800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

31 may 2011

Percepción física en jóvenes canoistas – los chicos se preocupan más de su imagen que las chicas.

/
Enviado por
/
Comentarios0
/

Sentirse seguro de uno mismo es una faceta fundamental para el éxito deportivo y para la identificación de jóvenes talentos. El concepto de “Cómo me veo a mi mismo” ha destacado en estudios anteriores en jóvenes mujeres deportistas.

Autor: Isabel Walker (Coeditora de Peak Performance) 

No nos cabe duda y muchos estudios lo demuestran, que la “seguridad en uno mismo” es una faceta por la que sobresalen gran parte de los deportistas destacados. Según estudios recientes, en algunos ámbitos deportivos, esta característica psico-sociológica está empezando a cambiar.
Uno de los fenómenos sociológicos más notables de la última década ha sido la aparición del síndrome conocido por “peackock” (edad del pavo) en jóvenes adolescentes. Durante muchos años la preocupación por la apariencia física ha sido tratada como un tema de mujeres, pero estos días los jóvenes se están mostrando tan vanidosos, y por lo tanto inseguros, acerca de su indumentaria, calzado, peinado y cuerpo como las chicas jóvenes y en algunos casos incluso más.

En este contexto, las científicas deportivas Amanda Daley y Beverley Hunter no se deberían haber sorprendido tanto, cuando descubrieron en un estudio realizado con jóvenes canoistas de ambos sexos que los chicos se mostraron más preocupados por su apariencia y baja auto- percepción física que las chicas.
El estudio investigó a 12 chicos y a 13 chicas, de edades comprendidas entre 13 y 17 años, participantes todos en competiciones de Canoa en la modalidad de velocidad. Los sujetos estudiados eran todos competidores a nivel nacional y
seleccionados por la “British Canoeing Union” por su potencial a corto plazo para destacar en categoría Júnior Internacional, completaron un cuestionario diseñado para evaluar sus ideas y sensaciones sobre su potencial deportivo, su atractivo físico y su peso, entre otras variables.

Curiosamente, cuando se llegó al apartado de competencia deportiva, los chicos registraron una media más baja que las chicas. De acuerdo con las investigadoras, una de las explicaciones, fue que la modalidad de sprint es un deporte minoritario, y puede que atraiga a individuos (particularmente chicos) que no han mostrado competencia en otros deportes más tradicionales y difundidos por los medios de comunicación como el fútbol, el baloncesto o el balonmano.
Las investigadoras añaden que los chicos deportistas puede que subestimen su habilidad general deportiva. Aún así, lo más interesante del estudio, fue que en contradicción con otros tratados, las chicas no registraron gran preocupación con su imagen corporal o auto-percepción física.

Las investigadoras comentan que la puntuación obtenida en el apartado de “Orientación de la Apariencia”, puede estar relacionada a las demandas fisiológicas y culturales basadas en la fuerza y la potencia, las cuales tienden a restar importancia al aspecto de un cuerpo bonito en las chicas, pero que puede crear presión en los chicos si desean ajustarse a los ideales de masculinidad corporal.

El descontento con el cuerpo puede llevar a un deportista a variar su entrenamiento o sus hábitos alimenticios con el fin de mejorar su apariencia física, lo cual puede perjudicar en su salud física o rendimiento deportivo, Daley y Hunter dan señales de aviso comentando que “quizá la mayor inquietud para los entrenadores y técnicos sea que la necesidad nutricional de los jóvenes deportistas se vea comprometida por las preocupaciones sobre la apariencia física y la adopción de patrones alimenticios no-saludables que perjudiquen a los deportistas y posteriormente su rendimiento competitivo’.

Percept Mot Skills 2001 Dec 93(3) 626-30. Agradecimientos a Peak Performance por la cesión de este artículo.

Responder

Otras colaboraciones