800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

14 nov 2014

Salud y entrenamiento personal con Moisés Falces Prieto

salud_entrenamiento_personal

Sobre Moisés Falces Prieto

Es licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, máster en Preparación Física y Readaptación de Lesiones por la Universidad Pablo de Olavide. Es entrenador personal en VitaSane y ya estuvo con nosotros con otra entrevista. entrevista

Alto Rendimiento: -¿Cuál crees que es la evolución que ha vivido este entrenamiento personal con el paso del tiempo hasta la actualidad?

Moisés Falces: -Bueno, pues esta primera pregunta es un poquillo, bastante compleja de explicar. Intentaré hacerlo un poquito resumido. Entrenamiento personal como se conoce digamos que también surge un poco desde épocas antiguas. Desde la Antigua Grecia ya los primeros atletas pues entrenaban bajo la atención de sus maestros. A medida que la sociedad avanzaba, los entrenamientos también se han visto alterados, sobre todo por los ámbitos competitivos en los que han ido participando los atletas, en cuanto a duración, volumen, intensidades. Pero simplemente se regían por las experiencias, vamos a decir, entre comillas, de los propios entrenadores. Antiguamente no había estos artículos de investigación que tenemos hoy en día, los materiales que nos pueden aportar este tipo de conocimientos y todos estos entrenamientos eran basados en propias experiencias. Además, también se basaban sobre todo en los entrenamientos que realizaban los deportistas para aplicarlos a cualquier tipo de usuario. El entrenamiento que realizaba un deportista de alto nivel lo llevaban a la práctica con gente normal y corriente. Entonces, también influyó mucho lo que te comento del ámbito de la televisión en el tema del entrenamiento y el deporte al hacerlo llegar a las casas. Es de sobra conocido. Allí en Estados Unidos la primera gran persona referencia fue Jane Fonda con sus videos y sus clases de aerobics y en el ámbito de Estados Unidos fue en donde empezaron a surgir estos primeros centros de entrenamiento, los gimnasios, que es como los conocemos aquí en España. Y aquí es donde empezaron a existir realmente esos primeros entrenadores personales, esos hermanos Weider con el culturismo que fueron los primeros que empezaron a enseñarnos el interés por el levantamiento de peso y ejercicios de fuerza. A partir de ahí pues surgen distintas asociaciones que, al día de hoy, son referentes a nivel de entrenamiento personal. Te diré las siglas que son conocidas por las personas de nuestros ámbito: la (INAUDIBLE 00:03:09), la ACCM, la NSCA, que ofrecen certificaciones y programas de formación para entrenadores personales. Estos entrenadores personales, en su mayoría, es lo que te comentaba: eran personas que realizaban actividad física en esos centros deportivos y recibían estos tipos de formación. Hoy en día el papel del entrenador personal está bastante ligado ya a los licenciados en Ciencias del Deporte, los cuales realmente tienen una formación mucho mayor que la impartida en algunos cursos que ofertan este tipo de certificaciones. Cada vez más existen centros deportivos que no quiero, que se les conozca como gimnasios porque está habiendo cada vez más centros deportivos pequeños en los que se trabaja con grupos multidisciplinares: fisioterapeutas, nutricionistas, licenciados, que hacen que el cliente reciba de primera mano un sistema de entrenamiento personal y de una calidad excelente, ya que este tipo de trato los clientes lo perciben como más cálido y atencional.

Alto Rendimiento: -Entonces, Moisés, ¿cómo crees que tiene que ser este entrenamiento personal?

Moisés Falces: -Para mí la palabra entrenamiento personal incluye básicamente una palabra que es calidad. Y, en primer lugar -y aprovecho ya también este medio de comunicación-, lo primero que debería existir es una ley que regule el deporte aquí en nuestro país en la que se establezcan realmente las bases de quién y qué debe hacer cada profesional. No podemos permitir -bajo mi punto de vista y sin querer crear conflicto con ningún compañero de profesión- que personas con formación de cursos de varios fines de semana estén o crean estar capacitados para llevar el entrenamiento de una persona. El cliente, gracias a Dios, cada día es más exigente y sabe a qué tipo de profesional debe acudir para garantizarse un servicio de calidad. Lo que ocurre es que, gracias a este intrusismo, entre comillas, intrusismo laboral, la sociedad hoy en día no se termina de concienciar de cuán importante es entrenar bajo la atenta supervisión de una persona cualificada. Por poner un ejemplo, si la tarifa de un profesional -y vamos a tirar por un rango normal- de entrenamiento de una hora u hora y media contigo es de 30 euros la sesión y resulta que el monitor formado en cursos de fines de semana me cobra 15 euros, pues sin ninguna duda me voy al más barato. Lo que no pienso que esa persona está tratando… Esa persona está tratando lo que es fundamental para mí como es mi salud, mi cuerpo. Pero, bueno, ante esto ciertamente, gracias a Dios, hay una tendencia social a querer exigir ya personal cualificado.

Alto Rendimiento: -Entonces, Moisés, ¿cuáles son los objetivos buscados por tus clientes?

Moisés Falces: -Básicamente y fundamentalmente hay que diferenciar los tipos de clientes con los que yo trabajo. Tengo clientes que se dedican a alta competición pero no son deportistas de élite. Entendemos ahí atletas, federados que compiten en competición nacionales, campeonatos nacionales, federados de ámbitos autonómicos, que buscan mejorar sus marcas. Sobre todo gente perteneciente al mundo del atletismo. Luego también pues encontramos gente normal como tú y como yo que lo quiere es un cambio en sus hábitos de vida, sus hábitos de entrenamiento, sus hábitos nutricionales, y que buscan la calidad que le puedo ofrecer pues en mi caso. Y, como bien has dicho, en VitaSane, en nuestro centro, el nutricionista -que es Carlos- el cual le ayuda con el tema nutricional y pues yo con los consejos y la práctica deportiva. Hay una gran disparidad: muchos buscan sobre todo mejorar su estado de salud, su estado de bienestar, y otros digamos que alto nivel de competición, mejorar sus marcas deportivas.

Alto Rendimiento: -Moisés, ¿cuál es la metodología que utilizáis en VitaSane y cuáles son sus principios rectores de entrenamiento?

Moisés Falces: -Nosotros -y me lo llevo ya al punto de vista del entrenamiento- actuamos bajo dos principios fundamentales aunque, a la hora de planificar, se tienen en cuenta todos los principios del entrenamiento. Pero bajo mi punto de vista son dos; el primero por el que me rijo y que no tiene base científica es el principio de la escucha activa. Este es un principio mío que es muy importante para los clientes que buscan ese entrenamiento personal, ese trato individualizado con el mismo. El tener a alguien que va a escuchar y compartir todo con ellos, desde que te cuenten que les duele la espalda, incluso prestarles consejos de qué ropa ponerse para cualquier evento. Esto es un elemento clave que valoran muchos clientes: que le escuchen, que le comprendan y le ayudan ya que muchos que acuden a un buen entrenador personal o a cualquier buen entrenador personal, lo que buscan es ese clima de calidez que no les aporta por ejemplo un centro deportivo como un gimnasio. Digamos que la queja, entre comillas, que me indican es que en el centro llegan, les dan su tabla pero luego no les acompañan o no les explican bien cómo es la técnica de un ejercicio, por qué ese ejercicio y no otro. Entonces, digamos que cada vez se alejan un poco más de ese ámbito para buscar eso: alguien que esté con ellos siempre, les explique, les guíe, etcétera. Y luego, el otro principio fundamental que no puede faltar, es el principio de la individualización. Cada individuo tiene unas características morfofisiológicas distintas con una capacidad individual, un desarrollo físico, una edad, un sexo, que cada uno tiene un esfuerzo distinto, una capacidad de esfuerzo distinta, una capacidad distinta de adaptación a la tarea, de recuperarse. Así que,de esto surge la necesidad de adaptar los ejercicios y el entrenamiento a las condiciones y desarrollo del propio sujeto. En cuanto a la metodología, pues es la siguiente: nosotros tenemos allí una primera reunión en nuestro centro con el cliente y luego hacemos este proceso de escucha activa. Dejamos que el cliente me hable, nos comente qué es lo que le ocurre y por qué quiere que le ayudemos. Básicamente, muchas veces al escuchar a un cliente ya te está aportando él mismamente sus propias soluciones. No tenemos que actuar como adivinos ni nada, simplemente es escuchar un poco y ellos mismos te van a dar la clave de lo que les hace falta. Para ello también, ya desde un punto de vista condicional, se les pasan un par de cuestionarios referentes a sus hábitos de vida cotidianos, costumbres alimenticias, deportivas, nivel de descanso, horas de sueño. Si tienen también patologías actuales o si tienen patologías a nivel familiar, si hay alguna que sea de herencia genética. El cuestionario que yo suelo pasar, además de un cuestionario personal mío propio, es también un cuestionario Par-Q. Es un cuestionario bastante utilizado en el mundo del entrenamiento personal. Se creó para detectar personas en las que la realización de un programa de entrenamiento no sería apropiado. Por ello también solicitamos un certificado médico que indique que este cliente está apto o apta para el entrenamiento deportivo. Una vez establecido esto, nos preparamos. Quedamos tres días después o cuatro días después -ya dependiendo de la disponibilidad del cliente- para organizar el entrenamiento. Sabemos ya los días que tiene él disponibles, el centro o lugar donde va a realizar ese entrenamiento ya que hay muchos que sí están en un centro deportivo y lo quieren hacer allí, otros en su casa, otros quieren probar y salir a la calle y realizar otro tipo de entrenamiento. Entonces, ya digamos que, una vez conocidos todos estos datos con esta primera reunión, se le formula el entrenamiento. Y sobre todo también es importante ofrecerles una buena dosis de motivación ante las tareas ya que hay gente que también lo que quiere son efectos inmediatos. Entonces, también tratamos de explicarle al cliente cuáles son los procesos del entrenamiento, a partir de qué tiempo hay adaptaciones en el organismo, etcétera, para quitarles también un poco esa ansiedad que tengan por querer conseguir los resultados ya.

Alto Rendimiento: -Moisés, ¿realizáis algún tipo de valoración condicional, tanto previa a la prescripción del ejercicio como para el control del mismo con el paso del tiempo?

Moisés Falces: -Sí. En la primera cita, no realizamos este tipo de control condicional en campo, ya que es una primera toma de contacto con el cliente, ¿de acuerdo? En la segunda, ya es en la que se le entrega el entrenamiento, se le explica, se le dice los días y demás. Y ya en la tercera, que digamos, ya es el día que nos ponemos el chándal y es el día que empezamos a sudar, es cuando sí se les hace unas pequeñas pruebas de valoración, unos pequeños test de habilidad, de coordinación, agilidad, etcétera. Pero siempre conociendo cuál es el perfil máximo del cliente, ya que no podemos en una primera toma de contacto, llevarlo a pruebas de valoración condicionales extremas, en las que el propio sujeto se desgaste. Y en cuanto a deportistas, si son deportistas de alto rendimiento, en lo que nos basamos es en sus propias marcas. Les pedimos que nos traigan, cómo decirlo, que nos traigan un historial -perdón, que me había quedado un poco bloqueado-. Nos traigan el historial suyo deportivo de, por lo menos de dos meses atrás de la cita que realiza con nosotros, para ver un poco cuáles son sus tiempos de entrenamiento, su metodología que ha llevado utilizada, etcétera.

Alto Rendimiento: -Y a la práctica, Moisés, ¿cómo va a variar el trabajo de un entrenador personal, cuando se está dirigiendo a un cliente que está buscando la mejora del rendimiento, y cuando este cliente lo que está buscando es una mejora en su vida diaria, en su salud?

Moisés Falces: -Bueno, bajo mi punto de vista, no debe de existir diferencia a la hora del trato, a la hora de la programación del entrenamiento, ya que ambas personas -aunque uno busque alto rendimiento y el otro busque un estado saludable- son lo que he dicho, son personas, que respiran, se cansan, tienen sus historias, tienen su… Entonces, digamos que ese nivel de trato es totalmente equitativo para ambos. Lo que sí, el deportista de alto rendimiento, él es el propio que te exige a tí que le obligues un poco. Incluso que le llegues a atosigar en las sesiones de entrenamiento porque consideran que sino no están llegando a su nivel de competitividad. En cambio, a las personas que buscan lo que es un poco de mejora en salud, el trato tiene que ser siempre un poco más cercano, más amable. Digamos que ellos ya te buscan como ultima opción porque ellos ya han probado en tres o cuatro centros deportivos, han probado consejos de tales amigos o tales amigas. Entonces, lo que buscan contigo es ese nivel de entrenamiento que le llegue a gustar, que no le llegue a aburrir. Entonces, bueno, si hay que estar entrenando y a la vez charlando de sus cosas, hay que conseguirle ese tipo de objetivo. Lo que sí es cierto es que llega cada vez más. La gente está haciendo un poco por cambiar esa mentalidad. Y las personas, que incluso vienen para mejorar su calidad de vida, a poco que van mejorando, te van exigiendo cada vez más para superarse, como ellos dicen, a sí mismo. Si antes hacían equis  tiempo en equis recorrido, te dicen que le tienes que apretar un poquito más, que quieren mejorar. Entonces, digamos que, desde esa base, se les va inculcando también a ellos un poco esa competitividad para una mejora propia.

Alto Rendimiento: -Moisés, y aparte del trato, ¿existe una diferencia en el tipo de contenidos que se vaya a tratar con estos clientes?

Moisés Falces: -Sí. Bueno, sobre todo hay que distinguir lo que es el alto rendimiento al estado saludable. En los deportistas de alto rendimiento nos basamos básicamente mucho -ya que, por desgracia no poseemos un amplio material deportivo, un amplio centro de entrenamiento-, nos basamos mucho en ellos en el tema de la frecuencia cardíaca… Aunque a nivel de usuario de salud también. Pero digamos que de alto rendimiento, sobretodo el tema de atletas o futbolistas que llevamos, trabajamos mucho con rangos de frecuencia cardíacas: sus máximos, máximos, etcétera. Períodos de descanso. Principios generales de sobrecarga. Entonces, digamos que ahí sí hacemos un poco esa diferenciación. A la persona normal que quiere mejorar su estado de salud, también le trabajamos con sus niveles de frecuencia cardíaca. Pero como bien sabrás tú también, la salud trabaja a unos rangos de frecuencia cardíaca más bajo que lo destinado al alto rendimiento. Entonces, por ello también, les solemos explicar nosotros, a los usuarios, el tema del trabajo con frecuencia cardíaca, el tema de trabajo con RPE – la escala de percepción superlativa del esfuerzo-. Bueno, la verdad que, propiamente los que entrenan en centros deportivos -llamémoslo gimnasio- se les acompañe y se les va cuantificando un poco la carga que van soportando a través del cálculo. No llegamos a ese estrés de RM -de repetición máxima- en personas normales. En deportistas, a lo mejor, que busca un poco más ese perfil de alto rendimiento sin llegar a realizar ese test de RM, hemos encontrado varias revistas, por ahí, que nos dan o nos ayudan, con programas tipo Excel, a calcular de forma directa este RM. A partir de ahí, se le hace esa programación del entrenamiento.

Alto Rendimiento: -Ya para terminar, Moisés, ¿dónde va a estar la clave en la prevención de lesiones con nuestros clientes?

Moisés Falces: -Bueno, la prevención de lesiones con nuestros clientes básicamente va a estar en generarle unos buenos hábitos de entrenamiento. Estos hábitos de entrenamiento, se basan en un principio importantísimo como es el de descanso, el aconsejarle sobre los hábitos nutricionales, qué comer antes, durante o después del entrenamiento, días previos a la competición, en días de descanso, una buena rutina de estiramientos, tanto pasivos, excéntricos, balísticos, variarle un poco sobre todo para que no lleguemos a ese punto de aburrimiento, entre comillas, que quieran abandonar el entrenamiento. Sobre todo, hacer también especial hincapié en trabajos compensatorios, tanto de tren inferior, tren superior, trabajo del core, etcétera. Yo creo que con todo esto, bajo mi punto de vista, una buena rutina a la que en cada ciclo de entrenamiento se le van incorporando este tipo de tareas, pues nos ayudará a mejorar esta probabilidad de que obtengamos un punto de lesión. ¿Qué ocurre? Pues hay deportistas o personas que han llevado un período de tiempo bastante largo sin realizar entrenamiento y, como todos sabemos, a poco que hagan pues esas adaptaciones son… Existen esas fatigas agudas en las que empiezan a tener algunos dolores, se generan algunas veces algunas tendinitis porque su propia técnica, su biomecánica de la carrera, de pisada o el calzado… Muchas veces hay que aconsejarle inclusive qué tipo de calzado es recomendable para sus propias tareas. Pues todos estos picos, estos pequeños puntitos de cambios de hábitos y demás es lo que básicamente genera un buen plan de prevención de lesiones. Además, un buen control de la carga, sobre todo en deportistas de alto rendimiento, no podemos volvernos locos y, por saber que son deportistas de alto rendimiento, no podemos cambiarles su propia metodología que llevan de años atrás. Cambio progresivo en su metodología de entrenamiento y, sobre todo, un control de la carga bastante eficiente, siempre preguntándole a él cómo se encuentra. Para mí las sensaciones del propio deportista son las más importantes. Él es quien conoce su cuerpo, conoce su entrenamiento y es al que debemos estar haciendo siempre especial hincapié a la hora de programar subir carga, bajar carga, estabilizarlo o incluso generar algún tipo de descanso. Todo ello para un buen plan de prevención de lesiones.

Alto Rendimiento: -Moisés, y en este control de la carga, ¿seguís algún tipo de cuantificación objetiva?

Moisés Falces: -Digamos que las personas que más he tratado han sido aletas, como ya te he comentado anteriormente, y lo más objetivo que tenemos es el tema de la frecuencia cardíaca, la monitorización de la propia frecuencia cardíaca a través también del GPS, la distancia recorrida, los picos de velocidad máxima y media, frecuencia cardíaca máxima, frecuencia cardíaca media y niveles de RPE. Eso como dato más reseñable a nivel objetivo. A nivel subjetivo, pues ya tenemos también un poco las sensaciones de los deportistas. Para las personas normales… Bueno, normales, llevo toda la entrevista diciendo “personas normales”. Vamos a referirnos a personas no dedicadas al alto rendimiento. No quiero que se moleste nadie. Pues para las personas que buscan ese ámbito de vida saludable, lo más objetivo que tenemos es el trabajo de frecuencia cardíaca e índice de fatiga porque este tipo de personas tampoco tiene una economía basada en métodos más exigentes y bastante más caros para el control de su carga.

Otras entrevistas

banner_entrenador_personal

Responder

Otras colaboraciones