800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

28 feb 2011

Actividades físico-deportivas extraescolares de los centros educativos están gestionadas y organizadas por diversas entidades

/
Enviado por
/
Comentarios0
Cada vez hay más estudios que demuestran la falta de actividad física en los niños y adolescentes. La adolescencia comprende una etapa en la que se produce un descenso general en la participación y niveles de actividad física (Troiano et al., 2008). 

Autor(es):
Entidades(es):
Congreso:V Congreso nacional de las ciencias del deporte y la educación física
Pontevedra:7-9 de Mayo de 2009
ISBN: 978-84-613-1660-1
Palabras claves: recursos humanos, entidades, deporte escolar.

RESUMEN COMUNICACIÓN/PÓSTER

Las actividades físico-deportivas extraescolares de los centros educativos están gestionadas y organizadas por diversas entidades. El presente estudio persigue determinar las características generales de las entidades que organizan y gestionan las actividades físico-deportivas extraescolares en los centros educativos de Educación Secundaria de la Comunidad Autónoma de Madrid, este estudio pertenece a una investigación cuyo objeto es conocer la intervención didáctica y los recursos humanos en los centros educativos de Educación Secundaria de la Comunidad Autónoma de Madrid. Se ha seguido una metodología cuantitativa de corte descriptivo, a través de la encuesta. El tipo de muestreo ha sido el muestreo polietápico, estratificado en primera fase, por conglomerados. La investigación revela que hay una gran diversidad de entidades que organizan y gestionan las actividades físico-deportivas extraescolares en los centros educativos; que la mayoría de entidades poseen una contratación temporal. Asimismo, la dependencia de fondos públicos y de subvenciones es mayoritaria y los contactos personales la manera más común de obtener el puesto de trabajo. En conclusión, la investigación desvela la poca valoración de las actividades y la despreocupación de los centros educativos por una adecuada y legal vinculación laboral de su profesorado de actividades físico-deportivas extraescolares

INTRODUCCIÓN.

Cada vez hay más estudios que demuestran la falta de actividad física en los niños y adolescentes. La adolescencia comprende una etapa en la que se produce un descenso general en la participación y niveles de actividad física (Troiano et al., 2008). Tal y cómo expone Devís (2006) la actividad física realizada en la juventud posee una posible influencia en los factores de riesgo de enfermedades crónicas cuando sean adultos, además de tener la posibilidad de un efecto duradero en los hábitos de práctica física de la infancia a la edad adulta. Pero para poder alcanzar dichos beneficios es necesario dedicar un tiempo mínimo y este tiempo no se garantiza con el horario lectivo de las clases de educación física (Sánchez Bañuelos, 2001). El centro educativo es el lugar idóneo donde practicar actividades físico-deportivas que complementen la práctica deportiva de los escolares. Ya que debido al carácter formativo de estas actividades físico-deportivas, se favorecerá la conexión y complementación de estas actividades con las intenciones del periodo lectivo. Sin embargo, existen diversos estudios que demuestran que existe una falta de homogeneidad en cuanto a criterios y estructuras organizativas, ya que cada centro escolar tiene autonomía funcional para organizar y gestionar las actividades físico-deportivas de su centro educativo (Burriel y Carranza, 1995).

De esta forma, Delgado (2002) expone que el deporte escolar en los centros educativos de Educación Primaria no tiene una estructura clara, y a partir del estudio para la elaboración del plan general del deporte para la Dirección General de Deportes de la Consejería de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía, establece que son diversas las entidades o instituciones que organizan las actividades físico-deportivas extraescolares de los centros educativos de Educación Primaria: de las cuales un 59,8% lo representa lo Consejería de Educación, otro 59,8% los municipios, un 49,1% el propio centro escolar, un 30,6% las federaciones y un 28% la Diputación. Igualmente, en este estudio se determina que en un 83´1% son los profesores/as los responsables de las actividades deportivas, un 12,5% lo constituye las AMPA´s y un 12,5% otras entidades o instituciones. Así mismo, en el estudio realizado por González Rivera (2008) donde entre otros aspectos, analiza las entidades o instituciones que organizan y gestionan las actividades físico-deportivas extraescolares de los centros educativos de Educación Primaria de la Comunidad Autónoma de Madrid existe una gran diversidad de entidades que organizan las actividades físico-deportivas extraescolares, coincidiendo en ocasiones con que son entidades empleadoras. Orts (2005) afirma que la implicación de los centros educativos en la organización y desarrollo de las actividades físico-deportivas extraescolares es mínima o inexistente, ya que los responsables de los centros docentes (equipos directivos) son partidarios de reducir este tipo de actividades por los problemas que ocasiona su gestión.

Hay que resaltar que la práctica de la actividad física y el deporte tiene unos condicionantes específicos, y, si no está dirigida, desarrollada y controlada por los titulados adecuados (titulados de la actividad física y del deporte), existe el riesgo de que se generen problemas de salud, educación, seguridad, etc. con efectos negativos sobre los practicantes, en vez de los beneficios directos e indirectos que produce la actividad física y deporte (Campos Izquierdo, 2005).

MATERIAL Y MÉTODOS.

Esta investigación ha seguido una metodología cuantitativa de corte descriptivo. El tipo de método descriptivo que se ha utilizado para realizar esta investigación ha sido la encuesta en la cual, de forma estandarizada, se realiza una obtención de datos a través de preguntas dirigidas a la muestra de la población estudiada: personas que desarrollan la función de docencia de las actividades físico-deportivas extraescolares en los centros educativos de Educación Secundaria en la Comunidad Autónoma de Madrid. Esta investigación ha sido de corte transversal debido a que la obtención de la información se desarrolla en un único periodo en el tiempo: el curso académico 2008-2009, y más concretamente entre los meses de septiembre de 2008 a marzo de 2009. La muestra ha sido de 150 personas y para el cálculo de tamaño de la muestra se consideraron varios aspectos: la población era finita; se recurre en la varianza poblacional al supuesto más desfavorable donde “P” y “Q” eran iguales con el 50 % cada uno; el intervalo de confianza es del 95,5% con un margen de error de de + 7,8 %. El tipo de muestreo ha sido el muestreo aleatorio por conglomerados, dentro del cual se ha utilizado un muestreo polietápico, estratificado en primera fase, por conglomerados.

Las 150 entrevistas de la muestra fueron realizadas por solamente una entrevistadora, y se ha utilizado como instrumento de recogida de datos la entrevista estandarizada por medio de cuestionario. Para el procesamiento, tratamiento y análisis de los datos se ha realizado a través de programa informático S.P.S.S. versión 15.0.

RESULTADOS

Existe una gran variedad de entidades que organizan principalmente las actividades físico-deportivas extraescolares. Las que tiene un mayor porcentaje el 51,9% del total de las entidades son los centros educativos. Seguidamente, se encuentra la Comunidad de Madrid (33,8%). Las demás entidades, representan porcentajes mucho menores, las asociaciones o clubes deportivos (4,7%), las AMPA´s (3,9%) las empresas de actividad física y deporte (3,5%) y las federaciones deportivas (1,1 %). Finalmente, con el mismo porcentaje aparecen los profesores de Educación Física del centro educativo y las asociaciones o clubes no deportivos (0,3% cada una de las entidades).

Gráfico I. Distribución de entidades organizadoras para las que el profesorado trabaja

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 10

Igualmente hay una gran diversidad de entidades empleadoras, estas en ocasiones coinciden con las entidades organizadoras. Las entidades mayoritarias, con un porcentaje igual del 37% del profesorado trabaja para la Comunidad de Madrid y Federación deportiva, esto se debe a que los institutos públicos que participan en el programa de Campeonatos Escolares, cuentan con un profesorado que trabaja para ambas entidades. Después, con un porcentaje del 13% de las personas, se encuentran las que trabajan para los centros educativos y con porcentajes entre el 5% las asociaciones o clubes deportivos. Por último, con un 4% están las personas que trabajan en las empresas que tienen por objeto y actividad económica principal la actividad física y el deporte y las AMPA´s.

Gráfico II. Distribución de entidades empleadoras para las que el profesorado trabaja

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 10

A la hora de establecer si las entidades dependen de ayuda económica pública directa o indirecta (sea por la pertenencia a alguna administración pública sea mediante la dependencia de subvenciones de origen público, instalaciones públicas, contratos por determinados servicios con entidades públicas, etc. que se han obtenido y/o dependen de los impuestos económicos obtenidos de los ciudadanos) se observa que el 59 % del profesorado en todas o alguna/s de su relación o relaciones laborales mantiene esta dependencia y el 41 % no mantiene ningún tipo de dependencia .

Gráfico III. Porcentaje de dependencia, por parte del profesorado de actividades físico-deportivas extraescolares y las entidades, de algún tipo de ayuda o presupuesto público

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 10

La gran mayoría de las personas que imparten clases de actividades físico-deportivas extraescolares (el 84%) presentan situaciones laborales en las que no hay ningún tipo de contratación, mientras que el 14% de las personas tiene algunos de los diferentes tipos de contratación por cuenta ajena posibles según la legislación vigente. Por otra parte, el 2% de las personas posee una relación laboral del tipo denominado “autónomo”.

Gráfico IV. Tipo de relación laboral

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 10

La gran mayoría de las personas contratadas (81%) tiene contratos de carácter temporal, mientras que tan sólo un 19% de las personas mantiene una contratación de tipo indefinida.

Gráfico V. Distribución de la contratación indefinida y temporal de las personas contratadas

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 10

De entre las personas contratadas y dentro de las que poseen contratos de carácter temporal, la gran mayoría tiene contratos denominados “por obra y servicio” (71,4%), el profesorado con contratos de tipo temporal laboral, ocupan el 9,5 % del total. Por otra parte, y con porcentajes de 14,7% están los indefinidos que no son funcionarios ni laborales (que suelen ser profesores/as del propio centro educativo que imparten también clases de actividades físico-deportivas extraescolares). Finalmente, se encuentran aquellos profesores/as que tienen contratos denominados “fijo discontinuo” (4,7%).

Gráfico VI. Tipología de los contratos de las personas contratadas

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 10

Para la obtención del puesto de trabajo actual de docencia de actividades físico-deportivas extraescolares en los centros educativos, ha influido, principalmente, el hecho de conocer o haber conocido a alguien relacionado con el trabajo, es decir, los contactos (con un 50,8% del total). La segunda causa que les ha ayudado a encontrar este trabajo (con el 16,7%) es el hecho de tener algún tipo de titulación de actividad física y deporte. Seguidamente, y con el 12,5% del total de las causas, es el haber sido alumno/a del centro educativo donde trabaja y con porcentajes del 8,3% y 5,9% se encuentran, respectivamente, ser deportista en la actualidad y la entrevista. A continuación aparece el hecho de haber sido deportista con un 2,9%. Finalmente con un porcentaje del 0,5% existen diferentes causas por las que se ha obtenido el puesto de trabajo, tales como: realizar o haber realizado prácticas en la entidad, haber trabajado o trabajar como voluntario/a en la entidad y la bibliografía personal o el currículum vitae.

Gráfico VII. Causas por las que se ha obtenido el puesto de trabajo en la entidad

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 10

DISCUSIÓN

Hay una gran variedad en cuanto a las entidades que organizan y promueven las actividades físico-deportivas extraescolares en los centros educativos. Principalmente se encuentra el centro educativo y la Comunidad de Madrid (51,9% y 33,8% respectivamente). Posteriormente, aparecen con porcentajes menores, las asociaciones o clubes deportivos (4,7%), las AMPA´s (3,9%) las empresas de actividad física y deporte (3,5) y las federaciones deportivas (1,1 %). Finalmente, con el mismo porcentaje aparecen los profesores de Educación Física del centro educativo y las asociaciones o clubes no deportivos (0,3% cada una de las entidades). Estas entidades son las mismas que organizan las actividades físico-deportivas extraescolares en los centros educativos de Educación Primaria de la Comunidad de Madrid, sin embargo los porcentajes son diferentes ya que las principales son las AMPA´s y los centros educativos (con el 38,3% cada una), seguidas de los ayuntamientos (con el 19%) y, con porcentajes muy bajos (menores del 3%) se encuentran la Comunidad de Madrid, las asociaciones o clubes deportivos, las federaciones deportivas y las asociaciones o clubes no deportivos ( González Rivera, 2008).

La mayoría del profesorado trabaja para federaciones deportivas (37%) y la Comunidad de Madrid (37%), seguido del centro educativo (13%) y para una asociación o club deportivo (5%). Finalmente, las empresas de actividad física y deporte y el AMPA (4% cada una de las entidades). En el estudio de Campos Izquierdo (2005) son las empresas de actividad física y deporte, las entidades mayoritarias en el ámbito laboral de la actividad física y el deporte en general, y sin embargo, en el estudio llevado a cabo por González Rivera (2008) las mayoritarias son las empresas que no tienen por objeto y actividad principal la actividad física y deporte (con el 24% del total de las entidades) sin coincidir en ningún caso con el presente estudio. Más de la mitad de las personas (58%) dependen de ayuda económica pública directa o indirecta. Este porcentaje es menor que en el estudio de González Rivera (2008) donde casi la totalidad del profesorado (el 94,7%) depende económicamente de los organismos públicos. La mayoría de las personas que imparten clases de actividades físico-deportivas extraescolares (84 %), presentan situaciones laborales en las que no hay ningún tipo de contratación, mientras que el 14 % posee algún tipo de contrato y el 2 % son autónomos. Este alto porcentaje nos da a entender que la docencia de actividades físico-deportivas extraescolares en los centros educativos constituye una de las funciones que más carencia de contratación presenta. Esto se debe, en cierta medida, a la gran despreocupación de los centros educativos por una adecuada y legal vinculación laboral de su profesorado de actividades físico-deportivas extraescolares, lo que ocasiona un menor porcentaje de persona con algún tipo de contrato, en este estudio tan sólo el 25 % posee contrato y el 3% son autónomos (Díaz, 2005). Asimismo, estas actividades presentan una situación precaria en cuanto a la tipología contractual, ya que, del profesorado contratado, el 80,9 % del mismo tiene contratos de carácter temporal. Porcentaje muy superior a los obtenidos por Martínez del Castillo (1991) y Campos Izquierdo (2005) en lo referente a las personas que trabajan en el ámbito de la actividad física y el deporte en general (con el 45,7% y el 66,3% respectivamente). Además, la gran mayoría de los contratos temporales (el 71,4%) corresponde a los denominados “por obra y servicio”, ya que se da la circunstancia de que este personal se circunscribe exclusivamente a la duración del curso escolar, mientras que tan sólo el 14,2 % mantiene contratos de carácter indefinido fijo discontinuo y contratos indefinidos que no son funcionarios ni laborales. Estos datos son ligeramente inferiores a los obtenidos por González Rivera (2008) con unos porcentajes del 81% y 16,6% respectivamente. Más de la mitad del profesorado (el 58,8%) asegura haber obtenido este puesto de trabajo al hecho de conocer o haber conocido a alguien relacionado con el mismo, es decir, a través de los “contactos”. Esta forma de encontrar el trabajo de actividades físico-deportivas extraescolares en los centros educativos es corroborada por Delgado (2002) que afirma que la mayoría del profesorado (no titulado) trabaja gracias a las amistades o a los vínculos familiares, voluntarismo o gracias a las prácticas realizadas en los centros de formación del profesorado. Este porcentaje es menor al obtenido por González Rivera (2008) con un 61,5%. Sin embargo, en el estudio de Campos Izquierdo (2005), se observa que la vía contactos para la consecución del trabajo representa un porcentaje más bajo (un 28,9%) que el obtenido en el presente estudio.

CONCLUSIONES

  1. Las entidades organizadoras de las actividades físico-deportivas extraescolares son diversas y con estructuras tanto de la administración pública como privada. Las principales entidades son el centro educativo y la Comunidad de Madrid.
  2. Las entidades para las que trabajan las personas que imparten clases de actividades físico-deportivas extraescolares son diversas y su estructura igualmente es tanto de la administración pública como privada. De entre estas entidades, las mayoritarias son la Comunidad de Madrid y Federaciones Deportivas.
  3. Más de la mitad de las personas dependen de ayuda económica pública directa o indirecta.
  4. Más de tres cuartas partes de las personas que imparten estas actividades presentan situaciones en la que no existe ningún tipo de contratación. Esta ausencia de contratación se produce en todos los tipos de entidades empleadoras, tanto públicas como privadas.
  5. La inmensa mayoría de los contratos del profesorado de actividades físico-deportivas extraescolares son temporales.
  6. La gran mayoría del profesorado asegura haber obtenido este puesto de trabajo a través de los “contactos”, esto refleja la escasa valoración que se da a las actividades físico-deportivas extraescolares por parte de las entidades organizadoras y empleadoras.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  • Burriel, J.C. y Carranza, G.D. (1995).Marco organizativo del deporte en la escuela. En Blázquez, D. (dir.) La iniciación deportiva (pp. 431-445). Barcelona: Inde.
  • Campos Izquierdo, A. (2005). Situación profesional de las personas que trabajan en funciones de actividad física y deporte en la Comunidad Autónoma Valenciana (2004).Tesis doctoral, Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del deporte, Universidad de Valencia
  • Delgado, M.A. (2002). El deporte en los centros de enseñanza andaluces 2001. Excmo. Ayuntamiento de Dos Hermanas. Deporte y Municipio. II Congreso Nacional del Deporte en Edad Escolar. (pp. 55-92).Patronato Municipal de Deportes. Sevilla: Excmo. Ayuntamiento de Dos Hermanas.
  • Devís Devís J. (2006). La educación física escolar en la promoción de la actividad física y la salud de la infancia y la adolescencia. Actas de las Jornadas Internacionales de Actividad Física y Salud. (pp.192-207) Consejería de Deportes Comunidad de Madrid.
  • Díaz, R. (2005). El deporte extraescolar en Asturias. Deporte, ocio y competición. Análisis en una comarca. Lecturas: Educación Física y Deportes (86). En web: http://www.efdeportes.com
  • González Rivera, M. D. (2008). El deporte escolar en la comunidad autónoma de Madrid: Intervención didáctica y recursos humanos en las actividades físico-deportivas extraescolares en los centros educativos. Tesis Doctoral. Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, Departamento de Educación Física y Deportiva, Universidad de Valencia
  • Martínez del Castillo, J. (1991). La estructura ocupacional del deporte en España. Encuesta realizada sobre los sectores de Entrenamiento, Docencia, Animación y Dirección. Madrid: CSD.
  • Orts, F. (2005). La gestión municipal del deporte en edad escolar. Barcelona: Inde.
  • Sánchez Bañuelos, F. (2001). Perspectivas y orientaciones para el deporte escolar. En R. Aranda, J.F Campos Granell y S. Llana (Coords.). Nuevas aportaciones al estudio de la actividad física y el deporte, II Congreso de la Asociación Española de Ciencias del Deporte, Volumen I (pp. 175-187). Valencia: Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de Valencia, Universidad de Valencia
  • Troiano, R.P., Berrigan, D., Dodd, K.W., Mâsse L.C., Tilert, T., Mcdowell, M. (2008). Physical activity in the United Stated measured by accelerometer. Medicine Science of Sport Exercice. 40, 181-188.

Responder

Otras colaboraciones