800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

17 may 2012

Programa de educación grupal sobre ejercicio físico para pacientes diabéticos tipo 2

/
Enviado por
/
Comentarios0
/
Una persona padece diabetes cuando no produce insulina (tipo 1) o no puede utilizarla de forma adecuada (tipo 2) para transformar la glucosa y otros nutrientes en la energía necesaria para realizar las actividades de la vida diaria.
Autor(es):Cristina Anguita Carpio. Mª Victoria Rodríguez Cano
Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba
Congreso: IV Congreso Internacional de Ciencias del Deporte y la Educación Física. (VIII Seminario Nacional de Nutrición, Medicina y Rendimiento Deportivo)
Pontevedra, España, 10-12 Mayo 2012
ISBN: 978-84-939424-2-7
Palabras Clave: : Diabetes Mellitus, ejercicio físico, metabolismo, lípidos, salud

Programa de educación grupal sobre ejercicio físico para pacientes diabéticos tipo 2

RESUMEN COMUNICACIÓN/PÓSTER TÍTULO: Programa de educación grupal sobre ejercicio físico para pacientes diabéticos tipo 2 INTRODUCCIÓN: Una persona padece diabetes cuando no produce insulina (tipo 1) o no puede utilizarla de forma adecuada (tipo 2) para transformar la glucosa y otros nutrientes en la energía necesaria para realizar las actividades de la vida diaria. Se calcula que para el 2030 habrá 366 millones de personas diabéticas en el mundo. El ejercicio es un factor muy importante para prevenir y tratar la diabetes tipo 2, junto a una dieta sana y equilibrada. La inactividad física contribuye al riesgo de DM de forma indirecta mediante la obesidad y de forma directa actuando sobre los receptores de la insulina, con disminución del número y aumento de la resistencia a la insulina. Practicar ejercicio regularmente reduce un 30-50% el riesgo de sufrir la enfermedad. OBJETIVO: El objetivo principal es mejorar la calidad de vida del paciente con DM tipo 2. Para conseguirlo conoceremos el tipo, la frecuencia y la duración del ejercicio y controlaremos la glucosa en sangre de los pacientes diabéticos tipo 2. MÉTODO: Realizaremos una sesión de educación grupal para 15 personas con DM tipo 2 de 4 horas de duración en atención primaria. Se enseñará las contraindicaciones, manejo de la hipoglucemia, cuidados de pies y tipo de ejercicio. RESULTADOS: Anotar momento y duración del ejercicio y el nivel de glucosa en sangre antes y después del ejercicio. Esto permite ver el progreso y ver cómo la actividad física afecta el nivel de glucemia. CONCLUSIONES: Realizar ejercicio regularmente, teniendo en cuenta; la condición física de la persona, la edad y el tipo de medicación. Si el paciente se pincha insulina, puede padecer hipoglucemia durante el ejercicio. Para evitarlo debe ponerse 2 unidades  menos de insulina y  tomar algo antes o durante el ejercicio.

Completa la información

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº21.

¡Consíguelo aquí!

INTRODUCCIÓN:

La Diabetes Mellitus es una endocrinopatía grave caracterizada por un déficit absoluto o relativo de la hormona insulina, la cual debe ser secretada  por el páncreas, dando lugar a un estado de hiperglucemia crónico, y un desequilibrio en el metabolismo de los hidratos de carbono, lípidos y proteínas1. La Asociación Americana de Diabetes considera que una persona padece diabetes cuando su cuerpo no produce insulina (tipo 1) o este no puede utilizarla de forma adecuada (tipo 2) para transformar la glucosa y otros nutrientes en la energía necesaria para realizar las actividades de la vida diaria2. Podemos distinguir entre diabetes mellitus tipo 1 y tipo 2. La primera suele presentarse en niños y adolescentes y es una enfermedad autoinmune en la cual el páncreas no produce insulina; el propio sistema inmunológico inactiva la parte del páncreas que produce la insulina (Islotes de Langerhans), tiene un comienzo brusco y todos los casos están diagnosticados. La diabetes tipo 2 suele presentarse en la edad adulta y se debe a la incapacidad del organismo para producir o poder utilizar de forma adecuada la propia insulina, es de comienzo insidioso y no todas las personas que la padecen están diagnosticadas3. Respecto a sus causas, parece que las genéticas y las ambientales como la obesidad y el sedentarismo juegan un papel muy importante; no obstante, la causa principal de la diabetes continúa siendo un misterio4. La pirámide poblacional invertida típica de los países occidentales evidencia que los seres humanos son cada vez más longevos. La diabetes afecta a una gran cantidad de personas de diversos grupos étnicos y de todos los niveles sociales y económicos. Wild y cols.2 demuestran que la prevalencia estimada de diabetes para el año 2030 es de un 4.4%, o lo que es lo mismo: se calcula que para el 2030 habrá 366 millones de personas con diabetes en el mundo. Otras proyecciones indican que la prevalencia de diabetes en Europa será de alrededor del 4% para el 20105. En cuanto a la mortalidad, en España la diabetes se sitúa en tercer lugar, para las mujeres, y en séptimo, para los hombres, entre las causas de muerte6. Pero también es importante destacar las complicaciones que puede ocasionar. La hipoglucemia se presenta con una frecuencia del 16,5% entre los pacientes diabéticos; la retinopatía diabética es la segunda causa de ceguera en España; entre el 30-50% de las personas con diabetes de más de 10 años de evolución presenta algún grado de afectación renal. Una tasa, en el año 2000, de 30,4 por 100.000 habitantes/año de pacientes diabéticos que sufren infarto agudo de miocardio, de 47,6 que sufren Ictus y de 10,9 que sufren amputaciones (siendo la amputación más frecuente la del dedo del pie seguida de por encima de la rodilla), para estas mimas complicaciones, las tasas en 1998 eran de 25,9; 41,9 y 14,5 por 100.000 habitantes/año, respectivamente6. Concretamente nuestro programa lo vamos a centrar en la diabetes mellitus tipo 2. Aunque la diabetes tipo 2 es una enfermedad con un fuerte componente genético y multifactorial, existe la evidencia de que ciertos factores ambientales tienen un papel muy importante en su etiopatogenia. Algunos de ellos pueden ser modificados, favoreciendo así la prevención primaria de la enfermedad7:
  • Factor genético. Se ha observado la existencia de agregación familiar en la DM tipo 21.
  • Obesidad. Una gran parte de los pacientes con DM2 son obesos. Entre los mecanismos fisiopatológicos implicados en el desarrollo de la enfermedad parece ser que la resistencia a la insulina, característica de la obesidad, es un factor predictor de DM. Existen numerosos estudios que manifiestan que mantener el normopeso frente a ser obeso comporta una reducción del 50-75% del riesgo de padecer diabetes.
  • Dieta. Diversos estudios han demostrado una correlación positiva entre la DM2 y la ingesta elevada de grasas animales, proteínas, azúcares refinados y el bajo consumo de fibras e hidratos de carbono complejos.
  • Otros factores. El hábito tabáquico, la ingesta enólica, el tratamiento con estrógenos y la multiparidad7.
  El ejercicio físico es un factor muy importante en el manejo de la diabetes mellitus tipo 2, por ello nos centraremos en él para favorecer la prevención y el tratamiento de la diabetes. Es necesario realizar ejercicio físico junto a una dieta sana y equilibrada. La inactividad física contribuye al riesgo de diabetes mellitus de forma indirecta mediante la obesidad y de forma directa actuando sobre los receptores de la insulina, con disminución del número y aumento de la resistencia a la insulina. Se puede afirmar que practicar ejercicio físico de forma regular tiene un efecto protector sobre la incidencia de la DM tipo 2. Se calcula que se reduce del 30-50% el riesgo de sufrir la enfermedad. Los beneficios de la práctica regular de ejercicio físico, de los cuales se puede ver beneficiado el paciente diabético son:
  • Bajar el nivel de glucosa en la sangre y la presión arterial
  • Bajar el nivel de colesterol LDL y colesterol total, así como aumentar el nivel de colesterol HDL
  • Mejorar la capacidad del cuerpo para usar la insulina
  • Reducir el riesgo de padecer una enfermedad cardiaca  e infarto cerebral
  • Mantener fuertes el corazón y los huesos
  • Mantener las articulaciones flexibles
  • Ayudar a bajar de peso y reducir la grasa corporal
  • Aumentar la energía
  • A nivel psicológico, disminuye el estrés y la depresión, se mejora el estado de ánimo y, a nivel colectivo, se promueve la cohesión del grupo.
 

OBJETIVO:

Para desarrollar nuestro programa de educación para la salud grupal nos marcamos como objetivo principal, mejorar la calidad de vida del paciente con diabetes mellitus tipo 2. Para conseguir este objetivo principal se proponen los siguientes objetivos específicos:
  • Conocer el tipo, la frecuencia y la duración del ejercicio físico recomendado para la diabetes mellitus tipo 2.
  • Control de la glucosa en sangre de los pacientes con diabetes mellitus tipo 2.
 

MÉTODO:

El tratamiento para la DM tipo 2 incluye un triunvirato formado por la actividad física, dieta y medicación. Debido a que algunos de estos factores pueden ser modificados recomendando la adopción de un hábito de vida saludable, hecho que conlleva un cambio de comportamiento importante, es importante conocer cuál es el enfoque más eficaz que producirá cambios en la actitud del usuario. Se ha reconocido la necesidad de que la persona con diabetes adopte una serie de habilidades en autocuidados para un mejor control de la enfermedad7. Las evidencias sugieren que el simple consejo verbal ofrecido en las consultas de Atención Primaria de Salud no resulta eficaz para mantener una adecuada actividad física8,9,10. Para desarrollar el programa se empleará una educación grupal. La educación para la salud puede ser; individual, grupal, familiar o comunitaria. Para que un programa educativo tenga éxito es necesaria la combinación de diversos tipos de educación. Las personas que forman parte de nuestro programa han recibido, anteriormente, educación individual en consultas de atención primaria. Por esto nos basaremos en una educación grupal, debido a las enormes ventajas que nos aportan. Desde las consultas de atención primaria se les ha informado sobre la existencia de sesiones grupales y el modo de contactar con nosotros, además hemos puesto carteles en lugares estratégicos de la población, informando de dichas sesiones. Estudios llevados a cabo para ver la eficacia de la educación para la salud grupal muestran que se adquiere un mayor grado de conocimiento sobre la enfermedad, una reducción de la hemoglobina glucosilada, los niveles de glucemia en ayunas, de la presión arterial y del nivel de triglicéridos, mejora las habilidades en autocuidados y reduce la necesidad de medicación7,12,13. Otras de las ventajas son la reducción de costes, tanto financieros como en recursos humanos y de tiempo;  también proporciona confort psicológico al paciente ya que descarga ansiedad ante personas con iguales problemas, evita repeticiones y olvidos por parte del educador11. A pesar de que son varios los estudios que señalan la importancia de combinar ambos tipos de educación para optimizar el control de la diabetes12,13. Realizaremos una sesión de 4 horas (con un descanso de 30 minutos a mitad de la sesión) para 15 personas con diabetes mellitus tipo 2 en un centro de salud,  los contenidos educativos que se van a desarrollar son:
  • Tipo de actividad física. Hay cuatro tipos de actividad física que se puede realizar:
  • Incluir más actividades físicas en la rutina diaria del paciente, para aumentar las calorías que quema. Las actividades pueden ser; caminar mientras habla por teléfono, jugar con los niños, sacar a pasear al perro, limpiar la casa, lavar el coche, cambiar el canal de la televisión sin control remoto, no utilizar el coche para realizar trayectos cortos, usar las escaleras en lugar del ascensor…
  • Hacer ejercicio aeróbico. El ejercicio aeróbico es un tipo de actividad física en el que se utilizan los músculos grandes. Este tipo de ejercicio acelera el ritmo del corazón. En el ejercicio aeróbico también se respira más fuerte. Hacer ejercicios aeróbicos durante 30 minutos por lo menos 5 días a la semana ofrece muchos beneficios. Para hacerlo más fácil, puede dividir los 30 minutos en varias sesiones. Por ejemplo, caminar rápidamente durante 10 minutos tres veces al día, una vez después de cada comida.
Se debe empezar despacio, con 5 a 10 minutos de ejercicio por día e ir aumentando un poco de tiempo todas las semanas. La meta es hacer por lo menos 2 horas y media de ejercicio a la semana. Para lograr esto, caminar rápidamente, hacer excursiones a pie, subir las escaleras, nadar o tomar una clase de ejercicios aeróbicos acuáticos (ejercicios aeróbicos que se hacen en una piscina), bailar, montar en bicicleta al aire libre o usar una bicicleta fija, tomar una clase de ejercicios aeróbicos, jugar al fútbol, béisbol u otro deporte, ir a patinar con patines en línea, a patinar sobre hielo o andar en patineta, jugar tenis, esquiar a campo traviesa…etc.
  • Hacer ejercicios de fuerza muscular.
Se puede desarrollar los músculos haciendo ejercicios de fuerza tres veces por semana. Estos ejercicios se hacen con pesas de mano, bandas elásticas o máquinas de levantamiento de peso. El músculo quema más calorías que la grasa, incluso cuando el paciente no está haciendo ejercicio. Por lo tanto, si se tiene más músculo y menos grasa, se quemará más calorías. Los ejercicios de fuerza muscular pueden hacer que las tareas diarias sean más fáciles. Puede mejorar el equilibrio y la coordinación, así como la salud de los huesos. Estos ejercicios puede realizarlos en casa, en un gimnasio o en una clase.
  • Hacer ejercicios de estiramiento. El estiramiento aumenta la flexibilidad y reduce el estrés. Además, ayuda a evitar el dolor de los músculos después de hacer otros tipos de ejercicio.
  • Cuándo hacer ejercicio. Se debe tener en cuenta la rutina diaria (elegir el momento del día que mejor le convenga al paciente), la hora de la comida (las comidas afectan el nivel de azúcar en sangre) y cuándo tomen sus medicinas para la diabetes (también afectan el nivel de azúcar en sangre).
  • Tipo de actividad física que no se debe hacer. Si la persona tiene problemas médicos causados por la diabetes, algunos tipos de ejercicio pueden empeorarlos. Por ejemplo, levantar mucho peso puede empeorar los problemas de los ojos causados por la diabetes. Esto se debe a que levantar mucho peso (o hacer actividades similares) aumenta la presión en los ojos. Algunas personas tienen entumecimiento en los pies a causa del daño en los nervios producido por la diabetes. Si éste es el caso, se podría recomendar que nade en vez de caminar o hacer ejercicios aeróbicos.
  • Cuidados de los pies. Cuando se tiene entumecimiento en los pies, se puede no sentir ningún dolor en los mismos. Las llagas o ampollas podrían empeorarse porque no se dan cuenta de que las tiene. Si no recibe atención adecuada, estas lesiones pequeñas pueden convertirse en problemas graves, hasta amputaciones. Al hacer ejercicio, tome las siguientes medidas: Use medias de algodón, use un calzado cómodo que le calce bien y que esté diseñado para la actividad que va a hacer, después de hacer ejercicio, revísese los pies para ver si tiene cortaduras, llagas, protuberancias o enrojecimiento. Si aparece algún problema en los pies, llame al médico o al enfermero.
  • La actividad física y el nivel bajo de azúcar en la sangre. La hipoglucemia puede ocurrir inmediatamente después del ejercicio para prevenirlo se debe poner 2 unidades menos de insulina (en caso de que use insulina) o tomar algo antes o durante el ejercicio. Si la sesión de ejercicio es mayor a una hora debe medirse la glucosa en sangre.
Antes de comenzar un programa de actividad física se debe consultar al profesional sanitario la cantidad de dosis de tratamiento y el tipo de ejercicio que debe seguir el paciente con diabetes tipo 214.  

MATERIAL:

Los recursos humanos de los que disponemos son:
  • Dos diplomadas universitarias en enfermería (DUE). Se encargan de preparar y desarrollar el contenido educativo.
  Los recursos materiales son:
  • Habitación con buena iluminación y ventilación.
  • Carteles para la captación de personas con diabetes mellitas tipo II, colocados en lugares estratégicos de la localidad.
  • Sillas, una mesa grande y una pizarra.
  • Cañón (proyector de diapositivas de power point) y transparencias.
  • Fotocopias de la información esencial de la sesión (tipo, frecuencia y duración del ejercicio físico) para cada paciente
 

RESULTADOS:

Cada vez que se realice ejercicios, se debe anotar el momento del día y duración del mismo. Escribir esta información en el registro que tiene el paciente para anotar sus niveles de azúcar en la sangre. Además, se debe medir el nivel de azúcar en la sangre antes y después del ejercicio. Anotar estos niveles en el registro. Esto permitirá ver el progreso del paciente y ver cómo la actividad física afecta al nivel de azúcar en la sangre.

CONCLUSIONES:

El ejercicio vigoroso no es bueno. El ejercicio se debe practicar regularmente (todos los días y a la misma hora), evitando excesos. Se debe tener en cuenta; la condición física de la persona, la edad y el tipo de medicación. Se recomienda realizar 1 hora diaria de ejercicio como; natación, andar, marcha, deporte de raqueta…etc. Si el paciente se está pinchando insulina, debe saber que puede haber una bajada de glucosa o hipoglucemia durante el ejercicio. Para evitarlo debe ponerse 2 unidades  menos de insulina y  tomar algo antes o durante el ejercicio (como una pieza de fruta o un zumo).  

BIBLIOGRAFÍA:

  • II Plan Integral de Diabetes de Andalucía 2009-2013. Disponible en:  http://www.juntadeandalucia.es/salud/export/sites/csalud/galerias/documentos/c_1_c_6_planes_estrategias/plan_diabetes/pidma2.pdf [consultado 15 febrero 2012]
  • Wild S., Roglic G., Green A., Sicree R & King H. Global Prevalence of Diabetes: Estimates for the year 2000 and projections for 2030. Diabetes Care. 2004; 27: 1047-1053.
  • García, M. C. A. Enfermedades metabólicas. En: Frías, A. Salud pública y educación para la salud. Masson. Barcelona, 2000; 25: 286-287.
  • American Diabetes Association (2004). Disponible en: http://www.diabetes.org/about-diabetes.jsp [consultado 15 febrero 2012]
  • Amos A.F., McCarthy D.J. & Zimmet P. The Rising Global Burden of Diabetes and its Complications: Estimates and Projections to the Year 2010 Diabet Med 1997; 14 (supl. 5): S1-85.
  • III Plan Andaluz de Salud 2003-2008. Disponible en: http://www.juntadeandalucia.es/salud/sites/csalud/galerias/documentos/c_1_c_6_planes_estrategias/III_plan_andaluz_salud/III_plan_andaluz_salud.pdf [consultado 15 febrero 2012]
  • Espulga, M. A. Atención de la enfermera en la diabetes mellitus. En: Caja, C. Enfermería comunitaria III. Atención primaria. Masson. Barcelona, 2000; 15: 176-177.
  • Lawlor D & Hanratty B. The effect of physical activity advice given in routine primary care consultations: a systematic review. J Public Health Med. 2001 Sep; 23(3):219- 226.
  •  Rollnick S., Kinnersley P. & Stott N. Methods of helping patients with behaviour change. BMJ. 1993 Jul 17; 307 (6897): 188-190.
  • Jones K.D., Burckhardt C.S., & Bennett J.A. Motivational Interviewing May Encourage Physical activity in Persons With Fribromyalgia by Enhancing Self Efficacy. Arthritis Rheum. 2004 Oct 15; 51(5): 864-867.
  • Deakin T., McShane CE., Cade JE., Williams RDRR. Entrenamiento grupal de estrategias de autocuidado en personas con diabetes mellitus tipo 2. Disponible en: http://www.update-software.com/pdf/CD003417.pdf [consultado 20 febrero 2012]
  • Dalmau MR., García R., Aguilar C., Palau A. Educación grupal frente a individual en pacientes diabéticos tipo 2. Atención Primaria. 2003; 32: 36-41.
  • Santamaría P. La terapia de grupo como herramienta de trabajo en la educación sanitaria de los pacientes con Diabetes Mellitus. Metas de Enfermería. 2003; 6: 24-26.
  • Diabetes y la actividad física. Disponible en: www.geosalud.com [consultado 20 febrero 2012]
  AGRADECIMIENTOS Agradecer por segundo año consecutivo al Concello de Pontevedra, al Vicerrectorado del Campus de Pontevedra de la Universidad de Vigo, el departamento de Didácticas Específicas de la Universidad de La Coruña y Sportis-Formación Deportiva,  el permitirnos participar en el IV Congreso Internacional de Ciencias del Deporte y Educación  Física-VIII Seminario Nacional de Nutrición, Medicina y Rendimiento Deportivo-.

Responder

Otras colaboraciones