800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

25 may 2011

¿Tienes madera para ser un buen entrenador? (4a parte)

/
Enviado por
/
Comentarios0
/

La mayor participación deportiva -relativamente- influencia la mayor posibilidad de que emerjan futuros talentos deportivos. Pero ¿Cómo se puede incentivar este hecho? Un nuevo estudio británico puede que haya encontrado la respuesta.

La comunicación (1)

Autor: Ricardo Segura Falcó (Director General de Alto Rendimiento)

Escuchamos Retenemos Entendemos Recordamos y Solemos olvidar

la mitad de lo que la mitad de lo que la mitad de lo que la mitad de lo que la mitad de lo que

nos dicen
escuchamos
retenemos
entendemos
recordábamos

Tras escuchar estas líneas en mis tiempos de universitario y que significaron horas de reflexión exprimiendo el cerebro, uno se pregunta Cómo nos sienta que los demás no se estén enterando de lo que les queremos comunicar, incluso por muy buenos comunicadores que seamos. Quizá la respuesta nazca con arduo trabajo, dedicación y de intentar poner (decir) las cosas lo más fácilmente posible al pupilo. Este es uno de los retos del entrenador.

Este apartado empieza a dar profundidad al tema de la comunicación introducido en las anteriores Páginas Centrales; nos abrirá los ojos a un nuevo mundo que -como entrenadores- quizá nunca antes nos habíamos planteado. El punto principal se centra en que el ser un entrenador con solera, requiere muchos más atributos de los que tal vez pudiésemos imaginar:

¿Cuál es el trabajo del entrenador?

Es fácil pensar que como entrenador, tu único papel es el de preparar unos ejercicios y tareas con los que se reflejen cambios en el rendimiento de los deportistas. Los entrenadores y profesores experimentados rápidamente señalarán que esto no es ni la mitad de la historia. Como entrenador te encuentras con numerosos papeles (personajes) y funciones que en algunas ocasiones saldrán voluntariamente y sin compromiso y en otras las tienes que acometer por el mero hecho de llevar el apelativo de “El Mister”.

A continuación tienes una pequeña lista donde se incluyen los principales papeles que los entrenadores tienen que desempeñaren durante el curso normal de sus actividades:

Instructor
Profesor
Motivador
Disciplinario
Managery admin.
Agente publicitario
Trabajador social
Amigo
Científico Enfermero
Enfermero
Estudiante
Guardián

Dirigir actividades y prácticas. impartir nuevos conocimientos, habilidades e ideas. generar una situación positiva y toma de decisiones. determinar un sistema de premio y corrección (sanción). organización y planificación, llevar a cabo el “papeleo”. promover el deporte, el club o el/los deportistas. consejero y confesor. apoyar, aguantar y asistir.
analizar, evaluar, solventar problemas, estar al día sobre los avances. tratar con pequeñas lesiones y buscar la asistencia adecuada.

Voluntad para escuchar, aprender, pensar y decidir por uno mismo, buscar nueva información. Proteger de posibles daños, lesiones o malas influencias

Para acometer con profesionalidad cualquiera de estas tareas y muchas más que puedan presentarse, tenemos que tener muy presente que para todas es necesario comunicar de forma eficaz.

Elementos de una comunicación efectiva

La comunicación, normalmente, no es un proceso de una única vía, por la cual el emisor (normalmente el entrenador) envía un mensaje al receptor (normalmente el deportista). La comunicación envuelve un proceso de vía dual que supone enviar y recibir información, hablar, oír (y escuchar).

Escuchar

¿Sabes escuchar correctamente?
¿De todo lo que se dice, cúanto escuchas de verdad?

Los entrenadores son generalmente bastante buenos comunicadores ya que están acostumbrados a estar a dirigir y dar instrucciones, sin embargo, suelen ser unos escuchadores pobres. Aun así, saber escuchar es probablemente la habilidad comunicativa más importante y paradójicamente la menos desarrollada. Escuchar comporta el uso de tus oídos y tus ojos para averiguar lo que la otra persona está intentando decirte, lo que está sintiendo. Esto supone centrarse en escuchar, observar y realizar una escucha activa para absorber adecuadamente lo que la otra persona está diciendo antes de contestar. ¿Cuántas veces interpretas lo que se ha dicho? o ¿planeas lo que vas a decir mientras alguien está todavía hablando?
Escuchar de forma activa representa que las ideas y los sentimientos de los que hablan sean respetadas y entendidas. Así la interacción cobra sentido (por que es de dos-vías). Cu cuando esto ocurre aumentan las posibilidades de que los demás escuchen “de verdad”.

estrategia

Uno de los aspectos comunicativos más necesitan desarrollar los entrenadores es la habilidad para poder escuchar

Hablar

Cada mensaje que enviamos tiene contenido (lo que se dice) y una forma (cómo se dice). Es típico que los entrenadores destaquen por enviar información repleta de contenido, especialmente cuando introducen algo nuevo en una sesión. Sin embargo, algunas veces, se da demasiada información, lo que puede llevar a confusión, aburrimiento y frustración.
Es esencial que la información que se envía sea de gran valía, lo que se traduce en “la cantidad y la forma adecuada en función de lo/s receptores.

Si esta información se expresa positivamente, aumentará las posibilidades de que sea recibida y aceptada con más facilidad. Resulta demasiado fácil caer en un estilo negativo cuando nos comunicamos destacando a veces lo que los deportistas han hecho mal sin dar la información sobre lo que tienen que hacer. Por ejemplo, un entrenador observa a una de sus tensitas repitiendo el mismo error de la semana pasada, con el golpe del revés. El dice, “Carmina, ¿Cuántas veces te tengo que decir que lo estás haciendo mal? ¡Venga vamos, concéntrate!”.
¿Qué comunica este mensaje? Hace saber a Carmina que ha hecho algo mal, pero sin dudad ella se habrá dado cuenta de todas formas.

El mensaje también hace saber a Carmina (y a los demás si el entrenador carece de diplomacia) que el entrenador se está frustrando.

instruccion

La grabación de voz y/o video es una excelente herramienta para mejorar nuetras habilidades comunicativas.

Así y todo, el mensaje, no da ninguna indicación de cómo mejorar el error. Este es un ejemplo de un estilo de entrenamiento negativo. La información comunicada de esta forma carece de valor alguno. Debes, si deseas ser un entrenador con madera, ofrecer información sobre el cómo y no simplemente el qué. Tomando el ejemplo de arriba, puedes modificar el contenido utilizando un estilo de entrenamiento más positivo.
El entrenador podría haber dicho: “Carmina, el drive te está saliendo muy bien, pero tienes que avanzar el revés. ¿Recuerdas lo que hicimos durante la práctica?. Bien, así! Vuélvelo a intentar y a ver cómo sale”.

No se trata sólo de lo que se dice, sino de cómo se dice. Las formas a la hora de decir algo pueden ser tan importantes (o incluso más) que lo que se dice. Las habilidades del habla como el tono, la resonancia, el volumen, y el tempo están relacionadas con lo que se denomina para-lenguaje. Sólo tienes que grabarte pronunciando la misma frase de diferentes formas ( por ejemplo, Intenta decir de diferentes formas “tienes que mejorar ésta técnica”)

Algunos ejemplos de los efectos del para-lenguaje:

Un tono alto se asocia con júbilo, miedo y enfado mientras que un tono bajo se relaciona con cansancio, calma o depresión.

Una resonancia rica transmite firmeza, aplomo y fuerza mientras que una voz fina se asocia con inseguridad, mansedumbre, indeciso.

Un Discurso rápido se interpreta, normalmente, como consecuencia de una condición avivada, pero se puede asociar con ansiedad e inseguridad. Un discurso lento puede parecer más sincero, seguro, y pensativo.

Volumen: Una voz alta puede sugerir seguridad, agresión y/o entusiasmo mientras que una voz baja (suave) es indicativa de confianza, de cuidado o de comprencsión.

¿Cómo describirías tu voz?

¿Según la situación, cúanto la varías al hablar?

Comunicación no verbal (CNV)

Albert Mehrabian (1986) analizó la típica comunicación entre dos personas y encontró que el impacto del mensaje se transmite a través de las palabras (7%), para-lenguaje (38%) y lenguaje corporal (55%).

sancion

Si más del 90% del lenguaje se transmite no-verbalmente, es importante para tu éxito como entrenador controlar los mensajes que envías a tus pupilos y reconocer los mensajes que ellos te envían a ti.
Cuanto más sensible seas a la CNV mayor posibilidad tendrás para conocer con exactitud los sentimientos y actitudes de tus deportistas y mejor desarrollarás la crucial cualidad de empatia que supone ponerse en el lugar de otro para saber y preocuparse por sus sentimientos.

CNV funciona de varias formas, a menudo incorpora más de un sentido, pero el que se usa más comúnmente es el de la vista.

Expresión facial

Quizá una de las fuentes de información más obvias sea la expresión facial:

Felicidad -sonrisa con ojos brillantes.
Sorpresa -cejas alzadas y boca abierta.
Miedo              -ojos y frente retirados y otras contorsiones.
Tristeza -ojos estrechados y frente fruncida.
Disgustado -ojos erguidos, boca parcialmente abierta.
Interés -ojos muy abiertos, sonrisa.

Los ojos son particularmente expresivos y su enfoque o fijación pueden revelar tus sentimientos. El contacto con la mirada (o su falta) puede dar a conocer todo tipo de sentimientos positivos o negativos.

¿Cuánto y cómo utilizas el contacto ocular?

Posturas y otros gestos corporales

Si te vieras hablar en vídeo a seis veces la velocidad normal, verías cómo mueves las manos, la cabeza y el resto del cuerpo casi constantemente. La mayoría de tus movimientos están en concordancia con lo que dices y forman parte conjunta de la totalidad de tu comunicación. Muchos movimientos son por si mismos comunicación directa (por ejemplo, sonreír o asentir con la cabeza). En el deporte puede haber otros ejemplos más específicos, como la señalización realizada por el árbitro con el brazo invitando a un jugador a dejar el terreno de juego – en estos casos las palabras no son necesarias-.

Los entrenadores experimentados habrán desarrollado el uso de señales no-verbales hasta tal punto que el deportista puede seguir una serie de instrucciones sin que el entrenador diga palabra alguna. Desarrollar una rutina con un grupo de deportistas con el cual estás en contacto regular puede ser un medio muy valioso para maximizar el tiempo de entrenamiento de aquellas actividades que son verdaderamente importantes.

lastimarse

Más del 90% del lenguaje se transmite de forma no-verbal, es importante para tu éxito como entrenadorcontrolarlos mensajes que envias y reconocer los mensajes que te envían

A menudo, la postura corporal se utiliza como apoyo a los gestos pero puede tener su propio significado independiente. Al igual que otras formas de la CNV, las posturas corporales tienen muchos elementos y características. Por ejemplo, las actitudes vienen generalmente indicadas por posturas:

  1. Estar de pie firme con el pecho hacia fuera puede significar poder, y respeto.
  2. Cuando nos reclinamos en una silla podemos indicar desinterés o relajación
  3. Sentados y echados hacia delante puede transmitir interés o agresión.
  4. La forma con la que una persona camina puede transmitir desde un entusiasmo desorbitado a aburrimiento total.

Quizá más que ninguna otra forma de CNV, la postura corporal queda abierta a muchas interpretaciones; en ocasiones lo que el cuerpo está diciendo puede quedar poco claro, transmitiendo información indefinida que cambie o afecte negativamente la actitud y comportamiento de los pupilos. Es esencial que cuando utilicemos postura para decir algo, que ésta no genere dudas al receptor.

Otras formas de lenguaje corporal incluyen el contacto corporal, la apreciación espacial, la indumentaria y la apariencia con la que el entrenador se presenta en las sesiones de entrenamiento. Aunque estos aspectos han sido más desarrollados en el campo financiero (vendedores y comerciales) son detalles a considerar cuando nos queremos comunicar efectivamente.

indicacion

Causas de comunicación inefectiva

Problemas de emisión

El contenido es erróneo o inapropiado
En ocasiones la información es inefectiva porque es incorrecta. Un ejemplo de esto puede ser el entrenador que enseña incorrectamente una técnica por falta de conocimientos. La comunicación puede resultar también ineficiente porque el contenido es demasiado complicado para el receptor en ese momento en particular, quizá porque haya demasiada información, demasiada jerga o demasiado detalle.

La forma del mensaje es inapropiada

Debido a una a la falta o pobreza de habilidades no-verbales, la forma en la que se envía el mensaje puede que no sea apropiada para la situación. Los entrenadores a menudo ofrecen charlas de ánimo a sus pupilos para aumentar su motivación. Sin embargo esto puede despertar (demasiado) las emociones de algunos deportistas, empeorando su rendimiento. Tal merma en el rendimiento se puedeatribuir a formas inapropiadas que el entrenador utiliza en el envío del mensaje.

Mensajes inconsistentes

Debido a la pobreza de las habilidades verbales y no-verbales, los mensajes pueden resultar inconsistentes. Los entrenadores puede que digan a sus deportistas que no se preocupen si pierden, siempre y cuando rindan adecuadamente. Aun así después de la derrota, su lenguaje corporal muestra descontento con el resultado aunque los deportistas lo hicieron bien.

abrazo

Problemas de recepción

El receptor no escucha o atiende

La comunicación puede resultar inefectiva incluso cuando el contenido y la forma del mensaje enviado son apropiados. Si el receptor no escucha o pone poca atención a lo que se le está diciendo, hay pocas esperanzas de que éste sea entendido. Para comunicarse efectivamente, el entrenador debe asegurarse de que los deportistas se encuentran en condiciones de escucha.
El receptor malinterpreta el contenido o la forma del mensaje
Una persona puede que reciba el mensaje pero que no lo entienda. Este puede ocurrir cuando el emisor utiliza demasiadas jergas, vocablos técnicos o incluso cuando las condiciones exteriores no permiten concentrarse en lo que se dice (por ejemplo el exceso de frío, ruido, o tensión). Comprueba que el deportista entiende con exactitud lo que le estás diciendo. Además, todo se complica más cuando el deportista entiende exactamente lo que se le está diciendo pero no puede o sabe interpretar el significado. Por ejemplo el entrenador puede sugerir al deportista necesita trabajar una técnica específica para, mejorar el rendimiento. El deportista puede que lo entienda y aun así tomar el mensaje como una crítica negativa.
En el próximo ejemplar cerramos el tema de la de la comunicación tratando los aspectos necesarios para desarrollar técnicas de comunicación efectivas:

  1. Obtener la atención,
  2. Sacar el mayor partido posible a la voz,
  3. Desarrollar habilidades no-verbales y mejorar las habilidades de escucha entre otros.

Responder

Otras colaboraciones