800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

31 may 2011

Tabaco y Deporte

/
Enviado por
/
Comentarios1
/
El artículo se adentra en un aspecto siembre ligado con la medicina y la sociología deportiva: el consumo de bebidas alcohólicas en deportistas. Los excesos, prevención, efectos fisiológicos entre otros son aspectos que se tratan en este episodio.


Autor: Dr. Norberto Debbag. Cardiólogo Deportivo (Argentina)
Dr. Percy Venegas Picollett Medico. Especialista en Psiquiatría. Medicina Legal y Adicciones (Argentina)

El tabaquismo es una adicción, como el alcohol (ver ejemplar anterior de Alto Rendimiento) u otras drogas, que se asocia a enfermedades respiratorias y es una de las causas principales de enfermedades cardiovasculares. El cigarrillo contiene alrededor de 4.027 químicos, de los cuales sesenta (60) son cancerigenos, 2.500 son del tabaco, pero los restantes son aditivos, pesticidas, etc. Cuando la inhalación es profunda y prolongada se puede retener hasta el 90 % de los componentes del humo, según algunos autores.

La nicotina y el alquitrán son las sustancias más nocivas, la primera es un poderoso estimulante, le da sabor y está entre las drogas que crea más adicción junto a la heroina, cafeína, etc. El humo del cigarrillo tiene 2 fases, bien definidas, una que se debe al alquitrán, tiene partículas sólidas, que es retenido por un filtro en un 99 % y la fase gaseosa, que es la que penetra en los pulmones y atraviesa el filtro. Ambas están asociadas a la producción de los muy conocidos radicales libres que inducen al estrés oxidativo y tendría un rol muy importante en la enfermedad aterotrombotica, causado por el cigarrillo.

Por eso, esta oxidación, es la que se conoce como la que produce el envejecimiento celular y se debe neutralizar con antioxidantes naturales (vitamina E, cereales, frutas secas, aceite oliva-girasol, etc.).Son varios los efectos nocivos sobre el organismo, el alquitrán destruye los miles de alvéolos pulmonares (300.000) que son los que extraen el oxígeno del aire y esta destrucción produce enfisema pulmonar, enfermedad crónica y desgaste por producir disnea a pequeños esfuerzos, llegando a la incapacidad al mínimo movimiento, acompañado por infecciones pulmonares frecuentes.

Se estima que el fumador reduce su expectativa de vida entre 5 y 8 años. Presentan enfermedades agudas y crónicas que proponen el ausentismo y mayor consulta médica. Las cuatro afecciones más frecuentes son: Cáncer de pulmón, Enfermedad cardio-vascular, Enfisema pulmonar, Enfermedad vascular cerebral. El carcinoma pulmonar es 5 a 20 veces mas frecuente, que en los no fumadores.

Mecanismos Fisiológicos

Las sustancias químicas descriptas, producen alteraciones a nivel de las arterias coronarias (corazón) y de otras partes del cuerpo, como cerebro, arterias en general (piernas etc.). La nicotina aumenta la frecuencia cardiaca, la presión arterial, generando mayor consumo de oxígeno, para el músculo cardiaco que tiene que esforzarse.

El monóxido de carbono, se une a la hemoglobina (transporte de O2) de la sangre desplazando al oxígeno y formando carboxihemoglobina. De esta manera no puede satisfacer con suficiente cantidad de oxígeno al músculo cardiaco y si esta afectado, puede desencadenar con un ataque cardiaco (angina de pecho, infarto de miocardio o arritmia cardiaca fatal o no).
También la nicotina actúa sobre las plaquetas (elemento de la coagulación) provocando aglutinamiento de éstas, con la consiguiente formación de coágulos, que al estar afectada las arterias coronarias puede provocar un infarto de miocardio. A nivel pulmonar, fue descripto anteriormente, con el efecto tóxico del alquitrán.

luchar contra el tabaco

En referencia al deporte, hay muchas personas profesionales o no ,que fuman antes de realizar una actividad deportiva ( no es poco frecuente) lo que incrementa la posibilidad de una muerte súbita ,ya que ante el esfuerzo, requiere más oxígeno y al haber menos, por los mecanismos descriptos como el de la formación de carboxihemoglobina, pone en riesgo su vida.
Si bien no es recomendado el consumo de cigarrillos a la población en general y a los deportistas, se sugiere no consumirlos tres horas antes y 3 horas después de la actividad física .El motivo fue mencionado, pero recordare de que como es necesario una buena hidratación, también es necesario tener una buena cantidad de oxigeno disponible, para responder a la demanda de los grupos musculares, etc. Ya sea en la entrada en calor, como a posterior, porque es necesario recuperar esos músculos del trabajo realizado y lavar las sustancias tóxicas, como es el ácido láctico y otras.

Al haber una vasoconstricción sobre las arterias, impediría una buena circulación, es decir una disfunción vasomotora, producida por una menor disponibilidad de óxido nítrico (sustancia liberada por el endotelio) ya que el cigarrillo actuaría sobre este. El oxido nítrico es muy importante en la vasodilatación de las arterias, cuando sea requerido, además de inhibir muchas moléculas inflamatorias, que seria causantes de comienzo de la ateroesclerosis.

Otros efectos del cigarrillo

Aumento de los leucocitos, Aumento de la proteína C reactiva, aumento factor de necrosis tumoral alfa. Aumento de los lípidos: triglicérido, Colesterol LDL (malo), descenso colesterol HDL (bueno). Los fumadores tienen mayor concentración de fibrinógeno que se relaciona con él número de coágulos. Por lo tanto tienen mecanismos de trombohemostáticos disfuncionales, que favorecen la formación de trombos.

En estudios anátomo-patológicos, se demostró en hombres, que el tabaquismo aumenta el riesgo de ruptura de la placa ateroesclerótica y de trombosis aguda en una placa de ateroma rica en lípidos. En la mujer el mecanismo predominante fue la erosión de la placa con trombosis agregada.

Dejar de fumar disminuye el riesgo en un periodo entre 1 – 3 años y en este caso tiene igual riesgo que un no fumador (en especial a nivel cardiovascular y no de tumores).
Efecto sobre el rendimiento
En un estudio realizado en el año 1.978 (1) se tomaron adultos jóvenes entre 18­30 años y se observo el flujo sanguíneo pulmonar, la frecuencia cardiaca, la tensión arterial, y se observó un incremento significativo de estos parámetros desde los primeros 15 minutos después de haber fumado y el efecto se sostenía hasta casi los 120 minutos después de haber fumado. Si bien era sujetos sanos, si esto sucediera en pacientes hipertensos o con otra patología, los riesgos cardiovasculares o neurovasculares podrían ser mortales.

Otro estudio (2) en 12 fumadores voluntarios, fumaron el máximo de cigarrillos en él termino de 1 hora, y se demostró un aumento de los leucocitos (glóbulos blancos) a expensas de los neutrófilos que son células inflamatorias que se las responsabilizan del daño directo en la elastina, es decir en las fibras que forman el esqueleto pulmonar, lo que llevaría a la destrucción lenta del pulmón.

Otro estudio (3) realizado por Cooper y col. evaluó 419 pilotos, con carrera de 12 minutos y una prueba formal de esfuerzo (47 sujetos) y se mostró que la distancia cubierta por los no fumadores fue significativamente mayor que en los no fumadores.
El consumo de cigarrillos se asocio a un aumento del tono bronco-motor (4) que puede provocar broncoespasmo mientras hace ejercicio. El estímulo de la nicotina provoca estimulación alfa adrenérgica, con la consecuente aparición de vasocontricción y alteraciones en la distribución de oxígeno.

Aspectos -Psicológicos del consumo de nicotina

El consumo de nicotina en cualquiera de sus formas, (cigarrillo, habano, puro, pipa, etc.), produce dos trastornos específicos: dependencia y abstinencia. Detallaremos la abstinencia para lo cual utilizaremos los criterios y diagnósticos reconocidos por la comunidad internacional:

  • Consumo de nicotina durante al menos algunas semanas.
  • Interrupción brusca o disminución de la cantidad consumida, seguida a las 24 horas por cuatro o más de los siguientes signos:
    1. - Estado de animo disfórico o depresivo
    2. - Insomnio
    3. - Irritabilidad, frustración o ira
    4. - Ansiedad
    5. - Dificultad de concentración
    6. - Inquietud
    7. - Disminución de la frecuencia cardíaca
    8. - Aumento del apetito o del peso
  • Los síntomas provocan un malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral de otras áreas importantes de la actividad del individuo
  • Los síntomas no se deben a enfermedad médica, ni se explican mejor por la presencia de otro trastorno mental.

cansancio

Nos parece importante introducir la siguiente pregunta al lector: una persona bien informada acerca de los efectos dañinos sobre la salud producidos por el cigarrillo, ¿no fuma?, ¿deja de fumar? ¿nunca fumará?, ¿puede ser un fumador?…¿Cuál es la respuesta correcta?.

Para guiarlo en la búsqueda de la solución le damos los siguientes rastros: muchísimos pacientes psiquiátricos crónicos fuman, muchísimos pacientes que padecen otras adicciones fuman, entrenadores e integrantes de equipos técnicos de deportistas fuman, cardiólogos fuman, profesionales que tratan pacientes psiquiátricos y dependientes de drogas fuman,

Y conste que estos dos profesionales aceptan que para muchos abandonar el cigarrillo es dificilísimo aunque para ellos dos sea un disfrute estar lejos del humo del cigarrillo. Así que la respuesta correcta a la pregunta ya puede ser encontrada. Nuestra propuesta es que todos aquellos que dependen de la nicotina, sean ayudados a aprender sanos hábitos que incluyan la moderación, como primer paso, para luego dejar en forma definitiva el consumo. Y aunque la intervención médica pueda ser necesaria para lograrlo, no es suficiente y se requiere un equipo interdisciplinario de profesionales y la de todos aquellos que sean significativos para el sujeto.

Respecto al tratamiento interdisciplinario que incluye la utilización de medicación para atenuar los síntomas de la abstinencia, por ejemplo un antidepresivo denominado bupropion o un hipotensor como la clonidina que impiden la descarga de sustancias adrenérgicas ante dicha falta de consumo. No olvidemos que las sensaciones placenteras y de bienestar al fumar son parte del consumo de nicotina como de otras drogas de adicción que actúan sobre los centros cerebrales del placer.

Conclusiones

Todos los estudios realizados mundialmente han desmostrado que el tabaquismo es una causa de morbimortalidad cardiovascular y que el stress oxidativo producido por los radicales libres, tendría un papel importante en la enfermedad cardiovascular. Lo que debe estudiarse si hay o no dosis y efecto lineal. No es frecuente que se asocie efecto del cigarrillo con el rendimiento físico del deportista.

Además de creerse que el ejercicio físico elimina los efectos tóxico del cigarrillo, es un engaño. No existe beneficio cuando se practica ejercicio y además se fuma. Los fumadores que realizan actividad física sufren un daño en su organismo semejante a los que fuman y no realizan ejercicios.

Se puede observar por medios masivos, imágenes atractivas, que suelen asociar el éxito en el deporte de alto rendimiento, con el consumo del tabaco.

Se debe concientizar con campañas de difusión como se intentan realizar en la actualidad, suprimiendo los carteles de propaganda en la vía pública y la prohibición de fumar en lugares públicos. No debe olvidarse la asociación o el paso a otras sustancias legales o no (Paco, Marihuana, alcohol)

Es muy difícil dejar de fumar ya que es una de las adicciones junto a la heroína, que en muchos casos deben ser tratadas por grupo de autoayuda, con ayuda psicológica, fármacos, pero además uno debe estar convencido de los riesgos y de la necesidad de ayuda médica por parte de los especialistas en adicciones para dejar de fumar.

Se deberían implementar políticas de prevención primaria, teniendo en cuenta las consecuencias sociales y de daño en el organismo.

Bibliografía

  1. Tachmes L, Fernandez R J., Escanner MA. Hemodynamic effets of smoking cigarettes of high and low nicotine content. CHEST 1978; 74 (3); 243-246.
  2. Sansores RH, Pare PD, Abboud R T. Acut effect of cigarette smoking on the carbon monoxide diffusing capacity of the lung Am Rev Respir Dis 1992, 146-951-958.
  3. Cooper KH, Gey GO, Bollenberg RA Effects of cigarette smoking on endurance performance. JAMA 1968, 203 (3) 123-126.
  4. Vazquez F. Ramirez Venegas A. Sansores RH Impacto de tabaquismo en el rendimiento físico. Resultados de la IV Carrera contra el tabaco.

Otras colaboraciones