800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

7 may 2009

Evaluación de aspectos organizativos del programa extraescolar luditarde de la ciudad de a coruña

/
Enviado por
/
Comentarios0
En esta comunicación se estudian aspectos organizativos fundamentales del programa extraescolar “Luditarde” de la ciudad de A Coruña. Se presta especial atención a las valoraciones que hacen los usuarios de la organización de las actividades físico-deportivas del programa, a las que se dedica una parte considerable del tiempo disponible.

 
Autor(es): Fraguela Vale, Raúl: Lera Navarro, Ángela: Varela Garrote, Lara: Arufe Giráldez, Víctor
Entidades(es): Facultad de Ciencias de la Educación. Universidad de A Coruña
Congreso:V Congreso nacional de las ciencias del deporte y la educación física
Pontevedra:7-9 de Mayo de 2009
ISBN: 978-84-613-1660-1
Palabras claves: Evaluación de programas extraescolares, organización actividades extraescolares, estudio satisfacción usuarios.

RESUMEN

En esta comunicación se estudian aspectos organizativos fundamentales del programa extraescolar “Luditarde” de la ciudad de A Coruña. Se presta especial atención a las valoraciones que hacen los usuarios de la organización de las actividades físico-deportivas del programa, a las que se dedica una parte considerable del tiempo disponible. También se estudia la pertinencia de los aprendizajes que se producen en “Luditardee” y la satisfacción de los participantes y sus familias con elementos de su estructura, como los educadores, otro personal del centro, las instalaciones, el material, etc. El programa extraescolar estudiado es una propuesta interdisciplinar de ocio desarrollada por el Servicio Municipal de Educación del Ayuntamiento de A Coruña y por la Federación Provincial de APAs de Centros Públicos. Su duración es de 2 horas al día durante 5 días a la semana (de lunes a viernes) y aproximadamente la mitad de este tiempo se dedica a actividades físico-deportivas. La muestra está formada por alumnos (tanto participantes como no participantes en el programa) de colegios públicos de la ciudad de A Coruña en los que se imparte el programa “Luditarde”, con edades comprendidas entre los 8 y los 12 años y los padres de los participantes en el programa. Para obtener información de los colectivos de alumnos y padres se recurrió al cuestionario. Los resultados indican que tanto los participantes en “Luditarde” como sus padres se muestran altamente satisfechos con diversos elementos organizativos del mismo y los primeros, además, han visto superadas sus expectativas iniciales.

Este trabajo está integrado en un proyecto de investigación más amplio sobre actividades extraescolares y educación del ocio de la infancia.

INTRODUCCIÓN.

En esta comunicación se estudian aspectos organizativos fundamentales del programa extraescolar “Luditarde” de la ciudad de A Coruña. Se presta especial atención a las valoraciones que hacen los usuarios de la organización de las actividades físico-deportivas del programa, a las que se dedica una parte considerable del tiempo disponible. También se estudia la pertinencia de los aprendizajes que se producen en “Luditarde” y la satisfacción de los participantes y sus familias con elementos de su estructura, como los educadores, otro personal del centro, las instalaciones, el material, etc.

En primer lugar, los participantes en el programa valoraron el interés de los aprendizajes que se les plantearon, así como su nivel de complejidad. En el bloque dedicado al estudio de las actividades físico-deportivas, se analizó el tiempo dedicado a la práctica deportiva en el programa, la cantidad de intercambios deportivos realizados durante el curso, la preferencia por los intercambios deportivos frente a las competiciones deportivas habituales y las prioridades que tienen los educadores cuando plantean actividades físico-deportivas (victoria, habilidad, respecto de las reglas o participación). Por último, en el apartado dedicado a la valoración de la satisfacción, los participantes ofrecieron su opinión sobre las instalaciones, el material, su relación con los compañeros, los educadores tutores y especialistas, el personal del AMPA y con el programa en general. Los padres, por su parte, informaron de su satisfacción con los educadores, el personal del AMPA, los aprendizajes de sus hijos en el programa, el cumplimiento de los horarios y con el “Luditarde” en general.

El programa extraescolar estudiado es “Luditarde”, una propuesta interdisciplinar de ocio desarrollada por el Servicio Municipal de Educación del Ayuntamiento de A Coruña y por la Federación Provincial de APAs de Centros Públicos. “Luditarde” posee carácter interdisciplinar y se caracteriza por el trabajo trasversal de sus contenidos. Tiene una duración de dos horas diarias, de lunes a viernes, durante el curso escolar. Aproximadamente la mitad de este tiempo se dedica a actividades físico-deportivas. El programa se define como “un paquete global de actividades relacionadas con un centro de interés urbano ligado a temas transversales (educación vial, para la paz, para la salud, medioambiental, cívica…) a partir de los cuales se desarrollan los distintos contenidos: dinamización teatral, animación a la lectura, ajedrez, producciones plásticas, música, actividades físico-deportivas e informática” (Servicio Municipal de Educación, 2003: 27). Se trata de una iniciativa que toma la ciudad como eje central, en torno al cual se desarrollan sus contenidos, y que tiene en la Educación del Ocio y de la ciudadanía sus referencias principales.

MATERIAL Y MÉTODOS.

Las poblaciones y muestras participantes en el estudio se describen a continuación:

  • Participantes: alumnos de entre 8 y 12 años inscritos en el programa “Luditarde”. Los sujetos participantes, de los que se solicitó información a través de un cuestionario, fueron 99 (73,88 % del total de alumnos inscritos en el programa en estas edades).
  • No participantes: Para realizar comparaciones con el grupo anterior, se seleccionó un grupo control no equivalente a través de un muestreo por cuotas en el que la edad, el género, el curso y el colegio fueran coincidentes con los de los participantes. El grupo se configuró con 122 alumnos (20,24% de la población), de los que se obtuvieron datos a través de un cuestionario.
  • Familiares de los participantes: colectivo formado por 57 padres, madres o tutores de los participantes, lo que supone un porcentaje del 63,33% de la población. Para recoger las aportaciones de los padres de los participantes, se utilizó el cuestionario.

Para el análisis de datos se empleó tanto estadística descriptiva (distribución de frecuencias y medidas de tendencia central) como inferencial no paramétrica (Chi-cuadrado y U de Mann-Witney).

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Valoración de los aprendizajes

En el siguiente bloque de cuestiones se les solicitó a los participantes que valoraran los aprendizajes adquiridos a lo largo del curso en el programa. Sobre este aspecto se mostraron muy de acuerdo en que lo aprendido había sido divertido e interesante (mediana=4 en ambos casos) y bastante de acuerdo en que “era lo que querían aprender” y que les sería de utilidad para su tiempo libre (mediana=3 en ambos casos).

Sobre la complejidad de dichos aprendizajes, opinaron que las actividades eran adecuadas a su nivel (65,5%) y, en menor medida, que eran muy sencillas (34,5%). En ningún caso valoraron que las propuestas eran excesivamente complejas para ellos.

Organización del área de actividad motriz (físico-deportiva)

Dentro de la valoración global de distintos elementos de la estructura de “Luditarde”, se dedicaron varias cuestiones a la organización de las actividades físico-deportivas.

En primer lugar, los participantes opinaron sobre si es necesario dedicar sesiones al deporte en el programa. Un 98% de los sujetos respondieron afirmativamente a esta cuestión. También valoraron el tiempo dedicado al deporte en el programa. Los resultados (gráfico nº 1) indican que a la mayoría de los encuestados ese tiempo les parece correcto. Sin embargo, se detecta un porcentaje muy relevante de participantes que consideran que “es poco tiempo”, lo que puede interpretarse como una demanda implícita de una mayor carga horaria para las actividades del área de actividad motriz.

Gráfico nº 1. Valoración de los participantes del tiempo dedicado al deporte en “Luditarde”

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 10

Los intercambios deportivos son una forma de competición adaptada con un reglamento elaborado específicamente por los educadores de “Luditarde”, más simple que el oficial y con adaptaciones destinadas a hacer asequible la competición a todos los participantes. Se busca reducir la importancia de la victoria-derrota en el resultado final de los enfrentamientos, que se presentan como convivencias.

Los participantes valoran positivamente la cantidad de intercambios deportivos realizados a lo largo del curso (gráfico nº 2). La mayoría sostienen que su número “está bien”, aunque un 26,5% consideran que son pocos y un 11,2% opinan lo contrario. Gráfico nº 2. Valoración de los participantes del número de intercambios deportivos realizados en el programa

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 10

Para comprobar el nivel de aceptación del sistema de competición deportiva basado en los intercambios deportivos, lo participantes tuvieron que elegir entre éstos y las competiciones deportivas normales (que tienen como referencia las reglamentaciones federativas de cada disciplina deportiva). Aunque una parte importante de los sujetos (56,1%) prefieren los intercambios deportivos, su implantación parece encontrarse con cierta resistencia por parte de un sector también relevante de los participantes. Un 43,9% prefiere las competiciones deportivas normales a la fórmula propuesta en “Luditarde”. Esta situación podría ser una fuente de insatisfacción para alguno de los niños, ya que el programa no permite compaginar ambos formatos, sino que opta por una estructura en la que los tantos obtenidos (goles, canastas, puntos, etc.) son sólo una de las variables (y no la más importante) para determinar qué equipo es el ganador.

El tipo de competición propuesta es tan solo uno de los elementos que configuran el proyecto formativo del área de actividad motriz de “Luditarde”. Otro de los aspectos destacados es el enfoque que los educadores dan a las prácticas, ya que la actitud de los docentes ha sido señalada como un elemento clave para la participación de los jóvenes en actividades físico-deportivas. Para determinar qué percepción tienen los alumnos sobre las prioridades de sus docentes respecto a la práctica motriz, tuvieron que elegir una de las cuatro opciones señaladas en la tabla nº 1. En ella se comparan las respuestas de los participantes en el programa -que opinan sobre los educadores de “Luditarde”- con las de los no participantes -que valoran las prioridades de sus educadores en los contextos en los que practican actividad físico-deportiva-.

Para poder comparar ambos grupos, se analiza cada categoría de respuesta como una variable dicotómica (si-no). La prueba Chi-cuadrado informa de que la percepción que tienen los alumnos sobre las prioridades de sus educadores es similar para las opciones “que ganemos a los contrarios” y “que cumplamos las reglas”, pero difieren respecto al buen juego y a la participación de todo el equipo.

Tabla nº 1. Relación entre el tipo de participación y la percepción que tienen los alumnos de las prioridades de sus educadores respecto a la práctica físico-deportiva (prueba Chi-cuadrado)

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 10

En el gráfico nº 3 se muestra el análisis descriptivo de estas variables para ambos grupos. Como puede apreciarse, tanto participantes como no participantes, coinciden en que sus educadores dan poca relevancia al resultado (victoria-derrota) y en que el cumplimiento de las reglas es algo que priorizan bastante cuando realizan práctica físico-deportiva. Respecto a las categorías en las que existen diferencia entre las percepciones de los participantes y los no participantes, los niños que acuden a “Luditarde” creen que sus educadores priorizan la participación (“que todos los del equipo juguemos”) de forma importante, mientras que los que realizan actividad física en otros contextos, perciben que sus educadores se centran en el desarrollo de habilidades (“que juguemos bien”).

Gráfico nº 3. Percepción de los alumnos sobre las prioridades de sus educadores respecto a la práctica físico-deportiva. Comparación entre participantes y no participantes

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 10

Estos datos informan de que el planteamiento práctico del área motriz del programa es coherente con sus fundamentos educativos, centrados en la promoción de la participación y en la filosofía del “Deporte para Todos”. Cualquier otra finalidad que se pretenda alcanzar, está supeditada a que todos los alumnos tengan facilidades para practicar. Los propios participantes en “Luditarde” así lo perciben.

Valoración de la satisfacción

La satisfacción de los niños con los programas a los que acuden, suele considerarse como uno de los indicadores más relevantes para determinar el éxito de los mismos. Sobre este aspecto se solicitó la opinión tanto de los participantes, como de sus padres, al considerar que éstos son usuarios indirectos de los servicios de “Luditarde”, además del importante papel que desempeñan en la decisión sobre las actividades de tiempo libre de sus hijos.

En la tabla nº 2 se recoge el nivel de satisfacción de los participantes con distintos elementos de “Luditarde”. Para simplificar los datos, se agruparon los porcentajes de las categorías de respuesta favorables (bastante y totalmente de acuerdo), indicando a continuación la mediana. Los participantes se muestran altamente satisfechos con los elementos señalados: en todos los casos, el porcentaje de acuerdo supera el 80% y la mediana es 4 (valor que se corresponde con la categoría “totalmente de acuerdo”). Se trata de un dato muy positivo para “Luditarde”, que recibe una retroalimentación altamente favorable de sus participantes.

Tabla nº 2. Satisfacción de los participantes con distintos elementos del programa

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 10

En el caso de los padres, también se recogen valoraciones altamente favorables sobre distintos elementos del programa. Como se refleja en la tabla nº 3, el 90% de los padres muestran su satisfacción con dichos elementos. El valor de la mediana es 4 (“totalmente de acuerdo”) para la satisfacción con los educadores, el personal de la AMPA y los aprendizajes de sus hijos y 3 para el cumplimiento de los horarios y el programa “Luditarde” en general. Estos datos refuerzan una tendencia señalada para el sector extraescolar que indica que, en general, los padres expresan un alto nivel de satisfacción con los programas a los que acuden sus hijos (Schwendiman y Fager, 1999; Friedman y Bleiberg, 2002; Afterschool Alliance, 2004; Geiger y Britsch, 2004, etc.).

Tabla nº 3. Satisfacción de los padres con distintos elementos del programa

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 10

En aquellas variables sobre las que opinaron tanto los participantes como los padres, se estudió la existencia de diferencias en la satisfacción expresada por ambos grupos (tabla nº 4). No existen diferencias significativas (hay concordancia) entre los alumnos y los padres a la hora de valorar su satisfacción con la AMPA de su colegio, el educador de su grupo y el programa “Luditarde” en general, si bien hay que señalar valores sensiblemente más altos (mayor satisfacción) en el colectivo de los alumnos en esta última variable.

Tabla nº 4. Satisfacción con distintos elementos del programa(prueba de Mann-Whitney). Comparativa entre participantes y padres

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 10

La valoración de los participantes en una actividad no depende exclusivamente de las características de la misma, sino de la interacción de los resultados conseguidos con las expectativas que sobre ella se habían creado los sujetos. Para integrar este aspecto en el análisis, se solicitó a los participantes que expresaran el nivel de cumplimiento de sus expectativas iniciales sobre “Luditarde”. Como se refleja en el gráfico nº 4, la mayoría de los encuestados vio superadas sus expectativas y un porcentaje importante las confirmó. Sólo un 8,2% indica que lo realizado en el programa fue “peor de lo que esperaba”.

Gráfico nº 4. Grado de cumplimiento de las expectativas de los participantes respecto a “Luditarde

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 10

CONCLUSIONES

Los participantes en el programa valoran muy positivamente los aprendizajes adquiridos a lo largo del curso, ya que indican que fueron divertidos, interesantes, que les serán de utilidad para su tiempo libre y que su complejidad fue adecuada a su nivel.

En lo referente a las cuestiones sobre la organización de las actividades físico-deportivas, los participantes indicaron casi unánimemente que es necesario dedicar sesiones al deporte en el programa. Aunque a la mayoría de los encuestados el tiempo dedicado al deporte en “Luditarde” les parece correcto, se detecta un porcentaje muy relevante (44,7%) que consideran que es poco tiempo, lo que puede interpretarse como una demanda implícita de una mayor carga horaria para las actividades del área de actividad motriz.

Los participantes valoran positivamente la cantidad de intercambios deportivos realizados a lo largo del curso, sin embargo, un 43,9% prefiere las competiciones deportivas normales. Esta situación podría ser una fuente de insatisfacción para alguno de los niños, ya que el programa no compagina los intercambios deportivos con otro tipo de competiciones.

Los participantes creen que sus educadores priorizan la participación de forma importante, mientras que los no participantes que acuden a otras actividades físicas extraescolares, perciben que sus educadores se centran en el desarrollo de habilidades.

Tanto los participantes en “Luditarde” como sus padres, se muestran altamente satisfechos con diversos elementos clave del mismo y los primeros, además, han visto superadas sus expectativas iniciales.Estos resultados refuerzan una tendencia señalada por la investigación que indica que, en general, participantes y padres expresan un alto nivel de satisfacción con los programas extraescolares.

BIBLIOGRAFÍA

  • Afterschool Alliance (2004): America After 3 PM: A household survey on afterschool in América. Extraído el día 5 de diciembre de 2005 desde http: // www. afterschoolalliance.org/america_3pm.cfm.
  • Friedman, L. N. y Bleiberg, M. S. (2002): “The long-term sustainability of after-school programs: the After-School Corporation´s strategy”. New Directions for Youth Development, nº 94, pp. 19-39.
  • Geiger, E. y Britsch, B. (2004): Out-of-school time program evaluation. Tools for action. Extraído el día 19 de enero de 2007 desde http: // www. nwel. org / ecc / 21century / publications / ost_tools.pdf.
  • Schwendiman, J. y Fager, J. (1999): After-school programs: good for kids, good for communities. Portland: Northwest Regional Educational Laboratory.
  • Servicio Municipal de Educación (2003): Aprender en Coruña (Curso 2003-2004). A Coruña: Ayuntamiento de A Coruña.

Responder

Otras colaboraciones