800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

7 may 2009

Felipe serrate: “el gran desconocido de la educación física española”

/
Enviado por
/
Comentarios0
La aportación española en el campo de la Educación Física y el Deporte, desde los comienzos de su enfoque educativo y científico, es poco conocida pero especialmente brillante. Nuestro país en el siglo XIX aportó personalidades como Amorós que, acogido en Francia.

 
Autor(es): Lorenzo Javier Regidor Delgado, Diana Ruiz Vicente.
Entidades(es):
Congreso: V Congreso nacional de las ciencias del deporte y la educación física
Pontevedra- 7-9 de Mayo de 2009
ISBN: 978-84-613-1660-1
Palabras claves: Ilustración Gimnástica, Amorós y Conde Villalobos, Gimnasio, Gimnasia.

Resumen

La aportación española en el campo de la Educación Física y el Deporte, desde los comienzos de su enfoque educativo y científico, es poco conocida pero especialmente brillante. Nuestro país en el siglo XIX aportó personalidades como Amorós que, acogido en Francia.

La publicación de la “Ilustración Gimnástica” nos permite comprender cómo fue el ambiente de finales del siglo XIX, en relación con la pedagogía físico-deportiva, el esfuerzo para dotarla de enfoque científico y su entronque como parte de la cultura.

Felipe Serrate editó por su cuenta y riesgo entre 1886 y 1887 la revista “Ilustración Gimnástica” fruto de su interés por divulgar la práctica de la gimnasia en la sociedad bilbaína y que es fiel reflejo del desarrollo de la actividad física en la España del Siglo XIX y XX.

Llega a Bilbao al obtener la plaza oficial (eran tres los concursantes) de profesor de gimnasia del Colegio General de Vizcaya, que fue el primer centro docente que estableció la disciplina de Gimnasia de modo oficial en España.

Obra olvidada y no conocida de un hombre que dedicó toda su vida a la educación a través del ejercicio físico. Don Felipe Serrate tiene un puesto relevante en la docencia y práctica de la gimnasia española, continuador de la obra de Amorós, significa que su labor pedagógico fue clave en el devenir del deporte de toda Vizcaya y de España.

Introducción

La aportación española en el campo de la Educación Física y el Deporte, desde los comienzos de su enfoque educativo y científico, es poco conocida pero especialmente brillante. Nuestro país en el siglo XIX aportó personalidades como Amorós que, acogido en Francia, pudo desarrollar allí una fructífera labor que se considera fundamental para comprender el desarrollo de la educación física europea y, en especial, la francesa. La labor de pedagógica de Amorós tuvo en nuestro país continuidad en instituciones públicas y privadas, con gran vitalidad y profesionales de extraordinario relieve. La publicación de la “Ilustración Gimnástica” nos permite comprender cómo fue el ambiente de finales del siglo XIX, en relación con la pedagogía físico-deportiva, el esfuerzo para dotarla de enfoque científico y su entronque como parte de la cultura. El contenido queda claramente definido en su subtítulo <Tratado teórico-práctico de los principios y reglas de aplicación de la Gimnastica Médica, Higiénica y Ortopedia, y todo cuanto se relaciona con la Educación Física>.

Método

Investigación Histórica.

Resultados

1º Antecedentes: Amorós y Conde de Villalobos 2º Obra de Felipe Serrate. 3º Ilustración Gimnástica. 4º Memoria para profesor gimnasta del colegio General de Vizcaya

Felipe Serrate editó  por su cuenta y riesgo entre 1886 y 1887 la revista “Ilustración Gimnástica” fruto de su interés por divulgar la práctica de la gimnasia en la sociedad bilbaína y que es fiel reflejo del desarrollo de la actividad física en la España del Siglo XIX y XX. Felipe Serrate nace en 1831 en Lisboa accidentalmente ya que sus padres se habían exiliado por problemas políticos de época. Su padre era Director de una Compañía Equestre en Cadiz y el mismo  cargo desempeñaba un tío suyo en Lisboa. La iniciación a la práctica gimnástica comienza a los once años en Sevilla en una academia que simultaneaba el baile y la gimnasia. La idea de esta recomendación partió del Conde de Villalobos ( Don Francisco de Aguilera y Becerril,1817-1867, admirador de Amorós a quien visita en París y de quien se declara continuador y discípulo, que en su libro publicado en 1842 “Ojeada sobre la Jimnasia, utilidades y ventajas que emanan de esta ciencia, se declara Creador y director del Jimnasio de Madrid, uno de los primeros gimnasios españoles). Su afición por la gimnasia le llevó no sólo a la práctica sino al estudio reflexivo de su metodología. A los diecinueve años (1850) dirige un gimnasio en la calle Hortaleza en Madrid y poco después desempeña el mismo cargo en Cadiz (1854), en el Puerto de Santa María (1855), en Málaga y Jerez. Nuevamente se traslada a Madrid y abre un salón gimnasio (1856) en la calle La Libertad, donde dirigió e impartió docencia de gimnasia durante dos años con escaso éxito. Fue profesor de gimnasia en los colegios San Nicolás y San Luis de Valladolid simultaneando la explotación de un gimnasio higiénico y ortopédico de su propiedad. Llega a Bilbao al obtener la plaza oficial (eran tres los concursantes) de profesor de gimnasia del Colegio General de Vizcaya, que fue el primer centro docente que estableció la disciplina de Gimnasia de modo oficial en España. Tomó posesión de dicha plaza el 17 de Diciembre de 1866.La plaza de profesor de gimnasia había estado ocupada en este colegio por don Paulina Charlen (fundador de la educación gimnástica en Bilbao). La dimisión de esta plaza no supuso para Charlen el olvido de la gimnasia, al contrario, puso en marcha un gimnasio en la bilbaína calle jardines y nombró monitor del mismo a Felipe Serrate, el nuevo profesor del Colegio General de Vizcaya. La popularidad y el prestigio docente de la gimnasia  logró una pequeña escuela gimnástica por obra y gracia de Felipe Serrate que contaba entre sus discípulos más sobresalientes a José Zamacois, que pronto abriría un nuevo gimnasio en Bilbao. El éxito del gimnasio hizo que don Paulino Charlen construyera otro gimnasio de mayores dimensiones, en contra de la opinión de Felipe Serrate. La paralización de la vida de Bilbao a cusa del sitio de la villa, tanto comercial e industrial como escolar obliga a Felipe a trasladarse a Santoña donde prestó sus servicios como profesor de gimnasia en el Colegio de San Juan Bautista, de esta época (2 de septiembre de 1873) data la Memoria que presenta a la Junta de Instrucción Pública para optar a la titulación oficial de profesores de primera de institutos en el que expone el programa de ejercicios y los fundamentos fisiológicos del mismo. En Bilbao ocurría lo que en buena parte de España: en todos los planos de nuevas escuelas o colegios había un sitio para el Gimnasio pero no se hacía gimnasia, como pudo comprobar Felipe Serrate con el alcalde de Deusto. Fueron tres profesores, de música, dibujo y gimnasia (Serrate) los que recogieron de nuevo el testigo de la docencia privada y se instalaron en un reducido salón de la calle La Merced, para impartir las tres clases de las que eran profesores. Sin embargo, un incendio destruyó el edificio y el gimnasio. Una vez reconstruido el inmueble se iniciaron de nuevo las clases, pudiéndose comprobar que mientras los alumnos de música y dibujo disminuían, los de gimnasia aumentaban, hasta que quedó sólo como profesor don Felipe Serrate cuya fama progresaba. Curiosamente manifestaba que aquí oyó por primera vez hablar del football a Rafael Ferrer, a su juicio uno de los principales introductores de este deporte en España. Entre 1886 y 1887, el afán desmesurado de Felipe por la gimnasia le embarco en la aventura de editar una revista: La ilustración gimnástica. El primer número apareció el 1 de Marzo de 1886 y el último, el número veinticuatro, el 15 de Agosto de 1887. La revista de carácter bimensual llevaba el subtítulo Tratado teórico-práctico de los principios y reglas de aplicación de la Gimnasia Médica, Higiénica y Ortopédica y todo cuanto se relaciona con la Educación Física. Se puede señalar que don Miguel de Unamuno; antiguo alumno de Felipe Serrate colaboró en dicha revista con los artículos siguientes: Influencia de la gimnasia en la formación del carácter:

              1. El Valor. Núm. 4 (15 de Abril de 1886).
              2. La razón y la imaginación. Núm. 8 (15 de Junio de 1886).
              3. El buen humor. Núm. 10 ( 15 de Julio 1886)

Y dos publicaciones:

  1. El Documento Curioso, firmado por Emilio Castañón y López.
  2. La sesión del Congreso de los Diputados del 17 de Noviembre de 1881 en la que don Manuel Becerra presenta la proposición del ley declarando oficial la enseñanza de la gimnasia y la creación de la Escuela Central de Gimnástica el 9 de Marzo de 1883.

La memoria que presenta a la Ilustrísima Junta de Instrucción Pública hace una reflexión muy extensa (posible comunicación) de cómo están los gimnasios en 1873 en España y más concretamente en Bilbao, así como diferentes reflexiones sobre su antecesores y maestros.

En sus últimos años fue nombrado profesor definitivo de gimnasia de la Santa Casa de Misericordia en la que falleció a los noventa y un años de edad el 26 de febrero de 1923.

CONCLUSIONES

He intentado transmitir de forma breve la importancia que ha tenido la obra de don Felipe Serrate, obra olvidada y no conocida de un hombre que dedicó toda su vida a la educación a través del ejercicio físico. Don Felipe tiene un puesto relevante en la docencia y práctica de la gimnasia española, continuador de la obra de Amorós, significa que su labor pedagógico fue clave en el devenir del deporte de toda Vizcaya y de España.

Bibliografía

  • VV.AA. (2000) “Nacimiento e implantación de la Educación Física en España: Los tiempos Modernos”. Ministerio de Educación Cultura y Deporte. Editorial ICD. Madrid.
  • PASTOR PRADILLO, J.L. (1997) “El espacio profesional de la Educación Física en España: Génesis y Formación” (1883-1961). Editorial. Universidad de Alcalá. Colección Cuerpo y Educación. Alcalá de Henares.
  • DE LUCAS HERAS, J.M. (2000) “Historia de la Educación Física Oficial. España 1900-1936”. Editorial. Universidad de Alcalá. Colección Cuerpo y Educación. Alcalá de Henares.
  • PASTOR PRADILLO, J.L. (2005) “Educación Física y Currículum. Historia de una Asignatura a través de sus programas (1883-1978)”. Editorial. P.A.M., SL. Madrid.
  • Cátedra de Medicina de la Educación Física y el Deporte de la Facultad de Medicina de la Universidad del País Vasco. Manuel Vitoria.

Responder

Otras colaboraciones