800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

23 jun 2010

Emociones y posibiidades

/
Enviado por
/
Comentarios0
/

Completa la información

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº14.

¡Consíguelo aquí!

Las emociones definen los límites de nuestras posibilidades, llegamos hasta donde ellas nos permiten. Condicionan nuestra percepción, nuestra forma de ver las cosas, de interpretarlas y de conocerlas.
 
Autor(es):   Velázquez, Miguel Ángel
Entidades(es): CIVSEM (Centro de Investigación en Valores)
Congreso: XII Congreso Nacional de Psicología de la Actividad Física y el Deporte
Madrid- 23-26 de Junio de 2010
ISBN: 978-84-614-1163-4
Palabras claves: Educacion fisica, Salud, Coaching

Resumen

Las emociones definen los límites de nuestras posibilidades, llegamos hasta donde ellas nos permiten. Condicionan nuestra percepción, nuestra forma de ver las cosas, de interpretarlas y de conocerlas. Esto hace que alguien interprete cognitivamente que algo es posible o no lo es, que se dé explicaciones y razone de una determinada manera que, posteriormente, se convertirá en comportamiento.

Asimismo, modelan nuestro cuerpo y lo utilizan como contenedor que toma la forma de los estados emocionales que caracterizan a la persona. De la misma manera que adquieren forma en nuestra fisiología, ésta condiciona las posibilidades de lo que nuestro cuerpo será capaz o no de lograr.

Determinados estados de ánimo permiten a la persona expandir sus posibilidades, mientras que otros afectan de la forma contraria. Impregnan toda nuestra vida, es más, en muchos casos nos caracterizan y podríamos decir que forman parte de nuestra personalidad. El miedo, la preocupación, el exceso de expectativa, el temor al fracaso, etc. contraen tanto nuestra percepción como nuestro organismo, son estados caracterizados por la rigidez, tanto muscular como cognitiva y sus consecuencias son restrictivas, no permiten la máxima plenitud de nuestra percepción ni de nuestros movimientos.

Si no somos conscientes de que esto está ocurriendo, quizá sólo podamos entender nuestro fracaso desde la mala suerte o desde la incapacidad para conseguir lo que deseo basada en falta de aptitudes. El cambio emocional es posible, si bien exige un trabajo personal profundo que se irá consolidando con una nueva interpretación, experimentación y acción.
 
 

Responder

Otras colaboraciones