800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

27 sep 2014

Entrevista a Miguel Ángel García de la Concepción: Las lesiones en el fútbol: prevención y readaptación

 

lesiones_futbol

Sobre Miguel Ángel García:

Es licenciado en ciencias de la actividad física y el deporte por la Universidad de Gales y de Málaga, máster universitario en prevención y readaptación de lesiones deportivas en fútbol por la Real Federación Española de Fútbol, está realizando la tesis doctoral en ciencias de la actividad física y del deporte por la Universidad de Málaga y la Politécnica de Madrid y actualmente trabaja en Aspire Zone Foundation, en el Programa Nacional de Medicina del Deporte, proyecto de excelencia en fútbol, en Doha, Qatar. 

entrevista

Alto Rendimiento: - ¿Qué lesiones se dan en el fútbol y cuáles de ellas son más frecuentes?

Miguel Ángel García: -Pues, lesiones en el fútbol, de las más frecuentes según los estudios que en los últimos años se han ido realizando, las musculares son las que mayor incidencia lesional tienen. Dentro de las musculares, parece ser que las del muslo, tanto isquiotibial, músculo del cuádricep, son las más aparecen. Digamos que son los grupos musculares de más riesgo dentro de la práctica deportiva del fútbol. Hay algunos estudios hechos, por ejemplo en la UEFA 2005, hicieron el estudio de las últimas cinco Champion Leagues y vieron que el músculo isquiotibial y el abductor fueron los que más incidencia tenían con el 14 y el 9%. Y ya después, el esguince de tobillo y musculatura del cuádricep eran las que más se lesionaban. Entonces, bueno, son esos los músculos diana, que este deporte hace que lleguen más a lesionarse.

Alto Rendimiento: -¿Y en relación a las lesiones de rodilla?

Miguel Ángel García: -Aparecen en este estudio que te comento, están en quinto lugar y las lesiones de ligamentos y demás, también aparecen. Tienen menor incidencia, bastante menor incidencia, pero cuando se producen es verdad que la gravedad suele ser mayor.

Alto Rendimiento: -¿Ante qué mecanismos de lesión nos encontramos en el fútbol?

Miguel Ángel García: -Bueno, en fútbol podemos tener en cuenta, por un lado, las lesiones traumáticas, que vienen causadas por agentes externos -por carga de futbolista contrario, entrada, contusiones- y las lesiones no traumáticas, que son debido a factores de riesgo internos al futbolista. Digamos que aquí el cuerpo técnico, tanto como el cuerpo médico son los que tienen… es donde tienen más que decir, puesto que depende más de nosotros que del propio futbolista, tratar de preparar la musculatura, de preparar diferentes tejidos, de preparar las articulaciones para que soporten las diferentes cargas de trabajo que tienen en el deporte en sí. Esta es la parte en la que más incidencia podemos hacer nosotros. Así que, así, en resumen, traumáticas por un lado y las no traumáticas. Después ya dentro de las no traumáticas habrá mucha diferencia, a nivel muscular, a nivel óseo, a nivel ligamentoso, el mecanismo puede variar bastante.

Alto Rendimiento: -¿En qué medida son estas lesiones no traumáticas o intrínsecas evitables?

Miguel Ángel García: -Lleva mucho tiempo haciéndose mucho tipo de investigaciones y de trabajo a nivel de prevención de lesiones. Es verdad que hay protocolos que demuestran que se reduce la incidencia lesional, pero bajo mi punto de vista, evitar la lesión 100% del futbolista o asegurar que mediante un protocolo preventivo un futbolista no se va a lesionar, sería muy arriesgado. Sí creo que se puede disminuir la incidencia de lesiones pero no se puede abolir. En el fútbol, pese a ser un deporte lesivo, hay algunos estudios que hablan de que el porcentaje de lesión o de que un futbolista se lesione durante la temporada está entre el 65 y el 91%. Entonces, dudo que pueda hablarse de que la lesión es evitable, pero al menos sí nuestro trabajo podría ir enfocado a que la lesión trate de ser lo menos severa posible, o de que aparezca las menos veces posible, ¿no?

Alto Rendimiento: -¿Quieren incluir un programa de prevención de lesiones?

Miguel Ángel García: -Pues antes incluso de programar, conocer. Depende del deporte, en este caso el fútbol, conocer su primologia, es decir qué tipo de lesiones son las más frecuentes. Conocer el mecanismo de lesiones, de este tipo de lesiones. Y después para empezar, pues – bajo mi punto de vista- pues, bueno yo empezaría con un estudio completo del futbolista. A nivel antropométrico, buscando desequilibrio musculares, y diferentes factores que predispongan a la lesión. Después conocer el historial lesivo de cada jugador. Y a partir de ahí, pues, con un trabajo multidisciplinar de diferentes profesionales -como son los preparadores físicos, fisioterapeutas, nutricionistas y médicos-  tratar de atacar esas posibles causas que generan lesiones y fortalecer los puntos débiles del futbolista. A partir de ahí pues y en función de las estructuras, musculares, tendinosas, ligamentosas, trabajo de fortalecimiento, trabajo de flexibilidad, y algo que demande cada una de las estructuras.

Alto Rendimiento: -Has hablado de una valoración de los desequilibrios que pueda tener el futbolista. ¿Cómo valoramos esto?

Miguel Ángel García: -Pues la valoración funcional va a depender del profesional, va a depender del club, de las capacidades que tenga cada uno. Entiendo que mientras más pruebas puedan hacerse, mejor va a estar controlado el futbolista. Por un lado pues, se puede tratar de controlar el organismo, a nivel de prueba de esfuerzo, para controlar la función cardíaca, la función respiratoria, hacer analíticas para conocer el estado del nivel sanguíneo, a nivel de alimentación y demás. Y bueno, para conocer también el estado del aparato locomotor hay diferentes tests: pruebas antropométricas para conocer la composición corporal del jugador, valoraciones de rangos articulares, nuevas tecnologías como son la tensiomiografía que mide el tono muscular del músculo, la rigidez, la termografía, que mide la radiación en el cuerpo e intenta medir también que no haya una descompensación a nivel de temperatura de estructura muscular y demás. Hay una amalgama bastante grande de pruebas. Va a ir en función de las posibilidades del club, de las posibilidades de los profesionales, aquellas que se puedan agravar realizando.

Alto Rendimiento: -Asimismo has hablado sobre la importancia de un trabajo de potenciación y otro de flexibilidad. ¿Qué incluirían estos dos programas? ¿Qué tipos de trabajos? ¿Qué tipos de ejercicios?

Miguel Ángel García: -Por ejemplo uno de los músculos que hemos comentado antes, que más incidencia tiene en el fútbol, es la musculatura isquiotibial o isquiosural. Se conoce por su mecanismo lesional, que suele darse en contracciones excéntricas. Por ejemplo a nivel de potenciación o de fortalecimiento, incluir trabajos en esta musculatura parece estar muy bien indicado. Y si tienen protocolos, está adaptado, aunque no parezca ser muy específico del deporte y del gesto, sí está adaptado que disminuye la incidencia lesional. Por tanto, en función del régimen y la contracción que el músculo suela hacer o cómo suela lesionarse, pues por ahí tendrá que ir el trabajo. El trabajo excéntrico a nivel muscular tiene muy buenos datos de que realmente sí llega a prevenir o a disminuir la incidencia lesional.

Alto Rendimiento: -Y dentro de un microciclo, para que este trabajo excéntrico no interfiera con la competición. ¿En qué día o qué días recomendaría su ubicación?

Miguel Ángel García: -Esto difiere mucho. Hay mucha discusión en congresos y conferencias y en los bares entre los propios preparadores físicos. Algunos estudios he visto recientemente que hablan de realizar el trabajo excéntrico por ejemplo inmediatamente después del entrenamiento o incluso del partido porque lo que hace es que se impulsa el umbral lesivo. Es decir, en el momento en que el músculo se lesiona digamos que lo retrasa, da al músculo una capacidad mayor de existencia a la fatiga. Siguiendo esto un poco, yo me aventuraría a que días después de entrenar, el día después del partido por ejemplo, el día después del partido yo no me preocuparía en hacer trabajo excéntrico -habría que controlar la carga- y en un microciclo normal, donde se juega domingo a domingo, bajo mi punto de vista hacerlo lunes o martes incluso no sería ningún problema. Habría que tener en cuenta y tener cuidado de que al día siguiente no hubiera una carga extrema o de que este trabajo excéntrico no fuera excesivamente alto. Pero prefiero hacerlo más cerca del partido que se ha jugado, es decir postpartido, a hacerlo más cerca del prepartido, es mi opinión personal.

Alto Rendimiento: -Y a nivel de flexibilidad, ¿qué tipo de ejercicios crees que son óptimos para el desarrollo de esta capacidad?

Miguel Ángel García: -La flexibilidad la verdad es que crea bastante controversia. Hay diferentes profesionales que hablan de cosas muy diferentes. En este caso, el desarrollo per se de la flexibilidad y buscar rangos articulares muy amplios en los futbolistas, bajo mi punto de vista no creo que sea un objetivo primordial dentro del acondionamiento físico. A la hora de recuperar lesiones tampoco estar atado -perdón, de recuperar tras el ejercicio- tampoco estar atado a que sea efectivamente eficaz. Pero bueno, hay muchos futbolistas que sí necesitan, para sentir el músculo más relajado, para sentir menor stiffness digamos, ese estiramiento después del entrenamiento. Cada sesión de entrenamiento, al acabar, hacemos un estiramiento de entre siete, 10, 15 minutos, es lo que yo suelo hacer y lo que más suelo ver hacer. Si hace falta desarrollarla durante un microciclo o durante la sesión en exceso para ganar amplitud de movimiento, ahí yo tengo mis dudas.

Alto Rendimiento: -¿Qué grupos musculares crees tú que deben ir encaminados más hacia un componente de stiffness y qué otros grupos musculares más hacia un componente más de complianza?

Miguel Ángel García: -Pues en este caso por ejemplo, y sí puedes hacerlo por ejemplo tras la sesión de entrenamiento, focalizar, como tú dices, en diferentes grupos musculares, en este caso cuádriceps y gemelos, que son músculos más reactivos, músculos más de potencia, doterles de mayor flexibilidad o de mayor elasticidad podría tener igual o menor sentido. En este caso la musculatura isquiotibial, que sí se lesiona en elongación o el mecanismo excéntrico, dotarle de mayor amplitud de movimiento, de un mayor rango de movimiento sí puede tener más sentido, en la musculatura abductora igual. Entonces si tuviera que elegir por ejemplo, tras un partido, la última temporada que estuve activo en España sí recuerdo que se focalizaba más en esos estiramientos pasivos de más larga duración de la musculatura abductora e isquiotibial. A nivel de gemelos y de cuádriceps focalizábamos un poco menos porque entendemos que es un músculo más bien reactivo que no necesita de tanto trabajo de flexibilidad como los anteriormente mencionados.

Alto Rendimiento: -Dentro de las lesiones, entre ellas ¿cuáles crees que exigen una readaptación más costosa?

Miguel Ángel García: -¿Más costosa? Bueno, un poco depende de lo que entendamos por costoso pero bueno, yo hablaría siempre de la gravedad de la lesión. Depende de la gravedad que tenga, independientemente de la estructura o del tejido, va a ser más costoso o menos. Teniendo en cuenta el tejido que se lesione, si es músculo o tendón, cartílago o hueso, aquellos que estén menor irrigados a nivel sanguíneo, que tengan menos capacidad de regeneración, van a ser más complejos de recuperar o será una lesión más compleja de recuperar. El cartílago por ejemplo tiene poca irrigación, el tendón en este caso, comparado con el tejido muscular va a tener menor capacidad de regeneración y serán siempre más complejas. A partir de ahí, va a depender del  grado de la lesión. Dentro de un año la lesión muscular no será igual a una lesión de grado uno, una lesión muscular que tenga también parte del tendón lesionado. Va a variar bastante.

Alto Rendimiento: -¿Las lesiones se subsanan completamente o tras la readaptación suelen quedar secuelas?

Miguel Ángel García: -Personalmente no creo que el tejido vuelva a quedar igual que antes de la lesión. De hecho, uno de los aspectos que se habla para el trabajo preventivo es preguntar por lesiones que tuvo el futbolista anteriormente, porque aunque está abierto y expuesto a que se lesione por cualquier tipo de mecanismo y esté abierto a cualquier tipo de lesión que está expuesto cualquier futbolista, es cierto que la lesión que ya has tenido puede aparecer de nuevo. Es más fácil que aparezca una lesión que ya has tenido que una nueva. ¿Por qué es esto? Porque el tejido, en teoría y aparentemente, no va a quedar igual. Esto no quiere decir que una vez que ya has tenido la lesión y que el tejido ha sido cicatrizado más o menos correctamente, el futbolista no vaya a rendir igual o más, y que este tejido no vaya a rendir igual o mejor que antes.

Alto Rendimiento: -¿Qué debe incluir un programa de readaptación deportiva?

Miguel Ángel García: -Un programa, al igual que el preventivo, debe ser un trabajo, sobre todo, multidisciplinar, consensuado por médicos, fisio, cuerpo técnico. Hay diferentes autores, hay diferentes profesionales que le dan diferentes nombres a cada fase y se ponen tres, cuatro fases. Pero así un poco a modo general la primera fase, que se llama médica -más terapéutica- donde se orientaría más a la sanación del tejido, a recuperar la lesión per se, y a partir de ahí, cuando ya hay un alta médica, ya la estructura lesional, la estructura que se ha lesionado, está recuperada, empezar a reorientar el músculo o la lesión en sí hacia el deporte, acabando con un… lo que sería una readaptación funcional y acabar pues, con un reentrenamiento. Habría que,  una vez que el músculo está sano, que el deportista está sano, habría que acabar con un reentrenamiento para volver a optimizar la estructura del jugador. No habría que olvidar que en todo trabajo de readaptación desde que el futbolista, en este caso, está lesionado, tiene una lesión,  pero el resto del cuerpo o la otra pierna o el resto de la estructura de la misma pierna está sana. Por tanto seguir avanzando en esa estructura, incluso hacer trabajo preventivo en ella, será muy importante. No por tener una lesión en una rodilla izquierda se debe parar completamente. Incluso desde el primer día se puede empezar a trabajar otras estructuras, de forma que el futbolista no retrase su trabajo.

Alto Rendimiento: -¿Cómo sería un protocolo de readaptación para una lesión muscular? Pongamos por ejemplo, una rotura en isquiotibiales.

Miguel Ángel García: -De nuevo, dependiendo un poco de la gravedad en una rotura completa. En una rotura de dos, tres, cuatro, cinco centímetros, lo que hay que tener siempre en cuenta y es muy importante es conocer cómo regenera el tejido. Las tareas que se vayan dando, los ejercicios que se pueden ir haciendo, lo va a determinar no la teoría per se sino cómo es la fisiología del tejido a la hora de recuperar, la fisiología de recuperación. En este caso, entre que se va formado el tejido cicatrizal, etcétera, al principio habrá que hacer reposo si la lesión es importante y con el tiempo ir dándole movilidad al músculo y tratar de reorientar esa fibra muscular en nuevas que se generan de forma correcta para evitar cierta fibrosis, etcétera. La evolución del tipo de contracción pues, se puede pasar de la contracción isométrica, al principio un acortamiento en función de que la cicatriz vaya estando cada vez más fuerte pues se le podrá poner concéntrico, movilidad y algo más de estiramiento y al final puede empezar ya con potenciación y con trabajo excéntrico con altas cargas, a groso modo.

Alto Rendimiento: -Y ya para terminar, ¿qué pruebas debe incluir la valoración funcional que va a permitir dar al deportista lesionado la alta deportiva?

Miguel Ángel García: -¿Qué pruebas? Si se tienen datos previos a la lesión, lo ideal sería que las pruebas que se han hecho, como hemos comentado antes, tensiomiografía, tomografía, valoraciones de rangos articulares, etcétera, que dieran los mismos niveles previos a lesión. Sería -como tú dices- idóneo para tener ya el alta deportiva y poder empezar a competir. Pruebas, las que se hayan hecho previas. Por tanto, si tú antes de… Al empezar la pre temporada o en cualquier momento tienes al futbolista valorado a nivel antropométrico, a nivel rango articular aductores, rango articular en la rodilla, etcétera, repetir esas mismas pruebas y cuando ese futbolista haya vuelto a sus valores pre lesión, podemos entender que puede estar más capacitado para la vuelta. Creo que lo mejor es compararlo consigo mismo. Puede haber datos generales, para que puedas comparar. Pero lo mejor creo que será que lo compares con el mismo futbolista de cara a hacerlo lo más especifico posible.

banner_lesiones_deportivas

Responder

Otras colaboraciones