800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

19 may 2015

EXPLORACION PSICOMOTRIZ

/
Enviado por
/
Comentarios0


ISBN: 978-84-939747-3-2
Editorial: EL DUENDE
Sinopsis: En su práctica cotidiana, el psicomotricista debe defender un tipo de examen que reivindica una identidad adquirida con esfuerzo a lo largo de una historia que se remonta a tan sólo medio siglo atrás. Supone recurrir a conceptos que no sólo le son propios y claramente distintos de los del médico, sino que también están liberados de ideologías que, mediante la psicología, han querido imponerle su impronta. La noción de conducta motriz, que se diferencia de la de comportamiento motor por su intencionalidad, y la del perfil psicomotor, que constituye su herramienta diagnóstica principal, son los elementos dinámicos de esta orientación actual. Por el contrario, apuntalan los conceptos clásicos de tono muscular, que pasa a ser tono corporal, de coordinación motriz, de disociación motriz, de equilibrio, ahora con designación de corporal, de somatognosia, de espacio y de tiempo. El sentido actual de estos conceptos, las modalidades de estudio que implican, las situaciones de las pruebas, las pruebas como tal y el material propuesto constituyen, en esencia, el objeto de los desarrollos, explicaciones y precisiones consideradas indispensables en relación con la naturaleza y la calidad de la verificación, de la reproducibilidad y la transmisibilidad de la evaluación que se persigue. El comportamiento describe el conjunto de las formas de ser y de actuar, manifiestas o latentes, de un individuo o grupo de individuos en relación e interactuando con su entorno. Se refiere a los fenómenos objetivamente observables de modo externo. La noción de conducta, como tal, introduce en el comportamiento la idea de intencionalidad. Incluye objetivos y motivaciones, y por ende, fenómenos que no son directamente observables. Se trataría del fundamento de la personalidad del individuo en sus relaciones con otros, favoreciendo la organización de la acción, de la imaginación y de las inclinaciones personales. El examen psicomotor es, para el psicomotricista, el momento en el que recoge las informaciones clínicas sobre la conducta motriz de un individuo, testigo de la vida social y de su adaptabilidad a su propio medio, con el fin de determinar los objetivos posibles y los límites de unos cuidados eventuales específicos de su puesta en marcha, con el instrumento apropiado de su evolución y de sus resultados. El hecho de que la psicomotricidad sea una profesión de la salud, es decir, del bienestar, como lo indica la Organización Mundial de la Salud, y no una profesión médica, pone en evidencia la dificultad para procurarse un leguaje específico que la distinga claramente. Para encontrar su identidad, ha hecho falta que se desprenda de una parte de su connotación médica y por otra parte, de las ideologías que han intentado colonizarla para recurrir a conceptos que le sean propios. Queda en ese sentido un importante trabajo por hacer. Hemos intentado contribuir aquí a este esfuerzo mediante la elección y la forma de los temas tratados, para poner en funcionamiento un método de evaluación lo más objetivo posible, con el fin de consolidar una psicología psicomotriz propia y de la estrategia de tratamiento que lo caracteriza, y donde el paciente también puede ser su propio control. Se abordan también en la obra los criterios que fundamentan la elaboración de las representaciones gráficas, lineal y circular, de los resultados del examen finalizado, y que serán el punto de partida de los cuidados psicomotrices. Una serie de casos clínicos que cubre todas las edades —desde el niño hasta las personas de la tercera edad, pasando por el joven y el adulto joven— ilustran la práctica del psicomotricista y anteceden a una breve bibliografía esencial. En el volumen I, en su primera parte se abordan los campos respectivos de la psicomotricidad y de la terapia de la psicomotricidad, así como las modalidades de paso de una a la otra. Esto nos ha conducido a delimitar las nociones de rasgo, de perfil, de tipo y de síndrome psicomotor que fundan la semiología clínica del terapeuta de psicomotricidad. En la segunda parte, se da cuenta de los componentes de la vida psicomotriz explorada por el psicomotricista, cuyos elementos principales que revierten sobre sí con sus particularidades, son el tono corporal, la coordinación motriz, la disociación motriz, el equilibrio corporal, la somatognosia, el espacio y el tiempo. La tercera parte está dedicada a la conducta del examen sobre terapia psicomotriz, a la evaluación práctica del terreno psicomotor, al modo de realizar algunas de las pruebas más habituales, a la elección de los criterios de representación gráfica de los datos del examen y al material útil. Una bibliografía completa esta última parte. El volumen II muestra cinco casos clínicos, los de un niño turbulento, de una joven adulta llena de tics, una persona mayor depresiva, un niño de 7 años con mala visión y una joven de 17 años con traumatismo cráneo-encefálico, sobre cómo exponer cualitativa y cuantitativamente los resultados del examen que servirá de referencia para la evolución del tratamiento psicomotor acometido. El volumen III aporta las representaciones gráficas, lineal y en rosetón, como así también la anamnesis para facilitar el trabajo del psicomotricista. Obra destinada tanto al profesional con experiencia en psicomotricidad como al que está formándose, esta obra tiene también vocación de captar la atención de neurólogos, psiquiatras, psicólogos y pedagogos, así como la de los diversos profesionales de la salud y la educación.

ÍNDICE TOMO I.- Prólogo I. Dr. Rodolfo Rodríguez.- Prólogo II. Dr. Jacques Richard y Lina Rubio.- Primera parte. De la psicomotricidad a la exploración psicomotriz. – 1. La psicomotricidad.- 2. La terapia psicomotriz.- 3. El rasgo, el perfil y el tipo psicomotor.- Segunda parte. Componentes importantes en psicomotricidad. – 4. El tono muscular o estado de tensión del organismo.- 5. La coordinación, la disociación motriz y el equilibrio corporal.- 6. La somatognosia.- 7. El espacio y el tiempo.- Tercera parte. Desarrollo del examen en la exploración psicomotriz. – 8. El desarrollo de la exploración psicomotriz.- 9. La exploración práctica en el terreno psicomotor.- 10. Descripción de las pruebas empleadas.- 11. Evaluación y representación gráfica de los datos obtenidos.- 12. Material que puede ser útil en la exploración psicomotriz.- Bibliografía – Índice alfabético de autores y materias. TOMO II.- Aplicaciones de casos clínicos – Caso nº 1. Niño turbulento, hiperactivo.- Caso nº 2. Niño con mala visión.- Caso nº 3. Joven con traumatismo craneoencefálico.- Caso nº 4. Adulta joven con tics.- Caso nº 5. Persona mayor depresiva.- Conclusiones y orientaciones. TOMO III.- Orientaciones Prácticas. – Examen psicomotor con representaciones gráficas en “circular”, “lineal” y “Anamnesis

Entrenador personal I

Otras colaboraciones