800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

El fútbol y sus lesiones
3 jul 2015

Las lesiones en el fútbol con Víctor Paredes

/
Enviado por
/
Comentarios0
/
Etiquetas,

Sobre Víctor Paredes

Es doctor en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte por la Universidad Autónoma de Madrid; profesor en la Universidad Alfonso X, El Sabio; redactor jefe en el área de preparación física en fútbol táctico y preparador físico del Rayo Vallecano.

Alto Rendimiento: -¿Cuáles son las lesiones habituales en fútbol?

Víctor Paredes: -El índice lesional principalmente en fútbol profesional se viene dando a nivel muscular en lesiones de isquios, en lesiones de bíceps femoral en la parte posterior del muslo y también, generalmente, en la pierna dominante en el recto anterior del cuádriceps, que también hay un índice lesional bastante elevado. A nivel articular nos podemos encontrar con lesiones de tobillo grado 2, que son muy habituales tanto en el entrenamiento como en competición, Y desgraciadamente podemos incluir la lesión de ligamento cruzado anterior, que no es que tenga un índice de lesiones muy alto pero al ser una lesión de larga duración, la lesión considerada desde el punto de vista futbolístico bastante grave, es una lesión que desgraciadamente se está dando con mayor frecuencia y asiduidad.

Alto Rendimiento: -¿Cuáles serían entonces los factores lesionales?

Víctor Paredes: -En este caso podemos hablar desde a nivel como factor un poco que genera la lesión, nos encontramos sobre todo con que el fútbol es un deporte en el que constantemente hay muchos impactos. Todo lo que son impactos pueden provocar diferentes tipos de lesiones a nivel articular, como te decía. En un mal choque o por una mala caída en una disputa de un balón. Y el ligamento cruzado anterior igual. Hemos visto la última lesión de Jesé en el Real Madrid en Champions con la pierna apoyada. Un impacto de un contrario que le produce en este caso la lesión o simplemente en un giro brusco, un giro en el cual la pierna queda apoyada también se puede lesionar el ligamento cruzado anterior. Y luego lo que son lesiones musculares que vienen precipitadas sobre todo por una mala preparación física o un gesto de descoordinación, o en este caso también a partir del minuto 60 muchas veces, que es cuando mayor índice de fatiga muscular aparece, es cuando el músculo está más cansado y es cuando puede provocar en este caso diferentes gestos de descoordinación, y el músculo como un mecanismo pasivo reflejo puede generar también una lesión muscular.

Alto Rendimiento: -Víctor, ¿son prevenibles este tipo de lesiones?

Víctor Paredes: -Nosotros estamos haciendo un estudio en 10 años, empezamos en 2006, en lo que es Rayo Vallecano tanto en el primer equipo como en fútbol base en cantera, y estamos ya por la octava temporada, nos quedan dos años de registro. Y lo que sí estamos haciendo un poco ensayo-error. Muchísimo trabajo preventivo, antes de las sesiones de entrenamiento. Que en los últimos años sí estamos observando que estamos bajando mucho el nivel lesional, tanto en lesiones musculares como en lesiones articulares. Lesiones musculares simplemente con trabajos sencillos y muy eficaces de lo que es flexibilidad, donde nos encontramos con simplemente ejercicios sencillos de ejecutar pero que sí nosotros pensamos que generan beneficio. Y también con muchísimo trabajo propioceptivo que es lo que estamos viendo sobre todo en lesiones articulares en tobillo grado 2, también estamos un poco reduciendo ese número de impactos. Me gustaría también en trabajos preventivos que hacemos sobre trabajos de rodilla poder decir también de aquí a corto medio plazo pues que también podríamos reducir el número de lesiones de cruzado. Pero también es como todo, hay años que te vienen más lesiones, las lesiones desgraciadamente siempre existirán pero sí que es verdad que con trabajos preventivos lo que sí se puede demostrar -ya veremos en este caso que conclusiones y que datos relevantes o significativos obtenemos-, el mayor número de lesiones.

Alto Rendimiento: -Has citado trabajos de flexibilidad, trabajos de propiocepción, ¿algún otro tipo de contenidos que incluya este programa preventivo?

Víctor Paredes: -Nosotros fundamentalmente al disponer también de pocos recursos, en cuanto a material disponemos de un buen gimnasio en nuestra ciudad deportiva y luego contamos con numerosos elementos libres para poder trabajar tanto dentro del gimnasio y las zonas diáfanas como también hacer mucho trabajo preventivo en campo antes de cada sesión de entrenamiento, repito. Entonces, tanto trabajos de flexibilidad, donde lo más importante es un buen nivel de atención y una buena ejecución. Si podéis alguna vez observar trabajos nuestros -jamás hacemos de cara al público- son ejercicios que prácticamente son bastante conocidos pero también son ejercicios que están validados y ejercicios que son tremendamente eficaces. Como trabajos propioceptivos combinamos diferentes estímulos, ojos abiertos, ojos cerrados, diferentes superficies inestables, como puedan ser bosus, togus, en el mismo suelo también. En juegos por parejas con balones desinflados, por ejemplo para que jugador pueda en este caso también realizar pequeños golpeos y generar inestabilidad a la hora que golpea. Y luego muchísimos trabajos de fuerza con objetivos preventivos desde el concepto de autocarga. Todo lo que es estabilidad central, control postural o directamente también trabajos, por ejemplo, en suspensión tipo TRX. Entonces son trabajos en los cuales si el nivel de aprendizaje del ejercicio conlleva una buena ejecución, ese ejercicio o gesto específico, analítico. Son ejercicios que buscamos luego para que exista una transferencia en campo. Como trabajos de técnica de carrera. Pero siempre con una base de desequilibrio en zonas propioceptivas o con trabajos ya te digo de auto carga, para que luego en este caso pues bueno… Afortunadamente, como se compite cada futbolista con su propio cuerpo, su cuerpo es su herramienta de trabajo. Entonces, es importante en este concepto de auto cargas, se pueda en este caso hacer consciente al jugador de que es muy importante que sepa en este caso, conocer su cuerpo y hasta su cuerpo donde poder dar y así llegar a competir en Alto Rendimiento.

Alto Rendimiento: -Dentro de los ejercicios de flexibilidad ¿Qué tipo de métodos usáis? ¿Usáis ejercicios dinámicos, ejercicios globales, ejercicios de stretching mas localizado? ¿Cuál es el método que usáis para este trabajo de flexibilidad? Y sobre todo, ¿cuál es el objetivo a buscar? Si es el rango de amplitud, etcétera.

Víctor Paredes: -Bueno, en este caso lo que intentamos es que exista un rango de amplitud articular óptimo. Y en este caso que… digamos, desenquilosar a lo que sea el futbolista. El futbolista, por norma general, en cada pretemporada solemos contar a lo mejor en el primer equipo con 12 o 15 jugadores nuevos. Entonces, sobre estos jugadores bueno pues no es ni mejor ni peor. Pero bueno cada uno viene de un método de entrenamiento, de diferentes sistemas de preparación física, trabajos preventivos. Pero como denominador común, el futbolista no es el mejor atleta o el atleta modelo, que tenga buenos hábitos preventivos y que tenga unos buenos niveles de flexibilidad. Como los jugadores muchas veces se autodefinen, suelen estar bastante tiesos. Entonces, desgraciadamente cada año nos toca empezar por la… Entonces tenemos que empezar desde el principio, con ejercicios activos, ejercicios también pasivos por pareja. Pero donde nosotros detectamos que la ejecución del ejercicio es correcta y además el jugador tiene un buen nivel de consciencia y un buen nivel de atención. Para poder realizar el ejercicio. Entonces una vez que detectamos, que a lo mejor contamos con una plantilla más disciplinada o más concienciada para poder realizar este tipo de trabajo de flexibilidad, pues ya avanzamos a lo mejor en trabajos más de flexibilidad, más dinámica. Inclusive bueno, pues en diferentes combinaciones, trabajos activos, trabajos pasivos, de flexibilidad, en los cuales ellos también son partícipes. Pero, cada año un poco es, adaptarnos a lo que son las necesidades principales y sobre todo también con qué tipo de jugadores y qué tipo de buenas costumbres o hábitos en cuanto a flexibilidad tienen. Luego en otros trabajos preventivos como propiocepción o fuerza, ahí ya bueno, el jugador es verdad que, pues no sabemos, es decir, es una ley no demostrable. Pero bueno, es como que tienen un mayor nivel de motivación. Es como en una vuelta a la calma. Al acabar un entrenamiento o al acabar un partido, pues en los entrenamientos, si es verdad que a lo mejor en la gran mayoría de los equipos profesionales te encuentras ejercicios de recuperación activa a través de métodos de estiramiento y flexibilidad. Pero es muy raro, desgraciadamente, el ver después de un partido de competición, que los equipos realicen una sesión de flexibilidad y recuperación activa. Cada vez intentamos nosotros, por ejemplo en el Rayo Vallecano si lo intentamos hacer, de manera individualizada y cada vez, ir captando pues mayor número de sujetos o jugadores, para que en este caso crean que es beneficioso para su herramienta de trabajo, que es su cuerpo.

Alto Rendimiento: -En relación al trabajo de fuerza, has citado trabajo en auto carga y en suspensión. ¿Qué hay en relación al trabajo en régimen excéntrico, dentro de lo que sería el programa preventivo?

Víctor Paredes: -Nosotros también, en cuanto a régimen excéntrico, trabajamos sobre todo en cuádriceps e isquios. En isquios por ejemplo, los ejercicios que más están demostrados en unas últimas publicaciones de literatura científica. Sobre todo lo que es el isquio nórdico. Y también trabajamos el excéntrico de isquio sobre el cinturón ruso. Entonces, ahí te voy a poner el mismo ejemplo que hablamos con flexibilidad. Si tú observas a nuestros 25 jugadores. En un entrenamiento como trabajo preventivo y ves ejecutar un ejercicio tan sencillo, -tan sencillo digo porque es muy sencillo de ejecutar- lo que es un trabajo en isquios, por ejemplo con el cinturón ruso. Entonces puedes ver perfectamente, 8 o 10 distintos modelos de ejecuciones. Cuando lo único que debería de haber es un modelo de ejecución, porque es un trabajo, un ejercicio sencillo de ejecutar. Entonces es cuando volvemos a lo mismo. Es tener que reeducar al jugador para como en este caso, ejecutar y te encuentras en este caso con diferentes teorías o teoremas. “No, es que yo con este preparador físico lo trabajé de una manera”, “No, yo es que en este club lo trabajé de otra”. Entonces, bueno, ahí un poco es lo mismo. Entonces, al final ves, en régimen excéntrico en isquios trabajamos con cinturón ruso, trabajamos el isquio nórdico y en cuádriceps igual, trabajamos también con el cinturón ruso, para en este caso también hacer una compensación agonista antagonista y también como un trabajo preventivo sobre la rodilla.

Alto Rendimiento: -Dentro de lo que es un micro ciclo competitivo, en periodo de competición, ¿dónde habría que ubicar este trabajo en régimen excéntrico, para no ir en contra de la estabilidad muscular de cara al partido?

Víctor Paredes: -Nosotros el trabajo excéntrico, como trabajo preventivo, durante lo que es la semana, si vamos a suponer que en una semana tipo de competición, sobre todo de segunda B para abajo, es prácticamente seguro. Porque es domingo a domingo. Tú compites un domingo y vuelves a competir al domingo siguiente. En segunda división, bueno, quizás podríamos también jugar esos 7, 6 días, quizás no, 8 días tuviera el régimen de 8 días. Pero nosotros, por ejemplo, en Rayo Vallecano desgraciadamente la liga de fútbol profesional, a nosotros nos puede poner un partido un viernes y tener que jugar al lunes siguiente. Pero claro, al lunes siguiente, que han pasado prácticamente 10 días. Y al contrario, igual jugar un lunes y jugar en esa semana el mismo viernes. Entonces, nosotros tenemos semanas de planificación muy irregulares y muy asimétricas. Pero si nos planteamos una sesión idílica y una competición domingo a domingo, nosotros… Nuestro sistema de planificación es, si competimos el domingo y volvemos a competir el domingo siguiente, dos días antes de la competición -lo que sería el viernes y sábado- los entrenamientos bajan mucho acá en la carga. Entonces, nos trasladaríamos a miércoles, jueves como los días de carga, como entrenamientos más en fatiga muscular. Y en esos entrenamientos es cuando introducimos todos los trabajos preventivos. Y en esos trabajos preventivos incluimos y planificamos y diseñamos todas las tareas excéntricas. Tanto como te he descrito antes: isquios nórdicos, con cinturón ruso, también trabajo igual en cinturón ruso. Y lo que hacemos es muchísimo trabajo fraccionado. A lo mejor hay una estación que dura 30 segundos en la cual tienes que hacer tres repeticiones y un isquio nórdico. Pero en ese programa preventivo aparecen tres estaciones. Por lo tanto, esto sería que has hecho tres series de tres repeticiones. Entonces, todo lo hacemos de manera muy fraccionada con pequeñas dosis. Y lo hacemos durante todo el año. Desde lo que es la segunda, tercera semana de… Perdón, primera, segunda semana de pretemporada, hasta la última semana de pretemporada. Lo que hacemos es siempre ir haciendo un trabajo muy fraccionado para que la adaptación en este caso sea la más adecuada posible. Y también compaginarlo con el trabajo que… Después de cada sesión preventiva vamos a hacer como trabajo de carga, como describí anteriormente, tanto con el preparador físico en campo -Julio Muñoz en este caso, esta temporada, y Paco Jémez desde luego- cómo transfiere todo ese trabajo preventivo, trabajo físico. Y luego a sus situaciones tácticas o sistemas de juego.

Alto Rendimiento: -Víctor, ¿cómo periodizáis este programa preventivo para que no se produzca un estancamiento en las adaptaciones del jugador?

Víctor Paredes: -Vamos creando diferentes microciclos. Entonces, lo que vamos diseñando a lo mejor son microciclos a lo largo del año para que en este caso haya bastante variedad y podamos introducir diferentes estímulos. Porque también el trabajo preventivo… Yo en este caso por experiencia y además en agradecimiento a todos los entrenadores con los que hemos trabajado dentro de lo que es nuestra planificación preventiva, Pepe Mel, Sandoval o Paco Jémez, pues a los entrenadores entre comillas les estás quitando tiempo de su entrenamiento. Entonces, esos 20 minutos o 25 minutos que tú eres en este caso el protagonista, donde el jugador es tuyo y en este caso estás con él trabajando como trabajo preventivo, lo que hacemos es crear cada tres semanas diferentes tipos de estímulos, ejercicios. Y más o menos, para que te hagas una idea, si tenemos durante los entrenamientos 20, 24 jugadores, contamos a lo mejor con un circuito de 16, 18 estaciones. Entonces, cada estación, cada ejercicio lo vamos variando cada tres, cuatro semanas. También hay ejercicios estrella o ejercicios imprescindibles donde en muchos trabajos de propiocepción, que es todas las semanas, lo que vamos cambiando es el estímulo. Pero el objetivo siempre aparece. En trabajos excéntricos, igual. A lo mejor estamos tres semanas haciendo trabajos de isquios nórdicos para luego a la siguiente semana trabajar un trabajo de isquios en el TRX. Y a las siguientes tres semanas… O un microciclo de trabajo preventivo, vamos cambiando a trabajos por ejemplo con compañero o trabajos lastrados o trabajos con gomas. Entonces vamos un poco, más que nada para que haya una buena adaptación y sobre todo variar un poco el estímulo, tanto a nivel fisiológico también como a nivel motivacional de lo que es el jugador. No puedes estar durante 10 u 11 meses realizando el mismo ejercicio porque sino lógicamente al jugador lo que le vas a crear es mucha monotonía. Y al final, tan importante es la fisiología como tan importante es la cabeza del futbolista.

Alto Rendimiento: -Claro. Y ya para terminar, Víctor, ¿alguna anécdota que compartir con nosotros?

Víctor Paredes: -Pues hombre, como trabajo preventivo, nosotros por ejemplo, hay un jugador que seguro que tú te acordarás de Charly Llorens, que fue jugador nuestro en Rayo Vallecano, lateral izquierdo. Y en la época en la cual empezamos en el trabajo preventivo él siempre decía: “Pero si yo…” En aquella época él tenía prácticamente a lo mejor 30 y tantos avanzados. Me decía: “Yo no he hecho nunca esto y nunca me he lesionado”. Claro, Charly Llorens era un auténtico pata negra. O sea, índice lesional mínimo porque era un jugador con un talento físico y unas capacidades tremendas. Entonces, al principio sinceramente no era bien aceptado ese trabajo preventivo. Pero claro, poco a poco él veía… Oye, eso también le hacía a él sentirse mejor, competir mejor. Entonces, también es así como te decía, tanto en lo físico como en lo mental. Y al final es una buena costumbre, un buen hábito en el cual él al final era el primero: “Oye, ¿qué pasa que hoy el míster no nos ha dado trabajo preventivo? Oye, hoy es el trabajo preventivo”. Porque en aquella época lo que hacíamos era una o dos sesiones por semana. Ahora ya estamos haciendo una sesión prácticamente diaria de trabajo preventivo. Y un poco los jugadores más veteranos son los que… Es un poco educarles o reeducarles para que en este caso crean que el trabajo preventivo sobre todo es eficaz, y en este caso beneficioso para ellos. Y lo que nos pasa siempre es, como estamos renovando plantillas cada año, cada vez que vienen jugadores nuevos, al principio tienen los ojos un poco como platos, como decir: “Todos los días haciendo trabajo preventivo”. Pero claro, ven que los jugadores veteranos creen en ello. Luego, en el boca a boca, los jugadores más veteranos lo consideran beneficioso y óptimo para en este caso optimizar sus capacidades. Y al final te das cuenta que son ellos mismos los que… El trabajo grupal, en este caso, lo tienen totalmente respetado y son los que también te buscan para que les diseñes trabajos preventivos individuales: “Oye, que yo he tenido siempre problemas con un tobillo”. “Oye, que yo he tenido generalmente lesiones con isquion”. Entonces, en las zonas más débiles ellos te buscan para que, además del trabajo grupal preventivo, hagan también un trabajo preventivo individualizado.

Otras entrevistas

Responder

Otras colaboraciones