800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

1 jun 2011

Análisis del conocimiento técnico de los profesores de judo

/
Enviado por
/
Comentarios0
/

El presente estudio tiene como objetivo analizar el conocimiento técnico que tienen los profesores de judo sobre las técnicas básicas de este deporte, desde un punto de vista anatómico-funcional. La muestra esta formada por 67 profesores en activo de diferentes edades, sexo, titulación y experiencia. Los resultados obtenidos se han contrastado con lo determinado por un Grupo de Expertos.


Autor: Carlos Montero Carretero. Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador de Deportistas de Alto Rendimiento (C. D. Miriam Blasco). Cecilia Blanco García. Entrenadora de Judo. Cinturón Negro 2° dan Eva María Rodríguez González, Profesora en la Universidad Alfonso X “El Sabio”

RESUMEN

El presente estudio tiene como objetivo analizar el conocimiento técnico que tienen los profesores de judo sobre las técnicas básicas de este deporte, desde un punto de vista anatómico-funcional. La muestra esta formada por 67 profesores en activo de diferentes edades, sexo, titulación y experiencia. Los resultados obtenidos se han contrastado con lo determinado por un Grupo de Expertos.

PALABRAS CLAVE: judo, técnica, didáctica

INTRODUCCIÓN

Debe entenderse la técnica como un elemento dinámico, capaz de cambiar y transformarse de forma permanente como consecuencia de la búsqueda permanente continua de nuevas soluciones. Si observamos las técnicas de judo aplicadas por el Maestro Kano y las comparamos con la aplicación actual, apreciaremos su evolución en el tiempo y su adaptación a la situación deportiva actual. Aun estando las técnicas en continua evolución, es habitual hablar de un determinado modelo de referencia desde el cual el judoka utilizando las experiencias y conocimiento del pasado como un medio, creará su modelo personal de técnica el cual le permitirá ir más allá de la simple imitación de los modelos generales a través de procesos empíricos y científicos (Carratalá y Carratalá 2000).

Se han realizado estudios para analizar las técnicas de proyección (Antourel 1989; Trilles, Lacouture y Cadiere, 1990; Pucsok y Nelson, 2001; Imamura y Jonson, 2003), así como las técnicas más utilizadas por los campeones (Sterkowicz y Masleg, 1995; Sterkowicz y Franchini, 2000; Carratalá y col 2001; Carratalá 2004). No habiendo encontrado estudios sobre el nivel de conocimientos que los profesores de judo tienen sobre las técnicas básicas y si los años que un profesor ha estado impartiendo clases son una variable determinante en su conocimiento teórico. En base a ello, en el presente estudio compararemos a un grupo de entrenadores noveles con otro de veteranos a fin de establecer una relación entre años de experiencia y formación en lo que a técnica se refiere, bajo la “regla de los diez años” defendida por Ericsson (1993). Esta teoría es defendida por muchos autores pero lo cierto es que también ha sido muy discutida por gran número de investigadores que consideran que el autor otorga demasiada importancia al tiempo de práctica y muy poco al talento (factor genético innato) para interpretar la pericia en el deporte.
Casterlanas (1993) indica que no existe unanimidad . ntre la comunidad de profesores, entrenadores y deportistas a la hora de fijar el significado de técnica en judo, y que normalmente lo que unos piensan que está bien no suele coincidir con lo que piensan los demás. Mirallas (1995) indica que “la enseñanza del judo ha seguido una metodología tradicional, mediante conocimientos adquiridos fundamentada en la experiencia del más viejo maestro, pero sin rigor científico. Estos conocimientos no son aisladamente falsos y tampoco constituyen un sistema, ni tampoco siguen un método riguroso”. Esto podría explicar que los profesores de judo no tuvieran los mismos conocimientos en torno a las técnicas de proyección que son objeto del presente estudio.

De ser así, no estarían claros los conceptos básicos de las técnicas de proyección entre el colectivo de profesionales del judo.
“sólo por suscripción”

MÉTODO Objetivos

Analizar el conocimiento técnico que tienen los profesores de judo sobre las técnicas básicas de este deporte, desde un punto de vista anatómico-funcional
Universo y muestra: La muestra está compuesta por 67 profesores de judo de ambos sexos, procedentes de 4 provincias españolas, con edades entre 18 y 50 años.

Los profesores participantes son cinturones negros y el grado oscila entre 1° y 7° DAN.

Lugar de procedencia 10 AÑOS
NOVELES
+10 AÑOS
VETERANOS
TOTAL
MADRID 26 7 33
ALICANTE 10 5 15
VALENCIA 4 5 9
TOLEDO 8 2 10
TOTAL 48 19 67

Procedimiento: Un Grupo de Expertos seleccionó algunas de las técnicas de proyección más utilizadas en judo y elaboraron un cuestionario compuesto por 12 ítems.

Durante el periodo de un mes (12 de Noviembre – 12 Diciembre de 2005) se produjo la recogida de datos en clubes deportivos, Centro de Tecnificación de Alicante, Centro de Alto Rendimiento de Madrid, Campeonato de Castilla La Mancha y Campeonato de Valencia Senior.

Los participantes señalaron la que a su parecer es la mejor forma de realizar las técnicas entre cuatro posibles respuestas que presentaba cada una de las preguntas del cuestionario.
Instrumentos: Cuestionario compuesto por 12 ítems. Para el proceso estadístico hemos utilizado el programa SPSS.11,5 Windows.

Se ha realizado el análisis de frecuencias para conocer qué aspectos creen más correctos los profesores participantes y el porcentaje de aciertos y errores.

Se han desarrollado también los cálculos correspondientes (prueba “T” de Student) para establecer la comparativa entre el grupo de profesores noveles y el de veteranos.

RESULTADOS

En la técnica Uchi Mata un 43,3% de los participantes consideran que el talón del pie de apoyo no debe apoyarse sobre el tatami Superficie sobre la que se realiza el judo. y el 55,2 % indica que toda la planta del pie debe contactar con la colchoneta mientras casi todo el peso recae en la punta del pie (imagen 1).

El 88,1% cree que el brazo de la manga debe tirar hacia arriba y hacia delante, a la altura del hombro (imagen 2), en Uchi Mata, Harai Goshi o Hane Goshi Uchi Mata, Harai Goshi, Hane Gshi son técnicas de proyectar hacia delante y que se realizan sobre apoyo de un pie y balanceo del otro. Las diferencias entre ellas se establecen fundamentalmente en la pierna de balanceo, pero todos tienen una estructura común.. Sólo el 9% cree que debería tener contacto con el abdomen y un 3% tiraría al máximo hacia arriba.

Los expertos entienden que si tori Judoca atacante. envuelve la mano hacia el abdomen facilitará la contra por parte de uke Judoca que recibe la acción de ataque., por el desequilibrio que se produce sobre el borde externo del pie de apoyo, pie en supinación, en sentido opuesto al de la proyección.

En cuanto a la acción de la cabeza el 76,1 % marca que lo mejor es girar la cabeza al principio del movimiento y mirar a donde se va a proyectar. El 19,4% entiende que tori debe mirar a uke durante todo el recorrido y sólo se gira al final.
La colocación de los pies en Ipon Seoi Nague provoca un desconcierto general. En cambio el 92,5% indica que se levanta con la flexión extensión de las rodillas y se proyecta con la flexión de la columna vertebral.

Posición de los pies en Ipon Seoi Nague

 

    Frecuencia Porcentaje Porcentaje válid^-^ Porcentaje acumulado
Válidos 1,00 15 22,4 /22,4a V 22,4
2,00 1 1,5 1,5 23,9
3,00 8 11,9 11,9 35,8
4,00 43 64,2 64,2 100,0

 

Total 67 100,0 100,0

/

  1. puntas colocadas en forma de “V”. (Imagen 3)
  2.  peso en los talones y repartido en un 70% en uno y un 30% en otro.
  3. los talones no se apoyan y el peso se reparte en un 80-20%.
  4.  peso repartido por igual en ambos pies y puntas mirando hacia delante. (Imagen 4)

Ipon Seoi Nague

El 79,1% considera que debe contactar la región cubital anterior del brazo de tori con la axila de uke manteniéndolo pegado al cuerpo en la medida de lo posible en Ipon Seoi Nague (imagen 4). Pero el 11,9% considera que ese codo hay que levantarlo mucho, (Imagen 5).

Ipon Seoi Nague

La dirección de O Soto Gari y el contacto entre uke y tori en O Uchi Gari, son los aspectos que mayor porcentaje de error han provocado en relación con lo que el grupo de expertos determinó correcto.

En relación al test de conocimiento el análisis comparativo de sus resultados entre los profesores más experimentados y los novatos, mostró que las diferencias fueron significativas (Prueba T de Student) en 5 de las 12 preguntas. Unas veces son los niveles y otras los veteranos los que obtienen mejores resultados. No podemos decir entonces, que el tiempo de práctica como docentes sea un factor determinante en el conocimiento básico de las técnicas de proyección.

DISCUSIÓN

Del análisis de los resultados podemos deducir que los profesores de judo participantes no tienen muy claro cómo debe colocarse el pie de apoyo en Uchi Mata, Harai Goshi o Hane Goshi, ya que un gran número de ellos indican que el talón no debe apoyarse en el tatami, considerando que la posición de máxima estabilidad para realizar la proyección es de puntillas, o bien que para proyectar a uke no se debe adoptar una posición lo más estable posible, en la fase de máximo desarrollo de fuerza, (De Frutos 2003).

La gran mayoría coincide en lo que al trabajo de los brazos se refiere y en girar la cabeza al principio. Ese giro dotará al gesto de una mayor velocidad y direccionalidad. Podríamos definir a la cabeza como el”timón del cuerpo”. Si la cabeza de tori mira a uke durante todo el recorrido se limita el giro de los hombros.

En Ipon Seoi Nague (como técnica referente de las de apoyo de dos pies) los participantes parecen coincidir en que la acción de levantar se realice con la flexión extensión de las piernas (articulación de las rodillas), mientras que la de tirar se realiza con la flexión de la columna vertebral sobre el plano sagital (tronco hacia delante). Si el deportista realiza la inclinación del tronco antes de levantar, puede estar desequilibrando al compañero hacia atrás (justo la dirección contraria a donde pretende tirarlo).
Podemos decir entonces que en las técnicas de apoyo de dos pies, éstos deben estar apoyados sobre ambas plantas y tori intentar repartir el peso por igual para lograr una posición de máxima estabilidad.

Si el control se realizara con el hombro en vez de con la región cubital anterior se abrirá una vía de escape ante una reacción del contrincante. De igual modo sucede si se levanta el codo en exceso al ejecutar la técnica. Esto provocaría un detrimento en la capacidad de dirigir el movimiento.

En O Uchi Gari también existe disparidad al interpretar cómo se debe producir el contacto. En cualquier caso cuando el pecho de tori contacta con el de uke se aumentan las posibilidades de éxito mientras cuando tori contacta con el costado ofrece un excelente blanco para ser contactado.

De los resultados obtenidos podemos afirmar que las cuestiones relacionadas con las posiciones de los pies son las que producen una mayor disparidad de criterio entre los profesionales participantes en el estudio. Debiendo indicar que para un buen desarrollo de la fuerza es fundamental mantener posiciones de máxima estabilidad y equilibrio a la hora de proyectar.

Bibliografía

Antourel, S. (1989). Analyse d’ une technique de judo (uchi-mata) aspects developpementaux. INSEP. París (Francia)
Carratalá, V., Carques, L., Gil, I. y Carratalá, H. (2001). Análisis de las acciones técnicas en los campeonatos de España Universitarios de Judo. II congreso de ciencias de la actividad física y del deporte. Universitat de Valencia
Carratalá, V. (2004). Análisis de perfile técnico, táctico, antropométrico, condicional y psicológico de los judokas infantiles y cadetes del equipo nacional. Proyecto Consejo Superior de Deportes 2003
Carratalá, V. y Carratalá. E. (2000). Judo, La Actividad Física y Deportiva Extraescolar en los Centros Educativos. Consejo Superior de Deportes. Madrid.
Casterlanas, J. (1993). Estudio de las situaciones de oposición y competición. Aplicaciones de los universales ludomotores a los deportes de combate: el judo. Apunts educación física y deportes. N° 32 (54-64)
De Frutos, J. (2003). Método didáctico de judo infantil. Escuela Federativa Gallega de Judo. Pontevedra
Ericsson, K. A.; Krampre, R; Tesch-Romer, C. (1993). The role of deliberate practice in the acquisition of expert performance. Psychologycal Review 100, (363-406)
Imamura, R y Johnson, B (2003). A kinematic analysis of a judo leg sweep: major outer leg reap – osoto-gari. Sports-biomechanics-(Edinburgh). 2(2), July 2003. (191-201). En http://www.eup.ed.ac.uk
Mirallas, J. A. (1995). Bases didácticas del judo. Jaume A. Mirallas. Barcelona.
Pucsok, J; Nelson, K. (2001). A Kinetic and cinematic analysis of the Harai Goshi judo technique. Acta Physiological Hungarian 2001. N° 88 (3-4). (271-80)
Sterkowicz, S.; Maslej,P. (1995). An evaluation of modern tendences in solving judo fight. Sport Wyczynowy. N° 7. (12)
Sterkowicz, S; Franchini, E (2000). Techniques used by judoists during the World and Olympic tournaments 1995­1999. Czlowiek I ruch (Wroclaw, Poland) N° 2(2), 2000. (24-33). En http://www.awf.wroc.pl/
Trilles, F; Lacouture, P; Cadiere, R. (1990). Analyse de differents styles d’ une projection de judo (uchi-mata). Science et motricite. (Paris) N°10, Abril 1990. (33-43).

Responder

Otras colaboraciones