800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

19 may 2015

CUERVOS Y PALOMAS

/
Enviado por
/
Comentarios0


ISBN: 978-84-941287-4-5
Editorial: LIBROS DE RUTA
Sinopsis: El libro es una novela negra ambientada en el mundo del deporte y más específicamente en el del dopaje. La historia arranca con la muerte de un atleta mientras se somete a una transfusión sanguínea. A partir de ahí, la Policía Nacional echa mano del inspector Marco Klein, quien en el pasado fue un brillante maratoniano, y de la subinspectora Magda Ramírez. Ambos se encargarán de una investigación en la que irán descubriendo el lado más oscuro del mundo del deporte de elite y en la que también irá transformándose su complicada relación personal.

Los amigos que ya han empezado a leer la novela Cuervos y palomas suelen detenerse después de un par de capítulos para preguntarme si lo que estoy contando en el libro es verdad o es ficción. Lo más curioso de todo es que formulan la pregunta dubitativos, con temblor en la voz, puesto que en muchos casos su mirada inocente hacia el deporte ha quedado rota prácticamente en la primera media docena de páginas.

Para tranquilidad de todo el mundo empezaré diciendo que el argumento del libro es ficción. ¡Hablamos de una novela! Por tanto, los hechos que se cuentan son todos fruto de la imaginación de un servidor. Por ejemplo, no existe ningún atleta llamado Alexander Surkov. No existe ningún país llamado Rolvania. Y jamás ha muerto nadie de ese país y con ese nombre en Valencia y mientras disputaba un campeonato internacional de atletismo. Ese es el arranque de la novela y debe quedar claro que no responde a ningún hecho real.

A partir de ahí, no puedo negar que hay personajes y situaciones que resultarán familiares a los que conozcan bien el mundillo del deporte de elite. Y a los que no conocen el mundillo, les servirá para descubrirlo, puesto que ése es uno de los objetivos. Pero… la realidad y la ficción siempre llevan caminos paralelos y, por tanto, sin posibilidad de cruzarse. En la realidad, el periodista tiene que atar bien sus fuentes y evitar querellas. En la ficción, el límite es diferente: hay que ser verosímil. Es decir, no es necesario (tal vez tampoco es ni conveniente) que lo que cuentas sea cierto, pero tiene que ser verosímil. El lector debe creerlo. Y ése ha sido uno de los retos de la novela… porque la realidad suele superar a la ficción.

Para evitar cualquier malentendido, el libro comienza con una cita de la novela de Joel Dicker, La verdad sobre el caso de Harry Quebert. Sinceramente, la cita lo aclara mucho mejor que todas mis palabras de esta entrada del blog.”

JORGE QUINTANA ORTÍ



CITA INICIAL DE LA NOVELA

Los escritores que dicen que no se inspiran

en nadie mienten, pero hacen bien en hacerlo:

así se ahorran un montón de problemas.

El privilegio del escritor es que puede ajustar

cuentas con sus semejantes gracias a su libro.

La única regla es no citarlos directamente.

Nunca por su nombre:

es una puerta abierta a denuncias y tormentos.

Marcus, no escriba más que ficción.

El resto sólo le traerá problemas.

(Joel Dicker, La verdad sobre el caso de Harry Quebert)

Preparación física de tenis

Otras colaboraciones