+34 96 633 71 35
·WhatsApp·

25 Jun 2012

Errores alimentarios

Desde que empecé a estudiar nutrición, la curiosidad y las ganas de aprender la verdad sobre la alimentación y la nutrición no se me han ido. Y uno de los motivos es porqué cada día, los nutricionistas- dietistas tenemos que desmentir cada afirmación errónea que circula por la calle, sin ningún fundamento científico detrás.


Antiguamente, los bulos o creencias erróneas sobre ciertos temas pasaban de boca en boca, pero ahora, la comunicación ha avanzado a pasos gigantescos y solo abriendo nuestro navegador favorito y poniendo “alimentación”, nos aparecen más de 158.000 resultados; lo mismo pasa con la palabra “nutrición”, encontramos sobre 120.000 resultados. Ahora la pregunta es, ¿todo lo que encontramos en internet es verdad?

A continuación, os voy a nombrar algunos errores de nutrición y alimentación que circulan por nuestra sociedad:

-El ser humano es el único mamífero que toma leche después del periodo de lactancia.
En primer lugar, aclararemos que la leche desde el punto de vista dietético, es un alimento muy completo, pues aporta proteínas de alto valor biológico, hidratos de carbono, lípidos, agua, calcio, vitaminas A,D,B1 y B2.
Respecto a la afirmación de nuestra ingesta, lo primero que tenemos que tener en cuenta es que los humanos somos los únicos que sabemos ordeñar a una vaca, oveja o cabra. Pero si le ponemos un plato de leche a un gato o cualquier otra especie animal omnívora, observaremos que se la bebería sin ningún problema y más si está hambriento. En conclusión, simplemente, el resto de especies animales no beben leche porque no pueden.
El número que aparece en la base de cartón de la leche no es el número de veces que esa leche ha sido puesta a la venta, retirada cuando estaba a punto de caducar y reciclada para su puesta a la venta de nuevo.
-Sobre las diferentes afirmaciones sobre los probióticos, os dejo el enlace del artículo que la AEDN (Asociación Española de Dietistas- Nutricionistas), ha publicado recientemente: Falsas afirmaciones sobre los probióticos, opinión de la AEDN (20 de Junio de 2012)

-Las frutas al final de la comida engordan.
Los alimentos no engordan porque se tomen en un determinado orden, sino que depende del valor calórico que se ingiera; lo único que puede pasar es que si tomamos la fruta antes de las comidas nos sacie más, y luego comamos menos en el siguiente plato.
-El plátano y el aguacate engordan.
Cuando comparamos diferente frutas, podemos observar que por 100 gr de alimentos, el plátano tiene más kcal respecto a otras frutas, pero tenemos que darnos cuenta de que realmente tampoco tienen tanta diferencia de Kcal y que, por ejemplo, una manzana tiene más cantidad, es decir, el peso medio de una pieza de plátano es de 90 gr, con lo que nos aporta 76.5 Kcal; el peso medio de una manzana es de 180 gr, con lo que aportamos 81 Kcal, por lo que no hay casi diferencia entre uno y otro.
-Las ostras son buenas para el sexo.
Hay algún estudio científico sobre este tema, pero no hay nada concreto sobre esta afirmación, aunque aún se está estudiando para hacer una afirmación más concreta. Sin embargo, lo más probable es que si las acompañamos de una copa de vino, en un ambiente íntimo, con velas con nuestra pareja, puede ser afrodisiaco, al igual que cualquier alimento.
-Los huevos crudos alimentan más que los cocinados.
La verdad es que es completamente al revés, ya que le huevo crudo se digiere menos que el cocido, dado que en estado líquido la clara resiste la acción de los jugos digestivos y se utiliza tan sólo en un 50% por el contrario, cuando está coagulada por el calor, se digiere en un 92%.
-EL agua engorda.
Existen creencias que afirman que el agua engorda, ya que se retiene en el cuerpo o porque ayuda a digerir y absorber los alimentos; esto es falso, pues sabemos que el agua no engorda ya que es acalórica.
En general, no se retiene en el cuerpo salvo en caso de enfermedades renales y cardiacas y la digestión y absorción de los alimentos se produce igualmente aunque no se ingiera agua, ya que el tubo digestivo segrega las secreciones necesarias para la digestión y absorción de los alimentos.
-Los suplementos de proteínas aumentan la masa muscular.
Las personas, en condiciones generales, pueden asimilar entre 0,8 y 1,5 gramos de proteínas diarias por cada Kg de peso.
En situaciones especiales, de necesitar un incremento de proteínas, por ejemplo en grandes quemados, enfermos de cáncer o deportistas de élite, esta capacidad se aumenta hasta los 2g/Kg/día. Esto quiere decir que por muchas proteínas que ingerimos en forma de batido o suplemento, nunca podremos asimilar más cantidad que ésta; en el caso de consumirlo, lo único que conseguiremos es sobrecargar al riñón. Por lo tanto, lo que no se asimile se eliminará por medio de la orina, con la consiguiente sobrecarga del riñón. Este tema y otros más los estudiamos en el Curso de Nutrición Deportiva de Alto Rendimiento.

Bibliografía:
– Revenga Frauca, Juan. 2010. Con la manos en la mesa. 1001 Ediciones. ISBN:978-84-937952-2-1
– M. D. Castillo Sánchez, M.T. León Espinosa de los Monteros, J. A. Naranajo Rodríguez. 2001. Creencias erróneas sobre alimentación. Medicina General, 33: 346-350.
– www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/curiosidades/2008/10/22/180930.php

Leave a Reply

Open chat
Saludos de Alto Rendimiento:

Para información sobre los cursos y másteres ONLINE, puede contactarnos por aquí.

Asegúrate de haber completado el formulario (azul) de información del curso/máster.

Gracias!