800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

21 sep 2006

Los deportes de raqueta en España sociología de una práctica deportiva

/
Enviado por
/
Comentarios0
/
En esta trabajo se realiza un análisis sociológico de la práctica de los deportes de raqueta en España. Bajo esa categoría se engloba las siguientes modalidades deportivas: tenis, tenis de mesa, pelota (frontón, trinquete y frontenis), padel, squash y badminton.
Autor(es): David Llopis Goig, Ramón Llopis Goig
Entidades(es): Universidad de Valencia, España
Congreso: IV Congreso Mundial de Ciencia y Deportes de Raqueta
Madrid-21-23 de Septiembre de 2006
ISBN: 84-611-2727-7
Palabras claves: Deportes de raqueta, Práctica deportiva, sociología

Resumen

En esta trabajo se realiza un análisis sociológico de la práctica de los deportes de raqueta en España. Bajo esa categoría se engloba las siguientes modalidades deportivas: tenis, tenis de mesa, pelota (frontón, trinquete y frontenis), padel, squash y badminton. El objetivo del trabajo es realizar una aproximación sociológica a esta práctica deportiva para tratar de conocer cuantas personas practican algún deporte de raqueta en España, con qué frecuencia lo hacen, en que época del año y si participan en algún torneo de carácter competitivo. En segundo lugar, se pretende examinar la estructura social de la práctica de los deportes de raqueta en España. Para ello se examina la incidencia del sexo, la edad, el nivel de estudios, la situación laboral y el tamaño de hábitat. La investigación presentada se basa en datos provenientes de la Encuesta de Hábitos Deportivos del Consejo Superior de Deportes (CSD) realizada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en 2005.

Completa la información

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº2.

¡Consíguelo aquí!

1. Introducción

La Sociología del Deporte se interesa, por la regularidad con que se presentan determinadas prácticas o interacciones deportivas. Desde la perspectiva sociológica se pretende, por tanto, conocer cuántos individuos practican un determinado deporte, porqué lo practican, cómo han adquirido el hábito de practicarlo, en qué lugares lo practica y con quien lo hacen. Se trata, por tanto, del estudio de las regularidades presentes en la vida social en relación con una determinada práctica deportiva. En segundo lugar, la sociología del deporte también se interesa por conocer las características sociodemográficas de las personas que practican un determinado deporte, es decir, el sexo, la edad, el nivel de estudios, la situación laboral o el tamaño del hábitat en el que reside. A pesar de que el concepto de estructura social es muy frecuente en la literatura sociológica, se está muy lejos de disponer de una definición que resulte convincente para el conjunto de la comunidad sociológica (García Ferrando, 2002: 44). Como ocurre en otras áreas de las ciencias sociales y humanas, se trata de un término ambiguo. Ahora bien, más allá de disponer de una definición precisa, en este trabajo utilizamos dicho concepto para referirnos a los rasgos más destacados en relación con la práctica de los deportes de raqueta en España. Este trabajo presenta una investigación sociológica orientada a dar respuesta a los dos ámbitos de interés propios de la Sociología del Deporte mencionados en las líneas anteriores. Constituye un esfuerzo científico con el que se pretende avanzar en la especialización del conocimiento científico de la realidad social del deporte español, en línea con las innumerables aportaciones que nos preceden que han tenido el más amplio marco de la práctica deportiva, en general, como objeto de estudio (García Ferrando, 1991, 1997, 2001, 2006).

2. Método

Los datos examinados proceden la última edición de la Encuesta de Hábitos Deportivos de los españoles, un estudio realizado conjuntamente por el Consejo Superior de Deportes (CSD) y el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en marzo y abril de 2005i. El estudio se basó en una encuesta de 8.170 entrevistas dirigidas a la población española de ambos sexos de 15 a 75 años. El ámbito del estudio fue nacional, incluyendo las provincias insulares y Ceuta y Melilla. La encuesta contó con puntos de muestreo en 389 municipios y 52 provincias. El procedimiento de muestreo fue de tipo polietápico, estratificado por conglomerados, con selección de las unidades primarias de muestreo (municipios) y de las unidades secundarias (secciones) de forma aleatoria proporcional, y de las unidades últimas (individuos) por rutas aleatorias y cuotas de sexo y edad. El trabajo de campo se realizó del 18 de marzo al 25 de abril de 2005. El error muestral, para un nivel de confianza del 95,5% (dos sigmas), un p = q, y bajo el supuesto de muestreo aleatorio simple, fue de ±1,11. Para la realización de esta investigación se parte de las submuestras de practicantes de tenis, tenis de mesa, pelota, padel, squash y badminton contenidas en la mencionada Encuesta de Hábitos Deportivos de los españoles 2005. Estas submuestras conforman una agregado de 440 casos, representativos del conjunto de la población española mayor de entre 15 y 75 años.

3. Resultados

3.1. La práctica de los deportes de raqueta en España Un 5,4% de la población española con edades comprendidas entre los 15 y los 74 años practica alguna de las seis modalidades de deportes de raqueta considerados en esta investigación. Ese mismo dato, calculado sobre el conjunto de la población española en ese tramo de edad que practica algún deporte (un 37% de la población española entre 15 y 74 año), se sitúa en el 14,4%. Es decir, una de cada diez personas que practica deporte en España, opta por alguna de las seis modalidades de deportes de raqueta. Estas cifras permiten estimar el volumen de personas que practican algún deporte de raqueta en España, que según los cálculos realizados, se situaría en 1.804.317. Si examinamos las distintas modalidades, tenemos que el tenis es el más practicado, al ser señalado por un 8,9% de la población que realiza algún deporte. La proyección al universo de estudio permite afirmar que 1.136.052 españoles entre 15 y 74 años practican el tenis. Dicho de otro modo, un 63% de los que practican algún deporte de raqueta practican, aunque no siempre de manera exclusiva, el tenis. Tras el tenis, un 2,7% se refiere a la pelota, englobando en esta categoría la práctica del frontón, el trinquete y el frontenis; un 2,4% al padel; un 1,8% al tenis de mesa; un 1,3% al squash; y un 0,5% al badminton. Los dos primeros superarían los trescientos mil practicantes (334.133 y 300.720 respectivamente), el tercero se situaría en 233.893, el cuarto en 167.066, y finalmente, el badminton en 66.827.

Tabla 1. La práctica de los deportes de raqueta en España.

Tabla 1. La práctica de los deportes de raqueta en España



Los datos obtenidos en las encuestas disponibles sobre los hábitos deportivos de los españoles permiten trazar la evolución en la última década de los deportes de raqueta. Los datos contenidos en la tabla 2 ofrecen pocas dudas sobre la tendencia a la baja de la práctica del tenis, la pelota (frontón, trinquete y frontenis) y el tenis de mesa. En los últimos diez años el número de practicantes de las dos primeras modalidades se ha reducido a la mitad, pasando de 18% a 8,9% en el caso del tenis, y del 6% al 2,7% en la pelota. Aún mayor es la pérdida experimentada por el tenis de mesa, que en el mismo periodo temporal pasa de 5% a 1,8%. Las otras tres modalidades no figuraban en la encuesta de 1995, pero tras aparecer en 2000, en la encuesta correspondiente a 2005 parecen haberse frenado y reducido su tendencia de crecimiento, al menos en el caso del squash y el badminton. Por el contrario, el padel, pasa del 1,4 del año 2000 al 2,4% del 2005, siendo, por tanto, el único que crece.

Tabla 2. Evolución de la práctica de los deportes de raqueta en España.

Tabla 2. Evolución de la práctica de los deportes de raqueta en España



Centrándonos de nuevo en los datos correspondientes al año 2005, que son los que vamos a examinar en el resto de este trabajo, a continuación abordamos un aspecto sugerido unas líneas más arriba, cuando se señalaba que determinados individuos practican más de una modalidad de deporte de raqueta. Para responder a esta pregunta hemos elaborado una tabla de doble entrada (con el mismo número de filas de columnas), que recoge las tasas de comunalidad entre los seis deportes de raqueta. Los porcentajes que se incluyen en cada celda corresponden al porcentaje de personas sobre el conjunto de los que practican el deporte de la columna que practican el deporte que aparece en la fila. Este análisis permite comprobar que los deportes de raqueta “más dependientes” son el tenis de mesa, el padel y el squash. Un 49,1% de los que practican el primero también practica el tenis. Lo mismo ocurre con el 36,5% de los que practica padel y el 35,9% de los que practica squash.

Tabla 3. Práctica compartida de deportes de raqueta.

Tabla 3. Práctica compartida de deportes de raqueta



Los análisis efectuados permiten comprobar una cierta hegemonía del tenis en el conjunto de los deportes de raqueta, ya que es la modalidad que tiene un comportamiento menos dependiente: tan sólo un 10,2% de los que practican este deporte dicen practicar también tenis de mesa y un 9,8% padel. En cuanto a la pelota y el badminton se encuentran en una posición intermedia, pero también en estos casos sus practicantes afirman practicar el tenis en porcentajes que se acercan al veinte por ciento. 3.2. Algunas características de la práctica de los deportes de raqueta en España Tras exponer los principales datos relativos a la incidencia cuantitativa de la práctica de los deportes de raqueta, en este apartado profundizamos en algunas de las características mediante las cuales se lleva a cabo. En concreto examinamos la frecuencia de la práctica, la época del año en que más se practica y el estatus o carácter competitivo de la misma. La información contenida en la tabla 4 muestra que el tenis y el padel son practicados con más regularidad que el tenis de mesa y la pelota. En una situación intermedia se sitúa el badminton. Efectivamente, en el caso del tenis, un 39,1% de los que lo practica lo hace una o dos veces a la semana, porcentaje que en el caso del padel aún se eleva hasta un 47,9%. En cambio, entre los que practican el tenis de mesa y la pelota (recordemos, nuevamente, que esta denominación congrega el frontón, el trinquete y el frontenis), la respuesta más elevada es la de los que señalan una frecuencia inferior a la semanal (49,1% y 47% respectivamente). En cuanto al badminton, el porcentaje que señaló una frecuencia de una o dos veces por semana fue el mismo que los que indicaron una frecuencia inferior (37,5%).

Tabla 4. Frecuencia de práctica de los deportes de raqueta en España.

Tabla 4. Frecuencia de práctica de los deportes de raqueta en España



Al centrarnos en el análisis de la época del año en que es más practicado cada uno de los deportes de raqueta, el estudio de los datos permite comprobar la existencia de tres comportamientos diferenciados. En primer lugar se encontrarían aquellas modalidades cuyos practicantes han indicado hacerlo en todas las épocas por igual. Ahí podrían ubicarse el tenis de mesa (66,7%), la pelota (56,6%) y el squash (52,5%). En segundo lugar se encuentran aquellas modalidades que, aunque tienen porcentajes elevados de practicantes que dicen hacerlo en cualquier época del año, tienen también elevados porcentajes de quienes dicen practicar más en verano. Se situarían en este grupo el tenis y el padel, con porcentajes de práctica veraniega del 41,8% un 39,2%, respectivamente.

Tabla 5. Época del año en que suele practicar deportes de raqueta.

Tabla 5. Época del año en que suele practicar deportes de raqueta



Y el último dato con el que vamos a caracterizar la práctica deportiva de los deportes de raqueta se refiere al carácter competitivo o no con el que se lleva a cabo. En las seis modalidades predomina la respuesta de aquellos que dicen hacer deporte sin preocuparse por competir. Esa respuesta fue señalada por un 56,3% de los que practican badminton, un 52,7% de los que practican tenis, un 50,6% de los que practican pelota, un 47,4% de los que practican tenis de mesa, un 46,6% de los que practican padel, y un 41% de los practicantes de squash. Entre los practicantes de badminton, pelota o tenis, la siguiente respuesta con que practican su deporte con amigos para divertirse (37,5%, 26,5% y 23,3% respectivamente).

Tabla 6. Carácter de la práctica de los deportes de raqueta.

Tabla 6. Carácter de la práctica de los deportes de raqueta



Sin embargo, entre los que se practican padel, tenis de mesa y squash es más elevada la participación en ligas locales o provinciales (30,1%, 26,3% y 25,6% respectivamente). Por otro lado, la participación en ligas locales o provinciales registra porcentaje más elevados aunque relevantes entre los que pelota y tenis (16,9% y 16,4% respectivamente), siendo muy reducido entre los que practican el badminton. Por último, la participación en ligas deportivas nacionales acoge a un 10,5% de los que practican tenis de mesa y a un 5,1% de los que practican tenis. IV Congreso Mundial de Ciencia y Deportes de Raqueta En el caso del padel y la pelota se sitúan en el 2,7% y el 2,4%, mientras que este comportamiento no se da entre los que practican squash y badminton. 3.3. Estructura social de la práctica de los deportes de raqueta en España En esta tercera sección del apartado de resultados, realizamos un análisis de las principales variables sociodemográficas, tratando de examinar su impacto o incidencia sobre la práctica de los deportes de raqueta. La primera variable examinada se refiere al sexo. La tabla 7 muestra que los deportes de raqueta son más practicados por los hombres, ya que un 76,5% de los que los practican son hombres y un 23,5% mujeres. Esa proporción es aproximadamente la que se da en el caso del tenis, 76,1% hombres frente al 23,9% de mujeres. En el resto –con la excepción del badminton que es el menos desequilibrado de los seis–, los varones son más de ocho de cada diez practicantes: 89,7% en el caso del squash, 88% en la pelota, 83,2% en tenis de mesa y 82,7% en el padel.

Tabla 7. Práctica de los deportes de raqueta según sexo.

Tabla 7. Práctica de los deportes de raqueta según sexo



Una segunda característica sociodemográfica de la práctica de los deportes de raqueta es la juventud de los que los practican: dos terceras partes tiene menos de 34 años. La modalidad que tiene el perfil más joven es el badminton, con un 93,8% de sus practicantes menores de 34 años. A continuación el tenis de mesa, con tres de cada cuatro también menores de 34 años (74,4%). El tenis y el padel aparecen a continuación, con aproximadamente dos de cada tres practicantes en el rango de edad mencionado (68,1% y 66,2%, respectivamente). Tras ellos, la pelota y el squash son las modalidades que cuentan con mayor presencia de practicantes de mayor edad, ya que el 42,1% y el 41,1% de sus practicantes, respectivamente, son mayores de 34 años.

Tabla 8. Práctica de los deportes de raqueta según edad.

Tabla 8. Práctica de los deportes de raqueta según edad



El nivel de estudios es otra más de las variables que vamos a considerar para trazar el perfil sociodemográfico de las personas que practican deportes de raqueta en España. El análisis recogido en la tabla número 9 muestra con claridad la elevada presencia de la población con estudios universitarios en las filas de los practicantes de estas modalidades deportivas. En términos generales, un 33,2% de las personas que practican algún deporte de raqueta tiene estudios universitarios. Pero además, es conveniente destacar que en las modalidades de padel y squash, los titulados universitarios son más de la mitad (54,1% y 52,8% respectivamente). La situación es distinta en los casos del tenis, el tenis de mesa, la pelota y el badminton. En el primero los diversos niveles de estudios se encuentra mucho más repartidos, si bien los que disponen de estudios universitarios suponen el grupo más elevado (34,3%). En cuanto a los que practican tenis de mesa, el perfil más dimensionado es el de los que tienen estudios de Bachillerato (26,5%), si bien seguidos muy de cerca por aquellos que tienen estudios de secundaria (23,6%) y universitarios (23,5%). Son estos, por tanto, unos perfiles mucho más repartidos. En cuanto a los otros dos, la pelota y el badminton, parecen tener dos perfiles de estudios más acentuados: las personas con estudios secundarios y universitarios. En el caso de la pelota alcanzan un 31,7% y 25,5% respectivamente; mientras en el badminton se sitúan en 33,3% y 40%.

Tabla 9. Práctica de los deportes de raqueta según nivel de estudios.

Tabla 9. Práctica de los deportes de raqueta según nivel de estudios



El análisis de datos referido a la situación laboral de las personas que practican deportes de raqueta ha revelado que la gran mayoría de sus practicantes se encuentran en situación laboral activa: un 63,5% afirma que se encuentra trabajando. La situación de trabajo caracteriza a un 82,5% de los practicantes de squash, un 74% de los que practican padel y un 69% de los que practican pelota. En el caso del tenis y el tenis de mesa también el porcentaje más elevado lo obtienen los que están trabajando (64,5% y 48,9% respectivamente), sin embargo, destaca la presencia de un 26,5% y un 35,1% que afirman ser estudiante. Por último, entre los practicantes de badminton hay una mayoría de estudiantes (75%).

Tabla 10. Práctica de los deportes de raqueta según situación laboral.

Tabla 10. Práctica de los deportes de raqueta según situación laboral



Y por último, acometemos el análisis de la incidencia del tamaño del hábitat en la práctica de los deportes de raqueta. En la tabla 11 podemos apreciar que existen diversas tendencias. En primer lugar, el padel y el squash se muestran más propios de las ciudades de mayor tamaño, siendo en los tamaños hábitat de más de 100.000 habitantes donde se concentra cerca del sesenta por ciento de sus practicantes. El tenis y el badminton parecen adquirir otro perfil, pues pese a que tienen porcentajes elevados en las grandes ciudades de más de 400.000 habitantes, también tienen una presencia elevada en ciudades de tamaño medio, entre 10.000 y 50.000 personas. El tenis de mesa configura un tercer perfil, caracterizado probablemente por la mayor dispersión en función del hábitat de todos los deportes de raqueta. Por último, la pelota tiene una distribución más compleja: aparece con porcentajes elevados en los niveles medios-altos y en los medios-bajos.

Tabla 11. Práctica de los deportes de raqueta según tamaño del hábitat.

Tabla 11. Práctica de los deportes de raqueta según tamaño del hábitat



4. Conclusiones

Los deportes de raqueta son practicados por 1.804.317 personas en España, lo que supone un 5,4% de la población española entre 15 y 74 años, y un 14,4% de los españoles que practican algún deporte. El tenis es la modalidad más practicada, con 8,9% de los que realizan algún deporte; seguido de la pelota (que engloba el frontón, el trinquete y el frontenis) con 2,7%; el padel con 2,4%; el tenis de mesa, con 1,8%; el squash, con un 1,3%; y el badminton, con un 0,5%. En los últimos diez años, el tenis, la pelota y el tenis de mesa han visto reducirse la proporción de sus adeptos: en los dos primeros casos se han reducido a la mitad, y en el tercer caso a más de la mitad. El squash y el badminton han frenado, e incluso reducido el crecimiento con el que aparecerían en la encuesta del año 2000; mientras el padel es la única modalidad de raqueta que crece. Al abordar al estudio de la estructura social de estas prácticas deportivas, el análisis de datos ha revelado que son practicadas mayoritariamente por hombres, de entre 15 y 34 años, con estudios universitarios y en situación laboral activa.

Bibliografía

  • García Ferrando, M. (1991): Los españoles y el deporte (1980-1990). Un análisis sociológico, Madrid, Consejo Superior de Deportes.
  • García Ferrando, M. (1997): Los españoles y el deporte, 1980-1995. Un estudio sociológico sobre comportamientos, actitudes y valores, Valencia, Tirant lo Blanch y CSD.
  • García Ferrando, M. (2001): Los españoles y el deporte: Prácticas y comportamientos en la última década del siglo XX, Madrid, Ministerio de Educación, Cultura y deporte y CSD.
  • García Ferrando, M. (2006): Postmodernidad y deporte. Entre la individualización y la masificación. Encuesta sobre hábitos deportivos de los españoles 2005, Centro de Investigaciones Sociológicas y Consejo Superior de Deportes.

Responder

Otras colaboraciones