800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

15 may 2012

Diferencias entre los jugadores seleccionados, no-seleccionados y del campus de fútbol del athletic club de bilbao.

/
Enviado por
/
Comentarios0
/
En los equipos de fútbol, y especialmente en los de élite, es muy importante poder contar con los mejores jugadores posibles, y en ese intento, los procesos de selección se ponen en marcha desde edades muy tempranas (Bunc y Psotta, 2001; Reilly y col., 2000). En el Athletic Club de Bilbao, dada su especial filosofía de querer nutrirse con jugadores de la cantera, estos procesos de selección toman, si cabe, mayor relevancia (Gravina y col., 2008).
Autor(es):Zabala-Lili J1, Granados C1, Bidaurrazaga I1, Badiola A1, Santos J1, Lekue JA2, Sesma J1, Gil SM1.
1Departamento de Actividad Física y Deportiva. Facultad de las Ciencias de la Actividad Física y el Deporte de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU). 2Athletic Club de Bilbao.
Congreso: IV Congreso Internacional de Ciencias del Deporte y la Educación Física. (VIII Seminario Nacional de Nutrición, Medicina y Rendimiento Deportivo)
Pontevedra, España, 10-12 Mayo 2012
ISBN: 978-84-939424-2-7
Palabras Clave: :Niños, antropometría, pruebas físicas, proceso de selección, fútbol.

Diferencias entre los jugadores seleccionados, no-seleccionados y del campus de fútbol del athletic club de bilbao.

RESUMEN COMUNICACIÓN/PÓSTER

En este estudio participaron los jugadores seleccionados por el Athletic Club (n=16), los jugadores pre-seleccionados que finalmente fueron descartados (n=38) y los jugadores que asistieron al campus de fútbol que organiza la misma entidad (n=34). El objetivo del trabajo es conocer si existen diferencias entre estos 3 grupos de jugadores de fútbol, y para ello se comparan las fechas de nacimiento, los valores antropométricos y los resultados de las pruebas físicas de los mismos. Con este objetivo, se realizaron las siguientes mediciones, además de la recogida de los datos personales (incluida la fecha de nacimiento):

1) Antropometría: masa (Kg), altura (cm) y los pliegues cutáneos (mm) tricipital, abdominal, suprailíaco, muslo anterior y pantorrilla.

2)Pruebas físicas: prueba Hand Grip de dinamometría (Kp), prueba de salto mediante CMJ (cm), velocidad en 15m y 30m (s), agilidad en 15m y 30m (s) y la prueba Yo-yo de resistencia.

Los jugadores seleccionados y no-seleccionados mostraron menores pliegues cutáneos (p<0,05) que los jugadores del campus de fútbol, pero no se encontraron diferencias antropométricas significativas entre los jugadores seleccionados y no-seleccionados. Respecto a las pruebas físicas, los jugadores seleccionados se diferenciaron de los no-seleccionados (p<0,05) obteniendo mejores valores en la prueba de agilidad en 30m y en la prueba intermitente de resistencia. Por otro lado, los jugadores seleccionados y no-seleccionados mostraron ser más rápidos y ágiles en 15m y 30m y saltar más en el CMJ que los jugadores del campus (p<0,05).

INTRODUCCIÓN

En los equipos de fútbol, y especialmente en los de élite, es muy importante poder contar con los mejores jugadores posibles, y en ese intento, los procesos de selección se ponen en marcha desde edades muy tempranas (Bunc y Psotta, 2001; Reilly y col., 2000). En el Athletic Club de Bilbao, dada su especial filosofía de querer nutrirse con jugadores de la cantera, estos procesos de selección toman, si cabe, mayor relevancia (Gravina y col., 2008).
Los procesos de selección se relacionan, de forma muy marcada en el caso del fútbol, con el Efecto de la Edad Relativa (Relative Age Effect). Este efecto de la edad se observa en todas las categorías inferiores de los equipos de fútbol, y conlleva una tendencia a subestimar a los jugadores nacidos en los últimos meses del año; la idea de que, optimizando los procesos de selección, se podría disminuir el potencial discriminado está muy presente actualmente (Pérez Jiménez y col., 2008). Además, aunque este efecto de la edad se ha podido observar en diferentes países (Helsen y col., 2005), parece que ocurre con especial incidencia en los equipos de élite de la liga española (Pérez Jiménez y col., 2008). Los jugadores con una edad relativa mayor tienen más opciones de ser identificados como talentos, a causa de las posibles mejores condiciones físicas que poseen éstos en comparación con jugadores más jóvenes nacidos el mismo año (Helsen y col., 2005). Las mejores condiciones físicas que normalmente presentan los jugadores de una edad relativa mayor, se traducen en más oportunidades y más minutos de juego en sus respectivos equipos de fútbol, y por lo tanto aún más opciones de destacar, lo que en última instancia conlleva a que éstos sean los elegidos por los clubes de élite (Vaeyens, y col, 2005).
Por otro lado, en los propios procesos de selección, es muy habitual la realización de mediciones antropométricas y test físicos, pero no está muy claro qué características son las determinantes para cada rango de edad (Meylan y col., 2010). Por ello, el objetivo de este trabajo fue conocer las diferencias que existían entre los niños que finalmente fueron seleccionados por el Athletic Club de Bilbao con los niños que fueron pre-seleccionados, y a su vez, con los niños que simplemente participaron en el campus de fútbol de verano, en cuanto a las fechas de nacimiento, valores antropométricos y resultados de los test físicos.

Completa la información

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº21.

¡Consíguelo aquí!

MATERIAL Y MÉTODO

El Athletic Club de Bilbao, cada temporada, incorpora nuevos jugadores en edades escolares. La forma en que lo hace es mediante la observación de niños que juegan al fútbol en diferentes comarcas de Bizkaia, eligiendo de cada una de ellas los jugadores más interesantes. Todos estos jugadores realizan unas sesiones bajo la observación de los técnicos del Athletic y al final de estas sesiones, algunos de ellos son seleccionados para que se incorporen al club en la siguiente temporada, y otros quedan descartados y siguen jugando en sus respectivos equipos.
Por otro lado, el propio Athletic Club de Bilbao organiza un campus de fútbol cada verano, donde cualquier niño que quiera puede participar. Pero bien es cierto, que todos los niños del campus juegan habitualmente a fútbol.

 

Participantes:

En este estudio, participaron 65 jugadores pre-seleccionados, de los cuales al final 21 jugadores fueron seleccionados y 44 jugadores no fueron seleccionados para incorporarse al club,  y por otro lado 34 jugadores que asistieron al campus de fútbol del Athletic Club. Ninguno de los participantes jugaba en la demarcación de portero. Todos eran nacidos en el año 2001 y las mediciones se realizaron en el año 2011, es decir, todos los jugadores eran de último año de benjamín,  para pasar a ser alevines la temporada posterior.
Todos los niños participaron voluntariamente en este estudio, los niños, sus padres/tutores y entrenadores fueron informados previa y correctamente sobre los posibles riesgos y beneficios del trabajo de investigación. Este estudio fue aprobado por el Comité de Ética para las Investigaciones relacionadas con Seres Humanos de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea.

 

Protocolo:

Una vez recogidos los datos personales (incluyendo la fecha de nacimiento), se realizaron las siguientes mediciones en las instalaciones de Lezama del Athletic Club (pabellón de hierba artificial):

1) Antropometría:

- Masa: La masa se midió en kilogramos, estando los jugadores de pie y quietos en el centro de la báscula y el peso repartido en las dos piernas. La báscula usada fue una Seca Quality Seal (Alemania).

- Altura: Usando un tallímetro portátil de plataforma T226 ASIMED (Barcelona), la altura se midió en centímetros; se midió la distancia entre el vértex y el plano de sustentación. Los jugadores se colocaban de pie con los dos pies juntos, colocando los brazos en paralelo al eje corporal y manteniendo la cabeza en el “plano de Francfort”.

- Pliegues cutáneos: Los pliegues cutáneos se midieron en milímetros, usando un plicómetro Holtain (Reino Unido). Se realizaron 3 mediciones en cada punto y se calculó la media, realizando todas las mediciones en el lado derecho del cuerpo. Los pliegues cutáneos medidos fueron el tricipital, subescapular, abdominal, suprailíaco, muslo anterior y pantorrilla. A partir de estas mediciones se calcularon las sumas de los pliegues de las extremidades, del tronco y la suma total de los pliegues.

  1. Pruebas físicas:

- Dinamometría de extremidad superior (Hand Grip): Se realizó está prueba para medir la fuerza de la extremidad superior y se usó un dinamómetro Jamar, realizando la medición en kilopondios. Los jugadores hicieron la prueba 3 veces con la mano dominante, con 30 segundos de recuperación entre cada repetición, siempre con el brazo totalmente extendido y en paralelo con el muslo y el glúteo.

- Salto en contramovimiento (CMJ): Para la realización de esta prueba las instrucciones dadas fueron las mismas en todos los casos, y cada jugador tuvo 3 intentos con un minuto de descanso entre cada intento. El salto se midió en centímetros mediante la ayuda del Microgate Optojump.

- Velocidad en 15m y 30m: La prueba de velocidad consistía en correr lo más rápidamente posible 30 metros lisos, midiéndose el tiempo necesitado en segundos a los 15 metros y a los 30 metros con la ayuda de células fotoeléctricas Microgate Racetime 2. Se colocó una célula fotoeléctrica en el punto de salida, otra a los 15 metros y otra a los 30 metros; una vez activadas las células, el propio jugador marcaba el inicio de la prueba, empezando a sprintar sin tener que esperar a un aviso externo. Se marcó claramente el punto de salida, y los jugadores colocaban el pie deseado justo detrás de dicho punto.

- Agilidad en 15m y 30m: La prueba de agilidad consistía en correr lo más rápidamente posible 30 metros, midiéndose el tiempo necesitado en segundos a los 15 metros y a los 30 metros con la ayuda de células fotoeléctricas Microgate Racetime 2; se colocó un cono cada 3 metros a lo largo de todo el recorrido y los jugadores debían recorrer los 30 metros zigzagueándolos.  Las células fotoeléctricas se colocaron en el punto de salida, a los 15 metros y a los 30 metros; una vez activadas las células, el propio jugador marcaba el inicio de la prueba, empezando a sprintar sin tener que esperar a un aviso externo. Se marcó claramente el punto de salida, y los jugadores colocaban el pie deseado justo detrás de dicho punto.

-Resistencia mediante el Yo-yo Intermitent Test Level I: Esta prueba de resistencia es progresiva (la intensidad va aumentando) y maximal (termina cuando el jugador decide que no puede seguir o cuando no puede mantener la velocidad requerida) El test consiste en realizar carreras de ida y vuelta sobre un tramo de 20 metros, con descansos intercalados y a una velocidad que aumenta progresivamente, hasta alcanzar el agotamiento. Mediante la ayuda de una grabación se emiten unos “bips”, los cuales marcan los tiempos de descanso y el ritmo de carrera. Los 20 metros suelen estar demarcados por dos líneas rectas y paralelas que los deportistas deben tocar en el momento de escuchar la señal sonora, y en caso de que no consigan llegar deben abandonar la prueba. La velocidad inicial de carrera fue de 10km/h para todos los participantes.

El material y protocolo usado fue el mismo para todos los jugadores en todas las mediciones. El calentamiento realizado fue el mismo en todos los casos, y todos los jugadores usaron ropa deportiva (pantalón corto y camiseta) y botas de fútbol de goma para la realización de las pruebas físicas, excepto la prueba de salto mediante CMJ, el cual se realizó con zapatillas deportivas.  Todas las pruebas físicas, excepto el Yo-yo Intermitent Test, se realizaron 3 veces y se registraron la media de los 3 intentos y la mejor marca obtenida. Para las mediciones antropométricas los jugadores asistieron en pantalón corto, descalzos y sin camiseta.

Análisis estadístico:

El tratamiento estadístico se realizó utilizando el programa SPSS 17.0 para Windows. Se utilizaron cálculos estadísticos descriptivos para calcular la media y la desviación estándar (DE).
Para establecer las diferencias entre grupos (seleccionados, no-seleccionados y campus-fútbol) se utilizó, una vez confirmada la normalidad de los valores a través de las pruebas Kolmogorov-Smirnov, el test T de Student para muestras independientes en caso de que se cumpliera la normalidad, y de U-Mann Whitney en el caso de que no fuese así.
El límite superior de significación estadística se estableció en p<0,05.

 

RESULTADOS

Respecto a los datos personales, son de interés las diferencias observadas en las fechas de nacimiento entre los 3 grupos que participan en este estudio. En la tabla 1, se muestra la distribución de las fechas de nacimiento a lo largo del año, en los jugadores seleccionados, no seleccionados y del campus de fútbol.
Podemos observar que, al igual que ocurre en la población general, la distribución de las fechas de nacimiento es homogénea en los participantes del campus de fútbol, siendo similar  el porcentaje de nacimientos en cada semestre, cuatrimestre y trimestre. No obstante, en los jugadores no-seleccionados y seleccionados, esta distribución no es homogénea; el porcentaje de los jugadores nacidos en los primeros meses del año es superior al de los nacidos en los últimos meses. Muestra de ello es, que el 71% de los jugadores no-seleccionados había nacido en el primer semestre y sólo el 29% en el segundo; de igual forma, el 47% de estos jugadores había nacido en el primer cuatrimestre, el 37% en el segundo y únicamente el 16% en el tercero.
En el caso de los jugadores seleccionados, la distribución de las fechas de nacimiento se aleja todavía más de una distribución homogénea, aumentando más el porcentaje de los jugadores nacidos al inicio del año y disminuyendo el de los nacidos hacia el final del mismo. Más del 80% de estos jugadores ha nacido en el primer semestre, y casi el 70% de los jugadores son nacidos los primeros 3 meses del año. El porcentaje de los jugadores seleccionados nacidos en el segundo semestre es del 19% y el de los nacidos el último cuatrimestre y trimestre únicamente del 12%.

Tabla 1: Distribución de las fechas de nacimiento por semestres, cuatrimestres y trimestres de los jugadores seleccionados, no-seleccionados y los participantes del campus de fútbol. Se muestra el número de jugadores y en paréntesis, el porcentaje correspondiente.

Tabla 1. Diferencias entre los jugadores seleccionados, no-seleccionados y del campus de fútbol del athletic club de bilbao.

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 21

 

1. semestre: Nacidos entre el 01-01 y el 30-06; 2. semestre: Nacidos entre el 01-07 y el 31-12.
1. cuatrimestre: Nacidos entre el 01-01 eta 30-04; 2. cuatrimestre: Nacidos entre el 01-05 y el 31-08; 3. cuatrimestre: Nacidos entre el 01-09 y el 31-12; 1. trimestre: Nacidos entre el 01-01 y el 31-03; 2. trimestre: Nacidos entre el 01-04 y el  30-06; 3. trimestre: Nacidos entre el 01-07 y el 30-09; 4. trimestre: Nacidos entre el 01-10 y el 31-12.
En cuanto a la antropometría, en los pliegues cutáneos los jugadores no-seleccionados mostraron valores significativamente inferiores (p<0,05) en el tricipital, subescapular, abdominal, suprailíaco y muslo anterior, así como en la suma de los pliegues de las extremidades, del tronco y de todos los pliegues, en comparación con los jugadores del campus de fútbol.
Entre los jugadores seleccionados y los del campus de fútbol, las diferencias significativas (p<0,05) se observaron en los pliegues tricipital, abdominal, muslo anterior y en la suma de los pliegues de las extremidades, del tronco y de todos los pliegues. Además, los jugadores seleccionados tenían significativamente  (p<0,05) menos peso que los jugadores del campus.
Por último, no observamos diferencias antropométricas estadísticamente significativas entre los seleccionados y los no-seleccionados. En la altura, tampoco observamos diferencias significativas entre los 3 grupos.

 

Tabla 2: Valores antropométricos de los jugadores seleccionados, no-seleccionados y del campus de fútbol del Athletic Club.

Tabla 2. Diferencias entre los jugadores seleccionados, no-seleccionados y del campus de fútbol del athletic club de bilbao.

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 21

 

Suma p. tronco: Suma de los pliegues subescapular, abdominal y suprailíaco.
Suma p. extremidades: Suma de los pliegues tricipital, muslo anterior y pantorrilla media. 
Suma pliegues: Suma de los pliegues tricipital, subescapular, supraespinal, abdominal, muslo anterior y pantorrilla media.
IMC: Índice de Masa Corporal,(kg/m2).
*p <0,05; diferencias significativas vs campus

En los resultados obtenidos en las pruebas físicas (Tabla 3), se observa que los jugadores seleccionados y los no-seleccionados consiguieron resultados significativamente mejores (p<0,05) que los jugadores del campus de fútbol en las pruebas de velocidad en 15m y 30m, agilidad en 15m y 30m y en el salto vertical (CMJ).
Los jugadores seleccionados obtuvieron los mejores resultados en la prueba de resistencia, marcando diferencias estadísticamente significativas (p<0,05) respecto a los jugadores no-seleccionados y del campus de fútbol. Además de en la prueba de resistencia, los jugadores seleccionados obtuvieron mejores resultados (p<0,05) que los no-seleccionados en la prueba de agilidad en 30m y en la dinamometría manual.

Tabla 3: Datos de las pruebas físicas realizadas por los jugadores seleccionados, no-seleccionados y del campus de fútbol del Athletic Club.

Tabla 3. Diferencias entre los jugadores seleccionados, no-seleccionados y del campus de fútbol del athletic club de bilbao.

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 21

 

Mejor marca: el mejor resultado conseguido en la prueba correspondiente.
Media: media de los tres intentos realizados.
CMJ (counter movement jump): salto contra-movimiento.
Yo-yo ITL1 (Yo-yo Intermitent Level 1): Prueba intermitente de Yo-yo, nivel 1.

*p <0,05; diferencias significativas vs campus
# p <0,05; diferencias significativas vs no seleccionados

 

DISCUSION

Este estudio compara los datos sobre la distribución de las fechas de nacimiento, las características antropométricas y las cualidades físicas entre los jugadores seleccionados, no-seleccionados y los del campus de fútbol del Athletic Club de Bilbao.
Uno de los resultados más importantes de este trabajo es la diferencia que hay en la distribución de las fechas de nacimiento, es decir, aquellos jugadores que nacen en los primeros meses del año son los que más opciones tienen de ser elegidos en los procesos de selección. Mientras que los jugadores del campus de fútbol se distribuyen homogéneamente a lo largo de todo el año (50% en el primer semestre, 50% en el segundo), más del 70% de los jugadores no-seleccionados pertenece al primer semestre, superando hasta el 80% en el caso de los jugadores seleccionados. Este efecto de la edad relativa (Relative Age Effect, RAE) ha sido también observado por otros autores (Cobley y col., 2009) y es especialmente significativo en el fútbol. Si además, realizamos la observación por trimestres, llama la atención que mientras el 70% de los jugadores seleccionados han nacido en el primer trimestre, sólo el 10% pertenecen al último. En el caso de los jugadores no-seleccionados, el porcentaje de los jugadores nacidos en el primer trimestre es superior al 30%, y el de los nacidos en el último, inferior al 5%. Sin embargo, los jugadores del campus de fútbol, siguen manteniendo esa distribución de manera homogénea, habiendo nacido el 25-30% de los jugadores en cada trimestre. Por lo tanto, a causa del efecto de la edad (RAE), parece que los jugadores más mayores tienen ventajas considerables para ser elegidos en los procesos de selección, dado que tienen más opciones de poseer características físicas más desarrolladas (Cobley y col., 2009).

Los datos antropométricos muestran que, aunque no se hayan observado diferencias significativas en los pliegues cutáneos entre los jugadores seleccionados y los no-seleccionados, todos ellos tienen una menor suma de pliegues respecto a los jugadores del campus de fútbol (p<0,05), siendo la diferencia superior al 25% en ambos casos. Teniendo en cuenta el menor sumatorio de pliegues y que no se observado diferencias significativas en cuanto a la masa y altura, parece lógico pensar que los jugadores seleccionados tengan probablemente una mayor masa muscular en comparación a los jugadores del campus de fútbol. No se han encontrado diferencias estadísticamente significativas (p<0,05) en cuanto a la altura.

Según Vicente-Rodriguez y col. (2003), tener menor porcentaje de grasa favorece tener unos mejores resultados en las pruebas físicas. En este estudio, hemos podido observar diversas y significativas diferencias en las pruebas físicas, lo que está en acorde con la idea de los requerimientos físicos múltiples en el fútbol: en los jugadores de fútbol no es imprescindible poseer cualidades físicas espectaculares, pero sí, en cambio, poseer altos niveles en todas ellas (Reilly y col, 2000). Los jugadores seleccionados y no-seleccionados que participaron en este estudio, consiguieron mejores resultados en todas las pruebas físicas en comparación con los jugadores del campus de fútbol, siendo las mayores diferencias en las pruebas de velocidad y agilidad en 15m y 30m (cercanas al 10%).
En otros estudios también se ha considerado que la prueba de agilidad puede ser la más determinante para la detección de talentos en fútbol (Mirkov y col., 2010), y los resultados observados en el presente trabajo van en la misma línea, ya que se observó una diferencia del 5% (p<0,05) en la prueba de agilidad en 30m entre los jugadores seleccionados y no-seleccionados. Además, se observaron también diferencias significativas (p<0,05) en la prueba de Hand Grip y en la prueba intermitente de resistencia Yo-yo entre estos 2 grupos, lo que sugiere que una mayor fuerza del miembro superior y una mayor resistencia son importantes a la hora de ser seleccionado.

Teniendo en cuenta la edad temprana de los participantes, puesto que el desarrollo de éstas se produce en la primera etapa de la adolescencia (Fernández-Gonzalo y col, 2010), y las diferencias tan significativas que se observan en las pruebas físicas, podría ser interesante de cara al futuro, la realización de un estudio similar en jugadores de mayor edad.

 

CONCLUSIONES

En la selección de los jugadores de fútbol tiene influencia el efecto de la edad relativa (RAE), siendo mayoritariamente los jugadores de los primeros meses del año los que son seleccionados, mientras que los jugadores del campus de fútbol siguen una distribución homogénea a lo largo de todo el año, como sucede en la población general.
Por otro lado, no hemos observado diferencias en los pliegues cutáneos entre los jugadores seleccionados y no-seleccionados, pero sí entre éstos y los jugadores del campus de fútbol.
Se observaron diferencias físicas (p<0,05) entre los jugadores seleccionados y no-seleccionados en la prueba de agilidad en 30m, en la prueba intermitente de resistencia Yo-yo y en la dinamometría manual mediante Hand Grip.
Por último, los jugadores seleccionados y no-seleccionados consiguieron resultados significativamente mejores (p<0,05) que los jugadores del campus de fútbol en las pruebas de velocidad en 15m y 30m, agilidad en 15m y 30m y en el salto vertical (CMJ). Los jugadores seleccionados, además, también obtuvieron mejores resultados que los del campus de fútbol en la prueba intermitente de resistencia.

 

BIBLIOGRAFÍA

Bunc V, Psotta R (2001). Physiological profile of very young soccer players. J Sports Med Phys Fitness. 41:337-41.

Cobley S, Baker J, Wattie N, McKenna J (2009). Annual age-grouping and athlete development: a meta-analytical review of relative age effects in sport. Sports Med. 39:235-256.

Fernández-Gonzalo R, De Souza-Teixeira F, Bresciani G, García-López D, Hernández-Murúa JA, Jiménez-Jiménez R, De Paz JA (2010). Comparison of technical and physiological characteristics of prepubescent soccer players of different ages. J Strength Cond Res. 24:1790-8.

 Gravina L, Gil SM, Ruiz F, Zubero J, Gil J, Irazusta J (2008). Anthropometric and physiological differences between first team and reserve soccer players aged 10-14 years at the beginning and end of the season. J Strength Cond Res. 22:1308-14.

Helsen WF, van Winckel J, Williams AM (2005). The relative age effect in youth soccer across Europe. J Sports Sci. 23:629-36.

Meylan C, Cronin J, Oliver J, Hughes M. (2010). Talent Identification in Soccer: The Role of Maturity Status on Physical, Physiological and Technical Characteristics. International Journal of Sport Science and Coaching 5:571-592.

Mirkov DM, Kukolj M, Ugarkovic D, Koprivica VJ, Jaric S (2010). Development of anthropometric and physical performance profiles of young elite male soccer players: a longitudinal study. J Strength Cond Res. 24:2677-82.

Pérez-Jiménez I, Pain M (2008). Relative age effect in Spanish association football: its extent and implications for wasted potencial. J Sports Sci. 26:995-1003.

Reilly T, Bangsbo J, Franks A (2000). Anthropometric and physiological predispositions for elite soccer. J Sports Sci. 18:669-83.

Vaeyens R, Philippaerts RM, Malina RM (2005). The relative age effect in soccer: a match-related perspective. J Sports Sci. 23:747-56.

Vicente-Rodríguez G, Jiménez-Ramírez J, Ara I, Serrano-Sánchez JA, Dorado C, Calbet JA (2003). Enhanced bone mass and physical fitness in prebubescent footballers. Bone. 33:853-9.

AGRADECIMIENTOS

- Este estudio se ha realizado gracias a la financiación del Gobierno Vasco (UE09+/07).
- JZL es un becario pre-doctoral del Gobierno Vasco (BFI-2010-228).

Responder

Otras colaboraciones