800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

16 feb 2012

Cuna del motor

/
Enviado por
/
Comentarios0
/

Completa la información

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº19.

¡Consíguelo aquí!

En primer lugar, me gustaría agradecer a la organización del II Congreso de Deporte en Edad Escolar, de la Fundació Universitat Empresa, por haber pensado en mí para la realización de esta ponencia.
Autor(es): Miralles Rodríguez, J.
Entidades(es):22 años, piloto de Motociclismoa
Congreso: II Congreso del Deporte en Edad Escolar
Valencia 26 - 28 de Octubre de 2011
ISBN: 978-84-939424-0-3

Cuna del motor

En primer lugar, me gustaría agradecer a la organización del II Congreso de Deporte en Edad Escolar, de la Fundació Universitat Empresa, por haber pensado en mí para la realización de esta ponencia.

En segundo lugar, agradecer la presencia de todos ustedes a este gran evento. Y digo gran evento porque el hecho de que se haya llegado a crear un Congreso como este es una grandísima señal. Significa que hay una cierta preocupación por la salud en general de los más pequeños de cada hogar, pero que más que preocupación, es una interesante observación sobre las actividades que realizan, o no, los niños en edad escolar.

Importancia es la palabra con la que hay que tomarse el ejercicio que se realiza en las edades más primerizas. Y es importante puesto que tan mala es la falta como el exceso. No podemos exigir a los niños y niñas de todos los colegios que se tomen el deporte como algo con lo que en cierta etapa de su vida se puedan ganar el pan de cada día, ni como algo innecesario de lo que pueden prescindir.
Pienso sinceramente, que esto se debe plantear como un juego hasta que llegue el momento oportuno y adecuado de hacer un planteamiento un poco más serio al respecto.

Seguramente, todos los que aquí sois padres y madres, habéis pensado alguna vez que vuestro hijo o hija tiene una enorme habilidad para realizar cierta actividad. Pues bien, no permitan que el hecho de pensar que todo el mundo siente algo así por su pequeño, sea el que le haga tomar la decisión de dejar pasar la oportunidad. En su día, mi padre, Julián Miralles, pensó algo muy similar con respecto a mí. Un buen día, decidió darme una oportunidad y me subió en la moto con 10 años… todavía no me he bajado.
Tras un par de oportunidades observó que mis posibilidades eran realmente buenas, y así fue como decidimos, que el motociclismo iba a ser desde entonces, el deporte al que me dedicaría. Tan solo 5 años después, fui Subcampeón de España y de Europa de forma simultánea en el mismo año. Al año siguiente fui fichado por el equipo de Jorge Martínez Aspar para realizar la temporada completa en el Mundial de Motociclismo.

Por que les cuento esto? Porque si no fuese por mi padre, y porque decidió soñar con mis posibilidades, yo nunca habría logrado ser lo que me enorgullezco de ser.

Quienes de ustedes se sienten como él con respecto a sus hijos? Pues bien, les aseguro que el profesor de gimnasia del colegio nunca sentirá por ellos lo que vosotros sentís. Quiero decir con esto que, si no sois vosotros los que incentiváis a vuestros pequeños, no lo harán los demás, y que si no los incentiváis, difícilmente podremos lograr una buena cantera de deportistas.

Por todo el mundo es conocido que el ejercicio es necesario e imprescindible para el correcto funcionamiento de nuestro organismo y para el bienestar del mismo, y también por todo el mundo es conocido, que las figuras materna y paterna son un claro referente durante la edad infantil, por ello les motivo a que compartan sus aficiones deportivas con sus hijos por diferentes motivos: uno, porque les enseñarán con su ejemplo la relevancia de dichas actividades en el día a día, y dos, porque ustedes van a ver en ellos lo que a los demás les será mas difícil ver.

En la actualidad no me dedico al motociclismo como piloto exclusivamente, también estoy en el proyecto de desarrollo de nuevos talentos sobre la moto en la Comunidad Valenciana, a manos de la Escuela de Pilotos del Circuit de la Comunitat Valenciana, más conocida como la Cuna de Campeones Bankia. En ella trabajamos diariamente para lograr que todos esos niños y niñas que sueñan con llegar a lo más alto, lo logren con la mejor formación posible.
Al igual que un día, observaron en mí esa perseverancia y esa tozudez a la hora de perseguir mi sueño, la observamos nosotros ahora en todos esos niños que forman la Cuna de Campeones.

En nuestra escuela, además de enseñar a nuestros niños y niñas a ser lo más rápidos posible sobre una moto, intentamos inculcarles muchos valores mas, como el esfuerzo, la perseverancia, la competitividad… que no solo les servirán para el deporte en si, si no que les servirán para los estudios, el trabajo y para el día a día durante sus vidas.

Todos estamos de acuerdo en que es necesario tener talento para llegar a ser alguien en un deporte, pero no todos nacemos con ese talento. Hay muchos deportistas que han conseguido grandes cosas sin ser los más talentosos, a base de esfuerzo y perseverancia, de no rendirse y de seguir luchando e intentándolo hasta conseguir su objetivo.

Esto mismo podemos trasladarlo a la vida normal, a esas personas que se levantan para ir a buscar trabajo, empresa tras empresa hasta conseguirlo, a las personas que se levantan para trabajar y ser lo mas competitivas posible para lograr ese preciado ascenso, o simplemente para ser valoradas y a muchas otras personas con muchos otros objetivos diferentes.

Ya centrados en la formación deportiva:
En la Cuna de Campeones Bankia no solo tienen reconocimiento los tres primeros de cada carrera y de cada categoría, sino que  también tienen reconocimiento los cinco niños con mejores notas escolares al final del trimestre de cada categoría. Esto crea que el resto de niños también quieran obtener ese reconocimiento y se esfuercen en el colegio por conseguirlo.

Todos los años, entre febrero y marzo, se hacen unas pruebas de selección, de las cuales sale un piloto becado más tres semibecados para cada categoría.

En nuestra escuela los niños empiezan en las minimotos con una edad de entre seis y diez años, de aquí el mejor pasa con todos los gastos pagados a la categoría de Minigp 90cc, en la que compiten niños de entre ocho y once años, de nuevo se repite la misma operación y el Campeón pasa becado a la categoría de Minigp 140cc, donde compiten niños de entre diez y doce años, y el Campeón pasa becado a la siguiente categoría, la XL 160cc donde compiten niños de entre once y catorce años.

Todas estas categorías se llevan a cabo en circuitos de Karting, donde no se alcanzan velocidades muy altas, ya que en pocos circuitos se superan los 100 Km/h.

A partir de aquí se abre paso la ultima categoría de la escuela, la Pregp 125cc, que ya compite en circuitos de nivel nacional e internacional como el Circuit de la Comunitat Valenciana Ricardo Tormo, o Jerez de la Frontera. En esta categoría compiten el piloto Campeón de la anterior categoría con otros niños de entre doce y dieciséis años. Estas motos ya son capaces de alcanzar los 180 km/h y son la antesala de las motos de 125 GP.

Al final de la temporada se llevan a cabo otras pruebas de selección con los tres mejores pilotos de la categoría Pregp 125cc y se selecciona a uno, que obtendrá una beca para participar en el Campeonato de España de Velocidad.

Como supongo que habéis deducido, desde que uno de nuestros niños empieza la escuela hasta que completa su formación pueden pasar entre 8 y 10 años.
Pese a que todavía tienen entre catorce y dieciséis años ya cuentan con mucha experiencia para competir tanto a nivel nacional como internacional y con unas expectativas muy altas.
Desde el año 1999 en el que se inicio la Cuna de Campeones hasta día de hoy ya hay más de 20 pilotos surgidos de aquí que han llegado a competir en el Campeonato del Mundo, de entre ellos están Nico Terol, Héctor Barbera o Héctor Faubel.

A partir de este ultimo paso, el piloto que consigue la beca para el Campeonato de España ya depende de el mismo, y de todo lo que ha aprendido con nosotros hasta el momento para seguir su carrera asta el nivel mas alto posible.
Lógicamente no todo depende únicamente de él, además hay que estar bien asesorado para encontrar los patrocinadores que ayudarán a abordar las temporadas con el presupuesto necesario para hacerlo bien.

Como veis para llegar a ser deportista de elite no solo hay que ser un crack en lo deportivo, si no que se tiene que rodear de la gente oportuna que le ayudara a llegar a lo más alto.

Para finalizar, quiero lanzar un grito a favor de todas aquellas escuelas de las diferentes disciplinas deportivas, que promueven, pero sobretodo, ayudan a quienes están dispuestos a tomarse muy en serio su dedicación profesional en dicho campo, y que gracias a ellas, tenemos el esplendido nivel deportivo que esta demostrando España desde hace unos pocos años atrás.

Responder

Otras colaboraciones