800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

27 may 2011

Los triatletas que aumentaron un 8% su rendimiento al comer el doble de lo habitual

/
Enviado por
/
Comentarios0
/

El prestigioso Owen Anderson narra los acontecimientos del estudio realizado recientemente en Estados Unidos y en el que participaron deportistas de fondo….

Autor: Owen Anderson

La alimentación, es un tema que concierne a todos los deportistas, principalmente en los primeros meses del año cuando parece que todos se ponen a dieta. ¿Te has dado cuenta de la mayor afluencia de gente en el gimnasio? Por supuesto, los lectores de Alto Rendimiento, están preocupados por su nivel de condición física y la calidad nutricional a lo largo del año. En este ejemplar nos centramos en un grupo de atletas (triatlón) que comieron más, no aumentaron su peso corporal y mejoraron su rendimiento. Aunque parezca mentira esto no es un mito urbano.

La mayoría de atletas dicen que son conscientes de la importancia que tiene una buena alimentación pero cuando se sientan a la mesa, sus costumbres alimenticias no son del todo correctas. Uno de los problemas claves es que a menudo los deportistas ingieren menos energía (calorías) de las que ellos realmente necesitan para sostener sesiones de entrenamiento de alta intensidad. Otro problema es que los deportistas generalmente no ingieren una cantidad de carbohidratos suficiente.

A pesar del excelente trabajo de Dave Costill (y el buen trabajo que ha continuado Clyde Williams de la Universidad de Loughborough en Inglaterra), demostrando que los deportistas de fondo que entrenan entre un nivel medio y fuerte necesitan de 8 a 10 gramos diarios de carbohidratos (CHO) por Kg. de peso corporal para mantener el almacén de glucógeno muscular en condiciones adecuadas. sin embargo, la mayoría de estos deportistas por lo general no ingieren tanto CHO.

De hecho, varios estudios revelan que los atletas a menudo terminan consumiendo menos de 6 gramos de CHO por Kg. al día; es más, piensan incluso que están sobrecargándose de hidratos de carbono (1). El trabajo de Costill ha cumplido ya una década y aun así parece ser que muchos deportistas todavía no han captado el mensaje; veamos lo que dicen las pruebas.

Comer te mejora

Por supuesto si les das a esos deportistas (mal nutridos) más carbohidratos y energía, su rendimiento, en la mayoría de las ocasiones, mejorará pues se encuentran con más combustible para mantener esfuerzos de alta intensidad durante períodos de tiempo más prolongados. Tales mejoras ocurrirán sin los correspondientes aumentos en VO2máx, umbral láctico o economía, porque esos aumentos son principalmente el resultado de mover con mayor eficacioa el tenedor y no necesariamente debido a un mejorentrenamiento.

Este principio, “comer te mejora”, recientemente se ha visto respaldado a través de los resultados obtenidos en una investigación llevada a cabo en la Universidad de Xavier y Dayton en Ohio. Allí, un grupo de triatletas (mujeres y hombres) que se preparaban para la triatlón hawaiano (Ironman), dispararon su rendimiento en pruebas de menor duración tras aumentar su ingesta de CHO, el calorías totales, zinc y cromo (2).

Al principio del estudio, mientras los atletas seguían sus propias costumbres alimenticias, realizaron una corta prueba de triatlón (1.3 kilómetros nadando, 40 kilómetros en bicicleta y 10 kilómetros corriendo). Esta vez, los atletas pesaban una media de 69,3Kg, tenían un porcentaje de grasa corporal del 8% y entrenaban una media de 11 horas semanales. La media de calorías diarias procedentes de la alimentación era de 2318 con un 59 % de las calorías provenientes de CHO y un 18 % de la grasa. A pesar de este 59 % (no demasiado malo), la ingesta diaria de CHO era tan solo 354 gramos por deportista o dicho de otra forma 5,1 gramos por Kg de peso corporal. Estos datos incitan a planterase la duda razonable de qué porcentaje de la dieta debe provenir de CHO, proteínas y / o grasas. Muchos “expertos” sugieren que si los deportistas de fondo ingieren un 70 % o más de CHO (del total de calorías), estarán en buenas condiciones, pero muchas veces se olvidan de que si este 70% proviene de un total de calorías demasiado bajo aportará muy pocos CHO de la dieta total.

(A modo de referencia cabe mencionar que el reparto de porcentajes más conocido es el que proviene del comerciante Barry Sears y seguida ciegamente por una gran mayoría de la población sedentaria, es de 40 CHO, 30 grasas y 30 proteínas. En estas condiciones es de extrañar que se administrara la cantidad de CHO adecuadas para tener el almacén de glucógeno al completo. Por ejemplo, un deportista de 69.3Kg embelesado en comer al estilo Searsiano necesitará ingerir unas 6.000 calorías diarias para mantener los músculos en proporciones adecuadas de glucógeno).

Responder

Otras colaboraciones