800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

21 nov 2014

La preparación física y su control en el fútbol con Ángel Martínez del Águila

preparacion_fisica_control_futbol

 

Sobre Ángel Martínez del Águila

Es licenciado en ciencias de la actividad física y el deporte por la Universidad Católica de Murcia y actualmente trabaja para la Fundación Universitaria Luis Amigó en Colombia.entrevista

Alto Rendimiento: -¿Cuál es el papel actual del preparador físico en fútbol?

Ángel Martínez: -Pues el papel que tiene actualmente el preparador físico dentro de un equipo de fútbol difiere bastante de lo que venía siendo tradicionalmente como alguien que se encargaba única y exclusivamente de la parcela condicional. Digamos que ya queda bastante atrás la imagen aquel del preparador físico que era básicamente un entrenador de atleta. Y ahora mismo es una figura que trabaja dentro de un cuerpo técnico y que recibe información y también asesora a diferentes profesionales que forman parte de este cuerpo técnico. Y está rodeado de psicólogos, de kinesiólogo, de entrenador, de fisiólogo. Y el preparador físico tiene que atender a muchas necesidades. Tiene que atender a la necesidad de que el entrenador le diga que actúe casi como metodólogo para la confección de tareas que cumplan con un objetivo técnico-táctico. Y a su vez tiene que preocuparse de que el desempeño condicional de los futbolistas este siempre en un buen nivel. También trabaja con el fisioterapeuta o con el kinesiólogo. Y yo destacaría básicamente, que la figura del preparador físico actual es alguien que se mueve en muchísimos medios, que tiene que atender a diversas parcelas, no solamente al desarrollo físico de los futbolistas porque desde que apareció la preparación física integrada y ahora estamos moviéndonos en el mundo de la periodización táctica. La figura del preparador físico como alguien que se encarga únicamente y exclusivamente de desarrollar aspectos físicos -entre comillas- queda un poco obsoleta o al menos ese es mi punto de vista.

Alto Rendimiento: -¿Cómo se coordina este staff, este grupo de técnicos tan grande que hay hoy en día?

Ángel Martínez: -Pues primero se coordina o yo creo que imprescindiblemente para que se coordine, el entrenador -que es la cabeza visible y el que en última instancia tiene la última palabra- tiene que tener la mentalidad abierta, tiene que tener la conciencia de que dirige un grupo de trabajo. Entonces desde el sentido de que él dirija un grupo de trabajo tiene que delegar responsabilidades y escuchar lo que cada uno de los profesionales que forman ese cuerpo técnico tienen que aportar. Yo creo que hay algunos entrenadores que directamente delegan el trabajo condicional al preparador físico y prácticamente no tienen contacto alguno. Y hay otro entrenador -afortunadamente- que son los que se sientan en la mesa de trabajo, discuten con los diferentes profesionales, planifican la semana previamente y tienen en consideración lo que cada uno de los profesionales aporta. Y desde este punto de vista, el trabajo físico del técnico-táctico no está descoordinado. Siempre hay un encuentro preparador físico entrenador para acordar cómo trabajar aspectos técnico-tácticos desde la parcela física y viceversa. Pero depende un poco del entrenador con el que te encuentre, claro.

Alto Rendimiento: -A ver Ángel, ¿cuáles son los factores condicionales de rendimiento del fútbol actual?

Ángel Martínez: -Pues eso depende un poco del punto de vista de cada entrenador, últimamente se ha venido dando más importancia a las capacidades neuromusculares que a las capacidades bioenergéticas, quiero decir, la fuerza ha adquirido un papel primordial y la capacidad de repetir acciones muy intensas con periodos de recuperación intermedios, algunas veces muy corto y aleatorio. Y se ha dejado un poco de lado -desde mi punto de vista o lo que yo hablo con otros preparadores físicos- el desarrollo este de carga extensiva, de carga aeróbica. Entonces, se le da muchísima más importancia al trabajo de entrenamiento intermitente y al trabajo que prepara al deportista para repetir acciones de alta intensidad durante un periodo largo de tiempo. Entonces en ese sentido, la pliometría y el entrenamiento con sobrecarga tiene mucha importancia. Y digamos que la concesión de entrenamiento ha cambiado a favor de darle más importancia al trabajo de fuerza explosiva de velocidad y de agilidad. Y no tanto al trabajo aeróbico como se daba antiguamente. Por lo menos es mi punto de vista.

Alto Rendimiento: -¿Cómo se periodizan entonces estas nuevas -entre comillas- capacidades condicionales?

Ángel Martínez: -Pues un poco al hilo de lo que venía diciendo anteriormente. La periodización del entrenamiento de fútbol ha pasado por muchas etapas desde que Mateyé (FONÉTICA 00:05:22) creó la planificación tradicional en los 70. Y los entrenadores empezaron a incorporarla en el mundo de los deportes colectivos, hasta los modelos de planificación contemporánea de carga acentuada y concentrada de ATR. Hasta lo que actualmente se maneja en muchos clubes, la periodización táctica. Yo, francamente, no tengo claro que todavía se haya encontrado un modelo de periodización exclusiva para deportes colectivos y exclusiva para el fútbol. Pero lo que sí parece evidente es que el trabajo es descontextualizado ya deja de ser una parte del entrenamiento durante la temporada solamente se hace uso de este trabajo descontextualizado o de capacidades condicionales aisladas durante la pre-temporada. Y en la temporada todas las cargas van a ser dirigidas o específicas, es decir, que tienen un enfoque hacia lo que se va a hacer el domingo. Es decir, medio físico y medio técnico táctico específico de lo que el entrenador quiere que el domingo manifieste su equipo. Entonces, muchas veces los preparadores físicos nos encontramos con el poco tiempo para trabajar aspectos condicionales específicos, que tampoco es un problema muchas veces porque únicamente tenemos que preocuparnos de que los parámetros condicionales básicos de consumo de oxígeno o de umbral o de niveles de fuerza máxima estén por encima de unos valores mínimos. Y a partir de ahí trabajar aspectos tácticos y mantener o sostener esos fundamentos fisiológicos o condicionales en unos niveles óptimos. Pero no hace falta entrenar para tener un consumo de oxígeno como el de un fondista o la capacidad de fuerza máxima que tiene un (INAUDIBLE 00:07:15), entrenados para competir.

Alto Rendimiento: -Ángel, ¿dónde estarían estos niveles mínimos tanto de..?

Ángel Martínez: -Sí, sí.

Alto Rendimiento: -¿De fuerza máxima como de UVO2+ para un futbolista?

Ángel Martínez: -Pues, depende de la bibliografía pero aproximadamente están en torno a 55 o 60 mililitros por kilogramos minuto en términos de consumo de oxígeno. Y en torno a valores de fuerza máxima en sentadilla como para que el propio peso corporal del deportista no suponga más de un 30%. Es decir, que si yo peso 70 kilos y levanto 170 pues la totalidad de esos 70 más 170, mi peso corporal no represente más del 30% de esa suma. La cuestión es alcanzar esos valores mínimos y luego sostenerlos. Y también evaluamos con una hoja de cálculo Excel normal a todos los deportistas y evaluamos puntos fuertes y puntos débiles. Y en momentos residuales durante la semana o al final del entrenamiento -incluso antes del entrenamiento- hacemos un trabajo más individualizado sobre los futbolistas, sobre los aspectos condicionales más deficientes que presenten.

Alto Rendimiento: -¿Cómo se diseñan las tareas para este trabajo condicional?

Ángel Martínez: -Bueno, las tareas condicionales pasan un filtro de lo más general a lo más específico o cognitivo que el futbolista presenta en la competición. Es decir, (INAUDIBLE 00:08:48) en lo condicional y el aspecto táctico (INAUDIBLE 00:08:52) totalmente alejadas de la competición hasta tareas que son específicas en el plano condicional y en plano técnico táctico a lo que el deportista o el futbolista -en este caso- presente en la competición. A las  primeras, a las generales, les damos más importancia  (INAUDIBLE 00:09:10) tareas que exigen, digamos condicionalmente pueden estar por encima de las exigencias del juego, pero técnico tácticamente van a ser tareas que son más sencillas y más asequibles. A lo mejor solamente es un práctico de ataque y defensa. A medida que avanza la semana, estamos incorporando diferentes momentos del juego, el  ataque y la defensa y las transiciones de ataque a defensa y de defensa a ataque. Y además empezamos a trabajar en capacidades condicionales que son más específicas que las que encuentras en la competición, como son la fuerza explosiva, la resistencia a la fuerza explosiva o la capacidad de repetir (INAUDIBLE 00:09:46). No sé si con esto respondo a tu pregunta.

Alto Rendimiento: -Sí. ¿Y qué importancia le das al uso de los juegos reducidos?

Ángel Martínez: -Pues mucho. La verdad que hasta no hace mucho tiempo no se tenía exactamente tan claro como ahora, cuál era la exigencia física que se tenía sobre un juego reducido de dos contra dos en relación a uno de cinco contra cinco. Últimamente hay investigaciones de Castaña, de Pirelli y de otros muchos que están desgranando ese conocimiento de qué sucede a nivel condicional con diferentes juegos reducidos. Los juegos reducidos le damos mucha importancia porque generalmente todos los aspectos tácticos los vamos a trabajar con juegos metafísico también se le da mucha calidad a través del juego reducido. En función del momento de la temporada o del momento de la semana en que nos encontremos, vamos a trabajar algo más de situaciones de dos contra dos, tres contra tres en espacio reducido sin portería. Y luego podemos evolucionar hacia una situación de que  (INAUDIBLE 00:11:01) que va a tener una exigencia muy diferente a la otra. Es decir, las situaciones reducidas con menor número de jugadores van a tener una percepción del esfuerzo muy alta pero fundamentada sobre todo en aspectos cardiovasculares. Y las tareas con más jugadores en un espacio más grande van a tener un mayor desempeño neuromuscular. Y cuadramos estas tareas para que al final el deportista llegue en las mejores condiciones a competición. También utilizamos acciones combinativas, utilizamos recorridos técnicos pero yo principalmente -sobre todo porque los jugadores lo demandan- utilizo mucho los juegos reducidos.

Alto Rendimiento: -¿Qué tipo de control y valoración de la carga realizáis en fútbol?

Ángel Martínez: -Nosotros realizamos dos tipos de controles uno para carga, es decir, cuál es la valoración que hacemos con cada uno de los deportistas para que ayuden  (INAUDIBLE 00:12:04) entonces en este sentido hacemos un  (INAUDIBLE 00:12:08) para determinar la velocidad aeróbica máxima porque luego el entrenamiento intermitente se fundamenta en un porcentaje de esa velocidad aeróbica máxima. También hacemos test de espirometría, de scotian  (FONÉTICA 00:12:18), ACMJ, tian  (FONÉTICA 00:12:20), de fuerza y velocidad unipolares. Hacemos antropometría aproximadamente cada dos meses, informamos al jugador de estos resultados y al nutricionista cuando está con nosotros y también hacemos evaluaciones de fuerza máxima para establecer porcentajes de 1 RM  a partir de los cuales queremos trabajar diferentes manifestaciones de la fuerza. También hemos utilizado células GPS  (FONÉTICA 00:12:50) para determinar la capacidad de repetir sprints intermitentes, el test rast sobre una distancia de 30 metros. Y bueno, con todo eso generalmente lo que hacemos es tener una hoja de cuál es el perfil condicional del deportista, informar al futbolista de cuáles son sus puntos débiles y sus puntos fuertes y establecer momentos a lo largo de la temporada para hacer hincapié en esos puntos débiles que presenta el deportista. Y sobre todo porque creemos pertinente que el futbolista sepa por qué se hace algo con él diferente a lo que se puede hacer con el resto de los compañeros, o por qué con él se insiste tanto sobre el trabajo de fuerza o tanto con el trabajo intermitente y a lo mejor con otro compañero no se hace exactamente igual. Simplemente es informar al deportista. Y otra forma que tenemos de controlar la carga es con valores de perfección sugerida del esfuerzo que les damos a los futbolistas al final  de la sesión y entre 15 y 30 minutos se evalúa de una forma global cuál ha sido la exigencia física que ellos consideran. Luego también en una hoja de cálculo tenemos la forma de atender el índice de fatiga y el índice de monotonía, porque hay diversos estudios que relacionan estos índices con peligro de lesiones o de sobrecarga y no tenemos posibilidad de hacer valoraciones bioquímicas y nos valemos mucho de la presión subjetiva del esfuerzo como un indicador de la carga que soporta el futbolista.

Otras entrevistas

banner_preparacion_fisica_futbol

Responder

Otras colaboraciones