800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

4 may 2006

Esquí alpino: propuesta práctica de trabajo de la propiocepción del miembro inferior con empleo de

/
Enviado por
/
Comentarios0
/
En base a las necesidades propias del esquí alpino, se propone la realización de ejercicios encaminados a desarrollar y/o recuperar la propiocepción del miembro inferior con una orientación especifica hacia dicho deporte, en el que la mayoría de lesiones...
Autor(es): Raúl Sánchez Rienda*, Dra. Águeda Gutiérrez Sánchez**, Alejandro E. Rodríguez Rodríguez*, y Diego Pérez López*
Entidades(es): * Alumnos de 2º ciclo de la Licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Facultade de Ciencias da Educación e do Deporte de Pontevedra. Universidade de Vigo. ** Profesora de la Facultade de Ciencias da Educación e do Deporte de Pontevedra. Licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Universidade de Vigo
Congreso: I Congreso Internacional de las Ciencias Deportivas
Pontevedra- 4-6 de Mayo de 2006
ISBN: 84-611-0552-4
Palabras claves: Esquí alpino, Material adaptado, Propiocepción

Resumen Esquí Alpino

En base a las necesidades propias del esquí alpino, se propone la realización de ejercicios encaminados a desarrollar y/o recuperar la propiocepción del miembro inferior con una orientación especifica hacia dicho deporte, en el que la mayoría de lesiones se producen en la rodilla (hasta el 36%) que afectan a la precisión que la técnica del esquí requiere para su desarrollo de forma segura e imprescindible para obtener éxitos deportivos. Asimismo se realiza una adaptación de los materiales más comunes de los centros deportivos para la realización de los ejercicios propuestos, de forma que se contextualice la realidad de la situación de trabajo de la mayoría de preparadores-recuperadores físicos ante la carencia de recursos económicos, destinados en mayor medida a conseguir material de competición antes que de entrenamientorecuperación. De una forma realista, se realizó la contextualización de materiales e instalación a los disponibles en nuestro centro de actividad

Completa la información

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº1.

¡Consíguelo aquí!

Introducción

El deporte del esquí es en principio eminentemente técnico, no requiere de una gran condición física para iniciarse en su práctica. En cuanto a sus características, destacar que se trata de una actividad artificial, por cuanto se compone de movimientos no habituales en la vida cotidiana del ser humano y que requiere de una equipación especifica (esquíes, fijaciones, botas y bastones). En el esquí de competición y recreacional de niveles expertos, donde la técnica básica esta más que superada, se produce una situación de empleo de grandes dosis de fuerza a altas velocidades y condiciones de superficie de la nieve variable, la trayectoria correcta depende de unos pocos grados de inclinación y rotación del cuerpo y miembros inferiores, además del “tacto” que se debe tener en dichas extremidades para que transmitan el estado de la nieve y permitan la adaptación en cada momento del nivel de fuerza y posición requeridas. De forma básica y centrando nuestro análisis en los miembros inferiores, en el esquí, se producen, dos tipos de acciones musculares (Ilustración 1), estática y dinámica: - Estática o isométrica, que supone el desarrollo de una fuerza sin que exista movimiento articular. En esquí, la fuerza isométrica se necesita par mantener rodillas y cadera flexionadas sin que se produzca más flexión ni extensión. - Dinámica concéntrica y excéntrica, que se producen cuando el esquiador quiere modificar su centro de gravedad hacia arriba o abajo respectivamente, bien para cambiar de trayectoria bien para adaptarse a las irregularidades de la nieve. Ilustración 1. Acciones musculares del miembro inferior en el esquí Ilustración 1. Acciones musculares del miembro inferior en el esquí (Zumerchik, 1997, 434).

Los tres tipos de acción muscular anterior tienen lugar cuando el esquiador ejecuta cualquier tipo de viraje, las acciones concéntricas y excéntricas producen los aligeramientos de peso necesarios para cambiar de dirección, cambiando el peso de un esquí al otro, mientras que las acciones isométricas se dan generalmente en el mantenimiento de la posición durante el viraje y las fases de deslizamiento puras. La musculatura más importante en las acciones antes mencionadas es la correspondiente a la zona del muslo, flexor y extensora de rodilla y cadera. Los músculos que actúan sobre los tobillos tienen una función fijadora (acción isométrica) por el uso de botas rígidas de caña alta, que además obligan a adoptar una posición de ligera inclinación delante de la tibia, por la flexión dorsal del pie. Esquiar supone realizar de forma continuada virajes de forma alternativa a izquierda y derecha (Imagen 1), de forma que la mayor parte de la fuerza se realizará en cada momento con la pierna externa del viraje. Por otra parte el terreno y la inclinación del propio esquiador hacia el interior del viraje, producen que cada pierna tenga un grado de flexión diferente, además de que la técnica actual incluye el concepto de angulación de la cadera (diferencia de inclinación existente entre las piernas y el tronco, menor en este último, (Imagen 2).

Imagen 1 IMAGEN1 Imagen 2. IMAGEN2

Si además tenemos en cuenta que en el esquí se necesita una interiorización de la técnica que permita atender a los estímulos externos (elección de la trayectoria, estado de la nieve, otros esquiadores,…), se debiera incorporar dicha técnica a la motilidad automática secundaria, que se adquiere a través del aprendizaje de los esquemas motores, donde la voluntad desencadena la acción siendo su realización automatizada (Génot, 1987). La investigación sobre el entrenamiento propioceptivo ha estudiado los efectos sobre la posición articular, la kinestesia, el equilibrio y la coordinación, el tiempo de reacción muscular y sobre la fuerza muscular. Existen evidencias científicas sobre las repercusiones de este tipo de trabajo en la reducción del riesgo de lesión que a largo plazo supondrá una mejora del rendimiento durante el entrenamiento y la competición (Anderson, 2002). Según Hunter (1999), las lesiones de rodilla suponen entre el 20 y el 36 % del total de lesiones en esquiadores. De entre todas las lesiones de rodilla las más frecuentes son las rupturas ligamentosas de grado III, especialmente las de ligamento cruzado anterior. Johnson y colaboradores (1997 citados por Hunter, 1999), cifran en un 228% el incremento en este tipo de lesiones en estudios realizados entre 1972 y 1994. Todo lo referido hasta el momento influye obviamente en la orientación del entrenamiento físico y, en nuestro caso, propioceptivo, planteándose ejercicios en los que se produzcan contracciones isométricas y dinámicas concéntricas y excéntricas, encaminados tanto hacia la prevención como a la recuperación de lesiones de miembro inferior.

Método y materiales empleados

Se revisaron los catálogos “on line” de los principales proveedores de material de entrenamiento y rehabilitación para analizar el funcionamiento básico de los productos destinados a mejora y recuperación de la propiocepción y realizar una adaptación valida a nuestro centro. Todos los materiales empleados forman parte de la dotación de material del Pabellón Universitario en el que se desarrolla nuestra actividad académica como estudiantes y profesora respectivamente, de forma que la adaptación se realizase con una contextualización concreta a nuestro centro: - colchonetas de diferentes densidades - bancos suecos - plintos - balones: medicinales, blandos, gigantes,… - gomas elásticas de distintas resistencias - cuerdas - espalderas - picas - steps - … El suelo alrededor de la zona de realización de los ejercicios se deberá proteger con colchonetas para evitar impactos fuertes con el suelo en posibles caídas.

Ejercicios propuestos y materiales adaptados

Aparatos específicos:

En el mercado deportivo y de rehabilitación existen multitud de aparatos específicos para el entrenamiento propioceptivo:

Imagen 3. Fitter, simulador de esquí IMAGEN3 Fitter, simulador de esquí

Imagen 4. Biolaster (pielaster).

IMAGEN4 Biolaster



Imagen 5. Trikke, que además permite el deslizamiento y el entrenamiento perceptivo y decisional.

IMAGEN5 Trikke, que además permite el deslizamiento y el entrenamiento perceptivo y decisional

- (Etc.) Lo que pretendemos es mostrar una serie de ejercicios contextualizados a los centros deportivos y de enseñanza que no disponen de todos estos implementos, por cuestiones económicas o de utilización, de forma que realizamos adaptaciones de los materiales más comunes en las instalaciones deportivas. Los ejercicios que se proponen, están destinados a mejorar el sentido propioceptivo de sujetos sanos o en una última fase de recuperación previa al entrenamiento específico en su modalidad deportiva, radicando la diferencia en la intensidad y complejidad de los ejercicios, teniendo todos ellos múltiples variantes. Los ejercicios se deben realizar, salvo instrucción contraria expresa, en posición de semiflexión de las articulaciones de tobillo, rodilla y cadera, espalda arqueada, brazos separados del cuerpo y vista al frente (imitando la posición básica del esquí). La carga en estos ejercicios se puede regular según: - grado de inestabilidad de la superficie de apoyo - tiempo de permanencia - ritmo y amplitud del balanceo / oscilación. - flexión/extensión de tobillos, rodillas y cadera - recepción/lanzamientos de balones de diferentes pesos y trayectorias - desequilibrios provocados por un tercero - - ...

Aparatos alternativos

Como propuesta de plataforma inestable, utilizamos un banco sueco sujeto a las espalderas por unos elásticos en un extremo y sobre un balón medicinal en el otro.

Imagen 6 IMAGEN6

Imagen 7 IMAGEN7

Banco sueco. - Sobre el banco con los pies en su eje longitudinal, balancear el banco a ambos lados de forma alternativa reequilibrando el banco. - Igual pero los pies perpendiculares al banco. - Con las dos variantes anteriores en apoyo unipodal. Para producir una mayor inestabilidad puede suspenderse con elásticos por ambos extremos. Balones gigantes Con balones gigantes empleados como superficies inestables (imagen 8) la dificultad aumenta si se usan de pie, por lo que se colocarán ayudas a los lados por seguridad, o se realizarán los ejercicios sujetándose a una espaldera.

Imagen 8.

IMAGEN8

La variación de la dificultad (y con ello la carga e intensidad del ejercicio) se consigue a través de la posición de partida: - de rodillas - de pie - sujeto o no a una espaldera o compañero - rebotes de cadera, volviendo a estabilizar la posición (frenando el rebote) (Imagen 9).

Imagen 9.

IMAGEN9



Steps “modificados” Se usan los steps sobre pelotas poco infladas sujetos por cinta adhesiva como plataforma inestable (Imagen 10), se deben observar las mismas normas de seguridad que con los balones. Se realizan sobre ellos ejercicios de: - desequilibrio-reequilibrio, balanceos, saltos, recepciones y devoluciones de objetos,…, colocados en sentido longitudinal y transversal al eje del step, con apoyo de uno o ambos pies.

Imagen 10.

IMAGEN10



Cuerdas para suspensiones, Desde distintas posiciones de partida (Imagen 10, 11 y 12), permiten trabajar de forma conjunta la propiocepción y el control postural de la zona lumbar y abdominal, realizando ejercicios de equilibrio, aducción, abducción, flexión-extensión de rodillas y cadera (de ambas extremidades y/o de forma alterna).

Imagen 11 IMAGEN11

Imagen 12 IMAGEN12

Imagen 13 IMAGEN13

Conclusiones

Con la propuesta desarrollada en el presente trabajo, si bien enfocado al esqui, buscamos constatar una situación cotidiana para la mayoría de los preparadores físicos, recuperadores, entrenadores deportivos, etc. que desempeñan su actividad en clubes e instituciones sin grandes recursos económicos y materiales, y en los que las prioridades de inversión suelen estar ligadas a las consecuciones inmediatas o en la creación de infraestructuras que absorben la casi totalidad de su potencial económico, quedando en manos del personal citado, mejor dicho en su imaginación y creatividad, la búsqueda de adaptaciones de diversos tipos de materiales para lograr finalidades diferentes a las que dieron lugar a su adquisición. La polivalencia en el uso debiera ser una premisa en las características de las dotaciones de material de las instalaciones a la hora de decidir su adquisición. El concepto de imaginación, que en las ciencias de la actividad física y el deporte parece estar ligado al diseño de tareas, juegos, materiales alternativos y adaptaciones deportivas, impregna todas las actividades que se desarrollan a su alrededor, desde el entrenamiento a la recuperación funcional, más aun cuando la necesidad, como catalizador del ingenio, aprieta.

Bibliografía

  • ANDERSON, O. (2002) “Can proprioceptive training reduce your risk of injury?.” Sports Injury Bulletin, nº 17, pág.: 1-8.
  • GÉNOT, C. et al. (1987) “Kinesioterapia”. Madrid: Editorial Médica Panamericana. (pág.:86 y 87)
  • HUNTER, R. E. (1999) “Skiing Injuries” . The American Journal of Sports Medicine, Vol. 27, pags.: 381-389.
  • JOHNSON, R.J., ETTLINGER, C.F. y SHEALY, J.E.: Skier injury trends—1972 to 1994, en JOHNSON RJ, MOTE C.D. Jr y EKELAND, A. (eds)(1997) Skiing Trauma and Safety. Volume 11. ASTM STP 1289. West Conshohocken: American Society for Testing and Materials,1997 , págs.: 37 –48
  • ZUMERCHIK, J. (editor) (1997) “Enciclopedia of sport science.” Broodway, N.Y.: Simon & ShusterMc Millan (pág.:433 y 434) Páginas web consultadas:
  • http://www.biolaster.com/traumatologia/tobillo/pielaster
  • http://www.fitter1.com/pro-fitter.html
  • http://www.fitter1.com/trikke-scooter.html?mtcPromotion=collage%3Etrikke
  • http://www.terapimaster.com/

Responder

Otras colaboraciones