800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

31 may 2011

¿Cómo van tus propósitos deportivos del año nuevo?

/
Enviado por
/
Comentarios0
/

Deportistas, entrenadores y usuarios nos planteamos nuevos propósitos con la entrada de cada nuevo año. En este artículo indagamos en los secretos para hacer de nuestros propósitos una realidad. Bien sea para la mejora del entrenamiento, conseguir nuestra linea

Autor: Ricardo Segura Falcó Director de Alto Rendimiento / ISSA-EUROPA

Un nuevo principio

Enero del 2007… Un comienzo fresco. El nuevo año dispara el deseo de muchos amantes del deporte y la salud a establecer nuevos propósitos para los siguientes 12 meses, con el intento de cambiar, mejorar un comportamiento, ser mejor persona, trabajar en los hábitos “no tan buenos” y porqué no, añadir pimienta positiva en nuestras vidas. Aunque no existe nada hereditariamente especial sobre el 1 de enero, esta fecha ha sido un buen momento para reflexionar en el pasado año y mirar hacia adelante con ilusión.

Como podemos asumir, los propósitos del nuevo año no son una tradición reciente. Hay escritos que remontan los propósitos del nuevo año 40 siglos atrás con los babilonios. Este pueblo mantenía la creencia de que lo que una persona hace el primer día del año tiene una influencia a lo largo de todo el año. Dada esta creencia, el comienzo del nuevo año llegó a ser un momento especialmente importante para “hacer el bien” o “hacer lo correcto” con la intención de que esto se mantuviese durante todo el año. Al igual que los babilonios en su tiempo ¿has formulado tus propuestas para el nuevo ciclo?, ¿hay a algo que has empezado a “hacer correctamente”? Si todavía no lo has hecho, no es tarde para escoger uno y unirte al tren de los nuevos propósitos.
Ahora, dejamos los días correr y nos trasladamos a febrero de 2007 – transcurrido el primer mes del nuevo año. ¿Cómo llevas los nuevos propósitos si eres un nuevo miembro del gimnasio o has empezado a ejercitarte? Probablemente te habrás dado cuenta que los propósitos del nuevo año arrastran consigo una tendencia común. De hecho, puede que esto sea parte de lo que ya conocemos por “moda-gym”. Durante las primeras semanas de enero, el lugar estaba abarrotado y nos encontramos con numerosísimos individuos han que re- direccionado su vida para mejorar la salud y el nivel de fitness. Al final de enero, el hormiguero humano y su ímpetu empiezan a envejecer, y solo han transcurrido unas poquitas semanas. Comienza a ser cada vez más fácil utilizar nuestra máquina preferida del gimnasio o encontrar un carril vacío en la piscina. Lo que empezó con buenas intenciones de alguna forma se diluye.
Si eres uno/a de aquellos que no ha logrado continuar con los propósitos, todavía no los has definido para este 2007 o continuas alegremente cosido a ellos, posiblemente te podrás beneficiar con algunos consejos que te echen un capote para conseguir tus proyectos de cabo a rabo.

Estrategias para mantener los nuevos propósitos del año

Preparar un propósito es en esencia plantear un objetivo. Los propósitos del nuevo año están de alguna forma relacionados con algo que quieres conseguir, alcanzar, lograr o mejorar, cómo puedan ser: realizar ejercicio a diario, perder algo de peso, correr un maratón o dejar de fumar. Por lo tanto, para identificar estrategias que te ayuden en el esfuerzo necesario y continuar hacia ese nuevo objetivo es importante indagar en algunas estrategias efectivas dedicadas a “como preparar los objetivos”. Además, numerosos estudios sobre la continuidad del ejercicio han sido dedicados especialmente a factores que predicen el éxito. Un sumario de éstos puede proveer información provechosa para alcanzar los propósitos del nuevo año.

Preparar el propósito

Ante todo, para realizar un cambio se requiere un compromiso. Pregúntate si tienes la voluntad para hacer lo requerido y poder así proteger el propósito planteado. Parte de tu compromiso es el reconocer que esto no será fácil. Si es necesario ir al gimnasio ¿tendrás la voluntad de levantarte una hora más temprano?, ¿dedicarás el tiempo necesario después del trabajo o los estudios para salir a caminar, realizar tus ejercicios o sentarte sobre la bicicleta estática? ¿Serás capaz de salir a caminar el día que llueva? como Vince Lombardi dijo, “cuando persona valedora ha hecho un compromiso, nada le detendrá para alcanzar el éxito”.
Tu propósito u objetivo predicen hasta dónde quieres llegar; también tienes que dilucidar que camino tomar para llegar a la meta. ¿Qué necesitas para conseguir el éxito? ¿Cómo específicamente vas a perder peso, abordarás el esfuerzo, o te prepararás para el maratón?
Preparado para las recaídas
Nadie es perfecto. En tu camino hacia el éxito puedes tener un lapsus donde se te pasé por alto alguna sesión de entrenamiento, te comas un postre de más u optes por dormir la siesta en lugar de ir al gimnasio. Evita relacionar estos pequeños deslices con el fracaso. En su lugar, levantarte de nuevo y vuelve al ataque en lugar de tirar la toalla (que es lo que muchas veces hacemos). Saber que podemos encontrarnos con pequeñas marchas atrás harán que podamos sobreponernos con mayor facilidad.

Acumula apoyo

Rodeate de gente que apoye tus esfuerzos hacia el cambio. Comunica a tu pareja, hijos, amigos, entrenador, nutricionista, u otras que sean importantes en tu vida o impliquen un significado para tu éxito, lo que vas a intentar hacer y qué necesitas que ellos hagan por ti. Después de todo y como ejemplo, ¿no será más probable que te vayas a las 6:30 de la mañana a caminar si tu pareja te motiva y animar a hacerlo en lugar de que se queje porque el despertador suena tan temprano?

Mantén un registro de tu progreso

Como cualquier negocio, mantén la adecuada cuenta para poder alcanzar tu compromiso: esto lo puedes hacer controlando y evaluando lo que estás haciendo. Por anotaciones en tu diario, pegatinas en el frigorífico o en tu bloc de notas, en las puertas de casa, en la bandera del coche, en la pantalla del ordenador si es necesario. Si puedes ver por escrito que estás progresando, te auto-motivaras y al mismo tiempo construirás una red que garantice mayor seguridad; ¡creerás en ti!

consejo profesional

Decide cuáles son dos prioridades para el año

¿Qué es lo más importante para ti en el 2007? Prepara la lista: familia, salud, pareja, trabajo, aficiones, ver tu programa de televisión favorito. Todos estos aspectos y muchos más, requieren tiempo y dedicación para encontrar armonía en tu vida. Registra en orden de importancia los 20 ó 30 aspectos más importantes de tu vida presente y luego hazte la pregunta: ¿en qué apartado de la lista entra mi propósito(s) 2007? Cuidado, si el propósito está en el número 7 u 8 de la lista, las posibilidades de éxito se reducirán considerablemente. Conseguir un propósito requiere prioridad, seriedad y continuidad, y durante algún período inicial del año tendrá que encabezar alguno de los tres primeros lugares de la lista de prioridades.

Los secretos paso a paso para encontrar el éxito en tus propósitos

  • Escoge uno objetivo que se pueda conseguir. Tomar como objetivo el querer parecerse a una Top-model no es realista para la mayoría de nosotros, pero la promesa de incluir actividad física diariamente es muy viable.
  • Cuidado al escoger un propósito que has fallado anteriormente o no has podido conseguir en varias ocasiones. Esto sólo emanará derrota, frustración y disgusto. Aun así, si resuelves en intentarlo otra vez, cambia de estrategia: otros años no ha funcionado. Por ejemplo, en lugar de anunciar que vas a perder 15 Kg. intenta prometerte una alimentación más saludable y aumentar la actividad física semanal.
  • Crea una estrategia de juego. A principios de enero, habrás elaborado un plan estratégico (eso espero). Todos los negocios exitosos comienzan con un plan de negocio el cual describe su misión y especifica como conseguirla. Si no lo has hecho aún, todavía estás a tiempo, escribe en un papel tu hoja de ruta personal paso a paso y aumentarás las posibilidades de conseguir tu propósito.
  • Secciona en partes tu objetivo y hazlo menos intimidatorio. Diseccionar el propósito en sectores más pequeños es mejor que plantearse un único y enorme objetivo (correr un maratón cuando has corrido poco antes). Para seguir el mismo ejemplo, intenta participar en alguna carrera local o popular. Es decir, varios y pequeños objetivos que paso a paso te lleven a tu gran objetivo final. Entonces, incluso si no has conseguido tu gran meta habrá habido otras cosas significantes en tu intento hacia tu conquista, como correr media maratón, completar 5 Km. en media hora o menos, añadir entrenamiento de la fuerza y residencia física, haber mejorado considerablemente tu nivel de salud y energético o haber corrido un kilómetro en un tiempo más rápido que hace unos meses.
  • Prémiate cuando hayas conseguido cada sub-objetivo. Si te encuentras estancado durante un par de meses en tu propósito, date un trato especial al conseguir tus sub-objetivos: algo que te haga sentir mejor. Pero ten cuidado con el tipo de antojo a escoger. Si has perdido 4 Kg. no te regales un pastel. En cambio, prémiate con algo no relacionado con la alimentación ¿Qué tal un buen masaje?
  • No vayas sólo/a. Consigue asistencia profesional. Todos necesitamos ayuda y en ocasiones un amigo no es suficiente. Necesitamos el refuerzo de especialistas preparados. Evita tener la sensación de que buscar ayuda dará menos satisfacción a tu logro. Todo lo contrario; especialmente en el mundo del fitness y el ejercicio. Numerosas investigaciones muestran con claridad que la asistencia de un experto en el tema aumenta considerablemente las posibilidades de éxito.
  • Limita el número de propósitos. Incorporar demasiados propósitos nuevos con la entrada del año es someterse a un elevado nivel de presión. Esquiva realizar múltiples cambios en tu vida de un solo golpe. Esto simplemente llevará a errar en todos los propósitos.

Como medía, sólo el 20% cumplimos con los propósitos del nuevo año. Desafortunadamente, el sector con mayor número de decepciones es el del área de la salud y el ejercicio. Aun así, no permitas que las estadísticas te desmoralicen. Si sigues las pautas que has leído estarás mejor equipado para caer en la categoría de ese 20% con éxito. Ánimo y buena suerte.

Responder

Otras colaboraciones