800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

7 may 2009

Programa de ejercicio físico para pacientes de síndrome de fatiga crónica

/
Enviado por
/
Comentarios0
El síndrome de fatiga crónica (SFC) es una patología de origen desconocido en el que predomina una intensa e inexplicable fatiga, que la convierte en una enfermedad altamente discapacitante. Actualmente, no existe ningún tratamiento curativo, por lo que se intenta reducir su sintomatología utilizando…

 
Autor(es): Guillamó E, Martínez R, Suárez A, Blázquez A, Javierre C, Barbany JR, Garrido E, Comella A.
Entidades(es): Ciencias Fisiológicas II. Campus de Bellvitge. Universitat de Barcelona
Congreso: V Congreso nacional de las ciencias del deporte y la educación física
Pontevedra: 7-9 de Mayo de 2009
ISBN: 978-84-613-1660-1
Palabras claves: síndrome de fatiga crónica, ejercicio físico, consumo de oxígeno, capacidad de trabajo.

RESUMEN COMUNICACIÓN/PÓSTER

El síndrome de fatiga crónica (SFC) es una patología de origen desconocido en el que predomina una intensa e inexplicable fatiga, que la convierte en una enfermedad altamente discapacitante. Actualmente, no existe ningún tratamiento curativo, por lo que se intenta reducir su sintomatología utilizando diferentes acciones terapéuticas. El ejercicio físico queda incluido dentro de estos tratamientos de carácter multidisciplinar. En el presente trabajo se propone la aplicación de un programa de ejercicio físico con la intención de conseguir, por un lado, la mejora de la capacidad funcional y, por otro, que los pacientes valoren el ejercicio físico como una forma útil de tratamiento para mejorar su calidad de vida

Veinte pacientes (19 mujeres y un hombre; 47,6± 6,3 años) participaron en el estudio. Todos los pacientes fueron sometidos a un prueba de esfuerzo en cicloergómetro al iniciar y al poner fin a un protocolo de seis semanas de ejercicio (36 sesiones). El programa fue diseñado para estimular el sistema cardiovascular y otras capacidades físicas como la fuerza, la amplitud de movimiento y las capacidades perceptivo- motrices, principalmente el equilibrio y la coordinación.

Un 55% de los pacientes que iniciaron el programa consiguieron concluirlo. Repitieron la prueba de esfuerzo y observamos como el pico de VO2  había aumentado en un 7,0%. Su capacidad de trabajo, valorado mediante la carga máxima alcanzada, también había mejorado un 18,5% (p<0.05)). A intensidades supramáximas, su capacidad de trabajo también se mejoró.

Conclusión. Después de seis semanas de ejercicio físico la capacidad máxima de trabajo y el pico de consumo de O2 había mejorado. Estos resultados podrían indicar que la práctica regular de ejercicio físico controlado puede mejorar la capacidad funcional en pacientes diagnosticados de SFC.

 

Responder

Otras colaboraciones