800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

29 oct 2014

Técnicas y procesos de readaptación en rugby con David Martínez

tecnicas_proceso_readaptacion_rugbySobre David Martínez

Es readaptador deportivo en el CAU Rugby Valencia, director de ST Solutions y director del departamento de formación en logística Zeebra.

entrevista

Alto Rendimiento: -¿Cuáles son las lesiones que se dan en rugby? ¿Cuáles de ellas se dan con mayor frecuencia, David?

David Martínez: -Bueno,  aquí tendríamos que diferenciar un poco entre qué tipo de posicionamiento tiene el jugador entre primeras líneas, o sea, primeras líneas entre delanteros y tres cuartos. Desde la experiencia podemos ver que las lesiones más comunes son casi siempre tobillos y rodillas en tres cuartos y jugadores que avanzan desde profundidad por el tipo de placaje, porque casi siempre suelen entrar de lado. En los placajes que suelen recibirlos de lado por el tipo de movimiento: los contrapiés; y luego en los delanteros solemos encontrarnos con bastantes problemas de espalda y eso les condiciona bastante en el movimiento. Entonces para mí, yo creo que eso es importante, si bien en los dos casos hay que garantizar que tanto rodillas, tobillos y espalda en ambos son fuertes y que tienen que ser estables, pero creo que hay que fijarse más en ese aspecto, en esa diferenciación. En delantero cuidar las estructuras centrales y en tres cuartos en la línea hay que garantizar una óptima movilidad y estabilidad de rodilla y tobillo.

Alto Rendimiento: -¿Ante qué mecanismos lesionales nos encontramos?

David Martínez: -Bueno, nos encontramos principalmente en el Rugby con el mecanismo lesionar del impacto, es decir muchísimas de las lesiones son producidas por el placaje. Hay que tener en cuenta que una cosa es que se entrene el placaje de manera lineal como se suele hacer contra  rulox o contra sacos. Pero luego a la hora de la verdad ese placaje no tiene un vector de trabajo muy lineal porque el jugador está en movimiento. Entonces se pueden producir además lesiones en las dos personas, en el placador y en el placaje, pero principalmente es el mecanismo de impacto en el juego.

Alto Rendimiento: -¿Qué lesiones exigen una re adaptación más costosa?

David Martínez: -Depende mucho también del tipo de jugador y del posicionamiento, pero yo para mí creo que las lesiones que más están ahora mismo costando porque generan también un mecanismo de miedo en el jugador, es la rodilla, todo lo relacionado con la rodilla. Porque no olvidemos, por eso, que el impacto en el placaje también aumenta ese nerviosismo o esa ansiedad del jugador cuando ha tenido la rodilla. Entonces no es sólo readaptar al jugador, no es sólo garantizar que su rodilla vuelva a ser funcional, sino también asegurar que ese jugador vuelve a confiar en su rodilla a la hora de recibir un placaje. Nosotros nos hemos encontrado con casos de jugadores que aunque a nivel funcional están perfectos no vuelven a ser el mismo por el hecho de que ya la rodilla sufre otra vez en el juego por esos placajes.

Alto Rendimiento: -¿Qué incluye un programa de readaptación?

David Martínez: -Bueno, nosotros desde cabo rugby valencia lo estamos llevando en dos fases, una es la parte de lesión y otra cosa con la rehabilitación y otra parte es la parte post lesión que se mezcla mucho con el punto final de la rehabilitación y sería lo que sería el reentrenamiento. Yo estoy trabajando en equipo con la fisioterapeuta Raquel Palacios. Entonces nuestra labor es, primero, garantizar que no hay un sedentarismo en el jugador, teniendo en cuenta que son jugadores amateur, es decir, cuando hay una lesión nosotros intentamos que si bien el fisio y el médico están trabajando sobre la lesión, nosotros trabajamos sobre el resto de las estructuras intervinientes. Por ejemplo en un caso muy claro, tenemos a jugadores con lesiones de rodillas en inmovilización a los cuales estamos trabajando desde garantizar una buena movilidad raquídea, garantizar una buena estabilidad en la cadera, garantiza una distensión lumbopélvica y en el tobillo. Yo creo que esa es la labor fundamental de los readaptadores. Una vez de que ahora ya la parte de rehabilitación está terminada y ya empieza otra vez el trabajo de campo, nosotros tenemos que trabajar desde una reprogramación del patrón motor. Se ven muchísimo a través de las valoración funcionales que utilizamos cómo ese jugador, el índice de lesión que ha sufrido puede verse acuciado por una mala movilidad o una mala estabilidad. Entonces nosotros intentamos hacer más eficaz ese patrón de movimiento a través de su reprogramación, desde una fase de aprendizaje de las estructuras a una fase asociativa integradora.

Alto Rendimiento: -¿Las lesiones se logra que se subsanen completamente o suelen dejar algún tipo de secuelas?

David Martínez: -Las lesiones de tobillo suelen estar dejando bastantes recidivas porque el jugador enseguida ya soporta el dolor en el tobillo. Se pone una tobillera o un vendaje y va a aguantando ese dolor en tobillo. Entonces en los tobillos sí que estamos encontrándonos con lesiones mal curadas y que suelen tener unas pequeñas recidivas. En rodilla, pues bueno, volvemos a los mismo, como dependemos del mecanismo de impacto, pues hay veces que sí y hay veces que no, pero nosotros tratamos de garantizar una funcionalidad muy completa de esa rodilla. Y funcionalidades a nivel localizados, es decir, dentro del jugador como dentro del juego. Que el jugador vuelva  estar en el campo con confianza. Por eso siempre tenemos unos planes específicos para cada jugador, unas maneras de calentar diferentes, y tratamos de individualizar totalmente el trabajo desde CAU Rugby Valencia con esos jugadores.

Alto Rendimiento: -¿Cuáles son las pruebas, entonces, que debería incluir la valoración funcional que permita dar el alta deportiva al jugador lesionado?

David Martínez: -Bueno, indudablemente lo primero que tenemos que atenernos es que el médico dé su visto bueno a esa funcionalidad. Esa es la primera, ¿Vale? Entonces, la valoraciones funcionales que nosotros utilizamos, una vez que ya haya pasado por el médico y por la fisioterapeuta y está todo correcto, yo vuelvo a trabajar sobre el movimiento. Quiero comprobar cómo están todas las estructuras intervinientes en los movimientos. Entonces, para ello, podemos utilizar valoraciones funcionales descriptas ya en la literatura, como por ejemplo valoraciones de la movilidad raquídea, valoraciones de la estabilidad de cadera, valoraciones de fuerza  a nivel excéntrico de isqueo, valoraciones de la movilidad del tobillo. Es decir, viendo al jugador, las partes intervinientes al jugador, cómo están esas partes. A partir de allí, adoptamos las estrategias concretas. Existen muchísimos protocolos en la actualidad, como el protocolo FMS, como el protocolo Leaf Motion, como el protocolo Star Excursion Balance Test, que nos dan información real de estabilidad, movilidad, patrones de integración. Y a partir de ahí poder trabajar de manera más óptima.

Alto Rendimiento: -David, estas lesiones que se producen en rugby, ¿Podrían ser evitables?

David Martínez: -¿Podrían ser evitables? Bueno, me gustaría decirte que sí.  Pero no es así, porque el rugby es un deporte muy concreto en la afectación por el contrario. Es decir, los jugadores están chocando todo el rato. Chocan y caen, el placaje no se hace de madera directa, o sea muchas veces los placajes entran en ángulos que para las articulaciones son muy lesivos, entonces no es evitable. Lo que sí que podemos evitar es que las lesiones se produzcan a nivel involuntario, pues intentar no trabajar sobre contracturas, roturas fibrilares que el jugador sufre por un mal gesto, por un mal movimiento o por una descompensación a nivel muscular. Entonces yo creo que el re adaptador en este caso mi figura no solo es importante en el ámbito de lesión, sino también en el ámbito pre y post reeducando a los jugadores, re enseñándoles y haciéndoles más eficaces en el movimiento, ahí sí que podemos reducir importante el trabajo de lesiones, en ese campo sí, pero en las producidas por el contacto por avances de juego, ahí yo creo que son impredecibles.

Alto Rendimiento: -¿Qué incluiría entonces este programa de prevención?

David Martínez: -Bueno, sobre todo lo primero una valoración funcional del jugador tanto estática como dinámica, es decir ver las estructuras a nivel analítico, como ver las estructuras a nivel global. A partir de ahí un reforzamiento de eslabones débiles en cada patrón de movimiento, en Rugby podemos determinar patrones lineales y patrones multidireccionales y luego sobre todo tener en cuenta que hay fases concretas, como por ejemplo la  melé (fonética) que exigen que el raquis sea muy estable, en fases concretas como por ejemplo el placaje que exigen que se genere muchísima potencia desde una estaticidad completa del jugador en ángulos muy difíciles de trabajar. El ejemplo más claro es la sentadilla, la sentadilla tiene un vector de movimiento hacia arriba con el raquis en posicionamiento, con el placaje tiene un vector de movimiento diferente y con el raquis diferente. Entonces hay que conjugar ese entrenamiento de fuerza con esos patrones de movimiento eficaces y con una reprogramación en el caso de que sea necesario, sobre todo verificando que hay una buena dorsiflexión, que hay una buena estabilidad, que hay una buena movilidad. Eso en el ámbito prelesivo. Y en el ámbito postlesivo, dependiendo si el mecanismo ha sido volun… O sea, involuntario, es decir, personal; o por un mecanismo de impacto, por un placaje se pueden adoptar también otras estrategias. Pero al final todos vamos a lo mismo y es garantizar que el jugador, en su posicionamiento, en su localización y en el tipo de movimientos que realiza sea lo más eficaz y efectivo posible.

Alto Rendimiento: -¿Cómo conseguís lograr que estas estructuras tanto de raquis como cintura pélvica tengan a la vez estabilidad y movilidad?

David Martínez: -Bueno, en realidad un raquis estable lo es igual para un jugador de rugby que para un oficinista, es decir, un raquis estable es un raquis estable y un raquis… y un tobillo móvil es un tobillo móvil. Entonces, las estrategias son las mismas. ¿Cuál es lo que implica? Lo que implica es que en un momento de la programación tenemos que empezar a trabajar sobre la imitación de determinadas estructuras de movimiento que se realizan en el juego diario. Entonces, lo primero es, como en cualquier lesión o en cualquier fase prelesiva, garantizar que la estructura es funcional. Luego a partir de ahí se desarrollan estrategias de trabajo. Para eso es necesario que el readaptador tenga muy claro cómo es el movimiento del jugador en su posicionamiento. No es lo mismo, por ejemplo, un pilar que está de uno que está a la izquierda de la melé que un pilar que está de tres a la derecha de la melé en la primera línea. Las funciones de cada uno son diferentes y eso también influye en su biomecánica. Entonces, a partir de ahí existen muchísimos protocolos que nosotros los conocemos y que los manejamos. Pero ya te digo, siempre partiendo de que todo jugador es un ser humano normal y corriente y sólo en un momento determinado empezaremos a trabajar sobre su posicionamiento y su estructura.

Otras entrevistas

banner_preparacion_fisica_rugby

Responder

Otras colaboraciones