800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

4 may 2006

Aproximación a las funciones de directivos deportivos

/
Enviado por
/
Comentarios0
La gestión deportiva es un área de conocimiento y un campo de actividad profesional diferenciado que está adquiriendo especial relevancia. Los estudios sobre directivos, se trate de gerentes, empresarios, directores de empresa, responsables de departamentos, gestores, u otros, son numerosos, sobre todo…

Autor(es): Dña. Belia Méndez Rial1,Dña. Delfina Vicente Santiago
Entidades(es): Universidad de Vigo
Congreso: I Congreso Internacional de las Ciencias Deportivas
Pontevedra: 4-6 de Mayo de 2006
ISBN: 84-611-0552-4
Palabras claves: directivo deportivo, funciones, gestión deportiva, instalaciones deportivas.

RESUMEN

La gestión deportiva es un área de conocimiento y un campo de actividad profesional diferenciado que está adquiriendo especial relevancia. Los estudios sobre directivos, se trate de gerentes, empresarios, directores de empresa, responsables de departamentos, gestores, u otros, son numerosos, sobre todo si nos remitimos a las Ciencias Económicas y/ o Empresariales. En el ámbito de las Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, el conocimiento sobre Gestión Deportiva, está creciendo, ampliándose los estudios sobre este colectivo, las líneas de investigación, cursos, master, congresos, entre otros. El análisis de la figura del directivo, ha seguido durante décadas un planteamiento “funcional”. Al directivo se le asocian las funciones de: planificar, organizar, coordinar, dirigir o controlar. Los cambios producidos en las últimas décadas en el entorno de las empresas y demás estructuras deportivas, sobre todo en los países desarrollados, hace que se cuestionen estos paradigmas, surgiendo nuevos enfoques y escuelas. La presente comunicación, pretende, bajo una revisión teórica, reflejar una aproximación a las funciones del directivo deportivo, estableciendo las diferentes perspectivas de análisis del mismo y una síntesis final de todos los planteamientos. Delimitar y profundizar en los requerimientos de esta figura permitirá intervenir desde diferentes perspectivas y a través de diferentes ámbitos y profesionales, ayudando a mejorar y optimizar los recursos y el desempeño profesional.

INTRODUCCIÓN

Los recursos humanos son una pieza clave en cualquier organización deportiva. En este contexto, la figura del directivo, como cabeza visible y responsable de la misma adquiere especial importancia. El funcionamiento de las entidades deportivas no sólo requiere sólo de la disposición de espacios deportivos u otros servicios con un nivel adecuado de calidad, sino de la gestión de manera adecuada de los mismos (Peiró, Ramos y González, 1993). Mucho más si concretamos la funcionalidad de una instalación deportiva: ofrecer servicio de personas, donde se juega con la salud de las mismas. La demanda que actualmente existe de profesionales que se encarguen de la gestión deportiva es notable, siendo creciente el número de empleos generados en la alta y media dirección y difícil encontrar buenos candidatos. En cifras, se pasa de 1.613 directores de instalaciones deportivas en 1973 a, 6.096 directores técnicos en 1991, previendo alrededor de 10.000 en el 2001 según Martínez del Castillo (1995). Estudiar el puesto de trabajo del directivo tiene una larga tradición reflejada en diversidad de técnicas empleadas (entrevistas, incidentes críticos, observación, diarios, autorregistros, técnicas de rejilla, inventarios de tareas), literatura publicada y abundancia de resultados obtenidos. El problema radica tanto en la multiplicidad de criterios, en la falta de acuerdo en los resultados obtenidos que introducen sesgos, así como las diversas metodologías y niveles de análisis, que van desde conductas específicas a funciones muy genéricas (Peiró, Ramos y González, 1993). El objetivo de la presente comunicación es definir el trabajo de dirección, establecer las diferentes perspectivas de análisis del mismo y mostrar las funciones asociadas al puesto, permitiendo, en definitiva, adecuar las habilidades necesarias para ese desempeño profesional. Metodológicamente los resultados obtenidos parten de una revisión bibliográfica de fuentes primarias, secundarias y terciarias de ámbitos de conocimiento relacionados con la actividad física y el deporte, principalmente, ampliándose las búsquedas a ciencias económicas y empresariales y psicología, entre otras.

DIRECTIVO DEPORTIVO: DEFINICIÓN Y FUNCIONES

El directivo es la persona que tiene la responsabilidad de que el colectivo que forma la entidad, ya sea pública o privada, alcance satisfactoriamente los objetivos establecidos, siendo “el máximo responsable ejecutivo de la gestión” (De Andrés, 1997) y “el que tiene facultad y virtud de dirigir (enderezar, llevar una cosa hacia un término o lugar señalado” (Diccionario de la Real Academia Española, 2005). En la Gestión Pública el rol del directivo ha evolucionado desde los tiempos en que era un mero coordinador de actividades hasta lo que entendemos hoy en día por gestor deportivo, teniendo que adaptarse a las circunstancias y dominar los costes de los servicios, la planificación estratégica, la implantación de planes de calidad, el conocimiento de las nuevas tecnologías y el buen uso de las habilidades directivas, entre otras (Pérez Hernández, 2002). Cada tipos de gestión (pública o privada) tienen mucha complementariedad, pero cada vez más se tiende a diferenciarla determinándose diferencias significativas (García, 2000). Independientemente, la función del directivo es dirigir cualquier tipo de organización y entidad, ya sea pública o privada (Celma i Jimenez, 2001). Entre las perspectivas de análisis del directivo destacamos las dos siguientes, siguiendo a Peiró, Ramos y González (1993): estudios orientados al análisis del puesto de trabajo, y estudios orientados al análisis al trabajador, especificándose qué requerimientos debe cumplir para desarrollar su labor adecuadamente. Las funciones se le asignan al directivo concretándose en relación a: a) Las áreas sobre las que ejerce su función. Aquí destacamos como estudio más recientes la tesis de Gómez Tafalla (2003) sobre “El rol del gestor deportivo municipal en la comunidad Valenciana, pasado, presente y futuro”, donde bajo una amplia fundamentación teórica se concluye que son seis las áreas de gestión de instalaciones deportivas sobre las que se desarrollan diferentes tareas: 1. RECURSOS HUMANOS. 2. INSTALACIONES DEPORTIVAS. 3. ACTIVIDADES DEPORTIVAS. 4. ADMINISTRACIÓN CONTABLE. 5. COMERCIALIZACIÓN Y MARKETING. 6. TAREAS DIRECTIVAS PROPIAMENTE. b) La determinación de las funciones que genéricamente lleva a cabo, quedan recogidas cronológicamente en las siguientes tablas:

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 1

c) La perspectiva clásica de los “10 roles”, propuesta por Mintzberg, a la que podríamos complementar con la doble clasificación de Díez de Castro (2001):

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº 1

d) La delimitación de grado, siguiendo a la perspectiva de Acosta (1999), según su: Profesionalidad (responsabilidad): planea, organiza, coordina, controla, evalúa, dirige y comunica. Sensibilidad: liderazgo, motivación, valentía y madurez. Interactividad: tomar decisiones inteligentes, integrar esfuerzos en busca de metas comunes, compartir con la visión de la organización, mantener una imagen confiable y honorable de la organización. Debemos, por otra parte, destacar que paralelamente a estas funciones el desarrollo y dominio de capacidades, habilidades, técnicas y estrategias psicológicas, proporcionarán al directivo mayores probabilidades de éxito en la consecución de sus objetivos, como pueden ser gestión del tiempo, solución de problemas, toma de decisiones, estilo de comunicación, negociación, mediación, supervisión, gestión de equipos, entre otras, que debe adquirir, desarrollar e implementar, proporcionándole mayores probabilidades de éxito en los objetivos marcados optimizando sus recursos y potenciando su rendimiento. Este, junto con el análisis de los estilos de directivos son otros puntos de vista que enriquecen las bases teóricas de esta área de conocimiento.

DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES

En definitiva, tal como se refleja en la introducción, el análisis de la delimitación de la función de un directivo difiere en dependiendo del punto de vista desde el que se aborde: áreas, tareas, roles. El trabajo directivo es una labor compleja, siendo muchas las variables intervinientes en el proceso de dirección. Se caracteriza por ser demasiado, variado, estar sobrecargado de obligaciones que no siempre puede delegar, realizar tareas de forma discontinua y fragmentada a un ritmo incesante, estar orientada su actividad hacia la acción, predomina la comunicación, entre otras. Gómez (2002) los describe como personas resolutivas, licenciados en ciencias de la actividad física y el deporte, con capacidad de liderazgo, capacidad de trabajo en equipo, entrega al trabajo, fluidez en el trato con las personas. Podemos resumir su trabajo, alcanzando la efectividad analizando las relaciones del directivo con (Montañer & Asociados, 1998): uno mismo, con la organización en general, con otras personas o colectivos y con la gestión. Puntualmente destacamos: • Las funciones del directivo se concretan en esencia en: planificar, organizar, dirigir y controlar, existiendo otras clasificaciones con pequeños matices que complementan a esta. • Las áreas de gestión de un directivo de instalaciones deportivas se concretan en: área de recursos humanos, área económica – administrativa, área de instalaciones, área de servicios deportivos, área de comercialización y marketing y tareas directivas propiamente. • Un directivo deportivo es mucho más que su puesto de trabajo, exigiendo un nivel de competencia profesional elevado obligándole a desarrollarse por sí mismo en diferentes facetas personales, adquiriendo, ampliando y optimizando habilidades diversas. • Conocerse personalmente, determinando el estilo particular de dirección, posibilita desarrollar mejor las potencialidades de cada uno, buscando una formación más global, encaminada a adquirir conocimientos, habilidades y actitudes, consiguiendo un trabajo más eficaz y acorde con los valores y la misión de la organización. (Montañer & Asociados, 1998). Finalmente, destacamos que los estudios e investigaciones científicas han profundizado en aspectos relacionados con funciones, capacidades, competencias, habilidades, perfiles directivos, formación, naturaleza del trabajo, retribuciones, incentivos, evaluación del desempeño, entre otros. La tendencia debería ir encaminada a detectar y solventar las carencias, tanto de formación inicial (contenidos curriculares), como las generadas en el propio puesto de trabajo, procurando desarrollar formas de trabajo y estrategias y técnicas de intervención encaminados a la consecución de eficacia y eficiencia en la gestión.

BIBLIOGRAFÍA

  • ACOSTA, R. (1999). Dirección, Gestión y Administración de las organizaciones deportivas. Barcelona: Paidotribo.
  • ARAGÓN, P. (1991). Técnicas de dirección y marketing para entidades deportivas. Cuadernos técnicos nº 18, Junta de Andalucía: UNISPORT.
  • CELMA I JIMÉNEZ, J (2002): “El rol del gestor deportivo y la transformación del deporte” en VV.AA. (2002). 2º Congreso de Gestión Deportiva de Cataluña. Nuevos retos frente a la transformación del deporte. Barcelona: INDE.
  • DE ANDRÉS, F. (1997): La evaluación de la gestión de un centro deportivo. “Manuales de Gestión de Centros Deportivos.” Consejo Superior de Deportes y comisión de Deportes de la Federación Española de Municipio y Provincias.
  • DOSIL, J. (2004). Psicología de la Actividad Física y del Deporte. Madrid: McGrawHill.
  • Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua Española (2005): www.rae.es
  • DÍEZ DE CASTRO, E. P. y otros (2001): Administración y dirección. Ed. McGraw- Hill. Madrid.
  • GARCÍA, D. (2000): “Perspectivas de la gestión deportiva municipal y modelos de gestión”. En VV.AA. (2000). Libro de Ponencias del I Congreso de Gestión Deportiva de Cataluña. Zaragoza: INDE: Pág. 115 – 117.
  • GÓMEZ TAFALLA, A.Mª (2003). El rol del gestor deportivo municipal en la Comunidad Valenciana: pasado, presente y futuro. Tesis doctoral, Universitat de Valencia.
  • GÓMEZ, A. (2002): “El rol del Gestor Deportivo en los Municipios de la Comunidad Valenciana. Pasado, Presente y Futuro” En VV.AA. (2002): Libro de Actas del II Congreso de Ciencias del Deporte. Vol II. Madrid: INEF. Pág. 225 -226
  • KOONTZ, H. Y WEIHRICH, H. (2004). Administración. Una Perspectiva Global. México: Mc Graw Hill.
  • MARTÍNEZ DEL CASTILLO, J. (1995): “Estructura ocupacional del deporte en España. Encuesta en los sectores de entrenamiento, docencia, animación y dirección”. Revista Investigación en Ciencias del Deporte. Nº 4. CSD. 77 – 128.
  • MONTAÑER & ASOCIADOS (1998): Manual del directivo eficaz. Ed. Gestión 2000. Barcelona.
  • PIERÓ, J.M., RAMOS, J. y GONZÁLEZ, P. (1993). Análisis funcional del puesto de gerente de instalaciones deportivas. Revista de Psicología del Deporte. Nº 4, pp (5- 31)
  • QUESADA, S. y DÍEZ, M. (2002). Dirección de centros deportivos. Principales funciones y habilidades del director deportivo. Barcelona: Paidotribo.
  • SOUCIE, D. (2002). Administración, Organización y Gestión deportiva. Barcelona: INDE.
  • TAGLIANI, L. Y GARCÍA, R. (1998). El hombre político de Maquiavelo. Resumen de máximas políticas. Argentina: Ediciones Cambio.

Responder

Otras colaboraciones