800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

26 nov 2009

Análisis de los cambios en parámetros temporales y de magnitud del tríceps y el bíceps tras la práctica

/
Enviado por
/
Comentarios0
/
Dentro de la clasificación de Maisson (2000) el gesto monoarticular de marcaje mediante la extensión del antebrazo queda encuadrado dentro de los “Movimientos intencionales rápidos”. En la tarea propuesta (Gabriel, 2002; Jaric, Milanovic, Blesic y Latash, 2003) se ha observado...
Autor(es): Barbado D, Sabido R, Gómez-Valadés J, Muelas, R, Gómez J
Entidades(es): Universidad de Extremadura
Congreso: I Congreso de Ciencias de Apoyo al Rendimiento Deportivo
Valencia-26-28 de Noviembre de 2009
ISBN: 978-84-613-6128-1
Palabras claves: ANÁLISIS, PARÁMETROS TEMPORALES, PRÁCTICA

Resumen

Dentro de la clasificación de Maisson (2000) el gesto monoarticular de marcaje mediante la extensión del antebrazo queda encuadrado dentro de los “Movimientos intencionales rápidos”. En la tarea propuesta (Gabriel, 2002; Jaric, Milanovic, Blesic y Latash, 2003) se ha observado que tras la práctica los sujetos experimentan un aumento en la velocidad de desplazamiento del segmento asociado a varios cambios en los patrones electromiográficos tales como un aumento la activación del músculo de los extensores (Gabriel, 2002). También se ha encontrado que se produce un retraso en la aparición de la actividad de la musculatura flexora, encargada de desacelerar el antebrazo (Latash, 1993). Esto propiciaría un retraso en la aparición del freno proporcionando un mayor tiempo de aceleración y un incremento de la velocidad de movimiento que daría lugar a movimientos más rápidos..

Completa la información

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº12.

¡Consíguelo aquí!

I. INTRODUCCIÓN

Dentro de la clasificación de Maisson (2000) el gesto monoarticular de marcaje mediante la extensión del antebrazo queda encuadrado dentro de los “Movimientos intencionales rápidos”. En la tarea propuesta (Gabriel, 2002; Jaric, Milanovic, Blesic y Latash, 2003) se ha observado que tras la práctica los sujetos experimentan un aumento en la velocidad de desplazamiento del segmento asociado a varios cambios en los patrones electromiográficos tales como un aumento la activación del músculo de los extensores (Gabriel, 2002). También se ha encontrado que se produce un retraso en la aparición de la actividad de la musculatura flexora, encargada de desacelerar el antebrazo (Latash, 1993). Esto propiciaría un retraso en la aparición del freno proporcionando un mayor tiempo de aceleración y un incremento de la velocidad de movimiento que daría lugar a movimientos más rápidos..

II. MATERIAL Y METODO

Participaron en el estudio 10 voluntarios diestros que ejecutaron movimientos explosivos a una diana. La práctica consistió en la ejecución de 200 ensayos divididos en cuatro días. Registramos la actividad electromiográfica de la cabeza lateral del tríceps braquial, así como el bíceps braquial con una ganancia de 5000 y un preamplificado y filtrado previo paso-banda de 20-400Hz. Todo el EMG fue digitalizado a 1024 Hz. Posteriormente la señal fue rectifica y suavizada mediante un filtro de media móvil de 20 puntos.

III. RESULTADOS Y CONCLUSIONES

Observando la tabla 1 encontramos una reducción del REM así como una tendencia a retrasar la aparición de la musculatura flexora del antebrazo. Tabla 1.

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 1

2.   La única modificación en magnitud encontrada ha sido la activación del EMG durante los primeros 30 milisegundos. Los participantes mostraron grandes aumentos en la velocidad de ejecución a la vez que resultaron más precisos (Jaric, et al., 2003). La actividad electromiográfica producida tras el entrenamiento presentan resultados contradictorios. Gabriel (2002) muestra que las mejoras cinemáticas obtenidas tras la práctica van acompañadas de un aumento en la magnitud de la integral de la señal electromiográfica. Sin embargo los datos obtenidos en este estudio van en línea de lo observado por Rothmuller y Cafarelli (1995) encontrando que las diferencias encontradas en el EMG no se hallan en parámetros de magnitud sino principalmente a parámetros temporales. Este estudio apoya a otros precedentes (Jaric, et al., 2003) que indican que para aumentar el rendimiento en gestos balísticos con requisitos de precisión, es útil un fortalecimiento de la musculatura antagonista.

Responder

Otras colaboraciones