800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

21 sep 2006

Relaciones entre la organizacion del sistema de acceso al deporte de alto nivel y la aparicion del sindrome de burnout entre jovenes tenistas de alto nivel.

/
Enviado por
/
Comentarios0
/
El burnout fue conceptualizado por Freudenberger en 1974 para dar cuenta de una forma particular de depresión que se desarrollaba entre los profesionales de la salud (enfermeros, médicos). El síndrome de burnout se manifesta a través de una crisis de identidad...
Autor(es): Nathalie Moulin
Entidades(es): Universidad Pessac, Francia
Congreso: IV Congreso Mundial de Ciencia y Deportes de Raqueta
Madrid-21-23 de Septiembre de 2006
ISBN: 84-611-2727-7
Palabras claves: Deportes de Alto Nivel, Síndrome de burnout, Tenis

Resumen relaciones entre la organizacion del sistema de acceso y la aparicion del sindrome de burnout entre jovenes tenistas

El burnout fue conceptualizado por Freudenberger en 1974 para dar cuenta de una forma particular de depresión que se desarrollaba entre los profesionales de la salud (enfermeros, médicos). El síndrome de burnout se manifesta a través de una crisis de identidad que afecta a la persona tanto en el plano físico como psicológico y relacional. Según Freudenberger, el burnout consiste en el síndrome de agotamiento de los recursos físicos y mentales de los individuos que tratan de llevar a cabo proyectos irrealizables, debido a un nivel iluso de aspiración. Rosette y Poletti (1996) definen el síndrome de burnout de la manera siguiente : « es un estado en el que la persona ne encuentra ningún tipo de energía en sus recursos propios, y no consigue en satisfacer las solicitaciones del entorno, personal o profesional. Se puede comparar a esta persona con una vela que se apagaría a causa de una falta de combustible ». Entonces, el término « burnout » significa, literalmente, « consumirse », « quemar hasta el final ».

Completa la información

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº2.

¡Consíguelo aquí!

Introducción

El burnout fue conceptualizado por Freudenberger en 1974 para dar cuenta de una forma particular de depresión que se desarrollaba entre los profesionales de la salud (enfermeros, médicos). El síndrome de burnout se manifesta a través de una crisis de identidad que afecta a la persona tanto en el plano físico como psicológico y relacional. Según Freudenberger, el burnout consiste en el síndrome de agotamiento de los recursos físicos y mentales de los individuos que tratan de llevar a cabo proyectos irrealizables, debido a un nivel iluso de aspiración. Rosette y Poletti (1996) definen el síndrome de burnout de la manera siguiente : « es un estado en el que la persona ne encuentra ningún tipo de energía en sus recursos propios, y no consigue en satisfacer las solicitaciones del entorno, personal o profesional. Se puede comparar a esta persona con una vela que se apagaría a causa de una falta de combustible ». Entonces, el término « burnout » significa, literalmente, « consumirse », « quemar hasta el final ». En 1976, Maslach indica que este síndrome provoca el desarrollo de una imagen negativa de sí mísmo, una actitud negativa frente al trabajo y una falta de interés para con el paciente. Así, propone tres dimensiones distintas cuando habla de agotamiento emocional : se tratan del agotamiento profesional, de la pérdida de la personalidad propia y de la disminución del cumplimiento personal. En el deporte, el « burnout » corresponde a un estado de saturación, de lasitud, de falta de motivación de un atleta estresado por la competición y por la necesidad de conciliar el deporte de alto nivel y los estudios. Cuando aparece el burnout, el comportamiento y el humor de los deportistas se modifican ; además, puede surgir también un verdadero desempeño psicológico. Entonces, el nivel de las performancias deportistas baja y generalmente, el atleta abandona la actividad de manera definitiva. El deportista de alto nivel tiene que ser el mejor, tiene que ganar para seguir en la buena dirección ; más precisamente, la victoria es el único elemente que justifica su existencia. Tiene que ser otro, diferente, siempre superior, sin igual, fuera de lo normal y sabe que está observado a lo largo del tiempo y que su manera de practicar el tenis está analizada sin interrupción. Esto es muy importante cuando se tratan de jóvenes que evoluan en una estructura de acceso al deporte de alto nivel. En 1986, Smith propone una definición del burnout : según él, este síndrome corresponde al « desempeño psicológico, emocional y físico de un deporte apreciado y practicado de manera repetida antes. Se trata de la reacción de desistimiento causada por un estrés excesivo o por la insatisfacción ». A todos los orígenes externos del burnout, unidos a la situación de estrés, se añaden los orígines internos unidos a la historia de la persona, a sus representaciones y a su vulnerabilidad. Cuando aparece el burnout, la actividad física que era una fuente de placer, se convierte en una fuente de estrés. Se considera el síndrome de burnout como una resultante negativa e inadaptada del estrés. Será la interacción dinámica entre individuo y medio la que determine la secuencia del comportamiento humano. Los sentimientos de fracaso condicionan la retirada emocional de la situación, la apatia, el afrontamiento, el conflicto. Algunos tenistas sufren de una pérdida de envidia, de un cansancio crónico y de una tensión que provocan el abandono de la práctica. El objetivo de esta propuesta consiste en describir y analizar lo vivido por unos jóvenes tenistas de alto nivel. Más precisamente, se trata de poner de relieve el vínculo eventual que podría poner en relación ciertos aspectos organizacionales del sistema de acceso al deporte de alto nivel con la posible aparición del síndrome de burnout entre los deportistas (Coakley 1992) .

Métodos

Este estudio fue realizado con la colaboración de 40 jugadores (20 niños y 20 niñas ; edad : 13-15 años) que participaron a los Campeonatos de Francia de Tenis. Los 40 deportistas rellenaron el Maslach Burnout Inventory (MBI, Maslach & Jackson, 1981), antes de conversar con nosotros. Las conversaciones fueron anotadas y duraron más o menos 35 minutos. Fue conservado el anonimato de los jóvenes. Los resultados de la pasación del MBI mostraron que 11 jugadores (4 niños y 7 niñas) presentaban un nivel de burnout elevado. Los guías de las entrevistas cuentan varias temáticas : « los entrenamientos y la competición », « la escolaridad » y « las relaciones entre los jóvenes y el medio ambiente » (equipo técnico, grupo de iguales, padres, …). Estas temáticas permitieron poner de relieve algunas fuentes de sufrimiento psicológico entre los tenistas. El análisis de los datos recogidos fue posible gracias a una categorización de los elementos del discurso y un análisis de la repetición de las palabras clave. Utilízamos los softwares Sphynx y Statistica para realizar el análisis estadístico de los datos recogidos .

Resultados

1. Entrenamientos y competiciones : El calendario previsto de los entrenamientos y de las competiciones está establecido antes del principio de la temporada tenística. Sin embargo, algunos reajustes individuales son necesarios para adaptar los planes de competiciones a la forma de los jóvenes y a los resultados obtenidos por cada uno de los 40 deportistas. Pero, el estudio indica que 27 tenistas no son satisfechos por el calendario elaborado. En efecto, los dos problemas principales son que los torneos son demasiado numerosos (9 jugadores) y que no son bien repartidos a lo largo de la temporada (18 tenistas). « La acumulación de los torneos en el extranjero crea un gran cansancio ; me siento extenuado, no tengo demasiado momentos de descanso para recuperar ». « Al principios, estaba contenta cuando viajaba para participar a un torneo internacional. Pero, ahora, sé que tengo que prepararme para ser competitiva. Tengo que acumular una gran energía porque todas las jugadoras son muy motivadas y el nivel es muy elevado. Pasarse el tiempo competiendo, no es cosa fácil ». Los jóvenes interrogados ponen de relieve otro problema: en efecto, 4 tenistas participan en la fijación de los objetivos; para 9 jóvenes, son los entrenadores y los padres quienes elaboran los objetivos de progresión y para 27, sólo son los entrenadores que fijan los resultados que tienen que obtener. 2. La escolaridad : Se puede constatar una amelioración considerable en cuanto a la escolaridad. Edita: Alto Rendimiento Sin embargo, durante las entrevistas, los jugadores pusieron de relieve la temática de la escolaridad, considerándola como una fuente de estrés. En efecto, los responsables del sistema de acceso al deporte de alto nivel ofrecen a los deportistas la posibilidad de conciliar la práctica del tenis y los estudios. Pero, para 31 jugadores, resulta imposible conseguir ambos proyectos : la frecuencia de las competiciones, el cansancio provocado por la acumulación de los entrenamientos, la necesidad de triunfar y de progresar a lo largo de la temporada crean grandes dificuldades para tener un buen rendimiento escolar. 21 jugadores sufren también de la presión causada por los estudios y por la obligación de mantener un nivel correcto para tener la posibilidad de volver a una escolaridad normal en caso de fracaso en el tenis. Entre ellos, 10 jovenes observan que tienen resultados en clase muy bajos, porque no son capaces de conciliar deporte y estudios, sobre todo a causa del cansancio y del ritmo de vida muy duro. Sólo 9 jugadores no parecen sufrir de la presión del sistema escolar ; pero, cada uno de ellos da preferencia al triunfo tenístico. 25 jóvenes sufren de la presión de los padres que ponen de relieve la importancia de mantener un nivel escolar alto. 3. Relaciones con el entorno : 3.1 Relaciones con los entrenadores : 21 jóvenes consideran que los entrenadores son muy competentes pero critican el estilo demasiado autoritario y controlante, lo que reduce la autonomía de los tenistas. La adopción, por parte de los entrenadores, de un estilo interpersonal basado en la utilización frecuente de medios de presión para controlar el comportamiento de los deportistas, así como en la consideración del éxito competitivo como criterio principal de evaluación y de progreso es susceptible de provocar un debilitamiento de las percepciones de competencia y de autodeterminación de los jóvenes deportistas. Además, a 30 tenistas, les gustaría más tener entrenamientos individuales, adaptados a sus propios problemas tenísticos o físicos. Por fin, la presión causada por la obligación de mejorar las performancias competitivas en cada torneo es una fuente de estrés crónico para los jóvenes. Esto crea un malestar que no favorece el rendimiento deportivo, produciendo un efecto negativo. 3.2 Relaciones con los padres : 32 tenistas necesitarían un apoyo más fuerte de los padres ; la adhesión total de los padres con el proyecto de triunfo tenístico parece ser necesaria para el bienestar psicológico de los niños. El apoyo de los familiares es una de las llaves del éxito ; en efecto, ésto constituye una especie de equilibrio para el jugador. Pero este apoyo no debe transformarse en una fuente de presión porque ésto provocaría el efecto inverso para el jóven. Sería una nueva fuente de estrés y creería un sentimiento de malestar, lo que impide el desarrollo personal completo del atleta. Otro punto importante es la distancia que separa al jugador de los familiares. Para 28 jóvenes, esta distancia constituye el sacrificio principal necesario para llegar al deporte de alto nivel. Pero, es una condición que los niños viven bastante mal en el plano psicológico. « Me encuentro lejos de los padres, me paso el tiempo competiendo en el extranjero y es una situación muy penosa. Me echan de menos y sólo tengo las llamadas telefónicas para hablar con ellos. Es muy difícil y sé que ellos sufren de la distancia también. » Sin embago, todos los jóvenes admiten que la acumulación de los entrenamientos y de los torneos es necesaria para realizar los proyectos de progresión fijados al principio de la temporada tenística. Por fin, 11 jóvenes evocan las dificultades para mantenerse en contacto con sus amigos. « La gente que no tiene un nivel alto en un deporte no entiende lo que tenemos que hacer para triunfar. Tenemos vidas muy distintas y resulta difícil comunicar ». 3.3 Relaciones con los iguales Los grupos de acceso al tenis de alto nivel se componen más o menos de 10 jugadores. El problema principal que se destaca de las entrevistas corresponde a las tensiones que existen entre los jóvenes. En efecto, según ellos, el grupo está dividido en varios clanes y todos están de acuerdo para decir que el hecho de integrarse en el grupo no es cosa fácil. El deseo de hacerse un campeón es muy fuerte y 36 jóvenes consideran que los iguales sólo son rivales. Sólo 4 jugadores evocan « las pajeras » y la « solidaridad necesaria para afrontar las dificultadades del deporte de alto nivel ». Además, las tensiones y los conflictos entre los jóvenes provocan una bajada del rendimiento tenístico, lo que aumenta el sentimiento de malestar dentro del grupo. Para 27 jugadores, los entrenamientos representan el lugar de una competición continua entre los iguales que tienen que mejorar sus performancias cada día. 4. Caso de los 11 deportistas que sufren burnout : El análisis de las entrevistas realizadas con los 4 niños y las 7 niñas que presentan un nivel de burnout elevado está muy interesante porque pone de relieve el vínculo entre la presencia de un estrés importante y la emergencia del burnout : en efecto, las respuestas de las niñas son muy similares cuando evocan un sentimiento de malestar aumentado, desde la integración en el centro de entrenamiento. Según ellas, « la separación y la distancia », « el hecho de no ver a los padres », « la falta de contactos con los familiares » crean « un malestar crónico », « un estrés muy fuerte », « un sentimiento de abandono » que no permiten el completo desarrollo. Además, el hecho de « tener que ganar », de « tener que ser siempre la mejora posible » y de « tener que mostrarse motivada y conquistadora » aumenta el nivel de estrés de las deportistas. Para los niños, las fuentes de estrés son distintas : entre ellos, dos proponen las mismas pistas de reflexión cuando analizan sus reacciones frente a lo vivido en el centro de acceso al alto nivel. Al contrario, los dos últimos insisten sobre las dificultades de adaptación causadas por unos cambios radicales en comparación con lo vivido en casa : « en el centro, hay que respetar un reglamento interno muy estricto », « todo está vinculado a la performancia deportista : la comida, el ritmo de la vida, el descanso, la interdicción de salir del centro, etc… ». Todos los jóvenes se encuentran frente al mismo reglamento, pero según su personalidad, su educación, … adaptarse es más o menos fácil : para los dos niños que sufren burnout, « los coaches no se adaptan a las necesidades de cada uno. Tenemos que conducirnos de la misma manera pero eso es muy negativo para nosotros : tenemos reacciones distintas y tenemos que mostrar nuestra propia personalidad. No estoy bien porque nadie se procupa por lo que siento. Necesito la presencia de personas más atentas, que me ofrezcan lo que necesito para que pueda mejorarme y desarrollarme en la práctica del tenis de alto nivel ». El otro tenista dice que « los coaches sólo piensan en la necesidad de triunfar mientras que para ganar, lo más importante es el bienestar físico y sobre todo psicológico ; el problema es que nunca se enfocan sobre el bienestar mental ». Por fín, los 11 deportists que sufren burnout insisten sobre los sacrificios que tienen que hacer para quedarse en el Centro y de la dificultad provocada por dichos sacrificios. Esta noción es muy recurrente y se puede notar el dolor de algunos niños, sobre todo cuando evocan el hecho de « sentirse abandonado », « rechazado tanto por los familiares como por los compañeros del centro ».

Conclusiones

La organización del sistema de acceso al deporte de alto nivel provoca un nivel de estrés elevado, causado principalmente por la presión del medio ambiente y por la rivalidad que reina entre los deportistas. Este estudio indica que una gran parte de los tenistas interrogados sufre de la separación con los padres y de los sacrificios necesarios para mejorar las performancias competitivas. Nuestras investigaciones confirman los resultados obtenidos por Coté (1999) y por Duran-Bush & Salmela (2002) que muestran que un apoyo positivo por parte de los familiares es necesario para que el niño siga practicando. Las reacciones de los padres representan algo muy importante para los jóvenes que no soportan demasiado presión : la necesidad de triunfar es una fuente de estrés que puede conducir a un malestar crónico y a una especie de lasitud que provocan el abandono de la actividad. El acceso al élite necesita un entranamiento muy serio, centrado en el imperativo de progresión. La acumulación de los torneos exacerba las tensiones y genera un estrés aumentado que puede quebrantar la serenidad psicológica de los jóvenes. Esto se encuentra amplificado durante el período de la adolescencia, que está caracterizado por cambios biológicos y psicológicos profundos. Además, los jóvenes tenistas tienen que demostrar una gran adaptabilidad para conciliar objetivos tan distinctos como un proyecto deportivo y un proyecto escolar. Para los deportistas de alto nivel, la importancia del ambiente, del papel de los padres, del entorno afectivo y de una escolaridad adaptada tiene que ser una preocupación constante. La adopción de un modelo multidimensional en el estudio del burnout deportivo contribuirá la planificación y diseño de las intervariaciones pertinentes que tienen como objetivo la prevención y en su caso la reducción del mismo. Un conocimiento optimal del proceso de llegada en el burnout permitiría revelar unas pistas de prevención y de remediación ; estas pistas permitirían mejorar las performancias individuales y sobre todo permitirían que algunos jóvenes deportistas talentosos y apasionados por la práctica no la abandonaran a causa de la lasitud, de la saturación y del desanimo. Para concluir, el síndrome de burnout es un proceso multidimensional influencido por factores de índole individual (ansiedad, autoestima, autoconfianza), interpersonal y organizacional. El jugador necesita estar preparado a muchos níveles : necesita tener una gran habilidad técnica, una gran habilidad táctica, una buena preparación física y psicológica para controlar la presión característica de las competiciones, atender a los estímulos que son revelantes en cada ocasión, tener confianza en sus posibilidades, conseguir un nivel de activación óptimo y proyectarse con energía en cada golpe.

Bibliografía

  • Côté.J. (1999). “The influence of the family in the development of talent in sport”. The Sport Psychologist, 13, 395-417.
  • Durand-Bush.N. & Salmela.J.H. (2002). “The development and maintenance of expert athletic performance: Perceptions of World and Olympic champions”. Journal of of Applied Sport Psychology, 14, 154-171.
  • Freudenberger.H.J, (1974).“Staff burnout”. Journal of social issue, 30, 159-165.
  • Maslach.C. (1976). “Burned-out”. Human Behavior, 5, 16-22.
  • Maslach.C., Jackson.S.E. (1981). “The measurement of experienced burnout”. Journal of Occupational Behaviour, 2, 99-113.
  • Smith.R (1986). “Toward a cognitive affectiev model of athletic burnout”. Journal of Sport Psychology, vol 8, 36-50.

Responder

Otras colaboraciones