800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

11 jun 2012

Centro internacional de innovación deportiva en el medio natural Gabriel y Galan en la cuenca del Tajo

/
Enviado por
/
Comentarios0
/

Las actividades físico deportivas y de ocio en la naturaleza, son aquellas que vinculan la práctica de un deporte con un escenario de naturaleza que debe, a la vez, ser disfrutado y respetado

Autor(es): Kiko León Guzmán, Oscar Pérez Sáinz, Jesús Muñoz Jiménez, Jesús Morenas Martín, Marta Leyton Román, Héctor Alonso Corzo Fajardo
Entidades(es): Facultad Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, Cáceres.
Congreso: VII Congreso Nacional de Ciencias del deporte y educación Física
Pontevedra – 5, 6 y 7 de Mayo de 2011
ISBN: 978-84-614-9945-8
Palabras claves: actividad física, ocio, naturaleza, innovación deportiva

Centro internacional de innovación deportiva en el medio natural Gabriel y Galan en la cuenca del Tajo

Resumen

Las actividades físico deportivas y de ocio en la naturaleza, son aquellas que vinculan la práctica de un deporte con un escenario de naturaleza que debe, a la vez, ser disfrutado y respetado. Desde hace unos años estamos asistiendo a una gran evolución y auge del “uso” de la naturaleza por parte de todos los sectores de la sociedad. Cada vez son más las personas que practican actividades físicas en ambientes naturales, escapando así de la rutina diaria, del trabajo y de la ciudad, con todo lo que ello conlleva. La administración debe dar respuesta a las demandas de la sociedad, ya que es la encargada de velar por ofrecer una oferta de ocio acorde a las necesidades que surgen en cada momento.

El Centro Internacional de Innovación Deportiva en el Medio Natural “El Anillo”, pretende convertirse en referente tanto nacional como internacional en prácticas deportivas de naturaleza y deportes de aventura, dando respuesta a muchas de las necesidades en la práctica de éstas.. Esta investigación considera un prerrequisito conocer e identificar las diferentes prácticas deportivas de naturaleza existentes en el radio de acción del Centro. Para desde este conocimiento plantear su desarrollo. Un estudio pormenorizado de las posibilidades que ofrece las actividades en el medio natural en nuestra región, así como un apoyo en tres vertientes: científico, formativo y empresarial, permitirá un mayor desarrollo de recursos para la mejora de la práctica deportiva y el desarrollo de la región.

Las actividades físico deportivas y de ocio en la naturaleza (A.F.N.), son aquellas que vinculan la práctica de un deporte con un escenario de naturaleza que debe, a la vez, ser disfrutado y respetado. El abanico de posibilidades es enorme y creciente (Parra, 1999). Desde el senderismo y la observación de aves, hasta actividades más sofisticadas -como los deportes de aventura en los que la innovación en técnicas y materiales además de la investigación en nuevos deportes-, convierten al sector en una importante clave para el desarrollo socioeconómico (Armadans, 2002; Palmi y Martín, 1997).

Desde hace unos años estamos asistiendo a una gran evolución y auge del “uso” de la naturaleza por parte de todos los sectores de la sociedad. Cada vez son más las personas que practican actividades físicas en ambientes naturales, escapando así de la rutina diaria, del trabajo y de la ciudad, con todo lo que ello conlleva -aglomeraciones, contaminación, rutina, estrés, asfalto,… (Dienot y Theiller, 1999; Elias y Dunning, 1992; Palmi y Martín, 1997). La administración debe dar respuesta a las demandas de la sociedad, ya que es la encargada de velar por ofrecer una oferta de ocio acorde a las necesidades que surgen en cada momento (Granero, 2007).

La cuenca del Tajo extremeña alberga un patrimonio natural especialmente rico y diverso. La orografía del Valle, enclavado entre los macizos montañosos de Gredos – Monfragüe al norte y las Sierras de Guadalupe – Montánchez y Meseta Cacereña al sur, ha dotado al territorio de multitud de espacios significativamente apropiados para el desarrollo de actividades de naturaleza. La convivencia de recursos fluviales (ríos, pantanos, barrancos, etc.) con la montaña y los espacios de alto valor natural -como el Parque Nacional de Monfragüe-, convierten a la Cuenca del Tajo extremeña en un territorio ideal para el desarrollo de este tipo de actividades. Entendiéndose como fundamental el perseguir la innovación, la profesionalización y la sostenibilidad.

El Centro Internacional de Innovación Deportiva en el Medio Natural se erige como la referencia en el norte de Cáceres en la materialización de prácticas deportivas de naturaleza y deportes de aventura. En los siguientes apartados se realiza una profunda revisión de las posibilidades de práctica de A.F.N. en la Cuenca del Tajo. Esta investigación considera un prerrequisito conocer e identificar las diferentes practicas deportivas de naturaleza existentes en el radio de acción del Centro. Para desde este conocimiento plantear su desarrollo.

La práctica de deportes y actividades en la naturaleza tiene varios aspectos importantes a tener en cuenta (Baena, 2006; Pinos, 1997):

  • Son actividades puntuales complementarias a otro tipo de turismo, es decir, poseen una vertiente familiar y vacacional.
  • Muchos de sus practicantes son aficionados reunidos en asociaciones o clubes (de montaña, de bicicleta de montaña, etc), que practican la actividad tanto en grupo como libremente.
  • Poseen un componente escolar juvenil, pues se oferta en albergues y campamentos para centros escolares.
  • Son actividades con una gran potencialidad de cara a la educación y concienciación ambiental de la población, ya que están muy ligadas al territorio y la naturaleza y son practicadas por población muy diversa.

 

  • Características del sector empresarial de ocio y deporte en la naturaleza en Cáceres.

Las enumeramos en las siguientes principalmente:

  • La actividad inicialmente se suele afrontar como una actividad complementaria y más adelante se plantea la posibilidad del autoempleo a tiempo completo.
  • Se compone de empresas en general pequeñas, sin asalariados o con menos de cinco
  • Posee un fuerte componente de estacionalidad.
  • Algunas actividades requieren una importante inversión inicial en material e infraestructura.
  • Gastos corrientes altos en amortizaciones y seguros.
  • Escasez de instalaciones públicas adecuadas para la práctica de estas actividades.
  • La atención al cliente requiere una mayor profesionalización y especialización para algunas de las actividades ofertadas.
  • Existen problemas de formación en el sector en idiomas.
  • Existen problemas de escasa formación en materias transversales como son la educación ambiental y la sostenibilidad.

 

  • Los retos que tiene que afrontar el sector de ocio y naturaleza son:
  • Necesidad de agruparse para hacer frente a campañas de promoción.
  • Prestación conjunta de servicios y marketing.
  • Implantación de sistemas de calidad específicos.
  • Enlace con otras actividades turísticas que se desarrollen en cada espacio.
  • Necesidad de colaboración con las administraciones locales y regionales.

 

  • Catálogo de Actividades en el Medio Natural en la Cuenca del Tajo Cacereña.

El siguiente apartado se estructura atendiendo a una de las numerosas taxonomías de A.F.N. que existen, concretamente el elemento clasificador será en este caso el medio en el que las actividades se desarrollan, dividiendo o categorizando por tanto en: medio terrestre, acuático y aéreo.

    • Medio Terrestre.
      • Senderismo.

La provincia de Cáceres posee numerosos espacios protegidos. Esta red de espacios junto con su excepcional situación geográfica y orográfica conformada por sierras, valles y llanos da lugar a un entramado de caminos y senderos que, junto con las vías pecuarias y el río Tajo sirven de elemento vertebrador del territorio.
De este entramado se han seleccionado una serie de elementos considerados más representativos según los siguientes criterios:

  • Sistema Central. Rutas de alta montaña. estos itinerarios discurren en su mayoría por senderos de alta montaña señalizados por hitos que a veces se pierde. Por su grado de dificultad, de media a alta o muy alta, son recomendables para montañeros familiarizados con este tipo de rutas.
  • Grandes rutas, que conecten longitudinalmente o transversalmente la provincia con el exterior. En este apartado se incluye el GR®-10 como eje vertebrador dela Red de Senderos del Sistema Central. Dicho sendero de Gran Recorrido se ha señalizado y homologado gracias al trabajo de los Grupos de Acción Local pertenecientes a las comarcas que atraviesa; a través del Proyecto de Cooperación Transnacional del GR®-10. Los objetivos principales de este proyecto son la puesta en valor del Sistema Central para su aprovechamiento turístico y la integración de territorios contiguos con características comunes. Se han incluido también la Vía de la Plata, la Cañada Real Soriana Occidental y la Ruta de la Lana como ejemplos más representativos de las grandes vías trashumantes, de especial importancia en Extremadura a lo largo de la historia y en uso todavía en la actualidad. Todos estos grandes itinerarios tiene, en general, un grado de dificultad medio y bajo, salvo algunos tramos del GR®-10, por lo que son recomendables para senderistas aficionados.
  • Pequeños y medianos recorridos de cada comarca. Senderos Locales, (SL®). Siendo accesibles para la mayoría de las personas, paseantes y turistas en general.
      • Bicicleta Todo Terreno (BTT).

La práctica de BTT, al igual que el senderismo, no conlleva unos elevados requerimientos, sólo necesita de sendas por las que poder circular. Es un deporte estrechamente ligado al senderismo puesto que la mayoría de las rutas e itinerarios son aptos para hacerlos a pie, aunque no todos los senderos existentes son adecuados para la bicicleta.
Si hablamos de grandes rutas que atraviesan la provincia y la conecten con el exterior, tenemos todas las rutas trashumantes ya mencionadas en el apartado anterior de senderismo. Además dada su longitud, son idóneas para este deporte. Estas rutas, al circular básicamente por terrenos llanos, son de dificultad baja. Son interesantes porque, en pocas jornadas y de manera más sencilla que a pie, se pueden recorrer enteras, a través de las distintas regiones que atraviesa. Como ejemplos se señalan:

  • Vía de la Plata: longitud total a su paso por la provincia de 170 km aproximadamente. Su longitud total desde Mérida a Astorga es de unos 570 km, discurriendo un 85 % aproximadamente por entorno natural.
  • Cañada Real Soriana Occidental: tiene una longitud de algo más de 800 km a lo largo de las provincias de La Rioja, Soria, Segovia, Ávila, Salamanca, Cáceres y Badajoz, entre Logroño y Olivenza.
  • Ruta de la lana: tiene una longitud de 69 km aproximadamente.

Otras grandes rutas son:

  • GR®-10: esta ruta de largo recorrido en principio es apta para la BTT, aunque la señalización no sea específica de esta modalidad deportiva sino del senderismo, lo que no especifica la ciclabilidad de los diferentes tramos.
  • Ruta de Carlos V: esta no es una ruta apta para la BTT por ser una ruta de alta montaña. No obstante algunos de sus tramos son ciclables y otros de ellos ofrecen gran belleza por su dificultad técnica en el descenso con BTT.
      • Descenso de cañones, barranquismo.

El descenso de cañones, también denominado barranquismo, es una mezcla de ascensión alpina, espeleología, senderismo, rápel, natación y otras actividades físicas como el salto o el deslizamiento por toboganes naturales; por lo que es necesario utilizar técnicas de varios deportes en su desarrollo.
El descenso consiste en bajar por un curso de agua en área montañosa por caminos inaccesibles y de gran belleza. Descender por las paredes de cañones y barrancos, pasar por estrechos desfiladeros o atravesar cascadas.
Es una actividad por tanto que requiere un tipo de orografía y curso fluvial concreto, que sólo se da en zonas de montaña, más en concreto en las Gargantas.
En Cáceres existen muchas gargantas en las comarcas montañosas del Norte de la Región, Valle del Jerte, en La Vera, Valle del Ambroz y las Hurdes; aunque no todas son interesantes de cara a la práctica del barranquismo.

  • Escalada.

La escalada es una actividad deportiva que consiste en realizar ascensos sobre paredes de fuerte pendiente valiéndose de la fuerza física y mental propia. Se considera escalada todo ascenso que siendo difícil o imposible de realizar sólo con las extremidades inferiores, requiere la utilización de las extremidades superiores, pasando desde la trepa a la escalada propiamente dicha.
En la escalada se evoluciona por las paredes en alturas de peligro considerable, por lo que se utilizan materiales de protección y aseguramiento específicos. En la cuenca fluvial del Tajo extremeño existen diversas zonas para la práctica de la escalada, bien sea en rocódromo o en el medio natural.

Tabla 1.

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 15

      • Espeleología.

La exploración de las cavernas y su estudio constituyen el fin de la espeleología. Aunque también ofrece una vertiente deportiva, en la que se ponen de manifiesto las emociones de las grandes aventuras en la naturaleza.
En el transcurso de un fin de semana o en un solo día, el espeleólogo puede sentirse trasladado a un mundo tan remoto como puedan serlo las profundidades marinas o la superficie de otro planeta.
Desde las cómodas cuevas horizontales hasta las profundidades simas, pasando por complejos sistemas laberínticos, hay todo tipo de cavidades que requieren distintos niveles de preparación y experiencia.
La práctica de este deporte requiere cierta preparación física, pero es más importante aún si cabe la mental. El aislamiento en un entorno donde se pierden las referencias tanto temporales como espaciales y la certeza de estar en ocasiones muy lejos de la salida afectan psíquicamente al deportista.
En la cuenca fluvial del Tajo extremeño existen diversas escasas zonas para la práctica de la espeleología, son las siguientes:

Tabla 2.

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 15

Las actividades multiaventura consisten en la agrupación, en un mismo espacio, normalmente un Campo Multiaventura, de diferentes actividades de ocio y deporte en la naturaleza, en buena parte procedentes del montañismo. Normalmente se agrupan en circuitos que pueden ubicarse en el suelo o en altura, mediante plataformas en los árboles en zonas de bosque. Incluyen, entre otras actividades, tirolina, puente tibetano, rápel, escalada en rocódromo, tiro con arco, redes, saltos, etc.
En el norte de Cáceres existen diferentes iniciativas empresariales que ofrecen este tipo de servicios multiaventura. Las siguientes:

Tabla 3.

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 15

      • Puenting.

Salto al vacío desde un puente natural o artificial, en el que el participante va sujeto por los tobillos y/o cintura por un arnés y una cuerda, la cual puede aguantar 10 veces el peso lanzado.
La cuerda puede ser:
Dinámica: utilizada en la práctica del puenting y el participante va de un lado a otro del puente describiendo un péndulo.
Elástica: es la que se usa en el benji o bungee jump, el participante siente la deceleración que provoca el material elástico y después el fuerte tirón hacia arriba.
La posición del saltador es de pie y derecho, dando un pequeño impulso. Es importante no caer de pie para evitar posibles latigazos. La técnica de salto es simple si se practican saltos de aficionados, pero para los saltos acrobáticos se requieren una gran destreza y habilidad, ya que un golpe contra el material podría producir lesiones.
Existen diferentes empresas que ofrecen este servicio en el norte de Cáceres: Gredos Adventure y Extremaventur.

      • Raid de Aventura.

El raid de aventura es una competición multidisciplinar destinada a probar la capacidad de resistencia, de navegación y de supervivencia de equipos en completa autonomía. Los participantes deben completar un extenso recorrido de orientación, en el menor tiempo posible, superando las dificultades naturales que encuentren a su paso, utilizando exclusivamente sus propias fuerzas, sin recibir ayuda externa, ni valerse de medios motorizados.
El recorrido ha de ser desconocido de antemano y se organiza en etapas, secciones, pruebas especiales y puntos de control intermedios, de paso obligado o voluntario. El itinerario entre controles es libre y no estará señalizado en el terreno.
Cada equipo elige su estrategia, las balizas que visita o las que sacrifica, las pruebas especiales que realiza en relación a sus posibilidades y el cómputo total de tiempo para no llegar tarde a meta.
Existe una Liga Extremeña de Raid de Aventura con una prueba en Plasencia.

 

    • Medio Acuático.
      • Piragüismo.

Su origen se remonta a miles de años en el tiempo: los inuits (pobladores del casquete polar norte) fueron los primeros en utilizar ese tipo de embarcación, con el fin de desplazarse entre las diferentes islas.
Dos son los elementos básicos que se precisan para practicarlo: la embarcación y el remo. La posición es sentado, con las piernas por delante, con lo que el centro de gravedad queda tocando la línea de flotación, logrando de este modo una gran estabilidad. El remo se divide en dos palas asimétricas, de forma que con un simple movimiento de muñeca, una vez dad la palada en el agua, pueda repetirse el proceso con facilidad.
Los tripulantes pueden ser 1, 2 o 4 con lo que las denominaciones serán K-1, K-2, etc. En España esta práctica cuenta con un gran número de seguidores.
En Cáceres se practica fundamentalmente en el norte de la cuenca del Tajo, en los siguientes ríos y embalses: ríos Alagón, Tiétar y Jerte, embalse del Borbollón, embalse de Jerte-Plasencia, embalse de Torrejón-Tiétar, embalse de Gabriel y Galán y embalse de Alcántara.
Además en el río Eljas se celebra desde hace cinco años un encuentro luso-español de piragüismo.
Según el Censo de Instalaciones Deportivas de Extremadura, en Cáceres existen dos zonas para la práctica de remo y para la práctica de vela y piragüismo. Existen cuatro clubes de piragüismo en la provincia, dos en Plasencia, uno en Alcántara y uno en Zarza de Granadilla.

      • Rafting-descenso de ríos.

Es rafting consiste en descender por aguas fluviales con una embarcación, que arrastrada por la corriente, es controlada y dirigida por los navegantes sorteando los obstáculos.
En el descenso de ríos existe una clasificación internacional ampliamente aceptada para clasificar los ríos según su gado de dificultad para navegarlos, la siguiente:

  • Aguas planas – cuerpos de agua cuya superficie es prácticamente plana, sus remolinos, huecos y olas son despreciables.
  • Clase I. Muy fácil – aguas casi planas, muy poco turbulentas con olas pequeñas. Totalmente navegables.
  • Clase II. Fácil – aguas un poco turbulentas con huecos y hoyos de no más de 25 centímetros, remolinos pequeños sin peligro alguno para un nadador.
  • A partir de aquí se consideran ríos rápidos, de aguas blancas o de aguas bravas.
  • Clase III. Intermedio – aguas turbulentas con huecos y olas medianas de no más de 1 metro, remolinos de cuidado para un nadador y de alguna consideración para una embarcación. La navegación requiere buena técnica y conocimiento del río. Existen algunos pasos técnicos de atención.
  • Clase IV. Difícil – aguas blancas muy turbulentas pero predecibles. Huecos y olas de has dos metros, remolinos considerables para una embarcación. Pueden existir cascadas de consideración. La navegación requiere muy buena técnica y conocimiento del río. Existen pasos estrechos que requieren maniobras técnicas complicadas.
  • Clase V. Experto – aguas blancas muy turbulentas poco predecibles con olas y huecos de más de dos metros. Remolinos y cascadas de peligro. Requiere un grado de técnica experto y muy buen conocimiento del río. Necesidad de maniobras extremadamente técnicas.
  • Clase VI. Extremadamente difícil o No navegable. Se considera muy difícil o imposible de navegar.

Actualmente las condiciones de los ríos y la climatología cacereña hacen que no sea un lugar muy apropiado para la realización de esta actividad, sobre todo en su vertiente de aguas bravas. En todo caso, el Valle del Jerte, es el que presenta mayor interés potencial.

      • Vela, Windsurf.

La vela ligera es el tipo de navegación que se realiza con veleros que son varados en tierra antes y después de la navegación, que no disponen de propulsión a motor de ningún tipo y que regatean cerca de la costa, normalmente en triángulos olímpicos, en distintas categorías.
El sur vela, surf eólica o en inglés “windsurf” es una modalidad del deporte de la vela ligera que consiste en desplazarse en el agua sobre una tabla similar a una de surf, provista de una vela. A diferencia de un velero, la vela o aparejo de una tabla de windsurf es articulado permitiendo su rotación libre alrededor de un solo punto de unión con la tabla: el pie de mástil. Ello permite manipular el aparejo libremente en función de la dirección del viento y de la posición de la tabla con respecto a este último. El aparejo es manipulado por el windsurfista mediante la botavara.

En el norte de Cáceres existen las siguientes zonas de interés para la vela y el windsurf

Tabla 4.

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 15

      • Kitesurf

El kite surfing o kitesurf (llamado también a veces kiteboarding, o flysurfing), es un deporte de deslizamiento que consiste en el uso de una cometa de tracción (kite, del inglés), que tracciona del deportista por 4 cuerdas, dos fijas a la barra, y las 2 restantes pasan por el centro de la barra y se sujetan al cuerpo mediante un arnés, permitiendo deslizarse sobre el agua mediante una tabla o un esquí del tipo Wakeboard diseñado para tal efecto.
El deporte del kite surf es muy joven, tal cual lo entendemos en la actualidad. Pero tiene su origen básico o rudimentario, durante el siglo XII, XIII y XIV cuando varias comunidades de pescadores y marineros de Indonesia, Polinesia y China utilizaban las cometas para arrastrar sus embarcaciones durante sus labores de pesca.

El kite surf tiene varias modalidades: navegar con olas, como se hace en surfing, race que es una carrera entre boyas estilo slalom, Freestyle donde se realizan diferentes ejercicios en el aire, saltos, rotaciones etc.
En el norte de Cáceres existen las siguientes zonas de interés para el kitesurf, generalmente las mismas zonas nombradas anteriormente para la práctica del winsurf o vela.

 

    • Medio Aéreo.
      • Parapente.

Aunque este tipo de deporte es considerado minoritario, su promoción y dinamización puede resultar interesante debido fundamentalmente a su nulo impacto ambiental y a las condiciones orográficas y meteorológicas de la provincia de Cáceres, idóneas para la práctica del parapente.
Las zonas existentes en la provincia son las Sierras de Montánchez, la del Arco-Cañaveral y el Pico el Pitolero (Cabezabellosa, El Torno).

      • Vuelo sin motor, ultraligero y paramotor.

Paramotor: Se trata de una modalidad del parapente en la que el piloto lleva acoplado en la espalda un pequeño motor que le permite ganar altura a voluntad y mantenerse en el aire durante el tiempo que se desee. Convierte al parapente en una aeronave, completamente autónoma.
Permite volar en lugares donde sería imposible hacerlo sin motor y a una altura poco habitual cuando se vuela de manera libre. También ofrece la posibilidad de parar el motor en vuelo y aprovechar las corrientes térmicas.
Ultraligero: la aviación ultraligera se realiza en un aeroplano exento de chasis y con una estructura muy ligera. El motor está colocado en la parte trasera del sillín del piloto.
Vuelo sin motor: en este deporte aéreo se pilota un velero o planeador para recorrer distancias y elevarse sólo con los movimientos de las masas de aire en el seno de la atmósfera. De esta manera, en todas las modalidades del vuelo a vela se buscan masas de aire ascendentes que hagan elevar el velero porque suben más de lo que baja de manera natural la máquina.

      • Globo.

Los globos que se utilizan en los vuelos con pasajeros son globos de aire caliente, que vuelan por diferencia de temperatura. Se calienta el interior del globo con un quemador, con lo cual éste se vuelve más ligero y debido a ello, el globo se eleva.
Vuelan en la misma dirección del viento. Esto les da un componente de imprevisión y de romanticismo que es uno de sus grandes atractivos.

Conclusión.

Podemos concluir que existe un gran auge en la práctica de las actividades físico-deportivas en la naturaleza, lo que a su vez está generando una gran demanda de este tipo concreto de ocio saludable por la sociedad actual. Es deber de las administraciones tanto públicas como privadas el posibilitar y facilitar la práctica de este tipo de actividades, mediante actuaciones encauzadas a la creación de infraestructuras y de tejido empresarial que las soporte y gestione.
Todas estas actuaciones tienen su fruto en el aumento de la oferta turística cultural y de ocio, que a su vez tienen una repercusión económica y de desarrollo en las zonas cercanas a la práctica deportiva. (Barrera, Hernández, Morales, 2006)
La práctica de actividades deportivas en el medio natural llevará consigo el crecimiento de otras disciplinas relacionadas, así como de otro tipo de turismo, como el cultural y el gastronómico, lo que posibilitará el desarrollo económico de las poblaciones cercanas a estas zonas, ya que el visitante que viaja a una zona determinada para practicar una disciplina concreta, se hace consumidor de otros recursos turísticos.
El Centro Internacional de Innovación Deportiva en el Medio Natural “El Anillo”, pretende convertirse en referente tanto nacional como internacional, dando respuesta a muchas de las necesidades en la práctica de éstas. Un estudio pormenorizado de las posibilidades que ofrece las actividades en el medio natural en nuestra región, así como un apoyo en tres vertientes: científico, formativo y empresarial, permitirá un mayor desarrollo de recursos para la mejora de la práctica deportiva y el desarrollo de la región.

 

 

Bibliografía

  • Armadans, I. (2002): “Actividad de ocio-turístico y personas mayores: análisis de diferencias psicosociales entre viajeros y no viajeros”. Tesis doctoral, Universidad de Barcelona, Barcelona.
  • Baena, A. (2006): “Actividades en el medio natural. Tipos, clasificaciones y recursos”. Organización de actividades física en la naturaleza, Granada.
  • Barrera, M. Hernández, R. Morales, L. (2006): “Formación y perfeccionamiento de técnicos en las enseñanzas de actividades náuticas”. Documento 200609101. Departamento de formación del Instituto Andaluz del deporte. Conserjería de Turismo, Comercio y Deporte. Junta de Andalucía.
  • Dienot, J. y Theiller, D. (1999): “Les nouveaux loisirs sportifs en montagne. Les aventuriers du quotidien”. Bordeaux , Maison des Sciences de l’Homme d’Aquitaine.
  • Elias, N. y Dunning, E. (1992): “Deporte y ocio en el proceso de civilización”. México D.F.: FCE.
  • Pinos, M. (1997): “Actividades acuáticas recreativas”. Madrid: INDE.
  • Granero, A. (2007): “Las actividades físico-deportivas en la naturaleza y la industria turística”. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.
  • Palmi, J. y Martín, A. (1997): “Las actividades físico-deportivas en el medio natural y sus efectos sobre la salud y la calidad de vida: factores psicológicos asociados”. Revista de Psicología del Deporte, 12, 147-157.
  • Parra, M. (1999): “Modelos metodológicos y espacios de acción, de actividades físicas en el medio natural, acordes con la entrada del siglo XXI”. Actas del Primer Congreso Internacional de Educación Física: “La Educación Física en el siglo XXI”. Jerez.
  • Pinos, M. (1997): “Actividades y juegos de Educación Física en la Naturaleza”. Guía práctica. Madrid, Gymnos.

Responder

Otras colaboraciones