800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

25 nov 2013

Motivaciones, hábitos de entrenamiento y variables sociodemográficas de los maratonianos españoles.

/
Enviado por
/
Comentarios0
/
En la creciente población de corredores españoles de ruta se analizan sus principales motivaciones para correr y sus principales características socio-demográficas.

Autor(es): Dr. Antonio Zarauz Sancho; Dr. Francisco Ruiz-Juan.
Entidades(es): Universidad de Murcia
Congreso: XIV Congreso Internacional sobre la Psicología del deporte
Pontevedra, 14 al 16 de Noviembre de 2013
ISBN: 978-84-939424-6-5
Palabras Clave: MOMS-34; variables socio-demográficas; autodeterminación.

Motivaciones, hábitos de entrenamiento y variables sociodemográficas de los maratonianos españoles.

Resumen:

En la creciente población de corredores españoles de ruta se analizan sus principales motivaciones para correr y sus principales características socio-demográficas. Se obtienen valiosos datos descriptivos de sus motivaciones y características socio-demográficas y de entrenamiento. Se concluye que las dos motivaciones más valoradas son las más autodeterminadas (significado de la vida-autoestima y orientación a la salud) y la menos valorada ha sido la menos autodeterminada (reconocimiento). La mayoría del total de la muestra tiene un alto nivel de estudios, convive con alguien, trabaja, tiene pocos o ningún hijo o familiares dependientes a su cargo, tienen un peso normal, menos de 47 años y no se preocupa de tener entrenador. En las variables socio-demográficas hay diferencias significativas por sexo en la actividad laboral principal y en el IMC.

Desde los Juegos Olímpicos de 1972 hasta nuestros días, se ha producido un aumento muy significativo de practicantes de carrera continua en general y de corredores de ruta (maratón y/o medio maratón) en particular, aumento que Masters, Ogles y Jolton (1993) ya describían en Estados Unidos. Este incremento se observa, por ejemplo, observando la evolución en la participación en el más famoso maratón del mundo, el de Nueva York, que en su primera edición, la de 1970, apenas contó con 127 participantes y, en las últimas, ya cruzaron la meta cerca de 50.000 corredores.
En España, este aumento se hizo más significativo a raíz de la concesión a Barcelona de los Juegos Olímpicos en 1992. De hecho, la Real Federación Española de Atletismo (2013), en el calendario nacional de carreras en ruta ha pasado de tener cada año un número muy reducido de estas en los años ’80, con un número de participantes prácticamente simbólico, a tener en la actualidad cada mes no menos de una docena de carreras de maratón y/o medio maratón, circuito de carreras de 10km en ruta, etc., donde además, los participantes ya se aproximan a la cifra de 20.000 en los maratones más populares, Madrid y Barcelona.
A nivel internacional, Carmack y Martens (1979), debido al mencionado incremento significativo del jogging (carrera continua) que se produjo en EE.UU. en los ’70, fueron los pioneros en estudiar los motivos para correr maratones. Al preguntar a los corredores los tres principales motivos por los que empezaron a correr y por los que continuaban corriendo, estos motivos fueron clasificados en ocho categorías generales de motivaciones: salud física, salud psicológica, socialización, logro de metas, recompensas tangibles, influencias sociales, disponibilidad y motivos diversos.
Posteriormente, Clough, Shepherd y Maughan (1989) concluyeron que todos los motivos para participar de forma recreativa en un maratón se podían agrupar en seis categorías motivacionales principales: bienestar, sociales, desafío, estatus, estado físico/salud y adicción, siendo el desafío, seguido del estado físico/salud, las principales.

Pero la investigación de mayor trascendencia internacional fue la de Masters et al. (1993), en la que diseñaron un instrumento con adecuada consistencia interna, validez y fiabilidad para evaluar las motivaciones de los corredores de maratón, que numerosos investigadores posteriormente han utilizado, o se han basado en él, para crear instrumentos propios: las Motivations of Marathoners Scales (MOMS). Contiene 56 motivos para correr, que a su vez se agrupar en cuatro categorías generales de motivaciones (Psicológicas, de Logro, Sociales y de Salud Física) y éstas, a su vez, en nueve escalas específicas de motivaciones (Salud general, Concerniente al peso, Afiliación, Reconocimiento, Competición, Logro de meta personal, Metas psicológicas, Autoestima y Sentido de la vida). En estas motivaciones propias de los corredores, al igual que en las obtenidas por Carmack y Martens (1979) y Clough, Shepherd y Maughan (1989), se aprecian los diferentes niveles de autodeterminación explicados por Deci (1975, 1980) y Deci y Ryan (1985) en su teoría motivacional.
En España, sin embargo, no es fácil encontrar investigaciones que analicen en profundidad las motivaciones de este creciente número de corredores de ruta. El pionero en describir los motivos para correr fue Jaenes (1994), al exponer que, en general, eran sentirse mejor, mejorar físicamente, encontrar amigos y perder peso. Posteriormente, Jaenes (2000) concluye que la mayoría de motivos para correr están relacionados con los beneficios que esperan obtener de esta práctica. Por su parte, Llopis y Llopis (2006) concluyeron que los motivos para correr más importantes fueron la satisfacción que produce correr, el logro de una meta personal, la aptitud física, la interacción social y el interés por el deporte.
Pero la investigación en la población de maratonianos españoles más profunda hasta la fecha ha sido la de Ruiz-Juan y Zarauz (2011), en la que analizaron las motivaciones para correr maratón en una muestra de 1226 corredores, traduciendo y validando al español las MOMS. En este estudio obtenieron siete categorías motivacionales para correr, que a su vez contenían 34 motivos para hacerlo (véase apartado Instrumento). En esta investigación, las motivaciones para correr prácticamente se valoraron de más a menos autodeterminadas; significado de la vida-autoestima y orientación a la salud fueron las más altas, frente a reconocimiento, que fue con diferencia la que menor puntuación obtuvo.
Sin embargo, se debe partir de la hipótesis de que, en las motivaciones para correr maratón, pueden influir una serie de variables. En el Demographic and Training Questionnaire (DTQ) de Masters et al. (1993), se contemplan tanto de tipo sociodemográfico (edad, sexo, raza e ingresos anuales), como las relacionadas con los hábitos de entrenamiento (promedios de kilómetros entrenados a la semana, de tiempo por entrenamiento, de días entrenados a la semana y de compañeros de entrenamiento, porcentaje de tiempo que entrena solo a la semana, años corriendo) y el rendimiento (número de maratones terminados, mejor marca en maratón y promedio de marcas en los maratones terminados). Llopis y Llopis (2006) señalaron la influencia que ejerce sobre estos motivos la pertenencia a un club de atletismo y estar asesorado por un entrenador.
En cuanto a las diferencias de sexo respecto a las motivaciones para correr, utilizando las MOMS como instrumento de medida, Ogles, Masters y Richardson (1995) concluyeron que en las mujeres, más que en los hombres, se obtenían puntuaciones más elevadas en las motivaciones más autodeterminadas, es decir, la preocupación por el peso, afiliación, autoestima, metas psicológicas y sentido de la vida. En hombres obtuvieron dos grupos: el mayoritario, que sobre todo señalaba las motivaciones de logro (competición y logro de meta personal) y extrínsecas (el reconocimiento), a los que llamaron obligatory runners (pues promediaban al menos 70 kilómetros a la semana de entrenamiento y les gustaba participar en maratones); y el minoritario, que señalaba más las motivaciones intrínsecas (orientación general a la salud y preocupación por el peso), a los que definieron como recreational runners (pues promediaban menos de 25 kilómetros a la semana de entrenamiento y les gustaban participar en carreras más cortas).

En la investigación de Ruiz-Juan y Zarauz (2011), los hombres puntúan más alto que las mujeres en la escala reconocimiento y las mujeres alcanzan puntuaciones más altas que los hombres en la escala significado de la vida y autoestima. En las escalas superación de metas personales y competición, reconocimiento, afiliación, metas psicológicas y significado de la vida y autoestima,a medida que la edad aumenta disminuyen los valores, es decir, los más jóvenes alcanzan puntuaciones más elevadas que los mayores.
En la presente investigación se van a considerar y analizar una serie de variables socio-demográficas y de entrenamiento y la influencia que tienen a la hora de elevar o disminuir de manera significativa cada una de las motivaciones para correr analizadas en una amplia muestra de corredores de ruta.

Método

Participantes
Se partió del total de corredores inscritos en los medios maratones de Almería y Elche (España) en 2010. Para asegurar que la muestra fuera representativa (error±3%, intervalo de confianza 95.5%), se empleó un diseño de muestreo estratificado por afijación proporcional teniendo en cuenta el sexo (91.13% de hombres y 8.86% de mujeres) y la edad. Se administró un cuestionario a una muestra aleatoria y voluntaria 1007 corredores de fondo en ruta que participaron en los medios maratones de Almería (30/01/2011) y Elche (03/04/2011) con rango de edad de 18 a 69 años (M=37.65; DT=9.75). Por tanto, se tiene una muestra representativa con un error del ±2.30%, a un intervalo de confianza del 95.5%.

Procedimiento
En las carreras citadas anteriormente, se pidió permiso a la organización de la carrera mediante una carta en la que se explicaban los objetivos de la investigación, cómo se iba a realizar el estudio y se acompañaba un modelo del instrumento. El cuestionario fue administrado en un stand que se dispuso al efecto durante la recogida de dorsales de los atletas participantes el día previo a la carrera.
Todos los sujetos fueron informados del objetivo del estudio, de la voluntariedad, absoluta confidencialidad de las respuestas y manejo de los datos, que no había respuestas correctas o incorrectas y se les solicitó que contestaran con la máxima sinceridad y honestidad. Además, se pidió que si habían contestado previamente este cuestionario no lo volvieran a hacer.

Instrumento
Se administró un instrumento que estaba compuesto de:

  • Motivations of Marathoners Scales-34 (MOMS-34) de Ruiz-Juan y Zarauz (2011); versión española de las Motivations of Marathoners Scales (MOMS) de Masters et al. (1993). Contiene 7 escalas de motivaciones con 34 ítems que se interesan por los motivos para correr y que miden el grado de orientación motivacional para correr: orientación a la salud, preocupación por el peso, superación de metas personales-competición, reconocimiento, afiliación, meta psicológica y significado de la vida-autoestima. Las respuestas se recogen en una escala tipo Likert desde 1 (no es una razón para correr)hasta 7 (es una razón muy importante para correr), con puntuación total media en cada escala entre 1 (mínima motivación para correr) y 7 (máxima motivación para correr).
  • Variables socio-demográficas y de entrenamiento; ¿tiene entrenador?, ¿qué nivel de estudios ha finalizado?, ¿con quién vive actualmente?, ¿cuál es su actividad laboral principal?, ¿cuántos hijos y/o familiares muy dependientes tiene a su cargo?, ¿qué edad tiene?, ¿cuál es su peso? y ¿cuál es su estatura?

Análisis de los datos
Consistencia interna (alfa de Cronbach), diferencias de medias por sexo (t Student), Porcentajes, Chi-cuadrado de Pearson (X2), significatividad, Media (M), Desviación típica (DT), F y p valor se realizaron con SPSS 20.0.

Resultados

Estadística descriptiva
Con respecto a las MOMS-34, conviene reseñar que en seis de las siete subescalas las puntuaciones obtenidas están por encima de la media, mientras que sólo en reconocimiento los valores están por debajo de la media. En la muestra de corredores obtenida, de mayor a menor importancia las motivaciones son; significado de la vida-autoestima, orientación a la salud, superación de metas personales-competición, metas psicológicas, afiliación, preocupación por el peso y reconocimiento. Solamente se han encontrado diferencias estadísticamente significativas por sexo en peso y metas personales-competición, en los dos casos los valores son superiores en los hombres (Véase Tabla 1).

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº23

Con respecto a las variables socio-demográficas, sólo hay diferencias significativas por sexo en la dedicación principal y en el IMC. La mayoría del total de la muestra tiene un alto nivel de estudios, convive con alguien, trabaja, tiene pocos o ningún hijo o familiares dependientes a su cargo, tienen un peso normal, menos de 47 años y no se preocupa de tener entrenador (Véase Tabla 2).
Tabla 2.

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº23

Discusión y conclusiones

Como en la mayoría de los estudios precedentes, tanto a nivel internacional como en el territorio español (Carmack & Martens, 1979; Clough, et al., 1989; Masters, et al., 1993; Ruiz-Juan & Zarauz, 2011), las motivaciones más valoradas son las más autodeterminadas (significado de la vida-autoestima y orientación a la salud) y la menos valorada ha sido la menos autodeterminada (reconocimiento), como en el estudio de Thornton y Scott (1995).
Esto evidencia que las motivaciones para correr no son únicas ni excluyentes de las demás, pues normalmente son varias y muy altas (sobre todo las más autodeterminadas), como obtuvieron también Carmack y Martens (1979) y Masters et al. (1993). De la misma manera, estas altas puntuaciones en motivación intrínseca explican en gran parte que los maratonianos mantengan su práctica deportiva durante gran parte de su vida (Masters, et al., 1993).
La diferencia significativa a favor de los hombres en cuanto a la motivación preocupación por el peso, puede quedar explicada por la diferencia igualmente significativa a favor de los hombres en cuanto al porcentaje de ellos que tienen sobrepeso respecto al de mujeres (23.9% frente a 5.1%).
Para concluir, tanto de los resultados obtenidos en cuanto a sus motivaciones como de los obtenidos a nivel socio-demográfico y de entrenamiento, puede afirmarse que el corredor de ruta español tiene unas altas motivaciones para correr, principalmente relacionadas con el significado que le dan a su vida, su autoestima y su salud, tiene un alto nivel de estudios, convive con alguien, trabaja, tiene pocos o ningún hijo o familiares dependientes a su cargo, tienen un peso normal, menos de 47 años y no se preocupa de tener entrenador. Además, a los hombres les gusta competir o superarse a si mismo significativamente más que a las mujeres.
Para seguir arrojando luz sobre las motivaciones de este creciente población, se hace necesario seguir investigándola en futuras líneas de investigación que incluyan entre las variables influyentes o predictoras de la motivación diversos constructos psicológicos (niveles de satisfacción intrínseca, adicción al entrenamiento, percepción y/o creencias sobre las causas del éxito deportivo, etc.) o variables de entrenamiento (número de días que entrena por semana, número de horas que entrena por sesión, número de compañeros de entrenamiento, mejor marca personal en medio maratón y/ maratón, etc.).
Referencias

Carmack, M. A., & Martens, R. (1979). Measuring commitment to running: A survey of runner’s attitudes and mental status. Journal of Sport & Exercise Psychology, 1(1), 25-42.
Clough, P., Shepherd, J., & Maughan, R. (1989). Motives for Participation in Recreational Running. Journal of Leisure Research, 21(4), 297-309.
Deci, E. L. (1975). Intrinsic Motivation. Nueva York: Plenum Press.
Deci, E. L. (1980). The psychology of self-determination. Lexington, MA: Health.
Deci, E. L., & Ryan, R. M. (1985). Intrinsic motivation and self-determination in human behavior. New York: Plenum Press.
Jaenes, J. C. (1994). Psicología del deporte y maratón. En F. Plata, N. Terrados y P. Vera (eds): El Maratón, Aspectos Técnicos y Científicos. Madrid, España: Alianza Deporte. (pp. 277-312).
Jaenes, J. C. (2000). Estado emocional y conducta deportiva: Ansiedad competitiva en corredores de maratón. Tesis Doctoral. Universidad de Sevilla, Sevilla.
Llopis, D., & Llopis, R. (2006). Razones para participar en carreras de resistencia. Un estudio con corredores aficionados. Cultura, Ciencia y Deporte, 2(4), 33-44.
Masters, K. S., Ogles B. M., & Jolton, J. A. (1993). The development of an instrument to measure Motivation for Marathon running: the Motivations of Marathoners Scales (MOMS). Research Quarterly for Exercise and Sport (RQES), 64, 134-143.
Ogles, B. M., Masters, K. S., & Richardson, S. A. (1995). Obligatory running and gender: an analysis of participative motives and training habits. International Journal of Sport Psychology, 26, 233-248.
Real Federación Española de Atletismo (2013). Calendario Nacional de Competiciones. Disponible en http://www.rfea.es/web/competiciones/competiciones.asp?mes=-1
Ruiz-Juan, F., & Zarauz, A. (2011). Validación de la versión española de las Motivations of Marathoners Scales (MOMS). Revista Latinoamericana de Psicología, 43(1), 139-156.
Thornton, E. W., & Scott, S. E. (1995). Motivation in the committed runner: Correlations between self-report scales and behaviour. Health Promotion International, 10, 177-184.

Responder

Otras colaboraciones