800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

psicología
4 ene 2017

La importancia de la psicología en el deporte

/
Enviado por
/
Comentarios0
/
Etiquetas

Me llamo Javier Ayuso y soy Psicólogo Deportivo. Tal vez les suene raro dos términos como estos juntos, “Psicólogo” y “Deportivo”. Bien, voy a tratar de explicarlo.

La Psicología Deportiva es una sección más de la Psicología general. Su objeto es ni más ni menos que el de potenciar, optimizar el rendimiento de un deportista en todo su contexto deportivo. ¿Cómo lo hace posible? Fácil, entrenando unas variables mentales que influyen directamente en la relación del deportista con su deporte.

Un buen día hablando con un colega de profesión le pregunté, cómo explicarías lo que es la Psicología Deportiva a alguien que no lo conoce. Éste me dijo que imaginase por un momento que yo era el encargado de tirar un penalti en la final de un mundial. Si lo marcas sois campeones del mundo, eres el héroe, si lo fallas, dejas a tu equipo y a todo un país desilusionado, eres el villano. La afición chilla porque es el último minuto, el cansancio aprieta y tú sabes que te están viendo millones de personas, te conviertes en el centro de atención del mundo por unos segundos… ¡Y aquí la clave! ¿Qué se te pasa por la cabeza en esos instantes…? Hizo una pausa coherente en donde sólo te vienen a la mente estos pensamientos: Presión, ansiedad, desconcentración, miedo, pulsaciones cardíacas máximas, etc… Y ahí ya me dijo; ¡Ahí es donde interviene la Psicología Deportiva!

psicología

Lo que lamentablemente suele pasar al escuchar el término psicólogo, si bien lo repiten para sí mismos, verán como automáticamente (en la mayoría de los casos) les viene a la cabeza una idea relacionada con problemas, enfermedades mentales, vergüenza, etc. Por eso tal vez les choque ver juntas esas dos palabras.

No se asusten, pero son objeto en su mayoría de un “condicionamiento clásico pauloviano”; o lo que es lo mismo, la exposición de un estímulo neutro junto a un estímulo condicionado, provoca una respuesta incondicionada en un sujeto, lo que llevará a provocar una respuesta condicionada ante la muestra de ese estímulo neutro. Esto tan complejo y enrevesado, camaradas, es lo que descubrió nuestro amigo fisiólogo Pavlov cuando en un experimento con perros observó cómo éstos salivaban ante el sonido de una campanilla. Claro está que a continuación se les servía la apetitosa comida. ¡La campanilla se había convertido en el estimulo!

Al término psicólogo le ha pasado exactamente lo mismo. Lo hemos relacionado tantas veces con cosas de aspecto negativo como las arriba señaladas que hemos condicionado su significado devaluando todo lo que hay detrás. Y es que hay que diferenciar tan solo una cosa, la psicología tiene un campo vastísimo de aplicaciones, una de ellas, claro está, es la aplicación clínica; y su campo de trabajo está acotado a encargarse de evaluar, diagnosticar y apoyar a la recuperación y prevención que afecten a la salud mental.

Otro campo de trabajo de la psicología está en el deporte, en el deportista, en el entorno del deportista, familia, entrenadores, directivos… Pero el objeto de la misma es totalmente distinto al de otra disciplina aplicada, la esencia de tal psicología consiste en aumentar el rendimiento en el deportista.

De tal manera que cuando se afirma “Mens sana in corpore sano” nos llama la atención que la mente y el cuerpo están estrechamente atados. La mente dirige, regula, ordena… Es factor clave de nuestros resultados, tanto de nuestros éxitos como de nuestros fracasos. Por lo tanto cuanto más controlemos nuestra mente y nuestros sentimientos, menos se verá mermado el rendimiento.

El rol del psicólogo deportivo consiste en entrenar al deportista en el manejo de técnicas y destrezas psicológicas, que le permitan controlar pensamiento, emoción y ejecución deportiva, con el fin de alcanzar un rendimiento óptimo.

Por eso pongo a disposición mi experiencia para aconsejar en tema deportivo la mejor manera de entrenar dichas habilidades mentales.

Entreno habilidades deportivas mentales, mejoró a las personas.

Es la mente quien mueve el cuerpo; Si aquella está bien, éste nos obedece

Javier Ayuso –  Profesor del curso “Psicología deportiva”

curso-psicologia-deportiva-slide

Responder

Otras colaboraciones