800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

3 nov 2009

Plan individual de refuerzo de educación física (piref)

/
Enviado por
/
Comentarios0
Tengo un alumno que no precisa ACI (Adaptación Curricular Individualizada), ya que no posee necesidad específica de apoyo educativo (no tiene necesidades educativas especiales, no tiene alta capacidad intelectual, y no se ha integrado tardíamente en el sistema educativo español).

 
Autor(es):Víctor González Guillén. C.E.I.P. El Olivar. San Fernando de Henares Madrid.
Entidades(es): C.E.I.P. El Olivar. San Fernando de Henares Madrid.
Congreso:VII Congreso Internacional Sobre la Enseñanza de la Educación Física y el Deporte Escolar
Ceuta- 3-6 de Noviembre de 2009
ISBN: 978-84-613-3640-1
Palabras claves: PLAN INDIVIDUAL, EDUCACIÓN FÍSICA, PIREF
 

Resumen

Tengo un alumno que no precisa ACI (Adaptación Curricular Individualizada), ya que no posee necesidad específica de apoyo educativo (no tiene necesidades educativas especiales, no tiene alta capacidad intelectual, y no se ha integrado tardíamente en el sistema educativo español). Ese alumno no recibe medidas educativas dentro de clase, ni en desdobles, ni fuera del aula (Refuerzos Educativos Ordinarios)  ya que no tiene carencia en las “destrezas básicas instrumentales”.  Pero en educación física no alcanza algunos o muchos de los objetivos planteados. Se esfuerza, pero… no lo consigue.

PLAN INDIVIDUAL DE REFUERZO DE EDUCACIÓN FÍSICA (PIREF)

Tengo un alumno que no precisa ACI (Adaptación Curricular Individualizada), ya que no posee necesidad específica de apoyo educativo (no tiene necesidades educativas especiales, no tiene alta capacidad intelectual, y no se ha integrado tardíamente en el sistema educativo español). Ese alumno no recibe medidas educativas dentro de clase, ni en desdobles, ni fuera del aula (Refuerzos Educativos Ordinarios)  ya que no tiene carencia en las “destrezas básicas instrumentales”.  Pero en educación física no alcanza algunos o muchos de los objetivos planteados. Se esfuerza, pero… no lo consigue. Tengo una alumna que presenta una predisposición y entrega especial para la educación física, un gran interés por realizar ejercio físico diferente al que ofertan las escuelas deportivas municipales y una capacidad de aprendizaje realmente sorprendente. Demanada más y no tiene propuestas que le motiven a su alcance. ¿Qué puedo hacer? ¿Cómo puedo colaborar en su progreso de los aprendizajes? ¿De qué manera puedo trabajar con él para que al finalizar la etapa consiga todas los objetivos planteados? (incuidos los de educación física). ¿Cómo puedo hacer que ella siga mejorando y aprendiendo después de las clases de educación física? A través de una propuesta: elaborar un plan individual de refuerzo de educación física. (PIREF) ¿Por qué surge esta necesidad?

  • “En esta etapa (educación Primaria) se pondrá especial énfasis en la atención a la diversidad del alumnado, en la atención individualizada, en la prevención de las dificultades de aprendizaje y en la puesta en práctica de mecanismos de refuerzo tan pronto como se detecten estas dificultades.” (LOE, 2006, Título I, Cap. II) ¿En educación primaria lo realizamos para educación física?
  • Las posibilidades en educación física para atender a la diversidad son múltiples, mayores si cabe que en el resto de las áreas de conocimiento, basadas sobre todo en las adaptaciones metodológicas: planteamiento lúdico, coeducación, la integración como premisa, agrupaciones flexibles, dinámicas cooperativas, microgrupos, enseñanza individualizada… pero a veces a la hora de llevarlas a la práctica no sirven para todos.  (ver otros López Pastor,V. Pérez Pueyo, A, Monjas Aguado, R. , (2007), Méndez Domingo, M.F, Del Pino Fernández, I. (2006)) A la hora de la verdad, ¿todo nuestro alumnado consigue lo que pretendemos?¿y llega hasta donde puede?
  • Es una realidad que la educación física está viendo reducida progresivamente su carga lectiva, lo que en ocasiones nos deja indefensos para “guiar” hacia los aprendizajes, sin posibilidad de progresión coherente en el tiempo, sin espacio para la profundización, sin capacidad de actuación. ¿Podemos disponer de más tiempo de actuación?
  • Desde la Organización Mundial de la Salud se llama la atención sobre los grandes problemas que está causando la gran enfermedad infantil del “mundo desarrollado”: la obesidad infantil. (Ver Santos Muñoz, S. (2005)).¿No es este un problema “mayor”?
  • En los currículos específicos del área se enfatiza la utilidad de los aprendizajes, la importancia de la construcción de hábitos saludables, la educación para la utilización constructiva del tiempo de ocio, y ¿fuera del centro controlamos lo que sucede? ¿motivamos a nuestro alumnado a realizar actividad física después de las clases?
  • En los tiempos de recreo no siempe sucede lo que nos gustaría: la mayoría del alumnado participando activamente en diferentes juegos, compartiendo situaciones, espacios, material, pero ¿hacemos algo para fomentarlo? ¿les damos diferentes posibilidades?(VerNogales Fernández, I. (2008))
  • En ocasiones disponemos de gran número de material y variado, almacenado en una sala, ¿realmente le damos un uso productivo? ¿lo utilizamos habitualmente durante el curso escolar? (Ver Muñoz Diaz, J. C. (2003))
  • Está más que sobradamente demostrada la importancia que cobra la educación física para el desarrollo integral del alumnado. (Ver López Rodríguez, A., Moreno Murcia, J.A., (2000)) ¿Le damos la importancia a la educación física que se merece ante nuestro alumnado, los demás maestros y las familias?
  • El alumnado tiene una necesidad manifiesta de sentirse bien consigo mismo a la vez que ser aceptado. Cada uno debe tener un autoconcepto adecuado sabiendo de qué es capaz y cómo es, además de poseer una autoestima sana. ¿Facilitamos su participación en el proceso de enseñanza aprendizaje? ¿Saben qué van a aprender y a mejorar cada día en educación física, en lugar de jugar por jugar?
  • La educación física, como las demás áreas de conocimiento, necesita una “base” a partir de la cual ir construyendo los aprendizajes posteriores, los esquemas motrices, de manera que cuanto más se tarda en conseguir esta base, mayores dificultades nos encontramos. ¿Podemos actuar para compensar estas carencias?

Esta propuesta pretende responder afirmativamente a estas y otras cuestiones que se plantea el profesorado de educación física para completar lagunas de conocimiento del alumnado, adquirir destrezas que le imposibilitan conseguir los objetivos, y reforzar actitudes y comportamientos que le separan del resto de los compañeros y de las intenciones educativas, a la vez que también da respuesta a la posibilidad de ampliación de conocimientos, a la mejora de habilidades y destrezas, a la necesidad de movimiento de algunos alumnos que se marcan un límite superior que el de otros compañeros.  ¿Qué es un PIREF (plan individual de refuerzo de educación física)? Es un planteamiento que parte de nuestra realidad actual, de lo que somos y tenemos, siendo conscientes de nuestra situación actual, de los inconvenientes que presenta la realidad educativa de nuestra área pero también de las enormes posibilidades que posee. Está basado en el constructivismo, en las bases del aprendizaje significativo, en la importancia de la participación activa del alumnado en el proceso de enseñanza aprendizaje, donde no sólo se trata de recuperar,  sino de adquirir ”competencias básicas”. (Ver Velázquez Velázquez, R. (2008)) ¿Cómo llevarlo a cabo? Se trata de establecer un trabajo con un seguimiento paralelo al que se realiza en educación física, de cara a trabajar determinados aspectos del área al margen de las sesiones. Para ello se elabora un “cuaderno de práctica” conjuntamente con el alumno y su familia, para que éste lo realice en períodos que no son las clases de educación física (recreos y tiempo extraescolar). Este cuaderno se basa fundamentalmente en actividades prácticas, lúdicas y motivantes contextualizadas con la programación de educación física, enfocados hacia los aspectos concretos a reforzar. Pasos a seguir: 1.- Se realiza la programación de educación física adecuada a cada contexto educativo y a cada grupo en particular contemplando la atención a la diversidad. 2.- Con una evaluación inicial se detectan posibles problemas en el aprendizaje que pueden suponer un obstáculo para conseguir los objetivos planteados, así como experiencias previas y capacidades ya adquiridas de antemano. 3.- Con una evaluación durante las unidades didácticas se comprueban los progresos y las posibles carencias, a la vez que los objetivos no se están cumpliendo, o bien se han cumplido pero hay una necesidad de “ampliarlos”. 4.- Con una evaluación final se valora el grado de adquisición de los objetivos y la necesidad o motivación de mejora. 5.- El maestro de educación física conjuntamente con el alumno que no ha sido capaz de conseguir los objetivos planteados o aquel que quiere “saber más” y con sus familias, diseñan el “cuaderno de prática”. 6.- El alumno lo realiza con un seguimiento del maestro y de la familia, con la posible colaboración de algún/os compañero /s. 7.- Se evalúa el trabajo para informar y reorientar. ¿De qué ha servido? ¿Se puede hacer de otra forma? ¿A quién va dirigido el PIREF (plan individual de refuerzo de educación física)?

  • Alumnado

En primer lugar y como referente principal al alumnado. Es un trabajo realizado por y para el alumno.

  • Un alumno con un nivel de competencia curricular que no esté demasiado alejado del grupo, sino que pueda seguir su ritmo trabajando paralelamente con ayuda de la familia (tiempo extraescolar), de otros alumnos, o del maestro (tiempo de recreo).
  • Un alumno con mayores inquietudes, con ganas de aprender, de ampliar sus conocimientos, de mejorar sus capacidades.
  • Un alumno con predisposición a mejorar, con ganas de trabajar en estos períodos, ya que debido a que no hay obligatoriedad al trabajo fuera del centro, si no hay interés por la participación tampoco habrá progresión en los aprendizajes.
  • Familias

Sirve para que tengan conocimiento de la marcha de sus hijos en el área. Además, sin su colaboración, este plan de actuación no sería del todo posible. Deben ser informadas específicamente de las carencias y expectativas de sus hijos para, a partir de ahí, proponer el PIREF. Han de conocer qué elementos va a tener, cómo se va a desarrollar y cómo deben colaborar: facilitando su realización en los períodos extraescolares, haciendo un seguimiento del trabajo y motivando hacia la consecución de los objetivos…  Posteriormente se les proporciona información sobre el proceso realizado y los resultados obtenidos. Añadida a esta colaboración de las familias, la de los tutores es también de gran importancia, sobre todo si se produce ausencia del maestro de educación física encargado del PIREF. Esta colaboración puede ser activa, implicándose en el plan de recuperación: seguimiento y motivación del alumno, préstamo del material, distribución del espacio en recreos, entrevistas con las familias,… o pasiva, es decir, sin colaborar activamente pero con conocimiento y aceptación del plan.  Si el alumnado percibe que el profesorado apoya este tipo de medidas de “refuerzo” estará a su vez más implicado y motivado en él. ¿Cómo llevar a la práctica un PIREF (plan individual de refuerzo para educación física)?

  • Evaluación de las necesidades del alumnado. En las diferentes unidades didácticas se observa la existencia de alumnos que no han superado las evaluaciones satisfactoriamente y se valora si hay otros que las han superado con relativa facilidad.
  • Carta de información a las familias. Se entrega a las familias una carta citación en la que se le informa de la conveniencia de que su hijo realice un cuaderno de práctica al margen de las clases de educación física.
  • Cuaderno de práctica. En él se “negocian” con el alumno y la familia el plan de actuación (qué se pretende y qué se propone hacer).

A partir de este plan incluimos en el cuaderno de práctica:

  • El propio plan.
  • Carta de “compromiso” del alumno.
  • Actividades propuestas a realizar.
  • Material necesario y posibilidades (si necesita material, se le presta según el sistema de préstamo establecido).
  • Hojas de práctica/seguimiento (donde anota qué ha hecho, dónde, durante cuánto tiempo, con quién y si considera conseguido algún propósito).
  • Hoja de evaluación (¿ha conseguido los propósitos?, ¿le ha servido para algo más?).

Conclusión: El fracaso reiterado en educación física provoca sentimiento de rechazo. El desarrollo de las clases no siempre motiva a los que poseen altas capacidades. El tiempo de práctica en clase no es suficiente para compensar estar carencias, ni para satisfacer estas necesidades. Este programa pretende superar las dificultades para tener una actitud y disposición positivas hacia los nuevos aprendizajes, darle importancia al área de educación física, fomentar la actividad física fuera de la escuela, y dotar de recursos a los que quieren más.

Si me lo dices, lo olvido. Si me lo enseñas, lo recuerdo. Si me involucras, aprendo”. Benjamin Franklin

Bibliografía

  • LÓPEZ PASTOR,V. PÉREZ PUEYO, A, MONJAS AGUADO, R. , (2007) “La atención a la diversidad en el área de Educación Física. La integración del alumnado con Necesidades Educativas Específicas, especialmente el alumnado inmigrante y de minorías étnicas” En Rev. Digital Lecturas EF y Deportes nº 106. Buenos Aires.

  • LÓPEZ RODRÍGUEZ, A., MORENO MURCIA, J.A., (2000) “Integralidad, variabilidad y diversidad en educación física”. En Rev. Digital Lecturas EF y Deportes. nº 19. Buenos Aires.

  • M.E.C. (2006): Ley Orgánica de 2/2006, de 3 de mayo, de Educación.

  • MÉNDEZ DOMINGO, M.F, DEL PINO FERNÁNDEZ, I. (2006): “La atención a la diversidad en educación física. Propuesta de actuación docente” En Rev. Digital Lecturas EF y Deportes nº 97. Buenos Aires.

  • MUÑOZ DIAZ, J. C. (2003) “Posibilidades de aplicación didáctica de los materiales y recursos de Educación Física en Educación Primaria”. En  efdeportes.com revista digital nº 65. Buenos Aires.

  • NOGALES FERNÁNDEZ, I. (2008): “En el recreo…, yo creo”. En Actas del VI Congreso Internacional de Actividades Físicas Cooperativas. Ávila. La Peonza. (CD-R)

  • SANTOS MUÑOZ, S. (2005). “La Educación Física escolar ante el problema de la obesidad y el sobrepeso.” En Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deportevol. 5 (19) pp.179-199

  • VELÁZQUEZ VELÁZQUEZ, R. (2008). “Enseñar a pensar en educación física. Primaria.” Barcelona. Inde.

Responder

Otras colaboraciones