800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

23 jun 2010

Autoevaluación de estados de ánimo como elemento modulador de la percepción del rendimiento del deportista

/
Enviado por
/
Comentarios0
/

Completa la información

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº14.

¡Consíguelo aquí!

En este trabajo se describen las diferentes fases (nueve en total) que componen un diseño multidisciplinar que nos está facilitando implantar un método eficaz para el entrenamiento psicodeportivo en el deporte, que aún no siendo muy diferente de los que...
 
Autor(es): González, Juan*¹; Checa, Irene**; López, Santiago***; Viuda, Emilio***
Entidades(es): *Universidad de Murcia; **Centro de Psicología Teseo; ***ACD L´Eliana; ****Centro de Tenis Innova Sport Nature
Congreso: XII Congreso Nacional de Psicología de la Actividad Física y el Deporte
Madrid- 23-26 de Juniode 2010
ISBN: 978-84-614-1163-4
Palabras claves: Autoevaluación, percepción, rendimiento del deportista

Resumen

En este trabajo se describen las diferentes fases (nueve en total) que componen un diseño multidisciplinar que nos está facilitando implantar un método eficaz para el entrenamiento psicodeportivo en el deporte, que aún no siendo muy diferente de los que podemos observar en otras propuestas (Cruz, 1997; Buceta, 1998; Dosil, 2002; Dosil, 2004; Garcés de Los Fayos, Olmedilla y Jara, 2006), sí tiene el matiz de unificar el trabajo que consolidadamente se está ofreciendo a tenistas noveles, con gran éxito en cuanto a satisfacción personal del mismo, calidad en cuanto al desarrollo del entrenamiento global e, incluso, en la mejora de los resultados que se están obteniendo y donde, sin duda, el trabajo del psicólogo también está influyendo. Las diferentes fases que componen nuestro método son las siguientes: -Detección de la necesidad psicológica del deportista; -Contrastación de la información previa con entrenador y/o familiares; -Análisis contextual del deportista; -Diseño y administración de la evaluación inicial; -Ajuste de las variables psicológicas a trabajar y técnicas idóneas; -Entrenamiento mental propiamente dicho; -Entrenamiento mental indirecto; -Evaluación continua del entrenamiento psicológico realizado; -Evaluación continua de forma integral. Seguro que el método al que hemos llegado no será el definitivo pero, sí al menos, es el que actualmente nos está permitiendo conjuntar toda una serie de tendencias multidisciplinares de trabajo perfectamente adecuadas a las necesidades de los deportistas. La autoevaluación continua del deportista le ha de permitir ir mejorando su autopercepción de sus estados de ánimo conforme vaya observando aspectos de él/ella mismo/a a potenciar.

 

Responder

Otras colaboraciones