800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

30 may 2011

Tabaco y deporte

/
Enviado por
/
Comentarios2
/

Día 31 de mayo de 2011, día mundial sin tabaco.

El tabaquismo es una adicción en aumento entre la población adolescente, y en contraposición a este hábito que perjudica la salud, se incrementa el número de adolescentes sedentarios y decae la cifra de jóvenes activos físicamente.

Ésto que parece un enfrentamiento entre factores buenos y hábitos malos para salud, es lo que se descubrió en un estudio que evaluó a jóvenes de entre 13 y 18 años en varias ciudades españolas.

Si bien el deporte y la actividad física no reducen los peligros del hábito de fumar, la práctica deportiva y el consumo de tabaco se encuentra íntimamente relacionados, según muestran los resultados de dicha investigación.

En cuanto a las diferencias entre sexos, podemos decir que a la edad de 15-29 años no encontramos diferencias significativas, excepto en Murcia donde los varones estarían un 7% por encima de las mujeres en cuanto al consumo habitual. Las diferencias comienzan a ser visibles a partir de los 30 años en que los varones se manifiestan más consumidores que las mujeres, existiendo entre ellos unas diferencias que oscilan entre el 10% y el 15% en todas las provincias en cada grupo de edad.

En lo que respecta al hábito de fumar, el 15% de los jóvenes son fumadores habituales, siendo la adicción ligeramente superior entre las mujeres.

Al asociar la ejercitación física con el consumo de tabaco se observó una clara correlación, ya que el 80,9% de los adolescentes que realizan actividad física expresaron no fumar.

Ésto muestra como un hábito saludable como es la actividad física atrae o va de la mano con otros hábitos beneficiosos para la salud como son una alimentación adecuada, el no tabaquismo y el no alcoholismo.

El hábito de fumar perfila el estilo de vida de lo individuos en torno al sedentarismo, la alimentación deficiente en frutas y verduras y, además, incrementa el consumo de alcohol entre los fumadores.

Entonces, es imprescindible comenzar a modificar ciertos hábitos nocivos entre los adolescentes que pueden conllevar a la adopción de un estilo de vida sano en general y no sólo, a la sustitución de un único hábito perjudicial.

Entre los adolescentes se observó que gran parte de ellos fuman para perder peso, para calmar sus nervios o para sentirse mayor. Todas consecuencias que se pueden obtener con la ejercitación física, ya que conocemos los efectos de la práctica deportiva sobre la salud mental, el estrés y el peso corporal.

Entonces, es imprescindible comenzar a modificar ciertos hábitos nocivos entre los adolescentes que pueden conllevar a la adopción de un estilo de vida sano en general y no sólo, a la sustitución de un único hábito perjudicial.

Fuente:
Coleccion Congresos Alto Rendimiento
Vitonica

Responder

2 Respuestas

Otras colaboraciones