800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

13 jun 2011

Consideraciones de las pruebas que determinan el VO2max

/
Enviado por
/
Comentarios0
/

Siguiendo las pautas del anterior ejemplar, este artículo destaca las consideraciones a tener en cuenta cuando se suministra un test para determinar la capacidad aeróbica, diferenciando entre los test directos e indirectos.

Autor: Ricardo Segura BSc. (North London University and City University)

En el anterior ejemplar de Alto Rendimiento, introducíamos el VO2max como una de las principales variables para determinar la capacidad aeróbica del deportista. Existen numerosos tests que miden esta variable . En esta edición revisaremos ciertos conceptos generales y esenciales, que hay que considerar, antes de administrar un test del VO2max. La elección de éstos depende de nuestro nivel de forma física, la actividad que practicamos y la edad entre otros. Cuanto mayor sea el nivel de competición en el que participamos necesitaremos datos más específicos que expresen la evolución de los entrenamientos y la temporada. No olvidemos que el rendimiento depende de muchos factores y todos estos deben estar controlados y armonizados como si de una orquesta se tratase

Recordaremos del anterior ejemplar de AR que el VO2max refleja la máxima capacidad corporal para distribuir y utilizar oxígeno y que está relacionado con la capacidad de mantener el ejercicio prolongadamente. Existen varios protocolos (tests) que proveen resultados similares. Sin embargo, los tests efectuados sobre la cinta mecánica suelen extraer valores más altos que las pruebas realizadas sobre el ergo-ciclo. Esto se bebe a que la mayoría de los deportistas están más acostumbrados a caminar, correr o trotar que a pedalear.

Los test de laboratorio que utilizan calorimetría indirecta (foto de esquiador más abajo) son los métodos más precisos para determinar el máximo consumo de oxígeno, con el inconveniente de que estos son caros y su administración consumen mucho tiempo. Por otra parte, algunos test de campo,(fotos de remo y atletismo más abajo) fueron desarrollados para medir grupos de deportistas u obtener unos resultados más específicos a la actividad que se desea evaluar.

Estos tests están correlacionados con los tests de laboratorio para que sus resultados sean válidos. No obstante estos tipos de test requieren sujetos altamente motivados para ejercitar la prueba al máximo para aumentar la exactitud de los resultados. No todos los individuos tienen la motivación de realizar test máximos (aquellos que hayan probado un test de máxima capacidad aeróbica saben perfectamente a que me refiero).

Consecuentemente, se han diseñado tests para estimar el VO2max basándose en la máxima frecuencia cardíaca aplicándose una carga sub-máxima. Estos métodos utilizados comúnmente utilizan protocolos en los que se realizan subidas de cajones, bicicletas ergonómicas (foto en esta página), caminar o correr, y sirven para medir a un grupo de gente simultáneamente, además de ser más económicos en lo que se refiere a costes, personal cualificado, material técnico y tiempo. Algunos de los tests de predicción del VO2max más conocidos son el Hardvard Step test y el Astrand test. Los tests más accesibles (los que requieren menos aparatos técnicos o personal cualificado) son los que iremos describiendo en Alto Rendimiento.

Podríamos continuar contestando a las siguientes preguntas:

  • ¿Es la capacidad aeróbica una componente importante del deporte que practicas?
  • ¿Cuántas veces has medido tu VO2max durante la pasada temporada?
  • ¿Realizaste pruebas de otras componentes importantes en tu deporte? (velocidad, flexibilidad, fuerza, composición corporal, reacción de movimientos, pruebas psicológicas u otras)
  • ¿Si realizaste pruebas del VO2max , y repetiste los tests, seguiste siempre un protocolo específico y repetitivo?
  • ¿Aumentó o mantuviste tu VO2max a lo largo de la temporada?
  • ¿Cómo resultaron los otros tests?

Si a todas estas preguntas no se obtienen respuestas positivas, cas¡ con toda seguridad que tu marca personal o los resultados generados durante la pasada temporada no han reflejado lo esperado.

¿Por qué los tests?

Para saber que capacidad tenemos en la variable que medimos, correcto. Pero no olvidemos que la esencialidad del test viene a la hora de diseñar un programa de entrenamiento. ¿Por qué empezar de cero cuando podemos empezar desde cuatro? o cuidado con empezar los entrenamientos desde el nivel cinco cuando nuestro cuerpo (y mente) sólo está listo para el grado dos.

Más de un test

Si controlamos nuestra capacidad aeróbica, por ejemplo midiendo el VO2max, bien sea con un test de laboratorio o de campo, pero al mismo tiempo ignoramos otras variables como la flexibilidad o la fuerza, algo o alguien podría estar desentonando; en los ensayos (entrenamientos) esto se puede afinar pero el día de la competición ya será demasiado tarde.

Test directo e indirecto.

Esencialmente existen dos métodos para medir la capacidad aeróbica máxima de un individuo, el método directo y el indirecto.

Método directo

Este método tiene lugar bajo condiciones controladas en laboratorios fisiológicos comúnmente conocidos como centros de rendimiento (algunas universidades, centros médicos o clínicas también ofrecen estos servicios). Generalmente estas pruebas se realizan en un ergómetro o en una cinta mecánica, aunque para algunos deportes como en el caso del remo y la natación también existen otros aparatos que determinan el VO2max. Estos artilugios controlan la intensidad del ejercicio mientras un aparato mide el volumen de oxígeno inhalado (O2) y el dióxido de carbono (CO2) exhalado por el deportista que realiza la prueba.

Método indirecto

El método indirecto para determinar el VO2max se basa en la presunción de que existe una relación directa entre la frecuencia cardiaca y el consumo de oxígeno. En otras palabras conforme aumenta el pulso aumenta también el. Por lo tanto, se estima que el máximo consumo de oxígeno se puede predecir con valores de la frecuencia cardiaca en un individuo que realiza un trabajo sub-máximo. Por supuesto, el valor de VO2max extraído de un test sub-máximo resultará menos exacto que aquel determinado en una prueba directa, pero son perfectamente adecuados como guía del nivel aeróbico del deportista. Estos tipos de test, son más sencillos de utilizar, requieren menos aparatos, son más económicos y tardan menos en ser preparados y ejecutados, por tal razón (al estar al alcance de más deportistas) son los que iremos describiendo en Alto Rendimiento.

Remos, V0max

Otras consideraciones del los tests.

Fiabilidad del VO2max

La fiabilidad concierne a la consistencia o dependencia de los valores obtenidos. Si el mismo resultado es obtenido cuando una prueba se repite, se dice ésta posee alta fiabilidad. Este parámetro esta directamente relacionado con la precisión y la reducción de error que pueda resultar de la prueba. Un ejemplo sencillo a utilizar puede ser al medir la frecuencia cardiaca; la fiabilidad de un pulsómetro variará de la de otro según su calidad u otras circunstancias.
También, la fiabilidad de un test muestra que cuando éste tiene lugar en diferentes momentos y bajo las mismas condiciones (Ej. protocolo, procedimiento) los resultados obtenidos deberían ser iguales. Cuando más se asemeja un resultado con el otro, mayor es su fiabilidad. El doctor Yule, tras comparar resultados de un test de variables fisiológicas, concluyó que la mayoría de
los resultados obtenidos en VO2 sub-máximo y máximo eran estables entre diferentes laboratorios. Sin embargo, avisan que se debe tomar precaución cuando un deportista obtiene su VO2max medido en diferentes laboratorios. Yule, e., Kaminisky, l. A., Sedlock, D. A., King, B. A., & Whaley, M. H. (1996). Inter-laboratory reliability of VO2max and submaximal mea^^mente. Medicine and Science in Exercise and Sports, 28(5), Supplement abstract 87.

Validez

La definición más común de validez es el grado por el que el proceso de un test o aparato mide lo que está intencionado que mida. Existen varios tipos de validez en un test (estos serán desarrollados en otra ocasión). Como ejemplo, recordaremos las páginas centrales del primer ejemplar de Alto rendimiento en el que deportistas de diferentes actividades (correr, remo, ski), pasaron todos por la cinta mecánica para obtener su VO2max. La validez de este test (corriendo sobre la cinta mecánica) se puede calificar de más alta para los corredores que para los esquiadores o remeros.

Objetividad

En ocasiones llamada fiabilidad del juez. La objetividad criterio viene marcado por el fallo humano. En esta caso aunque sea una prueba de rendimiento más que de medición, pondremos como ejemplo dos jueces deliberando la actuación de una patinadora artística. Si uno da un seis mientras que el otro da un tres, el test oresultado carece de objetividad, por lo que se pierde la fiabilidad y validez de la prueba. Esto también es aplicable a los tests de rendimiento.

El entrenador / medidor

Llegados a este punto, no tendría que caber duda tanto de la esencialidad de las pruebas como de la selección de las mismas y el cuidado que debe emplearse en sus procedimientos y protocolos.

La edad, el sexo y la hora del día afecta tu VO2max

Observemos el estudio realizado en dos grupos de atletas (n=24); uno entrenando regularmente por la mañana y otro por la tarde. A todos estos se les efectuó dos pruebas del VO2max (una por la mañana y otra por la tarde). Del resultado no emanaron diferencias del VO2max entre los individuos que entrenaban por la mañana o por la tarde. Sin embargo, cuando se analizaron los resultados de las jóvenes féminas (20-26 años) que entrenaban por la mañana, la mayoría de ellas obtuvieron mayores resultados en el test de la mañana.
Un resultado similar se reflejó en las atletas que entrenaban por la tarde, es decir, obtuvieron un VO2max mayor en el test de la tarde. Esto sugiere que hay un reloj biológico en cada individuo (conocido por Circadian Rythm) que afecta las respuestas del VO2max en las féminas de este caso. Esta diferencia no se observó en los varones del grupo estudiado.
En el mismo estudio, 17 individuos marcaron un resultado más elevado cuando la prueba del VO2max se les realizó por segunda vez, lo que sugiere que existió un factor de aprendizaje en lugar de una mejora debida al entrenamiento o la hora del día de la prueba. Bergen, J. L., & Grubbs, L. M. (1966). Effect of age and time of day on VO2max. Medicine and Science in Exercise and Sports, 28(5), Supplement abstract 718.
Consideración: Cuando a los atletas se les mide el VO2max sólo una vez, quizá no haya que darle demasiado peso (importancia) al resultado obtenido. Sería erróneo concluir que una mejora en el esultado (unos días más tarde) se ha producido por los efectos del entrenamiento. Sólo cuando son estables los resultados (varios intentos) en el VO2max la posibilidad de desviación por la falta de adaptación al test queda eliminada. Así pues, y para estos casos, se puede argumentar que la mejora en los resultados se debe al entrenamiento.

Predicción del rendimiento y las medidas fisiológicas.

Recordamos del anterior ejemplar que las medidas fisiológicas describen el estado de varios parámetros (en este caso VO2max), pero tienen poca asociación para predecir en el futuro el rendimiento del deportista. Watts, p., Clure, c., Hill, r., & Lish,
A. (1996). Applied prediction of cross country skiing performance from physiological test data. Medicine and Science in Exercise and Sports, 28(5), Supplement abstract 794.

Pruebas para nadadores de competición

Aunque por norma se considere más preciso el resultado de un test de laboratorio, el experto y reconocido fisiólogo Dr. Rushall, apoya la postura de que los nadadores se beneficiarían más de pruebas de campo que de las pruebas de laboratorio, para determinar el progreso de sus entrenamientos. Rushall, b.
S. (1995). Tests of the physical condition of elite swimmers: A manual for coaches.Sports Science Associates, 4225 Orchard Drive, Spring Valley, CA 91977.

ski y corredor

Un test simple y validado por científicos: Escuchar a tu cuerpo

Test aeróbico 1: La Escala del Esfuerzo Percibido (RPE)

Además de los tests de VO2max y la frecuencia cardiaca, como indicadores de esfuerzo, se puede utilizar también la Escala del Esfuerzo percibido (RpE, Rating of pervieved exertion). Esta escala se ha estado utilizando últimamente, tanto con deportistas como en pacientes con problemas cardiacos potenciales. Pero más recientemente, se emplea para averiguar con que dureza un deportista ejercita una actividad determinada. Considerando los márgenes de error, el tiempo requerido para explicar y medir la frecuencia cardiaca, los entrenadores están gradualmente eliminando el tener que parar una actividad (en su momento álgido o de mayor intensidad) para contar las pulsaciones.
En 1982, Gunnar Gorg desarrolló una escala para estimar la intensidad. Esta se basa en estimar “con que dureza sientes el ejercicio que realizas”. Años más tarde, el American College of Sports Medicine ha revisado la escala numérica de Borg (ver tabla abajo) y la ha adaptado para que el esfuerzo de un deportista se pueda establecer en un baremo de “0” a “10”, donde el esfuerzo cero representa “nada” y diez “muy , muy duro – casi el máximo”. (Fuente: ACE Instructor Manual).
Los deportistas pueden rápidamente aprender a entrenar o ejercitar a un nivel determinado del RPE, basándose en la sensación subjetiva del esfuerzo. Estas medidas subjetivas coinciden bastante bien con medidads objetivas de la intensidad del ejercicio (otros tests de capacidad aeróbica). Además, la escala RPE se considera tener una fiabilidad suficientemente alta como instrumento para medir la intensidad. Así y todo, aproximadamente un 10% de la población tienda a sobre- o de-valuar su esfuerzo (Morgan 1981). Por lo que se sugiere que este test no sea el único que el deportista utilice como única medida de la intensidad ejercitada.

La escala Borg (modificada):
0 Nada
0.5 Extremadamente fácil
1 Muy fácil
2 Fácil
S Moderado
4 Algo duro
5 Duro
6
7 Muy duro
8
9
10 Máximamente duro Máximo

Para personas que se inician el entrenamiento deportivo o el fitness un baremo de 3 a 5 está considerado dentro de los parámetros que pueden mejorar la forma física. (Ver ejemplar uno de Alto Rendimiento, pág. 15-17)

Protocolo para administrar el RPE

La funcionalidad del RPE, no podría ser más sencilla. El medidor (persona encargada de administrar el test), simplemente debe preguntar al deportista/s como se siente en un momento determinado durante la actividad que se está efectuando. La respuesta se debe basar en la sensación total de esfuerzo o fatiga del deportista (no sólo las piernas o la respiración), utilizando la escala del 1 al 10. Una de las ventajas de este test es que se puede realizar (combinar) mientras un deportista realiza otro tipo de test, por ejemplo subido a una cinta mecánica o una bicicleta ergo-métrica. Durante el test, el RPE puede servir para averiguar si el deportista se acerca o ha llegado a un grado de esfuerzo máximo o sub-máximo.

Responder

Otras colaboraciones