+34 96 633 71 35
·WhatsApp·

22jul2019

ZONAS DE ENTRENAMIENTO SEGUN PULSACIONES

/
Enviado por
/
Comentarios0
/

Zonas de Entrenamiento según Pulsaciones Cardíacas.

Introducción

Las zonas de entrenamiento se basan en un margen de porcentajes (60% a 70%) de la Frecuencia Cardiaca Máxima. Dentro de cada una de estas zonas de entrenamiento tienen lugar sutiles efectos fisiológicos para desarrollar tu nivel de forma física.

La zona de energía eficiente o de recuperación – del 60% al 70%

Entrenar dentro de esta zona desarrolla la capacidad aeróbica. Cualquier carrera de recuperación (también conocida por regeneración) debería realizarse a un máximo del 70%.

Te puede interesar: Máster Online de Preparación Física para Corredores

La zona aeróbica – del 70% al 80%

zonas de entrenamiento

Entrenar en esta zona desarrollará tu sistema cardiovascular. La habilidad del cuerpo para transportar oxígeno a los músculos operativos y de llevarse el dióxido de carbono de los músculos en funcionamiento puede mejorarse. Conforme el atleta mejora su forma física al entrenar en esta zona, podrá ejercitar algunas sesiones semanales a un nivel más alto (hasta un 75%) y aprovechar los beneficios de mejorar la capacidad aeróbica.

La zona anaeróbica – del 80% al 90%

Entrenar en ésta zona, desarrollará aquellos mecanismos relacionados con la acumulación de ácido láctico. En esta zona se encuentra tu umbral anaeróbico individual (ver más abajo), a veces conocido como punto de inflexión. Al trabajar dentro de estas frecuencias cardíacas (80-90%) la cantidad de grasa utilizada como fuente principal de energía es bastante menor que en la anterior zona y da paso a la utilización del glucógeno almacenado en los músculos como principal carburante. Uno de los productos resultantes de esta quema, de glucógeno, es el ácido láctico. Existe un momento durante la actividad en el que el cuerpo se ve incapacitado para eliminar con eficacia el ácido láctico acumulado en los músculos.

Esto ocurre llegado un número de pulsaciones cardíacas específicas para cada individuo y viene acompañado por un rápido aumento en los latidos del corazón y un descenso del ritmo de carrera o del ejercicio que estemos realizando. Este es tu umbral anaeróbico. Con el entrenamiento adecuado es posible retrasar la llegada de este punto de inflexión y así ejercitar a más intensidad durante más tiempo.

El umbral anaeróbico

El umbral anaeróbico, es el punto en el que el ácido láctico empieza a acumularse en los músculos, se presenta entre el 85% y el 90% de tu frecuencia cardíaca máxima. Este punto de inflexión se encuentra generalmente 20 pulsaciones por encima del umbral aeróbico. El umbral anaeróbico puede ser estimado por medio del Test Conconi (ver más abajo) del umbral anaeróbico.

El umbral aeróbico

El umbral aeróbico, el punto en el que las vías energéticas anaeróbicas comienzan a operar; este punto se sitúa aproximadamente al 75% de tu frecuencia cardíaca máxima. Esto es aproximadamente 20 pulsaciones por debajo de tu umbral anaeróbico.

La zona de la línea roja – del 90% al 100%

Entrenar en esta zona solo será posible durante cortos periodos de tiempo. A estas intensidades, se entrenan las fibras musculares de contracción rápida (Tipo II) esenciales para mejorar en velocidad. Esta zona queda reservada para el entrenamiento de carrera o sesiones a intervalos, caracterizados por un tiempo de reposo entre cada serie. Por lo general, sólo deportistas en buena forma son capaces de entrenar correctamente dentro de esta zona.

Frecuencia cardiaca en Reposo (FCR)

Determinar la frecuencia cardiaca en reposo (FCR) es muy sencillo. Encuentra un lugar apacible y sin interrupciones externas, siéntate y relájate. Coloca un reloj o monitor de cardio donde puedas verlo. Tras 20 minutos, quédate donde te encuentras y cuenta los latidos por minuto. No obstante, el momento más idóneo para su toma y dónde menor pulso cardíaco será al despertarte por la mañana siempre y cuando no sea de forma brusca.

En el caso de utilizar un monitor de cardio, simplemente observa la menor cantidad de pulsaciones por minuto que haya registrado durante los 20 minutos de relax.

Conforme mejoras, el corazón llega ser más eficiente en su función de bombear sangre oxigenada. Como resultado tu frecuencia cardíaca disminuirá. Recuerda que debes comprobar las pulsaciones en estado de reposo, cada mes aproximadamente si eres principiante, y entre tres y seis meses si eres un deportista más avanzado.

Calcular los valores de las zonas de entrenamiento

Los cálculos de una zona, llamémosla x%, se realiza de la siguiente forma:

  1. Resta la FCR de la frecuencia cardíaca Máxima. Esto nos da la Frecuencia cardíaca de trabajo (FCT).
  2. Calcula la frecuencia deseada (llamada x), utilizando el pulso de trabajo como referencia, la frecuencia x% requerida en el FCT, nos da “z”
  3. Añade “Z” junto a la FCR para obtener el valor final. Pongamos un ejemplo:

Ejemplo:

La frecuencia cardíaca máxima de un deportista es de 180ppm y su Frecuencia cardíaca en Reposo es de 60. Para determinar su valor al 70%, lo calcularemos de la siguiente forma:

  1. FCM – FCR = 180 -60 = 120
  2. 70% de120 = 84
  3. 84 + FCR = 84 + 60 = 144 ppm

Te puede interesar: Máster Online de Preparación Física para Corredores

Calculadora para las Zonas de entrenamiento según la frecuencia cardíaca

La calculadora determina tu Frecuencia Cardíaca Máxima (FCM) basándose en el algoritmo
217- (edad 0.85)
Para determinar tu FCM exactamente, deberías realizar el Test del Estrés (ver más adelante en este ejemplar).

frecuencia cardiaca - zonas de entrenamiento

Monitor de cardio:

Aunque hoy día ya se utilizan modelos modernos de pulsómetros, los más utilizados son los complementados con una cinta adjunta al tórax.

Cálculo automático en la web de Alto Rendimiento:

Inserta tu edad, tu frecuencia cardiaca en reposo y los valores correspondientes a las zonas de entrenamiento más baja y alta (%), entonces selecciona el botón de “calcular”.

tabla03 - zonas de entrenamiento

Introducción

El primer monitor de frecuencia cardíaca sin cables se introdujo en el Mercado en 1983 y desde entonces estos han experimentado grandes cambios y avances tecnológicos. Por ejemplo:

  1. Proceso de transmisión codificada (desde la cinta pectoral al reloj de muñeca) para reducir las interferencias con otros monitores de cardio.
  2. Habilidad de almacenar gran cantidad de datos.
  3. Funciones para asistir al entrenamiento, p.e., rangos máximos y mínimos para ajustar las zonas de entrenamiento (ver zonas de entrenamiento, más arriba)
  4. Capacidad para descargar la información registrada en un ordenador y analizar los datos con un programa especial.
  5. Historial de resultados para analizar y re-evaluar el programa de entrenamiento.
  6. Multifunción y agenda de clientes para poder administrar y registrar los datos recogidos de todo un equipo deportivo.

El Uso de la Frecuencia Cardiaca Máxima (FCM) para configurar la intensidad (con el monitor de cardio) se basa en los principios fisiológicos del sonido emitidos por los latidos del corazón; conforme el ejercicio se va incrementado, el consumo de oxígeno (V02 sin el “max”) y la frecuencia cardíaca aumentan al unísono (linealmente) hasta casi alcanzar intensidades máximas. La frecuencia cardíaca es mucho más fácil de utilizar comparada con el consumo de oxígeno y la relación entre ambos ha sido establecida. Es decir que el porcentaje del V02máx al pedalear a cierta intensidad coincide con un porcentaje determinado de la frecuencia cardíaca realizando el mismo ejercicio. Sin embargo, existe un pequeño problema: conocer tu Frecuencia Máxima con la máxima exactitud posible.

Factores que afectan la frecuencia cardíaca

Muchos factores pueden alterar la frecuencia cardíaca:

  1. Estrés.
  2. Enfermedad.
  3. Sobreentrenamiento.
  4. Medicación.
  5. Hora del día.
  6. Comida y bebida (p.e. cafeína).
  7. Altitud.
  8. Temperatura.
  9. Nivel de hidratación.
  10. Condiciones climáticas.
  11. Drift Cardíaco.*
  12. Insomnio.

*Drift Cardíaco es la tendencia que la frecuencia cardíaca experimenta durante una sesión a intensidad constante. Algunos estudios argumentan que este aumento del pulso cardíaco puede incrementarse entre 5 – 20 ppm durante un trabajo mantenido entre 20 – 60 minutos aunque la intensidad se mantenga constante (sin variaciones).

Resumen

La frecuencia cardíaca es un parámetro útil para controlar y evaluar la reacción y los efectos experimentados por los deportistas con el entrenamiento y la Frecuencia Cardíaca Máxima es un método conveniente (aunque no religiosamente exacto) para medir y registrar el trabajo realizado durante el entrenamiento.

La frecuencia cardíaca, por sí misma, no se presenta como una herramienta muy exacta para la evaluación de la eficacia del entrenamiento a largo plazo y no nos indica que aspectos del programa de entrenamiento están teniendo una influencia positiva o negativa en la adaptación que el entrenamiento conlleva. Eso sí, es económico, de fácil manejo y no requiere cargar con un laboratorio científico en la mochila.


Te puede interesar: Máster Online de Preparación Física para Corredores

Estudio Online Alto Rendimiento - zonas de entrenamiento


Otras colaboraciones

Call Now Button
Abrir chat
Saludos de Alto Rendimiento:

Para información sobre los cursos y másteres ONLINE, puede contactarnos por aquí.

Asegúrate de haber completado el formulario (azul) de información del curso/máster.

Gracias!