800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

10 ene 2012

Nuevas habilidades para el nutricionista / dietista

//
Comentarios0
/

Dentro de la carrera de nutrición hay un abanico muy amplio de conocimientos. Podemos estudiar: nutrición básica, clínica, comunitaria, deportiva… Pero, los nutricionistas echamos de menos materias que estudien el comportamiento o conducta humana y el proceso mental, porque cuando estamos pasando consulta, el saber qué piensa  el paciente o saber qué camino tiene que elegir para poder conseguir una meta o un objetivo marcado es muy importante para lograr lo propuesto.

Una de las técnicas que estudian el proceso personalizado y confidencial del camino para conseguir una meta u objetivo es el Coaching.

Hay dos tipos de Coaching: Coaching (con C mayúscula), el cual nos sirve para intervenir en el proceso y acompañamiento más allá del entrenamiento; y el coaching deportivo, que se enfoca más al entrenamiento físico.

Dentro del Coaching hay tres modelos diferentes:

  • Coaching ejecutivo: se trabaja con el  ejecutivo.
  • Coaching empresarial: se trabaja con el entorno de la empresa.
  • Coaching personal: se trabaja individualmente.

La interpretación del Coaching es diferente a la terapia o consultoría, ya que en el Coaching nos centramos mas en cómo está el/la paciente en pasado, presente  y futuro. Además, la participación en la consulta del paciente/cliente tiene más protagonismo que la opinión del experto, y los objetivos los marca el/la clienta y no el terapéutico, puesto que se intenta facilitar a la persona se conozca mejor.

Para esto, deberemos saber en qué situación actual se encuentra, qué desea cambiar y por qué le disgusta a través de diferentes ejercicios o tareas.

Estas metas se conseguirán  cuando la persona actúe para que el deseo se pueda hacer realidad y tenemos que saber que para llegar, tenemos que pasar diferentes etapas con un proceso exterior e interior.

Una vez pasado este paso, pasaremos al siguiente, el de la confianza, puesto que  esta técnica, el Coaching,  no se puede realizar si uno mismo no cree en él, se tiene que tener mucha confianza y saber el significado del cambio o deseo que quiere realizar en su vida.

En estos procesos hay inconvenientes que pueden hacernos abandonar el método como,  los miedos o sensaciones, objeciones o razones creadas con nuestra mente y  obstáculos o circunstancias externas a nosotros, que hacen que no podamos continuar los pasos marcados.

Todos estos factores comentados, son normales encontrarlos cuando queremos cambiar algo de nuestra vida, situaciones que eran normales para nosotros y que estábamos cómodos como estaban aunque no es lo que nos gustaría tener. Aunque, si  durante el proceso, estos problemas no surgen, puede ser porque no nos hayamos marcado una meta lo suficientemente elevada para cambiar nuestra actitud.

Una vez llegados a este punto, iremos trabajando con el paciente/cliente para seguir el camino al cambio.

En conclusión podemos describir tres puntos importantes en el Coaching:

  1. Las personas tiene dentro de sí mismas todo lo necesario para tener éxito.  Cada uno tiene los recursos que necesita  para el cambio y no son recursos materiales.
  2. Cambiar en la vida, es principalmente cambiar en el comportamiento, experimentando  las emociones y los sentimientos.
  3. Tener el objetivo presente, produce fuerza, motivación y seguridad.

Para unas cosas o para otras el Coaching lo podemos aplicar a diferentes profesiones, tanto sanitarias como económicas, ya que lo importante es que uno mismo quiera cambiar un comportamiento que no le gusta.

Información facilitada EDUSA, servicios profesionales.

Responder

Otras colaboraciones