800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

12 jun 2012

Especificidad del rugby femenino

/
Enviado por
/
Comentarios0
/
Esta visión que presentamos en relación al Rugby Femenino está muy influenciada por las vivencias en relación a ese ámbito.

Autor(es): Juan Carlos Vázquez Lazo
Entidades(es):
Congreso: II Congreso Internacional de Deportes de Equipo
A Coruña 2009
ISBN:9788461316595
Palabras claves:

Especificidad del rugby femenino

Esta visión que presentamos en relación al Rugby Femenino está muy influenciada por las vivencias en relación a ese ámbito. Consecuencia de ello es que todos los posibles consejos e informaciones que figuran en este documento provienen de los años que hemos pasado entrenando a equipos femeninos y adaptando a jugadoras en su recuperación y puesta a punto para competiciones nacionales e internacionales. Además para la elaboración de este escrito se ha intentado recurrir a una limitada cantidad de investigaciones que han sido efectuadas para el Rugby femenino pero más particularmente en el deporte femenino en general. Para comenzar, hemos de dejar constancia de mí, tal vez, particular forma de entender la no diferenciación entre los objetivos que se pueden demandar entre chicas y chicos. En relación a esto hemos de observar: -Aspectos Fisiológicos

• Hombres y mujeres responden de manera idéntica a los entrenamientos cualquiera que sea su objetivo (condicional o práctica técnico-táctica).

• Las mujeres responden de mejor manera a la constancia de los entrenamientos, presentando una mayor y mejor vinculación a la responsabilidad colectiva que este deporte presenta.

• Todo programa de entrenamiento debería tomar en cuenta las características individuales de cada jugador, estas características individuales son más significativas que el sexo.

• Rodillas y cuadriceps. Estos elementos de la anatomía de la mujer deberían ser más considerados a la hora de trabajar en los entrenamientos, así como su influencia sobre los objetivos del entrenamiento, por ejemplo el equilibrio entre cuadriceps y tendones rotulianos.

• Los aspectos de variabilidad hormonal inciden de manera positiva, pero también negativa, en el rendimiento y la obtención de los objetivos. – Aspectos Psicológicos

• Los aspectos psicológicos están ligados a la actitud de la sociedad (mentalidades) en relación a las jóvenes y a las mujeres que practican un deporte. Según las sociedades el deporte puede aumentar el amor-propio y la confianza en sí mismo de los participantes. En general las mujeres que entran al Rugby tienen menos confianza en ellas que los hombres. • El concepto habitual, a saber alentar el Rugby Femenino de la forma en que lo hacen las madres de jugadoras de sexo masculino, quienes más tarde jugarán al Rugby tiene también un efecto muy negativo.

• Los símbolos (modelos) son esencialmente masculinos. Algo que se debería de trabajar para modificarlos.

• Puntos clave de situaciones por las cuales las jugadoras carecen de conocimiento del juego;

o La confianza puede ser inculcada (papel motriz que representan en relación a los aspectos condicionales del juego).

o Integrar la condición física en la práctica.

o Basar las mejoras sobre la importancia de los principios fundamentales.

o No concentrarse sobre los errores.

o Entrenamiento completo o por categorías.

o Progresión hacia el contacto.

o Concentrarse en el juego y no en la jugadora.

• Las mujeres tienen una aproximación más holística que los hombres.

• Las mujeres interpretan la información de forma más literal que los hombres.

• Las mujeres tienen más recursos para la comunicación verbal y responden más positivamente a las demostraciones visuales.

• Las mujeres buscan comprender porque se les pide hacer lo que se les pide hacer.

• Las mujeres guardan una necesidad de compensar su estética, aunque pueden estar dispuestas a modificarla (trabajo condicional de fuerza) si la causa es racional y temporal. A continuación analizaremos algunos aspectos que asimismo inciden en la concepción del juego en relación a las chicas.

MENSTRUACIÓN

• Existen muy pocos estudios disponibles sobre la relación entre el ciclo menstrual y el rendimiento o la actividad atlética.

• Las mujeres jugadoras sufren un número mayor de casos de irregularidades menstruales tales como la amenorrea. Población General 5% Nadadoras y ciclistas 10 a 12% Jugadoras, gimnastas y bailarinas 24 a 25% Estas cifras están ligadas a una cantidad inferior de grasa (tejido adiposo).

• La actividad puede reducir los dolores asociados a las reglas.

• Las fases menstruales no influencian de manera significativa los factores fisiológicos tales como la frecuencia cardiaca, la tensión arterial, débito cardíaco, potencia muscular y resistencia.

• Sin embargo la ventilación puede aumentar durante la fase folicular del ciclo ovárico lo que no tiene probablemente una incidencia significativa ya que el sistema respiratorio no limita normalmente el rendimiento atlético.

• No hay pruebas para confirmar la hipótesis que el ejercicio o la práctica de un deporte represente un riesgo para el útero.

• La condición física, la intensidad del entrenamiento, el stress como también la nutrición pueden presentar un caso de amenorrea.

• La desmineralización de los huesos es un problema importante.

• Para aquello que es del ámbito de la reproducción y de la menstruación las especificidades de la nutrición únicas de la jugadora femenina se han revelado ser la primera influencia para las diferencias en el entrenamiento con relación a los jugadores masculinos.

• Las preferencias de la sociedad, por una silueta delgada de la mujer, pueden provocar desórdenes alimentarios.

• Debería ser alentado un medio ambiente que acepte todos los diferentes tipos de cuerpos y siluetas.

• Los datos más tangibles conciernen al régimen de la mujer y a las tasas de consumo de vitaminas esenciales. Estos puntos pueden estar estrechamente ligados a la menstruación y a las fluctuaciones hormonales asociadas. En relación al:

ENTRENAMIENTO

1. Peso

• La potencia muscular (fuerza) es importante para la prevención de lesiones y el aumento de la tolerancia del dolor.

• 1 ejercicio por grupo muscular.

• 2-3 series.

• 8-12 repeticiones.

• Insistir en el hecho que desarrollando la potencia muscular de la pierna1 (cuadriceps y tendón), se reducen las lesiones de rodilla.

• En caso de un tren superior débil (falta de fuerza) un aumento de la masa muscular puede entonces proteger hombros y clavículas.

2. Anaerobia

• El equilibrio cuadriceps-tendón es importante para mejorar la eficiencia de la coordinación y lo mismo quizás para la prevención de lesiones.

• La mayoría de las jugadoras necesitan de una buena base aeróbica para soportar el trabajo anaeróbico de corta duración/de gran intensidad.

• Sugerir 7-8 km. de carrera con una intensidad creciente.

• Hacer pasar el Beep Test (Course Navet). Una vez en la etapa 10, pasar a la preparación anaeróbica. Durante su curso, las jugadoras deben operar al 80% de su volumen respiratorio máximo.

3. La flexibilidad-elasticidad reduce el riesgo de lesión

• En una mayoría de casos se puede presentar la problemática de exceso de laxitud muscular, lo que va en detrimento de la coordinación.

4. Las técnicas: insistir en la importancia de las técnicas de melé, de contacto, ruck/maul, caída durante el placaje/placaje. 48% de las lesiones, provienen del placaje.

5. Determinar a que punto deben evolucionar las jugadoras según sus parámetros físicos, a saber el tipo de cuerpo adecuado al puesto.

PREVENCIÓN DE LESIONES

1. La capacidad técnico-táctica y la prevención de lesiones están directamente relacionadas.

2. El trabajo de fuerza de la jugadora es un factor importante en la prevención de las lesiones.

1 Corresponde muslo 3. Todo jugador debe recibir una formación ligada al desarrollo técnico, al desarrollo de la fuerza y de la prevención de lesiones. Estos elementos del desarrollo global de la jugadora están totalmente ligados y de manera vital.

4. Los entrenadores deben conocer las informaciones de base de estos aspectos a fin de estar en la medida de transmitírselo a sus jugadoras.

SESIONES DE ENTRENAMIENTO/PRINCIPIOS GENERALES

1. Descripción de la jugadora: conocer las características principales de las jugadoras y tener idea de sus logros/experiencias atléticas. Hay frecuentemente toda una serie de elementos en el interior de cada característica de una jugadora como por ejemplo el pasado deportivo, la familia, las diferencias culturales, el cuerpo etc.

2. En el marco de la concepción del entrenamiento mostrar a las jugadoras como los ejercicios de entrada en calor y otras medidas de seguridad pueden reducir y prevenir las lesiones.

3. Incorporar el balón. Concebir ejercicios y juegos que permitan a las jugadoras alcanzar una elevada proporción de éxito en su participación.

4. Integrar ejercicios de manejo del balón temprana y frecuentemente.

5. Introducir ejercicios de espacio y de equipo (grupo).

6. Insistir en el pase y la recepción.

7. Insistir en el hecho que el jugador debe tener una base estable y amplia para levantar pelotas del suelo.

8. Ejercicios de 2 contra 1.

9. Los principios fundamentales del placaje. Seguridad-seguridad-seguridad.

10. Tocata (sin contacto) es posible comenzar autorizando los pases en todas las direcciones (hacia adelante/atrás).

11. Condición física de base (discutir con las jugadoras acerca de sus expectativas y de la del entrenador).

En relación a la:

COMPETICIÓN

En primer lugar, concerniendo al juego mismo y más particularmente desde un punto de vista táctico y estratégico. – Parecería que las mujeres utilizan mucho más la forma de juego con la mano ya sea en profundidad o a lo ancho con relación al corte o no de la línea de la ventaja. Más precisamente el juego con la mano lateralizado y frecuentemente subordinado a condiciones de preparación ya sean por juego con el pie o por juego en el eje lateral permitiendo entonces atravesar o fijar al avanzar creando de esta manera situaciones de desequilibrio. Por el contrario en el nivel más modesto, el juego en el eje lateral se mantiene como el más frecuentemente utilizado pero al no contar con el beneficio de una preparación anterior su eficacia es por consiguiente menor. – El juego con el pie eficaz y pertinente ya sea ofensivo o defensivo permanece igualmente como un punto flojo en todos los niveles, sólo algunas jugadoras dominan sin embargo este gesto técnico. Continuación en relación a lo físico; Recordando que los diferentes componentes de las jugadoras de Rugby son interdependientes no podemos disociar lo físico de lo mental.

Cuando uno se siente físicamente bien se duda menos y uno se siente más fuerte. Constatamos que en la actualidad las exigencias del alto nivel implican totalmente al componente físico y mental y podemos pensar que veremos rápidamente confirmarse o aparecer preparadores específicos en estos 2 componentes, lo que nos parece indispensable. Podemos precisar que hoy día en Francia ciertas jugadores se benefician con una preparación física individualizada. Finalmente en relación a la técnica, y sin recaer en viejos debates más allá de la técnica individual, estamos bien obligados a reconocer que es una dimensión indispensable para la futura jugadora: técnica en el movimiento general y técnica de juego en su puesto. Efectivamente la pobreza técnica se convierte rápidamente en un factor limitante del rendimiento individual y por consecuencia del colectivo. Nos parece además indispensable agregar que la formación de la jugadora debe ser completada de la jugadora debe ser completada con un conocimiento perfecto del reglamento.

Este conocimiento permite aportar respuestas justas y eficaces. No obstante es importante recordar que jugar al Rugby no es solamente hacer pases, en también luchas colectivas (saltar, empujar) es oposición (placar, bloquear) es utilización (las tres formas de juego, con el pie, en el eje lateral, en el eje frontal) y es juego sin balón (ubicación y reubicación). Corresponde a cada entrenador preparar su equipo en función del potencial individual de cada jugadora, al servicio del conjunto en la construcción de un referencial común en relación a un proyecto de juego que evolucionará a medida que pase el tiempo. Esta rápida aproximación en el análisis del juego femenino que se apoya en la vivencia de campo y en el estudio de un video merecería ser profundizado no por otra ambición más que la de desprender múltiples ejes de reflexión en cuanto a la preparación de la jugadora de alto nivel a través de los diferentes componentes abordados, permitiendo de esta manera entablar debates, intercambiar discusiones constructivas y apasionadas.

 

 

Responder

Otras colaboraciones