800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

6 may 2010

Análisis de la participación en el programa extraescolar “luditarde”: fidelidad y expectativas de continuidad en el programa

/
Enviado por
/
Comentarios0
En el presente trabajo se realiza un análisis de la participación de “Luditarde”, programa extraescolar de la ciudad de A Coruña. En este caso los centros de interés analizados son la fidelidad o permanencia de los inscritos en el programa

 
Autor(es): Varela Garrote, Lara; Fraguela Vale, Raúl; Lera Navarro, Ángela; Arufe Giráldez, Víctor
Entidades(es):Facultad de Ciencias de la Educación (Universidad de A Coruña). España.
Congreso: III Congreso Internacional de Ciencias del Deporte y Educación Física
Pontevedra: 6-8 de Mayo de 2010
ISBN: 978-84-613-8448-8
Palabras claves: Actividades extraescolares, evaluación de programas extraescolares, participación actividades extraescolares

RESUMEN

COMUNICACIÓN/PÓSTER

En el presente trabajo se realiza un análisis de la participación de “Luditarde”, programa extraescolar de la ciudad de A Coruña. En este caso los centros de interés analizados son la fidelidad o permanencia de los inscritos en el programa, aspecto que se pregunta a los educadores y las expectativas de continuidad en el mismo de cara al siguiente curso, sobre el que responden los participantes, los familiares de éstos y los no participantes. El programa extraescolar estudiado es una propuesta interdisciplinar de ocio desarrollada por el Servicio Municipal de Educación del Ayuntamiento de A Coruña y por la Federación Provincial de APAs de Centros Públicos. Su duración es de 2 horas al día durante 5 días a la semana (de lunes a viernes) y aproximadamente la mitad de este tiempo se dedica a actividades físico-deportivas. La muestra está formada por alumnos (tanto participantes como no participantes en el programa) de colegios públicos de la ciudad de A Coruña en los que se imparte el programa “Luditarde”, con edades comprendidas entre los 8 y los 12 años, 15 educadores del mismo, así como los técnicos y directivos del programa. Para obtener información de los colectivos de alumnos, educadores y padres se recurrió al cuestionario. Los resultados indican que los educadores valoran positivamente la fidelidad o permanencia de los inscritos en el programa y que gran parte de los padres de los participantes volverán a apuntar a sus hijos al programa el próximo curso.

Este trabajo está integrado en un proyecto de investigación más amplio sobre actividades extraescolares y educación del ocio de la infancia.

INTRODUCCIÓN.

La participación es uno de los principales centros de interés de la evaluación de programas extraescolares, lo que ha provocado que entre los resultados de los estudios sea frecuente encontrarse información sobre este aspecto. La participación en sí misma se ha considerado tradicionalmente como un indicador del éxito de un programa, sin embargo, en los últimos años se ha intentado encontrar relaciones entre este indicador y la obtención de resultados por parte de los participantes en los programas. La constatación de que cierta “dosis” de participación probablemente beneficiará en mayor medida a los participantes, ha ocupado una parte importante de los esfuerzos recientes de la investigación de programas extraescolares (Little y otros, 2004; Mahoney, Eccles y Larson, 2004; Simpkins, 2004; Hammond y Reimer, 2006, etc.).

En esta comunicación se analizan las variables destinadas a valorar el nivel de participación de los inscritos en el programa. Los indicadores revisados son dos: la fidelidad o permanencia de los participantes a lo largo del curso y las expectativas de continuidad en el programa en los próximos cursos.

El programa extraescolar estudiado es “Luditarde”, una propuesta interdisciplinar de ocio desarrollada por el Servicio Municipal de Educación del Ayuntamiento de A Coruña y por la Federación Provincial de APAs de Centros Públicos. “Luditarde” posee carácter interdisciplinar y se caracteriza por el trabajo trasversal de sus contenidos. Tiene una duración de dos horas diarias, de lunes a viernes, durante el curso escolar. Aproximadamente la mitad de este tiempo se dedica a actividades físico-deportivas. El programa se define como “un paquete global de actividades relacionadas con un centro de interés urbano ligado a temas transversales (educación vial, para la paz, para la salud, medioambiental, cívica…) a partir de los cuales se desarrollan los distintos contenidos: dinamización teatral, animación a la lectura, ajedrez, producciones plásticas, música, actividades físico-deportivas e informática” (Servicio Municipal de Educación de A Coruña, 2003: 27). Se trata de una iniciativa que toma la ciudad como eje central, en torno al cual se desarrollan sus contenidos, y que tiene en la Educación del Ocio y de la ciudadanía sus referencias principales

MATERIAL Y MÉTODO.

Los colectivos que participaron en el estudio fueron los siguientes:

  • Participantes: alumnos de entre 8 y 12 años inscritos en el programa “Luditarde”. Los sujetos participantes, de los que se solicitó información a través de un cuestionario, fueron 99 (73,88 % del total de alumnos inscritos en el programa en estas edades).
  • No participantes: Para realizar comparaciones con el grupo anterior, se seleccionó un grupo control no equivalente a través de un muestreo por cuotas en el que la edad, el género, el curso y el colegio fueran coincidentes con los de los participantes. El grupo se configuró con 122 alumnos (20,24% de la población), de los que se obtuvieron datos a través de un cuestionario.
  • El colectivo de educadores está formado por 15 personas, que constituyen el 35,7% del total de los docentes de “Luditarde” y el 100% de los que desarrollan la programación destinada a los alumnos de segundo y tercer ciclo de Educación Primaria (“grupos de mayores”), analizada en este trabajo. La media de edad de este colectivo es de 28,33 años (dt=2,968). En cuanto al género, hay un mayor porcentaje de hombres que de mujeres, si bien la diferencia no es muy elevada (60% frente a 40%). De estos 15 educadores 8 son “tutores” (tienen asignado un único grupo de participantes y se encargan de impartir la mayoría de horas semanales de “Luditarde”en aquellas actividades que no son específicas, entre las que se encuentra las vinculadas al área de actividad motriz) y 7 son “especialistas” (aquellos que desarrollan su labor en varios centros impartiendo una actividad específica, ya sea “música”, “informática” o “ajedrez”).
  • Familiares de los participantes: colectivo formado por 57 padres, madres o tutores de los participantes, lo que supone un porcentaje del 63,33% de la población. Para recoger las aportaciones de los padres de los participantes, se utilizó el cuestionario.

Para el análisis de datos se empleó tanto estadística descriptiva, como inferencial no paramétrica (Chi-cuadrado, U de Mann-Witney y Wilcoxon).

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Fidelidad o permanencia de los inscritos

La fidelidad o permanencia es una dimensión de la participación que ayuda a conocer si el programa es capaz de mantener el interés de los participantes a lo largo de todo el curso. Un alto índice de bajas (niños que anulan su inscripción al programa) es un dato negativo para cualquier propuesta educativa, ya que supone una pérdida de interés de los alumnos, que dejan de estar motivados por las actividades que se les ofrecen y se deciden por otras ocupaciones que responden mejor a sus necesidades o intereses.

Se solicitó a los educadores que opinaran sobre la importancia que tiene que el factor se cumpla para la calidad en el programa y el cumplimiento de este aspecto en el mismo. No se detectaron diferencias significativas (tabla nº 1) entre los tutores y los especialistas, por lo que se analizan conjuntamente las respuestas de ambos colectivos.

Tabla nº 1. Comparación entre las opiniones de los educadores tutores y especialistas sobre la fidelidad o permanencia de los inscritos en “Luditarde” (prueba de Mann-Whitney)

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 13

Los resultados de la prueba de Wilcoxon indican que los educadores valoran positivamente la permanencia de los inscritos en el programa. No se encuentran diferencias significativas entre la importancia y el cumplimiento de este factor en “Luditarde” y en ambos casos las puntuaciones son elevadas. Es muy importante que los inscritos permanezcan en “Luditarde” durante todo el curso (=3,73, dt=0,458) y así ocurre en realidad (=3,47; dt=0,640).

Expectativas de continuidad en el programa

Bajo este epígrafe se abordan las expectativas de inscripción en “Luditarde” que tienen los alumnos (participantes y no participantes) y los padres de los participantes, así como los motivos que explican esta decisión.

Las expectativas de los participantes respecto a lo que harán con respecto a “Luditarde” el curso próximo, se encuentran repartidas entre las tres posibles respuestas que se les plantean: un 33,3% afirma que se apuntará de nuevo el curso que viene; un 29,3% afirma lo contrario; y un 37,4% reconoce que la decisión depende de lo que digan sus padres. Una vez más, los niños destacan la importancia que tienen sus progenitores en las decisiones sobre la ocupación de su tiempo libre.

Se utilizó la prueba Chi-cuadrado para comprobar si existe asociación entre el tipo de alumnado (participante o no participante) y las expectativas de inscripción de cara al próximo curso en el programa. Los resultados indican que ambas variables están fuertemente asociadas (c2(2, 221)=53,664, p<0,001). La probabilidad de que los participantes en el programa seleccionen la opción “me apuntaré el curso que viene” es mayor de lo que cabría esperar si ambas variables fueran independientes. Los no participantes se decantan mayoritariamente por la opción “no me apuntaré el curso que viene”. La categoría en la que se detecta más igualdad entre ambos grupos es “depende de lo que digan mis padres”.

Respecto a los motivos que provocan que los alumnos no deseen apuntarse el próximo curso, también se realizó una comparativa entre participantes y no participantes. Los resultados de la prueba Chi-cuadrado (tabla nº 2) indican que, salvo en un caso, los participantes y los no participantes no acudirán al programa el curso que viene por razones diferentes.

Tabla nº 2. Razones para no apuntarse a “Luditarde” el curso que viene(prueba Chi-cuadrado). Comparativa entre participantes y no participantes

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 13

Tal y como indica el análisis descriptivo de esta comparación (gráfico nº 1), la principal razón por la que los participantes no continuarán en “Luditarde” es porque cambian de etapa educativa y este programa no se oferta en los niveles educativos a los que van. El segundo motivo que alegan es la falta de tiempo para realizar otras actividades. Los no participantes, sin embargo, explican que no se apuntarán a “Luditarde” porque van a ir a otras actividades y también porque no les gusta el programa.

Gráfico nº 1. Razones para no apuntarse a “Luditarde” el curso que viene.Comparativa entre participantes y no participantes

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 13

Las razones más relevantes que limitan la continuidad de los participantes en el programa no son controlables por este colectivo. Puede decirse una parte importante de los alumnos que están inscritos se “ven obligados” a dejar el programa el próximo curso. Este no es el caso de los no participantes, cuyos argumentos están relacionados con unas preferencias o gustos alejados de las propuestas realizadas desde “Luditarde”.

Los resultados de la categoría “iré a otras actividades que me gustan más”, indican que tanto los participantes como los no participantes que seleccionaron esta opción se refieren prioritariamente a actividades deportivas. Los participantes señalan el baloncesto (28,6%) y el fútbol (14,3%) en primer lugar y los no participantes se decantan por la natación (20,2%) y el fútbol (18,2%).

Los padres de los participantes tienen claro que el próximo curso volverán a apuntar a sus hijos al programa (68,5%). Los motivos alegados por el 31,5% que responde negativamente a esta cuestión, se reflejan en el gráfico nº 2. Como puede apreciarse, existe bastante coincidencia entre los argumentos expresados por los padres y por sus hijos. La mayoría de los encuestados que no los apuntarán, responden que no pueden hacerlo porque el curso que viene “Luditarde” no se oferta en la etapa educativa a la que accede su hijo.

Gráfico nº 2. Razones por las que los padres no apuntaran a sus hijos a “Luditarde” el próximo curso

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 13

Al igual que sucedía en el caso de los alumnos (tanto participantes como no participantes), las actividades alternativas a “Luditarde” en las que inscribirán a sus hijos son principalmente deportivas (fútbol: 28,6% y judo: 28,6%).

CONCLUSIONES

Los educadores valoran positivamente la fidelidad o permanencia de los inscritos en el programa. Es muy importante que los inscritos permanezcan en “Luditarde” durante todo el curso y así ocurre en realidad.

Las expectativas de los participantes respecto a lo que harán con respecto a “Luditarde” el curso próximo, se encuentran repartidas entre las tres posibles respuestas que se les plantean: o se apuntarán de nuevo el curso que viene; o no se apuntarán o es una decisión que dependerá de lo que digan sus padres.

El motivo principal por el que los participantes no continuarán en “Luditarde” es porque cambian de etapa educativa y este programa no se oferta en los niveles educativos a los que van. Este no es el caso de los no participantes, cuyos argumentos están relacionados con unas preferencias o gustos alejados de las propuestas realizadas desde “Luditarde”.

Gran parte de los padres de los participantes tienen claro que el próximo curso volverán a apuntar a sus hijos al programa, en los casos de respuesta que aluden que no los apuntarán, responden que no pueden hacerlo porque el curso que viene “Luditarde” no se oferta en la etapa educativa a la que accede su hijo

BIBLIOGRAFÍA

  • Hammond, C. y Reimer, M. (2006): Essential elements of quality after-school programs. Extraído el día 28 de noviembre de 2006 desde http ://www. cisnet.org/library/ dowload.asp?file=CIS-NDPC_ 2006_01-30.pdf.
  • Little, P., Granger, B., Chung, A., Craig, D., Miller, B., Sanger, C., Blyth, D., Pittman, D. y Weiss, H. (2004): “Ask the expert: a recipe for quality out-of-school time programs” en The evaluation exchange. Emerging strategies in evaluating child & family services, vol. 10, nº 1, pp. 18-19.
  • Mahoney, J. L., Eccles, J. S. y Larson, R. W. (2004): “Processes of adjustment in organized out-of-school activities: opportunities and risks” en New Directions for Youth Development, vol. -, nº 101, pp. 115-144.
  • Servicio Municipal de Educación de A Coruña (2003): Aprender en Coruña. A Coruña: Ayuntamiento de A Coruña.
  • Simpkins, S. (2004): “Characterizing and measuring participation in out-of-school time programs” en The evaluation exchange. Emerging strategies in evaluating child & family services, vol. 10, nº 1, pp. 2-3, 29.

Responder

Otras colaboraciones