800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

3 nov 2009

Materiales e instalaciones convencionales para uso no convencional en las actividades físicas en la naturaleza

/
Enviado por
/
Comentarios0
Estamos acostumbrados a utilizar el material y las instalaciones siempre para los mismos contenidos, para los mismos deportes,…En el presente artículo, tratamos de hacer una reflexión sobre otros posibles uso de materiales e instalaciones, para la practica de los contenidos del bloque de Actividades en el medio natural.

 
Autor(es): Antonio Baena Extremera y Antonio Granero Gallegos
Entidades(es): Facultad de Ciencias del Deporte, Universidad de Murcia
Congreso: VII Congreso Internacional Sobre la Enseñanza de la Educación Física y el Deporte Escolar
Pontevedra: 3-6 de Noviembre de 2009
ISBN: 978-84-613-3640-1
Palabras claves: materiales, instalaciones, no-convencional, actividades, naturaleza

RESUMEN

Estamos acostumbrados a utilizar el material y las instalaciones siempre para los mismos contenidos, para los mismos deportes,…En el presente artículo, tratamos de hacer una reflexión sobre otros posibles uso de materiales e instalaciones, para la practica de los contenidos del bloque de Actividades en el medio natural.

INTRODUCCIÓN.

Al hablar de materiales, Mena (1997, p.201), afirma que los términos “materiales” y “recursos” se pueden utilizar indistintamente dentro de la didáctica. Sin embargo otros autores entran en la distinción, bastante sutil, cuando afirman que unos, los primeros (materiales curriculares) han sido elaborados con una finalidad explícita, mientras que los segundos (recursos didácticos) adquieren su valor pedagógico desde el momento en el que los docentes deciden, desde la metodología, ingresarlos en el currículo. Para corroborar esto observemos las siguientes definiciones de Zabala (citado en “Guía para la elaboración del Proyecto Curricular de Centro”) y Blázquez (1994, p.504):

  • Material curricular o didáctico: “Por material curricular entendemos cualquier documento, que ayuda a la planificación y realización del currículum en los centros, y que ha sido elaborado con esa finalidad explícita”.
  • Recurso didáctico (Blázquez, 1994): “…la inserción predeterminada en el currículum es lo que le confiere a cualquier objeto la categoría de recurso didáctico”.

La terminología utilizada para referirse a las instalaciones y materiales de EF, ha sido muy estudiada y a la vez muy confundida, utilizando términos dispares para referirse al mismo concepto. Centrándonos en la Instalación Deportiva, entendemos que es aquella instalación que, ocupando el mínimo espacio posible, acoge el mayor número de deportes que puedan ser practicados alternativa o simultáneamente en ella. Para esto se superponen las líneas que forma el trazado de cada campo, bien en posición longitudinal o transversal (Sánchez, 1989). Es decir, que una Instalación Deportiva es todo recinto construido a partir de uno o varios espacios deportivos con sus anexos complementarios y la dotación pertinente para el desarrollo de la actividad física y el deporte. Corresponde a la materialización física de una reserva urbanística para un equipamiento deportivo (Dicc. Paidotribo, 1998). Tamayo e Ibáñez (2006, p.28) la entienden como el lugar, espacio o aula donde va a centrarse el desarrollo de todo aquello que esté programado para el área de Educación Física. A principio de curso en un centro escolar, en la elección de presupuestos para la compra del material necesario para el curso, se tiende a elegir la mejor oferta que deberá tener en cuenta, además de criterios económicos, condiciones comerciales y garantías que se ofrecen. La selección de materiales de Educación Física y de equipamientos deportivos, se realizará ajustándose lo máximo posible a las siguientes características:

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 11

Teniendo en cuenta estas características, las instalaciones y materiales convencionales del área de Educación Física, el objetivo de este trabajo es proponer usos no convencionales para trabajar el bloque de contenidos de Actividades Físicas en la Naturaleza.

Implicación del currículum en los contenidos.

Siguiendo el Real Decreto 1631/2006 que establece las enseñanzas mínimas para la Educación Secundaria Obligatoria, los contenidos establecidos para el bloque de Actividades en el medio natural, son los siguientes:

  • 1er CURSO:

- Las actividades físico-deportivas en el medio natural: tierra, aire y agua. – Realización de recorridos a partir de la identificación de señales de rastreo. – Aceptación y respeto de las normas para la conservación del medio urbano y natural.

  • 2º CURSO:

- El senderismo: descripción, tipos de sendero, material y vestimenta necesaria. – Realización de recorridos preferentemente en el medio natural. – Toma de conciencia de los usos adecuados del medio urbano y natural. - Respeto del medio ambiente y valoración del mismo como lugar rico en recursos para la realización de actividades recreativas.

  • 3 er CURSO:

- Normas de seguridad para la realización de recorridos de orientación en el medio urbano y natural. – Realización de recorridos de orientación, a partir del uso de elementos básicos de orientación natural y de la utilización de mapas. – Aceptación de las normas de seguridad y protección en la realización de actividades de orientación.

  • 4º CURSO

- Relación entre la actividad física, la salud y el medio natural. - Participación en la organización de actividades en el medio natural de bajo impacto ambiental, en el medio terrestre o acuático. - Realización de las actividades organizadas en el medio natural. – Toma de conciencia del impacto que tienen algunas actividades físico-deportivas en el medio natural. Este currículo, que es básico, abierto y flexible, requiere posteriores concreciones. En consecuencia, el currículo respetuoso con la Autonomía Pedagógica de los centros (art.6.4 y 120 de la Ley 2/2006 de Educación; art. 8 del Decreto 230/2007, de 31 de julio, por el que se establece la ordenación y las enseñanzas correspondientes la educación primaria en Andalucía), recoge aquellos aspectos comunes que deberán concretarse y adaptarse a través de los Proyectos Curriculares y las Programaciones de Aula para responder adecuadamente a las necesidades educativas de los alumnos (Baena, 2005 y Díaz Lucea, 1994). Las necesidades de nuestros alumnos están evolucionando cada día, de manera que están optando por dejar los deportes convencionales de pista y gimnasio, para practicar otros realizados en lugares menos estandarizados. Cada vez, hay más jóvenes escaladores, cada vez hay más jóvenes ciclistas de montaña, cada vez…necesitamos como docentes crear, dar y satisfacer estas necesidades.

La autoconstrucción de materiales e instalaciones, útiles para Educación Física.

De forma específica, con la autoconstrucción de nuestro material e instalaciones en Educación Física, se da un paso más en cuanto a la implicación que esta área tiene en la formación global del alumnado. El proceso de enseñanza-aprendizaje se enriquece y afianza llegando a otras dimensiones del individuo (educar). Guillén y cols. (1998:469) afirman que la adaptación de materiales nuevos (a través del reciclaje, autoconstrucción, remodelación,…) aportarán los siguientes beneficios: – La aparición de una extraordinaria fuente de recursos creativos. – La consecución de una mayor variedad en los ejercicios cotidianos. – Convertir gran número de aparatos manuales portátiles en el centro de interés de ciertas actividades físicas. – Conseguir mayor dinamismo en todas las actividades. – Obtener mayores posibilidades de entrenamiento de nuevas condiciones, que generen nuevas habilidades y destrezas específicas. Por otro lado, esta adaptación presenta otra serie de ventajas como (García Montes, 1999): – Prolonga la utilidad del material específico más allá de sus usos convencionales. – Aumenta las posibilidades de uso de material diverso. – Responsabiliza a los usuarios. – Educa en la variabilidad y flexibilidad de usos que pueden tener diversos objetos en el campo de la actividad física, contribuyendo por tanto a la evolución de su creatividad. – Educa en las técnicas concretas de construcción y búsqueda de soluciones para disponer de más material. – Se abaratan los costos del área. Como hemos ideo viendo poco a poco, cada vez surgen más propuestas para el uso de materiales e instalaciones en el bloque de Actividades en el Medio Natural. Podemos hablar de construcción de rocódromos (Cepero y Ballester, 2003; Cepero y cols, 2003; Baena y Calvo, 2008), de utilización de espacios no convencionales para la trepa y escalada (Cano y cols, 2009), creación de recursos para el uso de la bicicleta (Navarro, 2000; Sallan, 2002; Zabala y cols., 2003; González, 2004; Baena, Calvo y Martínez, 2009), e incluso de creación de espacios, materiales e instalaciones para trabajar contenidos tan innovadores como la espeleología (Baena y Granero, 2009). De manera general, podemos concretar que las formas de adaptación del material y las instalaciones para trabajar los contenidos de Actividades en el Medio Natural, son: a) Reutilización: Se trata de darle a un material un uso distinto del convencional. Dado que su deterioro aún no obliga a retirarlo, puede ser utilizado para otras funciones no habituales o no convencionales. Por ejemplo, una colchoneta vieja para trabajo de trepas. b) Construcción: Son materiales baratos (a veces de desecho o reciclables), con imaginación y habilidad, pueden construirse objetos útiles en diversas actividades. Sería interesante involucrar al profesor de plástica en esta actividad ya que él posee conocimientos específicos. Encontramos dos tipos: -De carácter fijo: aprovechamiento de materiales y elementos de desecho del entorno para construir pasos de espeleología, zonas de equilibrio, pistas de obstáculos, etc. -De carácter móvil: y transportables, en relación muy directa con el reciclaje de materiales de desecho: tubos de cartón (de telas), botellas de suavizante, cajas de cartón, muy útiles para los juegos de aventura. c) Uso no convencional: A muchos objetos se les puede dar una utilidad, sin que ésta los deteriore, distinta para la cual han estado diseñados. También, cualquier elemento del paisaje puede ser usado para la práctica física. Ejemplos del primer caso son: cajones de plinto para actividades de trepa y espeleología; bancos para recorridos de equilibrio en bicicleta, etc.

Algunas de las propuestas.

A continuación, se exponen algunas de las ideas de utilización de espacios y materiales convencionales, como uso no convencional en los contenidos de Actividades en el Medio Natural.

Escalada en Espalderas Escalada en Rocódromo: lo más habitual, es comenzar a trabajar la trepa y la escalada sobre las espalderas (figura 1). El siguiente paso, ha sido construir un rocódromo sobre las espalderas menos útiles del centro (Baena y Calvo, 2008).

Figura 1.- Escalada en rocódromo

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 11

Rapel en Espalderas: para la iniciación al rapel, optamos por montar desde la parte superior de las espalderas, varias cuerdas para que nuestros alumnos practiquen esta técnica. Además, contaremos con otro compañero que hará de asegurador (figura 2).

Figura 2.- Rapel en espalderas.

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 11

Recorridos de Bicicleta: podemos hacer multitud de recorridos, secciones, puentes, etc. En esta imagen, creamos un pasillo muy estrecho simulando un pequeño camino entre dos barrancos, donde nuestros alumnos deberán pasar sin caerse. Más a la derecha, aumentando la dificultad, encontramos un paso estrecho y elevado (figura 3).

Figura 3.- Recorrido en bicicleta.

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 11

Tirolinas y Ascensiones por cuerdas: para la instalación de la tirolina y el ascenso por cuerda, hemos utilizado la vigas de la instalación del gimnasio, puesto que nunca se le ha sacado uso, por fin hemos encontrado para que sirven (figura 4).

Figura 4.- Tirolinas y ascensiones por cuerdas.

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 11

Materiales convencionales simulando un paso de una cueva: en esta imagen, podemos apreciar el paso de una cueva de medio metro de alta, con un recorrido de aproximadamente de 1,5 metros de larga. Posteriormente, la cueva se abre en altura. Este paso, se construye con mesas, colchonetas y una tela alrededor (figura 5).

Figura 5.- Simulando un paso de una cueva

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 11

Como conclusión final, intentar mostrar, reflexionar y compartir con el resto de compañeros, ideas para utilizar y reutilizar del material de que disponemos en el uso de nuestras clases de Educación Física.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  • Baena Extremera, A. (2005). Bases teóricas y didácticas de la E.F. escolar. Granada: Gioconda.
  • Baena Extremera, A. & Calvo Morales, J.F. (2008). Elaboración y construcción de materiales para el bloque de contenidos de actividad física en el medio natural: el rocódromo de escalada. Espiral. Cuadernos del profesorado, 1(1). Disponible en: www.cepcuevasoluola.es/espiral. [Consulta: 2008, 6 de octubre].
  • Baena Extremera, A.; Calvo Morales, J.F. & Martínez Molina, M. (2009). Una experiencia didáctica en metodología integrada: cinco estilos de enseñanza a través de la bicicleta de montaña, patines y monopatines en E.S.O. Espiral. Cuadernos del profesorado, 2(3). Disponible en: www.cepcuevasoluola.es/espiral. [Consulta: 2009, 23 de marzo].
  • Baena Extremera, A. & Granero Gallegos, A. (2009). Deportes de aventura indoor: enseñanza de la espeleología en los institutos de educación secundaria. Tándem. Didáctica de la Educación Física, 30, 47-61.
  • Blázquez, D. (1994). Los recursos en el currículum. Didáctica General. Alcoy: Marfil. Cano, J.J., Caballero, P.; Morenas, J. & Parra, M. (2009). La escalada en bloque: unas propuestas de utilización de espacios clandestinos. Tándem. Didáctica de la Educación Física, 30, 37-46.
  • Cepero González, M.M. & Ballesteros Rueda, F.J. (2003). El amigo rocódromo en la escuela (I): Creación y pragmatización del rocódromo en el área de educación física en primaria. Revista Digital- [en línea], N° 63. Buenos Aires. Disponible en: http.//www.efdeportes.com. [Consulta realizada el 23 de marzo de 2004].
  • Cepero González, M.M. & Ballesteros Rueda, F.J. (2003). El amigo rocódromo en la escuela (I): Creación y pragmatización del rocódromo en el área de educación física en primaria. Revista Digital- [en línea], N° 64. Buenos Aires. Disponible en: http.//www.efdeportes.com. [Consulta realizada el 23 de marzo de 2004].
  • Cepero González, M.M.; Zurita Molina, F. Cabello Manrique, D. & Ballesteros Rueda, F. (2003). Las espalderas adaptadas y el rocódromo pasivo en la escuela: transformación y creación de estos dos recursos en el área de Educación Física en Primaria. Revista de Educación Física: renovar la teoría y práctica, 92, 29-32.
  • Contreras, O. (1998). Didáctica de la E.F. Un enfoque constructivista. Barcelona: Inde.
  • Corcuera González, J. (2006). Iniciación a la escalada deportiva en la escuela. Revista Digital- [en línea], N° 98. Buenos Aires. Disponible en: http.//www.efdeportes.com. [Consulta realizada el 3 de marzo de 2007].
  • Diaz Lucea, J. (1994). El currículum de EF en la Reforma Educativa. Barcelona: Inde.
  • Diccionario de ciencias de la actividad física y del deporte (1998). Barcelona: Paidotribo.
  • García Montes, E.; (1999). Asignatura de Recreación Físico-Deportiva. Granada-F.CC.A.F.D: Inédito.
  • González Sanz, J.A. (2004). El uso del medio natural en el currículum de educación física en educación primaria: iniciación a la orientación, unidad didáctica de bicicleta y un paseo por la escalada y el rapel. Revista de Educación Física: renovar la teoría y práctica, 96, 29-34.
  • Guillén, M. y cols, (1998). Curso de actualización en didáctica y educación físico-deportiva para postgraduados universitarios. Volumen II. Málaga: IAD.
  • Mena, B. (1997). Didáctica y currículum escolar. Salamanca: Anthema.
  • Navarro, F. (2000). Bicicleta y educación vial: guía didáctica para la familia y educadores/as. Vitoria-Gasteiz: Eusko Jaurlaritzaren Argitalpen Zerbitzu Nagusia. Servicio Central de Publicaciones del Gobierno Vasco.
  • Real Decreto 1631/2006, de 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas de la Educación Secundaria Obligatoria.
  • Sallan, C. (2002). Orientación a pie y en bicicleta: un medio para trabajar la orientación en el medio natural y al mismo tiempo promocionar la utilización de la bicicleta en la ESO. Apunts: Educación física y deportes, 69, 96-105.
  • Sánchez Gómez, J. (1989). Las instalaciones y equipamientos en EF. Zaragoza: CEPID.
  • Tamayo Fajardo, J.A. & Ibáñez de la Rosa, J.C. (2006). Las instalaciones deportivas como factor de calidad en el desarrollo de la actividad físico-deportiva en el marco escolar y extraescolar. Habilidad Motriz, 26, 26-37.
  • Zabala Díaz, M.; Dalmau Torres, J.M.; Viciana Ramírez, J. & Gagallo Ibort, E. (2003). Modelo de unidad didáctica para Educación Física: un ejemplo integrado de juegos y deportes y actividades en el medio natural como vehículo de iniciación deportiva. Revista Digital- [en línea], N° 63. Buenos Aires. Disponible en: http.//www.efdeportes.com. [Consulta realizada el 3 de octubre de 2004].

Responder

Otras colaboraciones