800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

31 may 2011

¿En busca de una nueva carrera? Comprueba si tienes lo que necesitas

/
Enviado por
/
Comentarios0
/

Los entrenadores personales y deportivos necesitan tener una multitud de habilidades y capacidades (ver ejemplar Alto Rendimiento No. 8). El buen entrenador personal se caracteriza por su capacidad de análisis, paciencia, persistencia, organización, comunicación, ser un motivador efectivo y sobre todo por saber escuchar. ..


Autor: Ricardo Segura Falcó (Director General de Alto Rendimiento)

(Continúa del Ejemplar 30)
Si estás inmerso en la práctica deportiva o el mundo del fitness y quieres contagiar a otros ser un entrenador personal certificado. Aquí introducimos algunas pautas:

    1. Averiguar si tienes la materia prima:

Los entrenadores personales y deportivos necesitan tener una multitud de habilidades y capacidades (ver ejemplar Alto Rendimiento No. 8). El buen entrenador personal se caracteriza por su capacidad de análisis, paciencia, persistencia, organización, comunicación, ser un motivador efectivo y sobre todo por saber escuchar. Le encanta trabajar con diferentes tipos de gente y personas, y ser un auto-motivador. No tienes que parecerte como un culturista para ser un entrenador, pero definitivamente debés capitanear un estilo de vida saludable que sirva de buen ejemplo para tus clientes.

    1. Escoger una certificación.

Existen numerosas elecciones para que obtengas tu certificación de entrenador personal. Si ya tienes un club o gimnasio en mente, pregunta que certificación te requieren para poder trabajar con ellos. En Alto Rendimiento decidimos ofrecer la Certificación Internacional de Entrenador Personal que otorga la Internacional Sports Sciences Association (ISSA), algo que no fue nada fácil conseguir, debido a su riguroso estándar de profesionalidad, experiencia, exigencia, seriedad y puesta al día. Gran cantidad de la información a la cual vamos accediendo en el mundo del fitness y el entrenamiento, proviene de Estados Unidos. En ocasiones pasan meses o años para que esa información llegue a nuestras manos. Qué mejor que estar asociados con una institución estadounidense para poder ofrecer a nuestros alumnos la oportunidad de poder estar al día de las últimas tendencias y al instante. En cualquier caso existen otras certificaciones internacionales, las cuales podemos proponer, aún así, todas ellas estadounidenses e internacionales. Por ejemplo: ACE, ACSM, NFPT, NCFS.

    1. Escoger una especialidad

       

entrenamiento con personal trainer

Esto no es un requerimiento obligatorio pero en este mercado competitivo, muchos entrenadores pueden aumentar su currículum obteniendo certificaciones y/o ateniendo a clinics específicos. Obtener un certificado especial significa que tienes más cosas que ofrecer o incluso mejor, podrás cobrar algo más por los servicios prestados. Ejemplos de estas certificaciones son los cursos de Entrenamiento con el Balón Medicinal, Entrenamiento de la Estabilidad con el Fitbol, Entrenamiento de la Velocidad para Jóvenes Deportistas, o el Entrenamiento de la Potencia y la Agilidad, ofrecidos por Alto Rendimiento. Estas certificaciones especiales te llevan más allá de los conceptos esenciales del entrenamiento personal y permiten trabajar con poblaciones especiales o hacía unos objetivos específicos, en este caso con deportistas.

 

    1. Conseguir trabajo en un gimnasio o en un club.

Utiliza la guía telefónica o la guía deportiva de tu localidad o provincia, contacta los clubes y los gimnasios y pregúntales si emplean entrenadores personales. Si la respuesta es que si, pregúntales sobre la viabilidad laboral y el procedimiento para completar una impreso de empleo. Alternativamente, Alto Rendimiento puede proveer direcciones en todas las localidades de España donde encontrarás gimnasios, clubes deportivos y federados. En aquellos gimnasios que solo dispongan de monitores, puedes ofrecer tus servicios como entrenador personal. Este apartado viene completamente desarrollado en el libro “Guía de negocios para el fitness” que se presenta con el material del curso ISSA.

    1. El autónomo otra posibilidad.

En breve, aquellos que soy más emprendedores podréis decidir sobre la opción de tener vuestro propio negocio: escoger una entidad negociadora (por ejemplo autoría propia, sociedad, etcétera.), escoger el nombre del negocio, registrar la empresa, conseguir el seguro necesario, abrir tu propio gimnasio/facilidades (ofrecer entrenamiento desde tu casa), encontrar clientes potenciales y realizar tu mismo el marketing. Para más información dar un vistazo a la guía del entrenador personal que encontrarás más abajo. Adicionalmente, Alto Rendimiento
hemos ofrecido nuestro apoyo y Con una inversión NO excesiva y con la necesidad de poco consejo a numerosos suscriptores espacio, puedes disponer de tu propio gimnasio en casa
que ya trabajan por sí solos
(recordamos a los inscritos a la revista Alto Rendimiento disponéis de un servicio de consultoría gratuito).

    1. Publicitarte.

Una vez que tienes las cosas en marcha, es hora de resaltar tu nombre sobre las masas. Esto significa preparar folletos, trípticos, boletines, tarjetas de visita, una página web o incluso seminarios en la vecindad para atraer nuevos clientes potenciales a tu negocio. En este aspecto ayuda tener algún equipamiento a tu disposición para hacer más fácil esta tarea; tener un ordenador, una impresora a color, material de edición y diseño básico y algo de papel de calidad será una ventaja. Estate preparado para darte a conocer en cualquier ocasión o situación: colocando pósteres en tiendas deportivas, hacer que tus amigos y miembros de la familia corran la voz y que ayuden a repartir los folletos y los boletines a gente que conozcan. Ofrecer consultoría gratuita y seminarios es una buena forma para que la gente llegue a las puertas de tu casa.

    1. Mejora tus habilidades y educación

La educación continua es algo imprescindible. En ocasiones puede resultar un trabajo incómodo pero si quieres mantener tu certificación y ser un verdadero entrenador personal, tendrás que
hacerlo. Es imprescindible que apuntes hacia metas más altas que supongan nuevos retos. En este caso, la certificación internacional ofrecida por Alto Rendimiento te mantendrá al día con artículos de actualidad redactados todos ellos por expertos en el mundo del fitness. En este caso no hablamos exclusivamente de la publicación Alto Rendimiento si no de artículos que envía la Asociación Internacional de las Ciencias Deportivas ISSA, destinados exclusivamente a los alumnos de estos cursos.

material de entrenamiento

    1. Sé indispensable para tus clientes

Tener éxito en este trabajo conlleva esfuerzo, talento, conocimientos y experiencia. El obtener una certificación no te garantiza obtener más clientes o más importantemente, que seas capaz de mantener estos clientes durante un largo periodo de tiempo. Para mejorar tus conocimientos y habilidades, considera unirte a una organización nacional o internacional, atiende los seminarios organizados por Alto Rendimiento, clinics y otros congresos similares. No desestimes estudios universitarios o de post­grado.

    1. Otras opciones

No tienes que trabajar necesariamente en un gimnasio o como autónomo. Los entrenadores personales trabajan en todos tipos de áreas diferentes: fitness corporativos (servicios para empresas), cruceros, Spas, centros de salud, centros de veraneo, balnearios, ayuntamientos, etcétera.

    1. Más allá del entrenador personal

Una vez seas un entrenador personal establecido, existen incluso muchas más oportunidades disponibles para ti. Puedes considerar la consultoría para ayuntamientos, asociaciones, entidades relacionadas con el mundo de la salud (por ejemplo asociaciones de la tercera edad, Parkinson, asma, diabetes, epilepsia, etcétera) escribir artículos sobre el ejercicio y la salud, entrenamiento deportivo (con una formación adecuada). También puedes asistir a otros entrenadores personales o entrenadores deportivos para disminuir su carga laboral con grupos numerosos. A todo esto no hemos incluido la posibilidad de llevar a cabo clases en grupo aunque no sea necesariamente de aerobics, como puede ser el caso de Pilates, yoga, spinning, indoor Cycling u otras similares. En muchos gimnasios y centros deportivos no tienen personal especializado para cubrir todo este tipo de demandas. Por último no serías el primer entrenador personal que decide abrir su propio gimnasio o centro deportivo.

Los clientes: ¿Cómo escoger un entrenador personal?

Estos son un extracto de los consejos que Alto Rendimiento ofrece a aquellos interesados que nos contactan buscando un entrenador personal.
Resumiendo el principio expuesto en el ejemplar n°30 de Alto Rendimiento, que un cliente disponga de su propio entrenador personal conlleva a un sin fin de ventajas: los entrenadores podéis proveer motivación, experiencia profesional, y atención personalizada. Todas estas y otras componentes, ayudan a alcanzar los objetivos que reclaman salud y la forma física en un cliente.
Aún así, los entrenadores personales varían enormemente, no sólo por su historial educacional y coste, sino también en su filosofía personal, modo de entrenamiento y asistencia.
Antes de simplemente alquilar los servicios del primer entrenador personal que encontremos en un directorio, aconsejamos a los interesados que nos contactan, que comprueben y contrasten el perfil de cada uno de los entrenadores personales disponibles en su área geográfica. Esto llevará al cliente a tu página personal donde podrán aprender más sobre tu filosofía, educación, servicios, credenciales, experiencia y tarifas.
De esta forma, el cliente sabrá si un entrenador personal esta cualificado y si existe la probabilidad de que sus objetivos sean cumplidos antes de haberse gastado el dinero. Una vez el cliente ha eliminado nombres de la lista, les invitamos a que contacte con el entrenador, y que compruebe que sus objetivos y metas están claras y si el entrenador seleccionado cumple con lo que ellos realmente necesitan. Invitamos a los clientes que nos contactan pidiendo información, a que realicen estas preguntas:

    1. ¿Por qué te hiciste entrenador personal?

El entrenador personal no debería tener sólo vocación por la buena salud y el fitness, deberían también disfrutar compartiendo sus experiencias con otros y viendo que alcanzan sus objetivos.

    1. Te mantienes al día con la investigación y los avances del entrenamiento.

La respuesta debe ser sí. Los entrenadores personales deben ponerse al día continuamente por mediación de alguna suscripción, seminarios, clinics, libros, etcétera, para que puedan proveer la información y el servicio seguro y efectivo que necesitas.

    1. ¿Puedes ofrecer referencias?

Los buenos entrenadores tienen clientes satisfechos y no dudarán en ponerte en contacto con ellos. Ofrece 2 ó 3 de tus contactos para que puedan verificar la información. Por lo general animamos al cliente a que pregunte sobre las fortalezas y las debilidades del entrenador personal, si éstos fueron profesionales, informativos e independientes. Otras preguntas que pueden aparecer guardan relación sobre si el entrenador explica y razona sus recomendaciones y decisiones en el programa de entrenamiento.

    1. ¿Estás asegurado?

Los entrenadores personales deberían proteger a sus clientes obteniendo un seguro ellos mismos y sus servicios contra lesiones personales y/o pérdida de propiedad.

    1. ¿Estás certificado en reanimación cardiopulmonar y primeros auxilios?

En otros países, todo aquel que ejerce como preparador, monitor, entrenador personal esta obligado a poseer estas dos certificaciones. Este apartado, lo pasan por alto muchas asociaciones, sistemas educativos y otros que imparten cursos para entrenadores deportivos o profesionales del el mundo del fitness. Los entrenadores personales deben conocer los procedimientos adecuados a seguir en caso de situaciones de emergencia.

    1. ¿Estas disponible los días y a las horas que necesito?

Alquilar los servicios de un entrenador personal es poder obtener la instrucción personal y la motivación necesaria a las horas que sean convenientes para el cliente.

    1. ¿Cuáles son tus tarifas?

Las respuestas a esta pregunta varían enormemente. El entrenamiento personal puede costar tan poco como 20 €, o tanto como 200 € / hora. El entrenador personal no debe ser sólo cualificado, él o ella deben también ajustarse confortablemente al presupuesto del cliente. Les recomendamos a los clientes que pregunten a su entrenador personal si tiene algunos gastos adicionales y si la tarifa incluye el uso de algún gimnasio local, lo cual puede ser un “extra” ofrecido por el entrenador personal una vez lo haya acordado con el gimnasio.

    1. ¿Cuál es tu política de negoció/ entrenamiento?

Es importante que el cliente averigüe cuanto antes cual es la política que ofrece el entrenador personal con relación a cualquier gasto adicional, equipamiento ofrecido, contrato, cancelación de las sesiones de entrenamiento y los procedimientos de facturación. En algunos casos, el aspecto de privacidad y discreción son muy importantes para el cliente. Todos estos y otros aspectos tratados en el temario del curso ISSA deben ser aclarados en el primer encuentro entre el entrenador personal y el/ los clientes.
Una vez el cliente ha establecido contacto con el entrenador personal (o viceversa), le invitamos a que se pregunte asimismo las siguientes cuestiones:

  1. ¿Me ha preguntado el entrenador personal sobre mí mismo o mi estilo de vida?
  2. ¿Promueve el entrenador personal un programa integrado que incluye las 6 componentes principales de la salud óptima? (entrenamiento de la fuerza, gestión del peso corporal, ejercicio cardiovascular, nutrición y entrenamiento de la flexibilidad, evaluación física).
  3. ¿Tiene el entrenador personal buenas habilidades para escuchar y comunicarse bien?
  4. ¿Me siento a gusto con el entrenador/ entrenadora?
  5. ¿Cuáles son las primeras impresiones que he recibido?
  6. ¿Me encontraré bien trabajando con este entrenador o sigo buscando?

Responder

Otras colaboraciones