800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

14 feb 2008

Analisis nutricional de la dieta en el campamento de base de una montaña de 7.000 metros en el himalaya.

/
Enviado por
/
Comentarios0
/

Completa la información

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº5.

¡Consíguelo aquí!

La nutrición es crucial para un rendimiento óptimo en los deportes, especialmente en los deportes de Resistencia. El organismo oxida grasas y carbohidratos normalmente hasta los 5,000 metros, y la pérdida de peso por debajo de esta altura puede atribuirse a una ingesta calórica inadecuada.
Autor(es): Carvajal C1, Mariscal-Arcas M1, Rivas A1, Hernández J1, Calderón-Soto C2, Olea-Serrano F1.
Entidades(es): 1Dpt. Nutrition and Food Science. University of Granada. 2Medical Service, Altitude Training Centre (CAR) of Sierra Nevada. Consejo Superior de Deportes(CSD-MEC), Spain.
Congreso: I International Symposium on Altitude Training
Pontevedra: 14-16 de Febrero de 2008
ISBN: 978-84-612-2278-8
Palabras claves:

La nutrición es crucial para un rendimiento óptimo en los deportes, especialmente en los deportes de Resistencia. El organismo oxida grasas y carbohidratos normalmente hasta los 5,000 metros, y la pérdida de peso por debajo de esta altura puede atribuirse a una ingesta calórica inadecuada. La dieta de los alpinistas debería ser rica en carbohidratos y balanceada en los nutrientes restantes; sus dietas tradicionales ricas en grasa pueden conllevar a un cansancio muscular crónico.

Un estudio descriptivo polivalente fue realizado en la dieta de un grupo de alpinistas de alta montaña en su campamento de base (4,500 m). Dado que su objetivo fue llenar los depósitos de energía, la ingesta promedio de 11.85 MJ/día (2,833 kcal/día) proporcionó un suministro de energía y micronutrientes inapropiados. Una dieta rica en carbohidratos favorece la aclimatación y la capacidad de recuperación, por tanto su ingesta de carbohidratos del 39.5% fue muy baja. Su ingesta diaria de 1.5-2.5 g/proteína/kg de peso corporal fue muy similar a la de las recomendaciones (1.5-2.0 g/kg/día).

Los alpinistas experimentaron un cambio drástico de su dieta Mediterránea habitual, rica en grasas mono- no saturadas (en gran parte aceite de oliva), a una dieta rica en grasas poli-no saturadas (principalmente aceite de soya). La dieta preparada de Sherpa en esta expedición no fue balanceada. Fue rica en grasas polino saturadas saturadas y relativamente baja en proteínas y especialmente carbohidratos, similar a la dieta tradicional de los alpinistas. Esta dieta no favorece la aclimatación ya que el metabolismo de grasas excesivas requiere de oxígeno aumentado a costa de otros tejidos.

 

Responder

Otras colaboraciones