800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

3 may 2012

Comer fuera de casa

//
Comentarios0

Con el buen tiempo, las salidas fuera de casa para hacer cualquier actividad física aumentan y también los  eventos deportivos, como carreras populares, 24 horas deportivas o competiciones más profesionales. Todos estos eventos populares nos obligan a tener que comer o alimentarnos  fuera de casa, pero ¿sabemos alimentarnos  bien fuera de casa?

Uno de los consejos previos es la tener una buena higiene personal, es importante la limpieza de las manos antes de manipular o comer algún alimento.

Otro punto muy importantes, es evitar alimentos que no estén bien cocinados, tanto carnes medio crudas como con caldos rosados, es decir, todos aquellos alimentos que no han estado a por lo menos 700C, porque esos alimentos tendrá  más posibilidades de provocar enfermedades o contener microorganismos.

En el caso que compremos algo de comida en puestos ambulantes, tenemos que asegurarnos, que esos alimentos cocinados no hayan estado en contacto con los alimentos crudos, para evitar la contaminación cruzada del alimento.

Los helados, el agua, el hielo y la leche cruda se pueden contaminar fácilmente, si tienes dudas, no las consumas.

Es aconsejable, limpiar y pelar todas aquellas verduras y frutas crudas, porque pueden tener microorganismos difíciles de eliminar.

Siempre beber agua embotellada, es lo que menos riesgo de contaminación tiene.

Desde el punto de vista alimentario, tenemos que cuidarnos más y no comer cualquier cosa. Lo mejor es hacerse un menú previo. De esta forma programaremos los productos que nos tenemos que llevar en cada comida principal del día y los tentempiés, de esta manera evitaremos alimentarnos con cualquier cosa y a la vez comeremos lo que nos corresponde, dependiendo del deporte o la competición a la que estamos inscritos.

Una buena opción es, llevarnos el tupperware, fiambrera o termos de casa. De esta forma nos limita un poco los platos que podemos cocinar, ya que la gran mayoría serán fríos, pero nos va asegurar que la comida está preparada a nuestro gusto y necesidad, sin excesos ni carencias de ningún nutriente. Ejemplo de comida que nos podemos llevar es: ensaladas de pasta, arroz, patatas o legumbres con una ración de carnes y pescados; el huevo, por seguridad alimentaria si no tenemos frigorífico, dejarlo para la cena en casa. Una forma para que estos platos es llevarse el aliño a parte en un bote de cristal y añadirlo en el momento que lo vayamos a comer.

En el caso de los tentempiés, podemos llevar bocadillos o sándwiches preparados en casa, frutas o productos para deportistas. Con esto nos aseguraremos comer o reponer nutrientes después de hacer actividades físicas, lo que nos ayudará a restablecer las reservas de glucógenos necesarios.

Bibliografía:

–          www.elika.net

–          www.consumer.es

Responder

Otras colaboraciones