800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

23 may 2011

Una nueva prueba funcional promocionada para medir la fuerza central

/
Enviado por
/
Comentarios0
/
Etiquetas, ,

Una lesión para un atleta competitivo podría tener un impacto importante en su bienestar físico y mental, trastornar su vida con citas médicas y afectar su éxito en el equipo. Administrar una prueba, o una serie de pruebas durante el período de fuera de temporada o pre-temporada que identifiquen la debilidad funcional podría ayudar al profesional de entrenamiento de fuerza a intervenir con un programa de entrenamiento de prevención de una lesión.


Autor: Jason Brumitt, MSPT, SCS, ATC/R, CSCS, * D

Jason Brumitt es instructor de terapia física en la Pacific University en Hillsboro, Oregón. Es terapista físico deportivo certificado por el colegio de profesionales, preparador atlético y especialista en acondicionamiento y fuerza certificado con honores.

Una lesión para un atleta competitivo podría tener un impacto importante en su bienestar físico y mental, trastornar su vida con citas médicas y afectar su éxito en el equipo. Administrar una prueba, o una serie de pruebas durante el período de fuera de temporada o pre-temporada que identifiquen la debilidad funcional podría ayudar al profesional de entrenamiento de fuerza a intervenir con un programa de entrenamiento de prevención de una lesión.

Línea de Potencia Posterior
Línea Estabilizadora Anterior
Línea Estabilizadora Anterior

La Prueba “Bunkie”

Existe una conciencia creciente de que un núcleo disfuncional podría contribuir a la aparición de la lesión o limitar el rendimiento funcional de un atleta durante la competición. Muchas pruebas, tales como la prueba de resistencia lateral, zancada, sentadilla, y la prueba de extensor posterior han sido utilizadas para evaluar la función central (1). Al evaluar la función central en los atletas de alto nivel, de Witt sugiere que se debería realizar una nueva prueba, la prueba “Bunkie” (2).

La prueba “Bunkie” se compone de cinco posiciones de pruebas. Se ha sugerido que estas pruebas evalúen la función de todos los músculos centrales junto con las diversas líneas fascia (2). Las pruebas requieren un equipamiento mínimo: una banca ajustable y una colchoneta. Como se puede observar en cada imagen, se requiere la banca para hacer descansar las piernas y se coloca la colchoneta para proteger las extremidades superiores. La banca debería ser ajustable permitiendo una altura de aproximadamente 25 a 30 cm (2). De Witt recomienda para los individuos más pequeños, que una altura más baja podría ser necesaria de forma que las extremidades puedan sostener el cuerpo en una línea recta.

Las cinco posiciones de prueba son la línea de potencia posterior (imagen 1), la línea de potencia anterior (imagen 2), la línea estabilizadora posterior (imagen 3), la línea estabilizadora lateral (imagen 4), y la línea estabilizadora media (imagen 5).

En cada posición de prueba, ambos pies están inicialmente apoyados en la banca con las extremidades superiores (palmas y antebrazos) apoyando el cuerpo superior. Una vez colocado, el atleta levantará una pierna/pie unas cuantas pulgadas fuera de la tabla/banca. Se recomienda que los atletas sean capaces de mantener esta posición entre 20 a 40 segundos (1). En el caso de los atletas que no puedan mantener una posición de prueba durante el período de tiempo deseado, entonces deberían seguir ejercicios correctivos. Por ejemplo, a un individuo que no es capaz de realizar la línea estabilizadora lateral por 40 segundos se le debería prescribir la tabla lateral y la tabla lateral con ejercicios de abducción de caderas. Las pruebas también deberían ser realizadas bilateralmente. Esto ayudará a identificar las diferencias de fuerza asimétricas.

Línea Estabilizadora Posterior
Línea Estabilizadora Posterior
Línea Estabilizadora Lateral
Línea Estabilizadora Lateral
Línea Estabilizadora Media
Línea Estabilizadora Media

Conclusión

Hay una escasez en la literatura con respecto a la eficacia de la administración de una prueba funcional con el fin de identificar los atletas en riesgo. La prueba “Bunkie” es un enfoque novedoso y desafiante para las pruebas atléticas funcionales. Mayores pruebas son necesarias por parte de los investigadores con la finalidad de demostrar su fiabilidad y validez global.

Referencia

  1. Reiman MP, Manske RC. Functional Testing in Human Performance. Champaign, IL: Human Kinetics; 2009.
  2. De Witt B, Venter R. The “Bunkie” test: assessing functional strength to restore function through fascia manipulation. J Bodyw Move Ther. 13(1): 81-88, 2009.

Responder

Otras colaboraciones