800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

4 may 2006

Ocurrencia de vómitos post competición en corredores de medio fondo: posibles causas y consecuencias

/
Enviado por
/
Comentarios0
/
El presente estudio pretende identificar la ocurrencia de casos de vómitos post competición en corredores de medio fondo de alto nivel y las posibles causas y consecuencias del fenómeno.
Autor(es): Juan Pablo Fernandez Rodrigues
Entidades(es):Doctorando del Dep. de Didácticas Especias de la Universidad de Vigo (España)
Congreso: I Congreso Internacional de las Ciencias Deportivas
Pontevedra - 4-6 de Mayo de 2006
ISBN: 84-611-0552-4
Palabras claves: vómitos, post competición, corredores, medio fondo

Resumen

El presente estudio pretende identificar la ocurrencia de casos de vómitos post competición en corredores de medio fondo de alto nivel y las posibles causas y consecuencias del fenómeno. Un cuestionario específicamente diseñado para este trabajo fue aplicado a 13 corredores de 800 y 1500m. Los resultados muestran que 69% de los encuestados ya vomitaron por lo menos una vez después de una competición, 53 % de ellos en la pasada temporada. No se encontraron correlaciones significativas entre los casos de vómito y los hábitos alimentares, o con la ansiedad pre-competitiva. Por otra parte la mayoría de los atletas entienden que es un fenómeno natural, pese el sufrimiento que supone. Más estudios con una población mayor y más diversificada son necesarios para un mejor entendimiento sobre el tema y en la búsqueda de posibles soluciones.

Completa la información

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº1.

¡Consíguelo aquí!

1.INTRODUCCIÓN:

Las pruebas de medio fondo en el atletismo (carreras de 800m y 1500m) se caracterizan por la necesidad del atleta producir una gran cantidad de energía en un espacio relativamente corto de tiempo (entre 1´40" y 4´), haciendo con que la vía energética anaeróbica glucolítica (aeróbica y anaeróbica) tenga papel fundamental para la producción de energía en ese tipo de tareas. Como consecuencia, los entrenamientos específicos van dirigidos, en grande parte, a la mejora de la potencia, capacidad y tolerancia láctica. Para producir la energía necesaria en altas intensidades, el atleta llega a niveles muy altos de concentraciones de lactato muscular y sanguíneo a la vez que el Ph baja en la misma proporción. Los niveles de lactato en esfuerzos de esa naturaleza son superiores a 6x los valores de reposo (Viru,A. 2003). Arcelli (1996) encontró en corredores de 800m de elite, luego después de la competición, valores de lactato en sangre venoso alrededor de 25 mmol/L que son altísimos, considerando que los valores en reposo son cercanos a los 2 mmol/L de sangre. El aumento de la concentración de acido láctico y de hidrogeniones es tóxica para el músculo, afectando la eficiencia contráctil en varios niveles, causando una disminución del rendimiento (Terrados, 2004). Por ese motivo, y por la gran demanda energética le los grandes grupos musculares, el sistema circulatorio envía una gran cantidad de sangre a la periferia para que se transporten mas metabolitos y se remueva el lactato, llevándolo principalmente al hígado donde pueda ser reconvertido en glucógeno (Stallnecht, 1998). Basándome en tales evidencias y en la observación práctica, sugiero como posibles hipótesis a las causas de episodios de vómitos: - El gran flujo de sangre enviado a la musculatura periférica, observado en ejercicios de alta intensidad, deja el sistema digestivo sin el aporte suficiente para ejecutar sus funciones normales, poniendo en marcha la expulsión del contenido gástrico. - El bajo PH de todo el sistema, que pone en peligro las actividades vitales, obliga al sistema digestivo expulsar su contenido, extremamente acido, buscando la alcalosis que el vomito provoca, para mejorar los niveles globales de PH del sistema. Nada impide que la unión de las dos hipótesis pueda ser la causa de los vómitos después de esfuerzos intensos y que otros factores como la alimentación y la ansiedad contribuyan para que el vaciamiento gástrico sea mas lento y aumente las posibilidades de un corte de digestión, provocando nauseas, vómitos y un gran mal estar en el atleta. Sea cual sea la causa, la situación de vaciamiento gástrico por vómito puede traer muchos prejuicios al atleta, afectando su salud, confianza y incluso el tiempo de recuperación después de una competición, puntos que tienen relación directa con el rendimiento futuro del atleta. Con base en lo que fue expuesto, se plantea buscar informaciones sobre la ocurrencia de tales eventos en las rutinas competitivas de los atletas y, si realmente ocurren de manera significativa, identificar evidencias de las posibles causas y alguna influencia que pueda tener en el rendimiento y salud de los sujetos. Hay que resaltar que después de buscas realizadas en muchos medios, no se encontró ningún trabajo similar que pudiera aportar algunas informaciones previas que ayudasen en la orientación del presente estudio o mismo descalificasen la realización del mismo. Tal evidencia se confronta con las informaciones previas obtenidas con los entrenadores y atletas, que respaldan y justifican el presente estudio indicando que el problema existe y tiene influencias negativas según sus opiniones. Por lo tanto, el presente estudio tiene la intención de identificar cual la porcentaje de atletas que sufren o ya sufrieron con los vómitos, sus hábitos pre-competitivos que pudieran explicar la ocurrencia o no de estos vómitos y alguna consecuencia posterior que pueda haber causado tal fenómeno en el ámbito competitivo del atleta.

2. Método

Tomaron parte del estudio un total de 13 atletas de alto nivel deportivo que participaron de una de las etapas del GP-I de IAAF (Federación Internacional de Atletismo) realizada en Brasil en 22 de Mayo del 2005. Como criterio de inclusión se consideró que la marca debería ser inferior a 1´49" en 800m y 3´48" en los 1500m, marcas que nos asegura que son atletas de alto nivel. Vale destacar que entre los sujetos están finalistas Olímpicos, campeones Panamericanos, Sudamericanos e Iberoamericanos y que todos los atletas fueron informados previamente sobre los objetivos y confidencialidad del estudio, colaborando generosa y espontáneamente para la realización del mismo. Los sujetos eran todos corredores del sexo masculino siendo que 8 de ellos se centraban más en la prueba de 800m y 5 de ellos en los 1500m, aun que todos ya habían participados de competiciones en las dos distancias a lo largo de su carrera deportiva. Sus edades variaban entre 20 y 36 años, entrenan de manera sistemática específicamente para pruebas de medio fondo, como mínimo hay 3 años. Cuanto a la nacionalidad, había un representante de cada uno de los países a seguir: Argentina, Ecuador, Marruecos, Inglaterra, Tanzania siendo todos los demás de nacionalidad brasileña. Material Para buscar las informaciones fue desarrollado un cuestionario con 19 preguntas que visan buscar algunos puntos clave que eluciden las dudas respecto a la manera que ocurre el fenómeno, una búsqueda de sus causas y algún posible problema posterior bien como la impresión que los atletas posen a respecto de ese problema. El cuestionario, desarrollado específicamente para este trabajo, tiene una numeración que garantiza la confidencialidad de los datos. Una primera versión se aplicó a 3 atletas españoles de características similares a los sujetos, buscando evaluar la clareza, objetividad y aplicabilidad de las preguntas. Con los datos obtenidos y con la ayuda de dos profesores expertos en la elaboración de cuestionarios, se llego a la versión final definitiva. Las primeras cuestiones hacen referencia al historial del atleta cuestionando la prueba que compite, las mejoras marcas, numero de sesiones de entrenamiento el tiempo de entrenamiento haciendo una separación entre los años en el atletismo y los años en el medio fondo. Luego el cuestionario es compuesto por conjuntos de preguntas con los objetivo a seguir: - Conocer los hábitos nutricionales del atleta antes de la competición - Conocer la ansiedad de los atletas antes de la competición - Saber si ocurren los vómitos y con que frecuencia - Buscar posibles consecuencias y impresiones acerca de estos episodios. El cuestionario fue aplicado individualmente y cada cuestión leída y explicada por un mismo investigador hasta que no quedaran dudas cuanto a su interpretación. Para que los atletas de varios países pudieran participar del estudio, se hicieron versiones en portugués, español e ingles, tratando de suprimir posibles prejuicios en la comprensión de las preguntas. Análisis de datos El análisis de los datos pretende buscar tres tipos de información distintos que servirán como base para intentar definir el problema, las causas y traer informaciones adicionales sobre sus consecuencias. Para ello se analizarán primeramente el % de atletas que ya han tenido vómitos después de competiciones de medio fondo, en toda su carrera y en la última temporada buscando evidenciar también el número la frecuencia en que ocurrieron los casos. En seguida se buscarán correlaciones significativas entre la variable dependiente "ocurrencia de vómitos post-competición" y las variables que puedan relacionarse hipotéticamente como una causa probable de los vómitos donde se consideran: 1. ansiedad pre-competitiva; 2 tiempo antes de la competición que hace la última refección; 3. ingesta de agua u otro tipo de alimento; 4. edad; 5. años de entrenamiento; 6. número de sesiones semanales de entrenamiento;7. prueba principal. Por último, se buscará en los sujetos que presentan el problema, impresiones personales y posibles consecuencias que tales episodios pueden traer para su salud y rendimiento deportivo. Todos los cálculos estadísticos de frecuencia y correlaciones fueron realizados con la ayuda de Programa SPSS 11.5 for Windows.

3. Resultados

El primer punto de analice fue la existencia de un numero significativo de sujetos que ya hubieran pasado por situaciones de vomito post competición y la hipótesis de que serian mayoría fue corroborada ya que el 69,2% de los sujetos ya han vomitado por lo menos una vez después de una carrera de medio fondo. VOMITOS Representación gráfica de la ocurrencia de vómitos en atletas de medio fondo. Si remetimos el analice cerrando solamente en las ocurrencias en la pasada temporada, el porcentaje de casos es un poco menor pero igualmente alto (53,8%), indicando que mas de la mitad de los atletas entrevistados sufren con el problema frecuentemente como indicado en la Tabla I: vómitos en atletas de medio fondo Tabla I. Ocurrencia de vómitos en la temporada 2003-2004. GRAFICA1 Representación gráfica de la ocurrencia de vómitos en la temporada 2003-2004. Cuanto a la prueba donde hay mas casos de vómitos, los 800m parecen ser mas propicios a provocar el fenómeno pues 75% de los atletas que tienen la prueba como principal ya vomitaron alguna vez después de una carrera. Al analizar las relaciones entre los episodios de vómito y las variables independientes, no se encontró ninguna correlación significativa entre la ocurrencia de los casos de vomito con la ansiedad pre-competitiva, los hábitos alimentares antes de la competición, tampoco con ningún otro de los datos como edad, tiempo de entrenamientos, número de sesiones por semana o mismo la mejor marca de atleta. Con respecto a las consecuencias y impresiones de los atletas afectados, parece ser que la mayoría percibe los vómitos post competición como algo normal aun que algunos parecen molestarse mucho con el hecho de tener que convivir con tal problema como se puede observar en la Tabla II. TABLA2 Tabla II. Impresión del atleta acerca de la ocurrencia de los vómitos post competición. Por último, apenas 2 de los 7 atletas que relatan haber vomitado por lo menos una vez la pasada temporada (equivale a 14 %), confiesan que antes de empezar una carrera se recuerdan de lo mal que lo han pasado en otras ocasiones y creen que eso puede influir en su ansiedad y rendimiento deportivo.

4. Discusión

Pese al bajo número de sujetos de la muestra, parece haber una tendencia a que la mayoría de los corredores de medio fondo hayan pasado por la experiencia de vomitar después de la competición confirmando lo que era esperado con base en impresiones empíricas. Por otro lado eso parece no molestar a la mayoría de los atletas de este nivel, que afirman que sufren pero consideran que eso es parte del camino para lograr sus objetivos atléticos de alto rendimiento. Cuanto a las hipótesis para las posibles causas del fenómeno, ninguna se puede confirmar ya que la falta de correlación significativa entre las variables de alimentación y ansiedad pre-competición con la de ocurrencia de vómitos nos lleva a creer que la predisposición para que ocurran los vómitos es una respuesta muy individual. Tal afirmación se hace observando que en los resultados aparecen atletas que no tienen el problema (nunca vomitan) y, a la vez, pueden alimentarse poco antes de la competición y/o estar muy nerviosos, sin que sean afectados, mientras que otros, que tienen historial positivo, aun que tomen todas las precauciones que juzguen adecuadas, estarán sujetos a tener problemas después de la competición. Otra idea inicial que no se confirma, es la de que la frecuencia de los vómitos va disminuyendo con los años de entrenamiento ya que no hubo ninguna tendencia definida en los datos referentes a esta cuestión, o sea, se relataron tanto descensos cuanto aumentos en la frecuencia de los vómitos a cada temporada que pasa. La ausencia de otros estudios sobre el tema impide que se haga una comparación para que se contrasten datos a la vez que el bajo número de sujetos, debido a las características de la muestra, no nos permite extrapolar los resultados al univers total de atletas.

5. Conclusiones

El objetivo primero del estudio se cumplió ya que se pudo verificar una clara tendencia a que los atletas sufran cortes de digestión con expulsión del contenido gástrico mediante a vómitos involuntarios en los momentos inmediatamente posteriores a la competición. Pese al mal estar que eso provoca, los atletas de ese nivel, probablemente por su profesionalidad y ganas de superación, tienden a tolerar bien el problema y consideran una consecuencia normal de la alta exigencia de esfuerzos a que sus cuerpos son expuestos. No se pudo atribuir el fenómeno a una causa única ni tampoco deducir un conjunto de factores que puedan causar los vómitos, por eso se deduce que, para esta población de atletas de alto nivel, la respuesta es muy individual y cada atleta debe buscar maneras de amenizar el problema y repetir las formulas que hayan dado buen resultado para las siguientes competiciones. Aun así, tomando como base los trabajos de R. B. Kreider y col. (2004) y también el de Maffucci(2000) se puede recomendar que los atletas hagan sus refecciones con no mínimo 4 horas antes de la competición ya que es el tiempo mínimo para que los hidratos de carbono lleguen a la circulación para servir como glucógeno muscular y hepático, fuente de energía primordial para los medio fondistas. Aun que no sea un número significativo de la muestra, dos de los atletas comentan que tienen muchos problemas y lo pasan mal al punto de piensan en abandonar el deporte. En uno de los casos, el atleta relata que, en la última temporada, vomitó en más de 7 ocasiones después de competir, indicando un serio problema que nos puede llevar a afirmar que la preocupación con el tema tiene fundamentos. La pequeña muestra, aun que el universo de la población en cuestión también sea pequeño, impide que se hagan extrapolaciones y generalizaciones haciendo falta otros estudios con muestras mas grandes, que vengan a acrecentar informaciones relevantes a respecto de este tema tan poco explorado en la literatura científica y que puede ser un problema de miles de jóvenes deportistas, no solamente del atletismo como también de otras modalidades deportivas.

6. Consideraciones Finales

Hay que considerar que, hablando informalmente con los atletas, casi todos se recuerdan haber sufrido con los vómitos en la primera o primeras carreras mas exigentes de la temporada. El dato, pese a no ser valido científicamente, parece evidenciar que la alta tolerancia y el potente sistema de resistesis de lactato que posen corredores de ese nivel, no son suficientes para evitar el choque del sistema y la expulsión del contenido gástrico. 9 Bret C., 2003 encontró una correlación significativa entre la remoción del lactato y el rendimiento en la prueba de 800m llevándonos a pensar que una velocidad mas baja de remoción de este lactato implica en mas riesgo de ocurran los vómitos. Así, un posible medio para evitar la exposición a altas acidosis por mucho tiempo seria una subida mas gravativa de la carga de entrenamientos lácticos que permitiese al atleta llegar con un mínimo de adaptación especifica a las primeras pruebas importantes de la temporada. También hay que resaltar la importancia de se conocer el alcance del problema aquí discutido en los atletas de medio fondo de categorías menores, que por su comprobada baja tolerancia a los altos niveles de acidosis, pueden estar sufriendo incluso en mayores proporciones, facto que puede impedir que algún talento llegue al alto nivel o hacer con que el deporte deje de ser algo saludable y placentero para volcarse en algo a que se teme y que machaca al cuerpo. Para que no sea así seria necesario conocer el problema e investigar posibles soluciones basadas en el entrenamiento, orientaciones nutricionales y psicológicas que se mostrasen efectivas para disminuir la posibilidad de los vómitos.

Bibliografía

  • Arcelli, E. Alcuni test per le prove di rezistenza. (1996). Atletica Studi, nº 1:17- 25. ene. Baker JS, Thomas N, Davies B. (2005).
  • Metabolic Implications Of High Intensity Cycle Ergometry Exercise For Blood Lactate Accumulation And Clearance JEPonline,8(3):18-25. Bret C, Messonnier L, Nouck Nouck JM, Freund H, Dufour AB, Lacour JR. (2003).
  • Differences in lactate exchange and removal abilities in athletes specialised in different track running events (100 to 1500 m). Int J Sports Med. Feb;24(2):108-13. Juel C, Klarskov C, Nielsen JJ, Krustrup P, Mohr M, and Bangsbo J. (2004).
  • Effect of high intensity intermittent training on lactate and H_release from human skeletal muscle. Am J Physiol Endocrinol Metab 286: E245-E251. Kreider RB, Almada AL, Antonio J, Broeder C, Earnest C, Greenwood M, Incledon T, Kalman DS, Kleiner SM, Leutholtz B, Lowery LM, Mendel R, Stout JR, Willoughby DS, Ziegenfuss TN. (2004).
  • ISSN exercise & sport nutrition review: Research & recommendations. Journal of the International Society of Sport Nutrition. 1(1):1-44. Maffucci, D. ; McMurray, R.
  • Optimizing the Timing of the Pre-Exercise Meal. 2000. IJSNEM,10(2),June. Stallnecht B, Vissing J, Galbo H. (1998)
  • Lactate production and clearance in exercise : Effects of training. Scan J of Med and Sci in Sports.;8(3):127-131 10 Terrados, N. Fernandéz, B. Mora, R. (2004).
  • Fatiga Deportiva y Métodos de Recuperación del Entrenamiento y la Competición. Módulo 2.10 de Master en ARD. COE. Viru, A. & Viru, M. Analisis y Control del Rendimiento Deportivo. 2003, Ed. Paidotribo. 1ª Ed. Barcelona.

Responder

Otras colaboraciones