800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

25 may 2011

Llevar el entrenamiento un escalón más arriba

/
Enviado por
/
Comentarios0
/

Existen numerosas estrategias para poder enfatizar el entrenamiento deportivo. En este apartado se dan ejemplos para enlazar el entrenamiento con la competición que puedan enfatizar el rendimiento final competitivo en deportistas individuales y por equipo…

Autor: Wade McCIoskey

El artículo se centra en varias estrategias que se pueden utilizar para mejorar la calidad del entrenamiento de forma constante. El uso de éstas y otras estrategias aumentará el rendimiento del deportista durante las prácticas, llevando finalmente a la mejora del rendimiento competitivo.

Sé un atleta

Los atletas no son únicamente eso, generalmente, también son estudiantes, empleados, novios, novias, hijas, amigos y mucho más. Sin embargo, cuando estamos sobre la colchoneta, en el gimnasio o en la pista, el entrenador pretende que sean sólo atletas. Quiere que dejen de lado otros aspectos, responsabilidades y preocupaciones diarias para que se centren en la tarea que está llevando a cabo. Se debe dialogar con los deportistas sobre la importancia que tiene dejar otros asuntos fuera del entrenamiento o la competición. Enséñales como hacerlo. En definitiva, se trataría de enseñar a los deportistas a identificar un acto, relacionado con la preparación del entrenamiento, que sirva de gatillo para la transformación mental y así, ser exclusivamente atletas.

ser atleta

Los deportistas deben mentalizarse y preparase para el trabajo de entrenamiento antes de entrar al terreno de juego

Tener un motivo

Para esto, los deportistas deben definir un objetivo diario que sirva como estímulo para entrenar con un propósito cada día. Los deportistas se deben preguntar antes de cada sesión de entrenamiento: “¿qué voy a trabajar hoy para ser un mejor atleta?”. La respuesta a esta cuestión da sentido al entrenamiento, todo lo contrario que ir sobre la marcha. Los objetivos diarios aportan razones personales para entrenar con intensidad; esto es especialmente alentador (motivador) en los días que falta motivación.

Disponer de un diario

Los deportistas tienen que acostumbrarse a disponer de un diario de entrenamiento actualizado. En él deben especificar la cantidad de trabajo que realizan diariamente. Ésta labor proporciona una herramienta que no tiene precio a la hora de supervisar y evaluar el rendimiento diario. Además contribuye con ese granito de arena que va formando montaña (atleta). Los diarios no sólo se utilizan para saber lo que hacen cada día, también sirven para averiguar las cosas que han salido bien y las que no, el éxito específico en esa sesión determinada, las lecciones tácticas, las estratégicas que se han aprendido, etc. Saber al final del día si lo que se ha hecho sirve para cimentar el entrenamiento de calidad. Con el paso del tiempo sirve para determinar cambios importantes en el entrenamiento (en el volumen y/o la intensidad) con respecto a temporadas anteriores. Así pues, el diario permitirá comparar los resultados obtenidos hoy con los de etapas pasadas y así determinar con certeza los aspectos ha mejorar.

diario de entrenamiento

El trabajo de “oficina” es primordial tanto para entrenadores como deportistas.
El diario es la biblia del entrenamiento para todo aquel que quiera superarse

Encender la llama mental

El ambiente de entrenamiento se debe estructurar de forma que incida tanto en el plano físico como en el mental, de manera que la mente y el cuerpo trabajen en sintonía. No se puede conseguir calidad en el entrenamiento sin alimentar la “llama” mental.

En ocasiones da la impresión (sobre todo en deportes de equipo) que el plano físico está al rojo como una barra incandescente sobre la hoguera, pero se descuidan aspectos mentales que no se mantienen tan altos por lo que la llama solo brilla con luz mortecina. Se produce una desconexión cuando el cuerpo trabaja pero la cabeza no esta en sintonía al mismo nivel. En ocasiones, los deportistas no están atendiendo verdaderamente a la tarea que tienen entre manos! al perder la concentración canturreando el último éxito musical de moda, dedicando bromas a los compañeros, haciendo planes para esta noche, etc.

Enlazar entrenamiento con competición

Dado que los deportistas se preparan para la competición, construir un vínculo directo entre lo que hacen en el entrenamiento y las demandas con las que se enfrentarán durante la competición es otro aspecto que dotará de mayor calidad al entrenamiento. Esto es especialmente beneficioso para determinados aspectos del entrenamiento que a los deportistas no les gusta o les resulta complicado realizar y que quieren “terminar pronto con la tarea planteada”. El entrenador debería matizar la relación existente entre lo que se les pide en el entrenamiento y las demandas durante la competición. Esto puede resultar obvio para el entrenador, pero en muchas ocasiones no lo es tanto para los deportistas.

Por ejemplo, los días en los que se trabaja intensamente la potencia en el gimnasio se pueden relacionar con la necesidad de explosividad para que los nadadores despeguen del bloque de salida o que los corredores salgan disparados de los tacos. En este sentido, tenemos que un trabajo de resistencia, como sería correr largas distancias, para un judoka, un taekwondista o un luchador puede relacionarse con los últimos 30 segundos de la competición cuando ambos contrincantes, sobre el tatami, están alcanzado la fatiga física y/o mental.

Trabaja con los deportistas para conseguir entrenamientos de calidad. Comunícales que cada día realizarán un ingreso o una extracción en su banco de entrenamiento. Es su elección. En tal caso, los entrenadores deben establecer una estrategia efectiva para asegurar que cada día se realiza un depósito. Para aquellos deportistas que entrenan solos, se les presenta la misma cara de la moneda.

Responder

Otras colaboraciones