800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

13 jun 2011

Nuevo tratamiento para el Codo de Tenista y la Rodilla de Saltador

/
Enviado por
/
Comentarios0
/

En Alto Rendimiento seguimos los avances en el estudio (Californiano) de una terapia especial para la lesión de codo de tenista que augura una recuperación más rápida para el deportista lesionado.

Autor: Ricardo Segura Falcó

Aquellos que sufren crónicamente de la legendaria lesión ‘Codo de Tenista‘ o de la lesión conocida por ‘Rodilla de Saltador‘, podrán dormir como un bebe esta noche concienciados de que su lesión puede pronto tener cura. Un nuevo y prometedor tratamiento se está probando en estos momentos en la Universidad Thomas Jefferson de Filadelfia (Pennsylvania, USA). Médicos especialistas deportivos están utilizando unas agujas guiadas por ultrasonidos para limpiar los tendones heridos e inyectar córtico-esteroides directamente en la zona afectada.

Este tratamiento ha demostrado ser efectivo para aliviar los síntomas dolorosos en la mayoría de los participantes del estudio, los cuales, no habían tenido anteriormente la misma suerte con otros tratamientos tradicionales, tales como la aplicación de hielo, terapia física o reposo de la zona afectada.

Este tratamiento de aguja guiada por ultrasonidos es menos ‘invasiva’ que la cirugía; la intervención dura una hora aproximadamente. El ultrasonido es utilizado para localizar el punto donde se encuentra la lesión, tras este paso se procede a anestesiar la zona afectada.

A continuación, una aguja es insertada en el punto de lesión y limpia (en ocasiones elimina fragmentos de tejido muerto) el tendón para propiciar la curación natural y/o inyectar córtico-esteroides para reducir la inflamación.
Tras este tratamiento, los deportistas, se embarcan en una rehabilitación con una duración relativamente corta, retomando sus actividades (incluso las de alta intensidad) tras seis semanas. Según el Doctor Levon. N. Nazarian, profesor de radiología del Jefferson Medical College, “la ventaja de este procedimiento es que al tratarse de una invasión tan pequeña la restauración de la función es muy rápida, incluso más que la resultada de la cirugía artroscópica”.

Además, los participantes del estudio no mostraron complicaciones tras el tratamineto.

Responder

Otras colaboraciones