+34 96 633 71 35
·WhatsApp·

10 Jun 2011

Cáncer, alimentación y deporte

Se ha señalado que la falta de actividad física es responsable de un 30% de las muertes debidas a enfermedades cardiovasculares, cáncer de colon y diabetes. Nadie pone ya en duda que la adopción de un estilo de vida activo reduce, de una manera significativa, el riesgo de muerte por esas enfermedades y algunos autores consideran que la realización de ejercicio físico de forma habitual (alrededor de 1.500 kcal por semana) reduce la tasa de mortalidad, con respecto a la de individuos sedentarios.

Sin embargo lo peor es, no la situación actual, sino lo que puede suponer a largo plazo si no conseguimos acabar con esta “epidemia”. Hablamos de la multiplicación de los casos de  en los próximos años, del aumento de las enfermedades cardiovasculares o los casos de cáncer.

No solo realizar deporte es importante para el mantenimiento general de la salud física y psíquica, tambien la alimentación y en especial las frutas y verduras en la dieta diaria.

Científicos del CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas) han descubierto que uno de los flavonoides que forman parte de frutas y verduras, es especialmente preventivo contra el desarrollo del cáncer.

Se trata de la quercetina, un antioxidante beneficioso para nuestro organismo y que suele encontrarse en el grupo de alimentos mencionado, aunque se destaca especialmente en manzanas, naranjas, cebollas, uvas y en mayor proporción en el té negro y el té verde.
En las investigaciones realizadas se ha descubierto que este antioxidante provoca la apoptosis (muerte celular programada) en las células cancerígenas. Investigaciones anteriores mostraban que la aptosis que se inducía a las células cancerígenas tenía un efecto contrario, en lugar de morir, estas células proliferaban descontroladamente.

A modo de conclusión, el esfuerzo físico, formando parte de un estilo de vida saludable, constituye una poderosa arma preventiva de la decadencia y la enfermedad, no exenta de riesgos porque actúa directamente sobre poderosos mecanismos de respuesta fisiológica. Desarrollado de forma sistemática, en consonancia con las capacidades individuales, y practicado con criterios de moderación y prudencia, contribuye a promover cambios que mejoran las funciones corporales, contrarresta el efecto de factores de riesgo de enfermedades como las cardiovasculares, primera causa de morbi-mortalidad en el mundo desarrollado y atenúa muchos de los cambios producidos por el envejecimiento.

Nos gustaría conocer tu opinión o expericencias que hayas podido tener sobre este tema. ¿ Por qué no te animas y nos la cuentas?

Desde Alto Rendimiento, seguiremos inculcando a todos las personas  los beneficios de la práctica deportiva y de una alimentación sana y equilibrada.

Fuente: Colección Congresos Alto Rendimiento

 

Leave a Reply

Open chat
Saludos de Alto Rendimiento:

Para información sobre los cursos y másteres ONLINE, puede contactarnos por aquí.

Asegúrate de haber completado el formulario (azul) de información del curso/máster.

Gracias!