800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

16 may 2013

Consejos para correr por la playa

Como ya vimos en artículos anteriores, la playa es un buen gimnasio para practicar deporte y estar preparado para el verano, sobre todo con la carrera Arena Running a punto de empezar, pero antes de realizar cualquier actividad hay que tener en cuenta estos consejos.

Muchos deportistas amateurs y profesionales aprovechan el buen tiempo, la proximidad a la costa y las características propias de este terreno para realizar un entrenamiento diferente en su preparación física.

Muchos de ellos acaban lesionados,  sobre todo torceduras de tobillo, con quemaduras por culpa del sol y también con rozaduras.

Para evitar estos problemas debemos tener en mente una serie de consejos muy importantes e interesantes a la hora de practicar deporte en la playa.

El primer paso es elegir como queremos correr por la playa, si vamos a tomar la determinación de correr con algún tipo de calzado, este debe ser cómodo, la ventaja de correr con zapatillas es evitar cortes, golpes y todo tipo de situaciones posibles que puede sufrir el pie.

sefesfse

Si elegimos correr descalzos debemos saber que según la Universidad de St. Luke de Bélgica ha dictaminado que este tipo de ejercicio requiere entre 1.6 y 2.5 veces más de energía de la que se necesita al correr en una superficie estable.

Otra ventaja de entrenar descalzo (para corredores de nivel medio-alto con fuerza muscular y técnica en la carrera) os dedos de tus pies se sienten como garras que se aferran consiguiendo un impulso mayor trabajando así el tren inferior del cuerpo.

La desventaja de ir descalzo es el aumento de posibilidades de sufrir lesiones o heridas.

En el artículo anterior hablamos de las 2 zonas, dos tipos de arena, mojada y seca. El mejor entrenamiento es aquel en el que se alternan las dos zonas, fortalecemos zonas distintas y nos ayudarán a recuperar mejor.

Desaconsejamos totalmente correr durante las horas de mayor calor, las temperaturas altas y la humedad complican el desarrollo de los ejercicios aeróbicos y aumentan el riesgo de deshidratación. Para combatir este síntoma es importante hidratarse antes, durante y después del ejercicio físico.

Por supuesto, aunque es algo prácticamente obvio, hay que utilizar protección solar, gafas de sol y gorra, muchas veces vemos a deportistas sobre todo amateurs realizando deporte sin camiseta totalmente quemados.

 

Fórmate con Profesionales

 

Responder

Otras colaboraciones