a un régimen de ejercicio, se les anima a ejercitar a una intensidad más baja (60-65 % de la frecuencia cardíaca máxima) porque les cuesta mantener el ejercicio a una mayor intensidad y es más seguro (para la adaptación al programa).

Próximamente: Los 10 Mitos más populares del Acondicionamiento (2ª parte)

Autor: Ricardo Segura falcó


Te puede interesar: Máster Online de Preparación Física Deportiva

Estudio Online Alto Rendimiento - 10 mitos del acondicionamiento


Responder

Otras colaboraciones

Saludos de Alto Rendimiento:

Para información sobre los cursos y másteres ONLINE, puede contactarnos por aquí.

Asegúrate de haber completado el formulario (azul) de información del curso/máster.

Gracias!
Powered by