+34 96 633 71 35
·WhatsApp·

Larga distancia VS ultramaratón
28mar2022

LARGA DISTANCIA VS ULTRAMARATON (I)

10 Esenciales Entre Carrera en Asfalto y Ultramaratón (1ª parte)

No voy a mentir – antes de crear la Maestría Internacional en Preparación Física para Corredores con mi equipo de colaboradores y expertos, debo admitir que pertenecía al grupo de personas que más o menos veían un ultramaratón como un simple ‘ maratón largo. ”Como tal, deduje que para crear un programa de ultrarunning, todo lo que realmente necesitabas hacer era agregar kilometraje a un programa de maratón y ahí lo tienes… ¡un programa de ultrarunning!

Me llevó alrededor de un minuto hablando con Owen o Daniel para darme cuenta de que estaba equivocado, de ahí la génesis de ofrecer módulos con diferentes distancias. Así nacen estas breves líneas que repasan algunas de las diferencias entre las carreras de larga distancia y los ultramaratones.

Una de las preguntas más comunes que recibimos en Alto Rendimiento de los futuros alumnos que intentan decidir qué certificación deben obtener, (desde medio fondo a montaña/ultras) y, más específicamente, en qué se diferencian las diferentes certificaciones. Esa pregunta es el catalizador de este artículo. Si bien existen infinitas diferencias entre el entrenamiento para carreras en ruta estándares (desde los 5K hasta el maratón) y un ultra-maratón, mencionaré diez de las diferencias más significativas y por qué, a diferencia de mi suposición inicial y errónea, ¡un ultramaratón no es solo un maratón largo!

1. Nutrición deportiva

En lo que respecta a las carreras tradicionales en ruta, es común comer y beber un poco antes de la carrera y, dependiendo del tiempo que se dedique a correr, se puede comer o no durante el evento. Sin embargo, en una ultramaratón, debido a la longitud/duración, te faltan comidas. Por lo tanto, mientras ingieres en una ultramaratón para mantener tus niveles de glucógeno en niveles adecuados -como en las carreras de ruta-, también estás comiendo porque tienes que alimentarte para el sustento desde el punto de vista alimenticio. La ultra: es una competición de comidas en movimiento!

2. Sistemas de resortes

Si lees la mayor parte de la literatura en la que se trata cómo mejorar el rendimiento en la carrera, es probable que se mencionen el entrenamiento de fuerza y los movimientos explosivos (por ejemplo, pliometría) debido al efecto positivo en los sistemas de resortes naturales del cuerpo, como el tendón de Aquiles. Al fortalecer estos sistemas de resortes, hace que un corredor sea más eficiente al poder liberar más energía debido a un resorte(s) más rígido. Sin embargo, el ultrarunning ofrece una propuesta de valor diferente. Si bien puede haber algún beneficio energético de los sistemas de resortes reforzados para ultrarunner, debido a las velocidades más lentas, es probable que este beneficio se anule en gran medida. Además, debido al gran volumen de entrenamiento que realiza un ultrarunner en el entrenamiento, una gran pregunta sería si el beneficio potencial del entrenamiento de fuerza explosiva/pesado queda anulado por el requerimiento energético y ese esfuerzo podría utilizarse mejor con alguna forma de carrera, o simplemente descanso. Obviamente, entendemos que aquel que se lanza a por una ultra, antes ha estado al menos dos años con distancias más cortas y que durante esos dos años (o más) ha realizado con frecuencia trabajo de fuerza.

3. Terreno técnico

Aunque correr fuera del asfalto no es siempre un requisito en una ultramaratón, la mayoría de los ultramaratones transitan, de alguna manera, fuera del terreno llano. Dependiendo de la carrera, las condiciones de la superficie pueden tener rocas, arena, grava, raíces, etc… Además, el sendero puede presentar desniveles y tener fuertes subidas y bajadas. Esto tiene un marcado contraste con la mayoría de los eventos tradicionales de carreras en ruta como una media o un maratón.

4. Estrés total

Como se mencionó anteriormente, el tiempo dedicado a entrenar para una ultramaratón es probablemente mayor que el de las carreras tradicionales en ruta. Por lo tanto, las metodologías de entrenamiento de los ultrarunners deben elegirse con cuidado. Más específicamente, un ultra-corredor debe evaluar si el estrés adicional de un tipo de entrenamiento en particular valdría la pena en relación con el estrés total que se aplica a través de otras metodologías de entrenamiento.

5. Componente mental

Comparar cuán “difíciles” son las diferentes distancias de carrera equivale a comparar manzanas con naranjas. Por ejemplo, ¿la carrera de 800 metros es más dura que una ultramaratón de 50 millas? En primer lugar, “difícil” es subjetivo, pero la respuesta probable es no… uno no es más difícil que el otro, simplemente son diferentes.

Dicho esto, correr un ultramaratón, especialmente a distancias de 50 kilómetros o más, es extremadamente difícil desde el punto de vista mental. Una cosa es mantenerse concentrado después de correr los 42 Km de un maratón, pero una propuesta completamente diferente es mantenerse concentrado en el Km 80 de 100.

Ricardo Segura Falcó
Alto Rendimiento

Artículos de esta serie:

  1. Larga Distancia VS. Ultramaratón (1ª parte)
  2. Larga Distancia VS. Ultramaratón (2ª parte) (Próximamente)

Te puede interesar: Máster Online Internacional de Preparación Física para Corredores.

Nuevos Másteres 2021- Larga Distancia VS. Ultramaratón.


Abrir chat
Saludos de Alto Rendimiento:

Para información sobre los cursos y másteres ONLINE, puede contactarnos por aquí.

Asegúrate de haber completado el formulario (azul) de información del curso/máster.

Gracias!
Call Now Button